sábado, 31 de diciembre de 2011

SE UNA MENTE PODEROSA....


CAMBIARA TU VIDA

UN CANAL CON SENTIDO HUMANO QUE REFLEJA EL ACONTECER DE LOS NUEVOS TIEMPOS EL DESPERTAR DE LA GALAXIA Y EL MENSAJE DE LOS MAYAS 2012

Te recomiendo que primero prepares tu cuerpo físico, emocional y espiritual para la meditación, haz click en el link siguiente para que puedas hacer primero la relajación, después la meditación y al final la transición a tu cuerpo físico y a tus actividades diarias.

Después de dar click en el link, youtube te va a enviar a una página con los videos, sólo haz click en "Reproducir todos" (Play All) para que toque los videos seguidos sin interrupción y de esta manera podrás hacer la meditación completa:


http://www.youtube.com/playlist?p=PLB425F9A6F2DCBC6F


Entraremos a tu Lugar Sagrado a preguntar a tu alma (tu Verdadero Ser) las respuestas a tus preguntas.

Busca un lugar donde no vayas a ser interrumpido, relájate y cierra tus ojos. La meditación dura 10 minutos, pero necesitarás tiempo para anotar lo que sentiste en la meditación y las respuestas que te fueron dadas.


Toma mucha agua durante todo el día, eso te ayudará a eliminar toxinas y otras energías que no sirven más a tu propósito.


Puedes entrar a tu Lugar Sagrado cada que lo desees y para la siguientes ocasiones, puedes llamar sólo a tu Yo Adulto.


Esta es sólo una ayuda, una herramienta de colaboración para tí, pero recuerda que TODAS tus respuestas y absolutamente TODO lo que necesitas, se encuentra dentro de tí.


Te envío mucho amor y bendiciones.

Por Favor enviemos nuestro Agradecimiento, Amor y Bendiciones a todas las energías que hicieron posible este video, también a Youtube, Google, facebook, etc., que son canales gratuitos y que nos ayudan a expandir y evolucionar nuestra Consciencia Colectiva, Muchas Gracias!!!

También a los artistas que crearon estas hermosas imágenes y música, que El Universo los llene de muchas bendiciones, amor y creatividad por su servicio, todos nosotros les enviamos nuestra Gratitud, Amor y Bendiciones Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ










La Ascención Dimensional


Ascención Dimensional

Existe mucha vida en los otros planos dimensionales, fuera del nuestro. 

Es una abundancia de vida completamente distinta a como nosotros la podemos percibir.

Nosotros, seres humanos, estamos en la tercera densidad. La diferéncia ente la "tercera densidad" y la "cuarta" reside en la Consciencia.

En la "Cuarta Dimensión" uno puede crear aquello que piensa de forma casi instantánea.  

Por tanto, es algo inherente a esta dimensión la responsabilidad que se tiene que tener en ese estado de Consciencia: todo el mundo manifiesta lo que piensa de forma instantánea.

En esta dimensión todo el mundo es telepático, y todos pueden leer la mente de los demás, lo que comporta ser auténticos, transparentes, tener una conducta equilibrada y correcta, en donde uno no puede tener "segundas intenciones" ya que todos las podran ver...

A medida que uno penetra en la "Cuarta Densidad o Mundo Tetradimensional" se convierte en clarividente: desde este "estado de Consciencia" se pueden visualizar los sistemas y campos de energía.

En la "Cuarta Densidad" siguen habiendo "dualidades" y los sistemas de juicio también cambian: pues los jueces y los jurados son clarividentes y pueden juzgar según lo que ven y leen en los campos de energía.

Todo será juzgado en función de energías, no de palabras.

En la "Cuarta Densidad o Dimensión" cuando miras o tocas a álguien, puedes leer instantáneamente la vida de esta persona: lo sabrás todo de ella.  

Por tanto, todo se sabe y no se pueden tener "segundas intenciones".
De esta manera podemos saber con quién estamos tratando de forma inmediata.

                                                  
                                 
     Peldaño a peldaño hay que ser "más responsables"


Acostumbrados a este mundo tridimensional y a las artimañas del "ego subjetivo o plural" uno tiene que hacer cambios substanciosos si pretende desenvolverse  en la "Cuarta Dimensión", un mundo o plano, donde todos pueden ver, pongamos por caso, a los "mentirosos", o a los "problemas psicológicos" que esté "escondiendo" cualquier persona, etc. 

Total sinceridad y transparencia es lo que hay en este mundo "tetradimensional".

Los pensamientos tienen que ser conscientes y limpios, ya que, como se ha dicho, se pueden "materializar" con mucha facilidad.  Allí no es posible "esconder" como aquí, a los pensaminetos negativos, injuriosos, de lujúria indiscriminada: todo el mundo los ve, todo el mundo lo sabe...

Por eso es preciso una "preparación", para superarnos como seres espirituales que somos dentro de un cuerpo físico para experimentar en la materia,  por eso hablamos de elevar el estado de Consciencia, que es a la vez, aumentar la frecuencia de vibración.

Controlar la Mente (que no sea al revés),
y por supuesto
, minimizar al máximo y/o eliminar al ego subjetivo (ser plenamente controladores de su actividad mientras permanecemos en este plano), ya que es la única manera de llegar a "reintegrarnos" con nuestro Ser Interno: LO QUE VERDADERAMENTE SOMOS, el único que puede decir "YO SOY" con toda propiedad, y con el que nos tenemos que desenvolver en la Cuarta Densidad y otros planos.

                                             
Vale la pena tener en cuenta todo eso para darnos cuenta de lo que tenemos que hacer cuando decimos que nos tenemos que "preparar" .

El "salto cuántico" no es saltar sobre una hoguera de San Juan, es bastante más que eso.

Un aspecto es el "salto cuántico" estricto que realizará el planeta Tierra, y el otro,  son los seres humanos que verdaderamente quieran realizar un salto cuántico. 

Y hacerlo, óbviamente, implicará seguir viviendo y experimentando en el otro plano dimensional, distinto del que estamos ahora, y con leyes particulares, y otros aspectos. 

No nos trasladarán ahí a todos como una fiesta...  Es verdaderamente ingénuo quién lo cree o espera así...

También cabe decir que quién  "quiera hacerlo" deberá decidirse formalmente  tomar una decisión responsable y prepararse convenientemente. 

Lo hemos dicho ya otras veces que, de todas maneras, a partir del tránsito planetario y cósmico que estamos viviendo hacia el Centro galáctico, se generan unas condiciones energeticas únicas que son favorables a todos los que tomen la decisión de "prepararse" convenientemente.

Diciéndolo de una forma más coloquial: hay que "mojarse" amigos y amigas, nada nos vendrá a gratuidad: habrá que poner un esfuerzo que bien valdrá la pena de hacer con voluntad...    
                                                                                                                                                                                         Gracias a Manuel Tatjé.

viernes, 30 de diciembre de 2011

Encuentran misterioso proyector holográfico....

Encuentran misterioso proyector holográfico de “arquetipos” en selva de Guatemala

Descubren cerca de la zona arqueológica de El Mirador un enigmático aparato que parece ser un proyector de películas holográficas y que se sugiere podría tener un origen maya-extraterrestre

Antropólogos, funcionarios del gobierno guatemalteco y líderes del Concilio Maya dieron a conocer hoy de manera conjunta el descubrimiento de un aparato tecnológico encontrado en una cueva a 13 km del sitio conocido como El Mirador, el cual alberga una enorme pirámide subterránea.

El director adjunto del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala (MUNAE), Esteban Salvatierra, dijo que el hallazgo “podría revolucionar nuestra concepción del pasado de la humanidad y el desarrollo tecnológico de las culturas prehispánicas”.

Se cree que el aparato es de origen maya ya que fue encontrado en una cueva que forma parte de una red de cavernas, algunas de las cuales siguen siendo ofrendadas por la población local, y en la misma excavación se encontraron una serie de lapidas e inscripciones en bajorrelieve con representaciones de figuras teomorfas correspondientes a una serie constelaciones, específicamente Orión, Tauro, Las Pléyades, el Can Mayor y el Can Menor, una zona que es identificada como la “franja de la creación”  o “omphalos”. Salvatierra, recalcó, sin embargo, que es importante no precipitarse y formar conclusiones.

Los expertos, después de las primeras examinaciones del aparato, coinciden en que se trata de una especie de proyector de hologramas, que, aunque su funcionamiento no ha sido dilucidado, es capaz de emitir imágenes tridimensionales con una altísima fidelidad, tal que sus proyecciones “son indistinguibles de la realidad percibida a través de los sentidos”.

Al parecer el proyector se activa de manera automática cuando una persona entra en contacto con el. El aparato está compuesto de una rejilla de cuarzo con aleaciones de tantalium, tellurium, oro y cobre; en el interior del aparato se halló una esfera espiral de metales líquidos de no-Fermi, mayormente mercurio, en fases resonantes de alrededor de 8 htz.

Por el momento no se ha logrado descifrar la física con la que opera el aparato (científicos de MIT analizarán el mismo, según revelaron autoridades), pero en un primer atisbo se cree que el mercurio funciona como una especie de transformador toroidal que sirve como combustible.

Algo que, en palabras del productor Raul Julia Levy, quien planea mostrar este aprato en su esperado documental “Revelaciones Mayas del 2012 y Más Allá”, “evoca a las vimanas”, naves mitológicas que aparecen en los textos sagrados de hinduismo y que supuestamente se alimentaban de mercurio.

Lo más intrigante del aparato es que las personas que han entrado en contacto con el describen que este proyecta en el espacio una película que captura de manera completamente inmersiva la atención del espectador. “No es como ver una película, es como ser una película”, dijo el antropólogo Fernando K. Diaque.

La persona que halló el aparato, un índigena quiche que permenace en el anonimato relató, según el mismo Diaque, que al entrar  a la caverna presenció una explosión de luz arracimada de estrellas y galaxias, polvo, cenizas y fuego.

El primer testigo observó luego el nacimiento de un ser magnifico que se desprendía de una nebulosa, un ser que en su mente dibujó la palabra Hunab-Ku, el ser autoexistente, divinidad superma de la religión maya secretamente monoteítsa.

De su cuerpo “que cubría todo lo visible con un velo translúcido” se desplegó una mujer morena de ojos de jade. La mujer hizo una circunvalación en el espacio que tenía ya la impresión de ser una pradera y se convirtió en un venado; Hunab-Ku la sigió ferozmente hasta que se unió a ella, penetrándola estrepitosamente, sacudiendo los cimientos de la tierra con su cópula.

Don Alejandro Cirilo Perez Oxlaj “Lobo Errante”, líder del concilio maya de ancianos, tuvo también la oportunidad de observar el aparato y presenció una escena similar. “Es la historia de la creación: la divinidad masculina que va al encuentro de la divinidad femenina para darle sustancia al mundo”, dijo el líder moral de los quiches.

Alejandro Cirilo Perez añadió que entre los círculos más arcanos de su tradición se tenía conocimiento de la posible existencia de dicho aparato, el cual “proviene de la luz misma, de aquello que enciende las estrellas”,  y que ha sido confeccionado “por los maestros ascendidos del Centro de la Galaxia”.

Curiosamente entre algunos de los antropólogos que han podido acceder al aparato esta historia proyectada se ha repetido pero con sutiles variaciones; han visto el Big Bang, el nacimiento de un ser imenso y luego la formación de una mujer que les susurra de manera irresistible, pero esta mujer en ocasiones es una mujer que conocen, una actriz de cine o una mujer con la que alguna vez han soñado. Coinciden todos en que después de presenciar estas imágenes inmersivas permanece un “ardor”, y “una voz que llama en la oscuridad”. 

La revelación de este aparato de alta tecnología desconocida ha despertado una serie de reacciones, entre las que se destacan aquellos que ven el aparato una seña inconfundible de origen extraterrestre.

El famoso periodista conspiracionista español Rafael Palacios  (“Rafapal”) considera que es una “prueba irrefutable  del vínculo entre los mayas y la Federación Galáctica de la Luz”, y lo incrusta dentro de un proceso teleológico de revelación que se acelera al acercarnos al 21 de diciembre de 2012.

Otros consideran que este extraño proyector de hologramas narrativos fue sembrado de manera encubierta y es parte de una operación de desinformación (orquestado por la CIA y los potentados del Nuevo Orden Mundial) que utiliza la tecnología del “Proyecto Blue Beam” para hacer creer a los habitantes del planeta Tierra que existe una supraraza extraterrestre y cuyo climax sucederá el próximo año con un simulacro celestial del rapto apocalíptico.

¿Veremos entonces a la divinidad en su auriga de fuego cruzar el cielo? ¿Que  historia se proyectára sobre el lienzo azul, acaso la eterna escena de seducción y castigo?

En Pijama Surf consultamos a nuestro colaborador Aeolus Kephas sobre este enigmático hallazgo. En una breve conversación a través de mensajería instántanea Kephas nos contó entusiasmado que es posible que este aparato sea “un proyector de arquetipos, la tecnología anticipada por Phillip K. Dick en VALIS, el láser holográfico de información viviente que transmite la Matrix, la Prisión de Hierro Negro…

Dick creía que esta inteligencia cibernética provenía de Sirio pero es más apropiado pensar que la Matrix se transmite desde dentro, desde la arquetípica cueva de Platón, la vulva mundi en el centro ubicuo de la Diosa”. Kephas aclaró que al referirse a un proyector de arquetipos se refiere a “campos psicoenergéticos” que “in-forman nuestra existencia”, una especie de pista base que se repite y de la cual extraemos nuestra narrativa existencial.

“Lo interesante es que este descubrimiento podría ser sobre todo simbólico”,  agregó “la máquina podría ser sólo un guiño, un tanto burdo, con la intención de hacernos saber que se está proyectando una película colectiva sobre nuestra vidas, que en cierta forma reemplaza nuestras vidas y nos convierte en actores de los guiones de los dioses.

Lo dijo misteriosamente F. Scott Fitzgerald ‘Las películas nos han robado nuestros sueños. De todas las traiciones esta es la peor”.

De manera un tanto enigmática sentenció al final de nuestra charla: “Estaba leyendo hoy un texto védico en el que se dice ‘el mundo es como la impresión dejada por la narración de una historia’.

Creo que esa ‘impresión’ se empieza a volver borrosa, como cuando soñamos y estamos a punto de despertar”. 

¿A que se refiere Kephas con esto? Probablemente a que  todo lo que vemos, todo lo que vivimos no es más que la impresión que ha dejado en el espacio cósmico la narración de una historia que se repite en nosotros.

Este sería el “velo de Isis”, la magia (y la madeja) de Maia. La impresión que deja esa historia narrada se convierte en el mundo, porque el mundo sólo es algo que ocurre en la Mente –nosotros ocurrimos en la Mente.  

Quizás entonces despertar sólo sea saber que estamos siendo soñados y estamos cumpliendo la historia.

Baja California, 28 de diciembre, 2011.
* Esta nota fue publicada para celebrar el Día de los Inocentes y es parte del perenne cuestionamiento sobre la naturaleza de la realidad: la motivación central del proyecto de Pijama Surf.

jueves, 29 de diciembre de 2011

ALUMBREMOS JUNTOS...



ALUMBREMOS JUNTOS ESTE 2012


ALUMBREMOS EL 2012 -
JUNTOS PODEMOS HACER EL CAMBIO, RECONOZCAMOS Y SEAMOS LO QUE SOMOS, UNA UNIDAD, CON UNA MISMA MISION,  LA PAZ, EL AMOR MUNDIAL Y RECUPERAR NUESTRO AUTOCONTROL Y LA MEMORIA DE LO QUE SOMOS SOMO SERES HUMANOS!

Inspirado por la fuerza armónica de mi esencia solar, atravieso el boscoso umbral de la razón y claramente afirmo, dentro de tu corazón, que somos aquellos a los que estábamos esperando.

No encarnamos para llorar e implorar que otros vengan a ayudar a despertar.

Vinimos a liderar los cambios. Internamente sabemos que infundiendo fe, brindando paz y dando amor, la Tierra encenderá su brillante halo cristalino.

No somos obra del azar. Acudimos a sanar.

Alumbremos.

Un nuevo año está por finalizar, pero nada va a cambiar si todos nos quedamos sentados, con los brazos cruzados, esperando que la transformación baje desde el cielo.

Rezar y meditar nos permiten sintonizar con los planos sutiles, en busca de mayor claridad y profundidad, pero son nuestros cuerpos los que tienen que moverse en la densidad de la materia.

Estamos acá para dinamizar, para transmutar. Para amar.

Somos canales por donde el amor vuelve a sentirse.

Estas palabras hoy cruzan tu camino porque estamos comenzando a transitar la parte más crítica del proceso de ascensión, donde se torna vital mantener encendida la llama que nos alumbra y hermana en la frecuencia del amor.

Es ahora cuanto más hay que tener abierto el corazón.

Es ahora cuanto más hay que mantener viva la esperanza.

Soñamos el nacimiento de un mundo iluminado por la luz de la consciencia, y estamos despertando para hacerlo realidad.

Haber peregrinado abriendo sendas de amor, no nos libra de volver a las huellas del dolor.

Por eso es que debemos permanecer alertas.

Sensibles a todo lo que acontezca.

Sólo así podremos develar las heridas que deben cicatrizarse a través del aprendizaje.

Necesitamos perdonar para poder sanar.

Necesitamos sanar para rememorar lo que implica amar.

Necesitamos trascender la ilusión de separación, para experimentar la indescriptible grandeza de poder sentirnos Uno.

Detrás del velo del olvido prometimos alentar.

Acordamos que seríamos capaces de emplear la corriente movilizadora del caos para desplegar nuestros talentos, haciendo de la adversidad la mejor oportunidad para que todos podamos seguir creciendo.

Es momento de honrar nuestra  misión.

Vibremos desde el corazón.

Miremos bien adentro y despertemos.

Somos los vibrantes destellos que impulsan el renacer de la humanidad.

Vinimos a sanar iluminando.

ALUMBREMOS ESTE 2012 CON LA LUZ DE NUESTRO INFINITO AMOR DE NUESTROS TODO PODEROSOS CORAZONES EN UNIDAD CON LA FUENTE DE AMOR UNIVERSAL, EL CORAZON DE DIOS!

SEAMOS LUZ ESTE 2012 Y ALUMBREMOS EL CAMINO!
Alumbremos
 
(Por Julio Andrés Pagano)


Inspirado por la fuerza armónica de mi esencia solar, atravieso el boscoso umbral de la razón y claramente afirmo, dentro de tu corazón, que somos aquellos a los que estábamos esperando.
No encarnamos para llorar e implorar que otros vengan a ayudar a despertar.

Vinimos a liderar los cambios.

Internamente sabemos que infundiendo fe, brindando paz y dando amor, la Tierra encenderá su brillante halo cristalino.

No somos obra del azar. Acudimos a sanar.
Alumbremos.

Un nuevo año está por finalizar, pero nada va a cambiar si todos nos quedamos sentados, con los brazos cruzados, esperando que la transformación baje desde el cielo.

Rezar y meditar nos permiten sintonizar con los planos sutiles, en busca de mayor claridad y profundidad, pero son nuestros cuerpos los que tienen que moverse en la densidad de la materia.

Estamos acá para dinamizar, para transmutar. Para amar.

Somos canales por donde el amor vuelve a sentirse.

Estas palabras hoy cruzan tu camino porque estamos comenzando a transitar la parte más crítica del proceso de ascensión, donde se torna vital mantener encendida la llama que nos alumbra y hermana en la frecuencia del amor.

Es ahora cuanto más hay que tener abierto el corazón.

Es ahora cuanto más hay que mantener viva la esperanza.

Soñamos el nacimiento de un mundo iluminado por la luz de la consciencia, y estamos despertando para hacerlo realidad.

Haber peregrinado abriendo sendas de amor, no nos libra de volver a las huellas del dolor.

Por eso es que debemos permanecer alertas.
Sensibles a todo lo que acontezca.

Sólo así podremos develar las heridas que deben cicatrizarse a través del aprendizaje.

Necesitamos perdonar para poder sanar.

Necesitamos sanar para rememorar lo que implica amar.

Necesitamos trascender la ilusión de separación, para experimentar la indescriptible grandeza de poder sentirnos Uno.

Detrás del velo del olvido prometimos alentar.

Acordamos que seríamos capaces de emplear la corriente movilizadora del caos para desplegar nuestros talentos, haciendo de la adversidad la mejor oportunidad para que todos podamos seguir creciendo.

Es momento de honrar nuestra  misión.
Vibremos desde el corazón.

Miremos bien adentro y despertemos.

Somos los vibrantes destellos que impulsan el renacer de la humanidad.

Vinimos a sanar iluminando.


Alumbremos.

El Poder Curativo del Pensamiento...

Sana tu cuerpo con tu mente:
la ciencia se rinde ante el poder curativo del pensamiento

Hipnosis, placebo, pensamiento positivo, fe espiritual, sueños lúcidos y meditación son algunas de las formas por medio de las cuales la ciencia moderna ha redescubierto que la mente es capaz de operar y sanar el cuerpo.


El Dhammapada, uno de los textos budistas más influyentes, inicia de esta manera: «Somos lo que pensamos. Todo lo que somos surge de nuestros pensamientos».

Estas palabras se le atribuyen a Buda y se remontan a unos 2500 años, tiempo también que ha tardado la ciencia occidental en reconocer el poder de la mente sobre el cuerpo. Pero parece que por fin, a la luz de la evidencia, el pensamiento científico acepta que el pensamiento —sin reconocer del todo algo como la “energía psíquica”— es fundamental al moldear los estados físicos que experimentamos.

Una de las publicaciones de divulgación científica más importantes del mundo, la revista New Scientist, dedica una reciente edición al poder de la autosanación.

Como bien dice la editora Jo Marchant, ya no se necesita ser hippie para creer en el poder de la mente, ahora la ciencia, apoyada en investigaciones rigurosas, puede constatar que la mente es clave en la salud y que probablemente sea el “ingrediente activo” más importante de toda la medicina.

Diferentes estudios en torno al placebo, la hipnosis, la meditación, el pensamiento positivo, la confianza y la intención (entre otros que analizaremos más adelante), muestran que la mentalización ejerce una influencia significativa en determinar el estado de salud de una persona.

Esto funciona en ambas direcciones: personas que muestran un alto grado de fe, confianza en sí mismas (o en los placebos), que meditan, visualizan o hacen algún tipo de proyección mental, responden reiteradamente mejor a los tratamientos, se enferman menos y tienen un mayor calidad de vida.

Personas sometidas al estrés, que exhiben poca confianza —interés e intención—, que pueden ser calificadas como pesimistas y que en suma no utilizan su mente como herramienta para transformar su cuerpo, por el contrario, tienden a enfermarse más y a responder con menor efectividad a todo tipo de tratamientos.


Tal vez podría parecer una simplificación de la vida y de situaciones tan complejas como pueden ser algunas enfermedades, pero de manera profunda nuestros estados mentales se convierten en nuestro estados físicos y, de alguna forma que se nos escapa en la cotidianidad, la mayoría de nuestras enfermedades son el resultado de procesos psíquicos.

Aunque la ciencia occidental contemporánea no ha formulado aún una concepción totalmente integral de la salud, en la que ninguna enfermedad esté desligada de un proceso de mente-cuerpo, es probable que avance hacia allá, curiosamente una evolución que es un regreso a las premisas de la medicina y de la filosofía de culturas tradicionales (generalmente consideradas como primitivas por la ciencia moderna): un entendimiento holístico de la naturaleza.

En este sentido, además de explorar diversas técnicas de mentalización para sanar, habría que reflexionar sobre aquellos pensamientos y patrones mentales que nos han llevado a enfermar, muchos de ellos se ocultarán en nuestro inconsciente y querremos evitar enfrentarlos, pero en el proceso de detectarlos y observarlos estaremos iniciando un viaje vital de autoconocimiento en el que cada uno de nosotros puede convertirse en su propio chamán —verdaderamente en el único médico que puede hacer sanar desde la raíz.

Hasta que no hagamos consciente nuestro inconsciente, como enfatizó Carl Jung, estaremos predispuestos ante serie de contingencias que permanentemente amenazan con tomar control de nuestro cuerpo y de la dirección que lleva nuestra vida. (Hacer consciente lo inconsciente también permite que se conozca cómo funciona la mente —al ver las causas y los efectos de manera transparente— y de esta forma evita que tengamos que ser hipócritas o impostores pensando positivo buscando una especie de efecto mágico desconocido y llenando el mundo de sonrisas falsas programadas).

Cada pensamiento, cada actividad mental que realizas, es una semilla de lo que serás. No es necesario invocar a la magia para entender esto, sino a la más pura causalidad, a una minuciosa concatenación de eventos y situaciones mentales que van, de la misma forma que el ejercicio físico, moldeando nuestra anatomía psíquica, la cual ejerce potestad sobre nuestro cuerpo. Como suele decirse en el yoga: “el cuerpo no es sólido, solo la mente”.

En la medida en la que seamos capaces, a través de la disciplina, de generar estados mentales suficientemente flexibles, podremos seguramente superar los escollos del cuerpo y de ese supuesto determinismo inexorable que presenta la genética.



 PLACEBO

“Yo les hablo a mis pastillas”, dice Dan Moerman, profesor de antropología en la Universidad de Michigan “Hey, muchachos, sé que están haciendo un excelente trabajo”. Tal vez esto pueda parecer ridículo, hablarle a tus píldoras como si fueran seres animados, pero todo indica que funciona. 

Hay algo que está claro: el efecto placebo está lejos de ser solamente imaginario. Varios padecimientos como el Parkinson, la osteoartritis, la esclerosis múltiple y por supuesto la depresión, se benefician del tratamiento con placebo.

Estudios muestran cambios notables bajo el influjo del placebo, tales como la generación de analgésicos naturales, alteración en los patrones de excitación neuronal, disminución en la presión sanguínea y en el ritmo cardiaco y una mejoría en la respuesta inmunológica. Incluso hay evidencia de que algunos fármacos funcionan amplificando el efecto placebo —cuando las personas no saben que las están tomando dejan de funcionar.

Por otro lado, solamente creer en los efectos dañinos de una sustancia puede hacer que los padezcas, hasta el punto de que el efecto “nocebo” (el hermano maligno del placebo), puede llegar a matar a una persona (New Scientist, 13 May 2009, p 30).

El placebo es especialmente una prueba del poder de la mente de programar al cuerpo, ya que funciona incluso cuando una persona sabe que es placebo. Un estudio reciente en la escuela de medicina de Harvard hizo que pacientes con síndrome de intestino irritable tomaran una píldora inerte.

Se les dijo a los pacientes que las pastillas estaban hechas de “una sustancia inerte, como pastillas de azúcar,  que han demostrado en estudios clínicos producir mejoras significativas en los síntomas del intestino irritable a través de un proceso de autosanación mente-cuerpo”, lo cual es totalmente verdad.

Pese a saber que las pastillas eran inertes, los pacientes que las tomaron reportaron una mejora en sus síntomas significativamente superior a los pacientes que no tomaron el placebo (PLoS ONE, vol 5, e15591).

Así que ya sabes, programa tus pastillas, otórgales propiedades extraordinarias de sanación. Es más, programa tu comida. Programa tu ambiente.  Sí, el mundo es placebo, y eso puede ser desconcertante, pero lo cierto es que lo que significa esto es que el mundo puede ser exactamente como lo programes, al programarte a ti mismo.



PENSAMIENTO POSITIVO, OPTIMISMO


Nunca subestimes el poder del pensamiento positivo, aunque esto pueda parecer una solución demasiado simple o hasta estúpida para un problema (el verdadero problema yace en poder sostener el pensamiento positivo e intencionado por una buena cantidad de tiempo).

Los optimistas se recuperan más rápido de los procedimientos quirúrgicos, tienen sistemas inmunológicos más sanos, viven más en general y en especial cuando padecen enfermedades como el cáncer o falla del riñón (Annals of Behavioral Medicine, vol 39, p 4).

En cambio el pensamiento negativo y la ansiedad son importantes causas de enfermedades.  El estrés —expresado como la creencia de que estamos en riesgo— detona vías fisiológicas como la respuesta de correr o pelear.

Estas han evolucionado para protegernos en situaciones extremas, pero cuando se encienden por periodos prolongados incrementan el riesgo de padecer diabetes o demencia. Así que tranquilo, nada va a pasar si no crees que va pasar.

A menos de que haya un (hambriento) tigre dientes-de-sable sentado a lado de tu escritorio, no te preocupes, no es tan importante lo que estás haciendo. Las chill-pills son gratis y son ubicuas en el espacio como hologramas etéreos fosforescentes que pululan alrededor de tu cabeza si te tomas un minuto para enfocar.

Científicos empiezan a descubrir que las creencias positivas no solo funcionan aplacando el estrés. Sentirse sano y salvo, o creer que las cosas saldrán bien, ayuda al cuerpo a mantenerse y repararse.

 Un estudio reciente concluyó que los beneficios del pensamiento positivo ocurren de manera independiente de los estados negativos, como el pesimismo y el estrés, y son comparables en magnitud (Psychosomatic Medicine, vol 70, p 741). Así que no sólo no pienses negativo, piensa positivo, si es que estás vivo, porque así te sentirás mejor.

La bondad psicofísica del optimismo se traduce en la reducción de los niveles de inflamación y de hormonas de estrés como el cortisol. También puede estimular el sistema nervioso parasimpático, el cual gobierna la respuesta de “descansar y digerir”, opuesta a “correr y pelear” (a veces traducida como “huir y luchar”).

Tan útil como ver positivo el futuro es verte a ti mismo de manera favorable. Autoaumentarte —en un conjuro de placebo narcisista— hace que se tengan menos respuestas cardiovasculares al estrés, te recuperes más rápido y que tengas niveles más bajos de cortisol (Journal of Personality and Social Psychology, vol 85, p 605).
 
MEDITACIÓN


La meditación es una de las cartas estrella que tiene una persona para re-hackear su cuerpo. Existe evidencia de que la meditación estimula la repuesta inmunológica en personas con cáncer y en personas que han recibido vacunas, protege de la depresión, retarda la progresión del VIH e incluso sirve para limpiar impurezas de la piel. Y es que esa es la otra: la mente no solo es una herramienta para sanar el cuerpo, también para embellecerlo —es el cosmético cósmico.

Regresando al inicio budista de este artículo, el antiguo maestro Nagarjuna, en su texto String of Precious Jewels, escribió que «la paciencia es abandonar los sentimientos de enojo» y también  que la “paciencia trae la belleza”.

Analizando las palabras de Nagarjuna,  Geshe Michael Roache dice: «Para verte a ti mismo como físicamente atractivo y saludable, planta improntas para esto en tu subconsciente al siempre rechazar el enojo». Para cultivar la paciencia —y su potencial de belleza—, nada como meditar.

La meditación ha mostrado un interesante potencial para combatir el envejecimiento. La telomerasa, la capa protectora de los cromosomas, se reduce cada vez que una célula se divide, lo cual propicia el envejecimiento.

Estudios realizados en la Universidad de California-Davis muestran que los niveles de una enzima  que fomenta la producción de telomerasa eran más altos en personas que habían acudido a un retiro de meditación que en un grupo de control (esto es especialmente interesante, ya que la telomerasa ha logrado revertir los procesos degenerativos en ratas en una investigación

reciente de la Universidad de Harvard
).

Como ocurre con otros aspectos analizados aquí, la meditación trabaja influyendo en las vías de respuesta al estrés. Las personas que meditan tienen menores niveles de cortisol y muestran cambios en la amígdala, la zona del cerebro que regula el miedo y la respuesta a una amenaza (como el comportamiento de huir y luchar).

Una de las investigadores del estudio citado, Elissa Epel, de la Universidad de California, cree que la meditación puede aumentar “las vías de restauración y aumento de salud”, al detonar una serie de hormonas sexuales y de crecimiento. 

El poder de la meditación no requiere de un arduo amaestramiento para hacerse sentir, la meditación  puede detonar cambios estructurales en el cerebro con tan solo 11 horas de entrenamiento.

Entre algunos los efectos positivos para la salud documentados de la meditación se cuenta el haber disminuido la violencia en una prisión, combatir el déficit de atención y la depresión, reducir hasta en un 50% la posibilidad de un ataque cardiaco y ser más efectiva que los medicamentos industriales contra el dolor.


HIPNOSIS

El Dr. Peter Whorwell, de la Universidad de Manchester, ha pasado la mayor parte de su carrera recopilando evidencia sobre el uso de la hipnosis para tratar el síndrome de intestino irritable.

Esta condición tiene la particularidad de que muchos pacientes sufren síntomas sin que los doctores puedan detectar qué está mal. Muchos de los pacientes de Whorwell habían llegado a un punto casi suicida en el que sentían que la medicina no podía hacer nada por ellos.

Whorwell ha demostrado que bajo hipnosis algunos de sus pacientes pueden reducir las contracciones del intestino —algo que normalmente no se puede controlar conscientemente— y que muchos reducen así el nivel de dolor que sienten (Journal of Psychosomatic Research, vol 64, p 621).

Pese a estudiarse desde al menos el siglo 19, aún no se sabe exactamente cómo funciona la hipnosis, pero se cree que pacientes hipnotizados pueden influir partes de su cuerpo de forma profunda y novedosa, como si tuvieran mayor injerencia o accedieran una mayor capacidad operativa. Algunas personas son capaces de autohipnotizarse, lo cual abre un amplio campo de posibilidades autocurativas.

Entre la hipnosis y la meditación yace la terapia de regresión, en la que un paciente viaja mentalmente a sus recuerdos, representando una narrativa, y enfrenta simbólicamente sus conflictos para de esta forma, en un estado de profundidad psíquica, desamarrar los cuerpos mentales que bloquean la vías por las cuales fluye la energía vital. 


LA SOLEDAD, LA ACTITUD HACIA LOS DEMÁS


Recientes estudios científicos muestran que la soledad —más como un estado mental que un hecho físico— puede incrementar el riesgo de sufrir ataques cardiacos, demencia, depresión y otros padecimientos. Por otro lado las personas que están satisfechas con sus vidas sociales duermen más, envejecen más lento y responden mejor a las vacunas.

Una vida social estimulante es, según John Cacioppo de la Universidad de Chicago, aún más importante que dejar de fumar para tener una vida sana. Así que ya sabes: esos alegres tabacos fiesteros en comunión tal vez no te están haciendo tan mal —al menos no tanto como esos deprimentes cigarrillos solitarios.

Según Cacippo las personas que llevan vidas sociales ricas no se enferman tanto y viven más tiempo (aunque aquí enfrentamos la posible disyuntiva de si una vida social rica es el resultado de la salud física o viceversa). 

Pero Cacioppo defiende que existen mecanismos directos relacionados a la soledad que generan un déficit en la salud.

Las personas solitarias bombean más cortisol, un mecanismo que, sugiere, podría haber evolucionado a partir de situaciones en las que percibirse en aislamiento social detonó actividad en el sistema inmunológico, involucrada además en la cicatrización y la infección bacterial, una actividad que puede ser benéfica en ciertos momentos pero que al ser constante puede resultar contraproducente.

Cacioppo también teoriza que las personas en grupo podrían estar favoreciendo las respuestas inmunológicas necesarias para combatir los virus, como una de medida de prevención a la posibilidad de contagio.

Significativamente los efectos de la soledad se hacen sentir conforme a una persona se percibe a sí misma y no en relación a su contacto social cuantitativo. Esto podría tener que ver con que, desde un punto de vista evolutivo,  estar entre personas hostiles puede ser tan peligroso como estar solo.

Por lo cual lo importante es cómo el cerebro procesa esta soledad y cómo es capaz de reforzar sus relaciones con el mundo —las cuales funcionan como defensas autoinmunes (Annals of Behavioral Medicine, vol 40, p 218).

Es decir, puedes estar solo, pero si tu mente es fuerte, estarás acompañado por una sana sociedad universal (y los átomos podrán ser micro-budas medicinales).

FE-INTENCIÓN


En un estudio realizado con 50 personas que tenían cáncer en los pulmones, aquellos que tenían “fe espiritul” respondieron mejor a la quimioterapia y vivieron por más tiempo: más del 40% de ellos estaba vivo después de tres años, comparado con solo un 10% en el grupo de poca fe (In Vivo, vol 22, p 577).

Aunque existen numerosos estudios que muestran que las personas “religiosas” tienen mejor salud que las no religiosas, es difícil sacar conclusiones de esto, ya que generalmente las personas religiosas también llevan estilos de vida que en sí promueven la salud.

Sin embargo, algunos científicos creen que lo que verdaderamente tiene efectos en la salud es el tener una intención o un sentido de propósito en la vida, sea la que sea. Esto hace que se manejen las situaciones consistentemente con menos estrés, lo cual como hemos visto tiene una cuantiosa serie de beneficios.  

Uno de los investigadores que realizó el estudio sobre la meditación y la telomerasa, cree que probablemente  el sentido de propósito y la intención fueron al menos tan importantes como la misma meditación en aumentar los niveles de la enzima que repara la telomerasa.

Esto se correlaciona con prácticamente todo lo que hemos visto aquí: dotar a la mente de una clara intención —de curarse, de mejorar, de aprender, etc.— es una forma de avisarle que estamos dispuestos a aceptar transformar la realidad, que estamos abiertos a su operación etérea sobre la falsa rigidez del cuerpo.


SUEÑOS LÚCIDOS

Uno de los más interesantes e inexplorados campos de la autosanación son los sueños lúcidos.
El pionero en este campo, el Dr. Stephen Laberge de la Universidad de Stanford, ha demostrado que fisiológicamente las experiencias que se viven dentro de un sueño lúcido son análogas a las que se viven despiertos, de tal manera que el cuerpo presenta las mismas respuestas fisiológicas con un orgasmo onírico lúcido que con un orgasmo despierto, por citar un ejemplo estudiado anteriormente.

Esto abre la puerta para que las personas que logran controlar sus sueños puedan utilizarlos como escenarios de prueba, salas de operación, en los que experimenten con el poder de su intención simulando posiblemente acontecimientos de sanación.

Si sabemos que lo que sucede en un sueño lúcido sucede con la misma o casi la misma potencia en el cuerpo que lo que sucede despierto, y sabemos que la mente es capaz de detonar una serie de respuestas que desencadenan mecanismos de sanación, entonces ir al doctor en un sueño puede servirnos tanto como ir al doctor despiertos —e incluso podríamos fabricar y tomar, lúcida y lúdicamente, nuestras propias medicinas oníricas.

“Existen sugerencias y anécdotas que señalan que los sueños lúcidos pueden ser útiles para la sanación. Basándose en experimentos llevados a cabo en el pasado, que muestran una fuerte correspondencia entre las tareas realizadas en el estado de sueño y los efectos que tienen en el cerebro y en menor medida en el cuerpo, se ha hecho la sugerencia de que sueños lúcidos específicos podrían facilitar  los procesos de sanación del cerebro”, escribe Laberge.

El potencial de sanación de los sueños tiene que ver también, al igual que la hipnosis, con la posibilidad de que en estos estados podamos acceder a partes de nuestro cerebro que pueden enviar órdenes al cuerpo con mayor determinación o simplemente usar partes que no usamos pueda ser en sí mismo un acto saludable.

New Scientist: Heal Thyself
 

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/salud/autoayuda/intentar-es-conseguir.html

http://buenasiembra.com.ar/salud/terapias-alternativas/la-mente-subconsciente-el-bienestar-1361.html

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Una Historia de la Frecuencia 432Hz

0001

 Written by Holon Music. Posted in 432HZ



Giuseppe Verdi en 1884 escribió una carta, dirigida a la Comisión musical del gobierno italiano, en la que pidió oficializar el uso del corista (diapasón) a 432hz, escribiendo al respecto una frase:
“por exigencias matemáticas”.

¿Qué quería decir?

Para entenderlo bien y con más claridad es necesario introducir otra frecuencia: la de 8Hz.


1) Las ondas de conciencia “ordinarias” del cerebro humano varían de 14Hz a 40Hz.

En este
rango operan solamente algunas dendritas (las fibras menores de las neuronas que transportan las señales nerviosas) de las células del cerebro que utilizan preponderantemente el hemisferio izquierdo (el más racional) como centro de actividad.

Si nuestros dos hemisferios cerebrales se sincronizaran a la frecuencia de 8Hz trabajarían de la misma forma (balance-balanza de equilibrio), recibiendo el máximo flujo de informaciones.



2) 8Hz es también la frecuencia de repetición de la doble hélice del DNA.


3) 8Hz es el “batito” fundamental del planeta, conocido como “Resonancia fundamental de Shumann”, resonancias electromagnéticas globales, exitadas de las descargas eléctricas de los rayos en la cavidad formada de la superficie terrestre y de la ionosfera.



4) 8Hz es  la frecuencia de los delfines que vibra en la destancia de 16 km  da los punto de emissiones.


En términos musicales, la frecuencia de 8Hz corresponde a una nota de Do. Subiendo de cinco octavos,
es decir, recorriendo cinco veces las siete notas de la escala, se llega a un Do de 256Hz, escala en la que el “La” tiene una frecuencia de 432Hz y no de 440Hz.

Tocando el Do a 256Hz, por el principio de las armonías (según el cual a la producción de un sonido se agregan múltiplos y submúltiplos de la frecuencia), también los Do de las otras octavas empezarán a vibrar por “simpatía”, haciendo resonar naturalmente la frecuencia de 8Hz.


Es por esto que el corista a 432 oscilaciones al segundo es definido como “diapasón científico”.

Lo que fue aprobado por unanimidad en el congreso de los músicos italianos de 1881 y propuesto por los físicos Sauveur, Meerens, Savart y por los científicos italianos Montanelly y Grassi Landi.


Tomemos atentamente en consideración que en el universo todo es energía en vibración. Cada partícula subatómica, átomo, estructura molecular, célula y órgano del cuerpo, vibran a una determinada frecuencia.


Esta maravillosa armonía tiene una propia firma vibracional.

Muchos médicos y estudiosos afirman que si una parte del cuerpo se enferma la causa tiene que buscarse en la frecuencia que se ha alterado y el cuerpo vibra en modo desarmónico.


Ser sanos significa vibrar al unísono armónicamente. Cada órgano tiene su frecuencia (múltiples o
submúltiples de 432Hz), la que se altera en caso de enfermedad, el reequilibrio y la curación llegan cuando en el mismo órgano, se hace sonar la correcta frecuencia de resonancia.

Entonces, tocar y escuchar música entonada a 432Hz reequilibra el cuerpo y por efecto vibracional también la naturaleza circundante, devolviendo el primordial equilibrio de paz y de bienestar.


Sabemos que la música es “información”, la cantidad de datos sonoros creados a 432Hz, no se pierden entre las moléculas de los gases presentes en el aire que transportan el sonido porque son compatibles con su estructura molecular.


Escuchar, tocar y cantar música, armonizados a la frecuencia del “Diapasón Científico” a 432Hz beneficia al entero planeta y a quienes lo habitan.


Es por esto motivo que te explicamos el procedimiento para convertir las musicas de 440 a 432Hz.


PROCEDIMIENTO DE CONVERSION DE LA MUSICA DE 440 A 432HZ CON AUDACITY : Descargar de Internet el programa gratuito Audacity.

Link al sitio oficial:


http://audacity.sourceforge.net/


En Inicio, clica Descargar Audacity 1.3.12 (Beta). Una vez instalado, abre el programa y sigue la siguiente rutina:


1—Clica en Archivo—Abrir, seleccionas la canción (en formado wave no audio) que aparece en forma di gráfico.


2—Clica Editar—Seleccionar todo, verás que se oscurece.


3—Clica Efecto—Cambiar Tono. En semitonos (medio pasos) escribes el valor: – 0,32.


En cambio percentual, el valor: – 1,818


4—Clica Aceptar.


5—Clica Archivo exportar como Wav y seleccionas donde guardar la canción.


Exportarlo como Wav y no MP3, en el formato de onda Wav las armónicas no se comprimen en cambio el formato MP3 inhibe las armónicas fundamentales,  cortando algunas frecuencias necesarias.


En el formato Wav puedes grabar las canciones en un cd y reproducirlo donde tu quieres lectores cd, coche… Mejor grabarlo en un DVD que reproduce todas las armónicas del espectro sonoro.


Related Articles

Historia del Despertar Colectivo...

Noósfera nosotros: historia del despertar colectivo del cerebro de la Tierra


¿Avanza la evolución hacia el despertar de la mente planetaria? ¿Después de la biósfera surge la noósfera? Teilhard de Chardin, Vladimir Vernadsky, José Argüelles y Terence Mckenna conspiran con la mente de Gaia para activar una consciencia global que incluya a cada ser vivo como un nodo dentro de un todo interconectado autorreflexivo.


La única verdadera y natural unión humana es el espíritu de la Tierra

Pierre Teilhard de Chardin


La noósfera es la más grande utopía en la historia de nuestro planeta. Y aunque esta dimensión prometida por la evolución material, mental y espiritual no pueda existir en el espacio físico como lo conocemos, el éter (o el hiperespacio) con sus jardines dorados de información, sus ríos de luz y su total e instantánea interconexión es suficiente para mantener vivo este sueño de lucidez colectiva.


La palabra «noósfera» proviene del greigo nous (mente) y sphaira (esfera).


El divino Platón utiliza la palabra nous en el Diálogo de Filebo, Sócrates dice:

“Todos los filósofos concuerdan —y así se exaltan a sí mismos— en que la mente (nous) reina sobre el cielo y la tierra”.

En la filosofía gnóstica, el nous, será visto en ocasiones como el padre del Logos, como el primer Eon, cuyo linaje da a luz a Cristo y a Sofía; en otras ocasiones el nous se identificará con Cristo mismo, algo que será retomado por Pierre Teilhard de Chardin, el sacerdote jesuita que crea el concepto, junto con el geoquímico Vladimir Vernadsky, de «noósfera».


«Debemos engrandecer nuestro acercamiento para englobar la formación que está ocurriendo ante nuestros ojos [...] de una entidad biológica particular que nunca ha existido en la Tierra —el crecimiento, afuera y arriba de la biósfera, de una nueva capa planetaria, una envoltura de la sustancia pensante, a la cual, por conveniencia y simetría, he dado el nombre del a Noósfera», Pierre Teilhard de Chardin, The Future of Man.


La evolución de una idea mística —la mente como algo que existe más allá del cerebro, que permea el universo y que lo fertiliza  con la imaginación, atributo central de la divinidad— se desdobla a través de la biología y se refuerza al incluir los procesos de la materia.

La mayor influencia en el pensamiento noosférico de Teilhard fue Henri Bergson y su concepto de la evolución creativa, el cual se opone al dualismo de Descartes y concibe a la evolución como una fuerza vital (elan vital) constante que anima a la materia y conecta fundamentalmente al cuerpo y a la mente (el papel esencial del universo es “ser una máquina de crear dioses”, decía Bergson).


El otro padre de la noósfera, quien también fuera padre de la geoquímica, Vladimir Vernadsky,
concibe a la noósfera como la tercera etapa en el desarrollo de la Tierra, después de la geósfera (la materia inanimada) y la biósfera. Vernadsky ve el surgimiento de la conciencia como algo que debió estar implícito desde el principio en la evolución de la Tierra. Una corriente que va más allá de nuestra voluntad individual: «En la gran tragedia histórica en la que vivimos, hemos escogido elementalmente el camino correcto hacia la noósfera. Digo elementalmente, ya que toda la historia de la humanidad procede en esta dirección [...], la humanidad como un todo se está convirtiendo en una poderosa fuerza geológica. La mente de la humanidad y su trabajo se enfrentan al problema de reconstruir la biósfera bajo el interés de pensar la humanidad libremente como un solo ente».



La clave aquí es la concepción de la humanidad como una fuerza geológica, una fuerza de la tierra, incrustada en el río evolutivo del planeta.

Esto es, la posibilidad de estar siendo usados por la Tierra para lograr conciencia de sí misma. Un proyecto de la mente planetaria, de lo que James Lovelock llamara Gaia, el supraorganismo que compone a la biósfera y trasciende la suma de sus partes, para sublimarse y quizás convertirse, como un alquimista superno, en una gigantesca piedra filosofal en donde la materia y el espíritu no se distingan y no exista la dualidad.

Tal vez un proyecto que podría abortar en el caso de que no lo llevemos al punto crítico cósmico de despertar masivamente.


«El planeta es un tipo de inteligencia organizada. Es muy diferente a nosotros. Ha tenido unos 5 mil millones de años para crear una mente que se mueve lentamente y que está hecha de oceános, ríos, bosques y glaciares.

Se está volviendo consciente de nosotros y nosotros nos estamos volviendo consciente de ella, extrañamente.  Dos miembros más improbables de una relación difícilmente pueden ser imaginados: el simio tecnológico y el planeta que ensueña», Terence Mckenna.


Iniciamos este artículo diciendo que la noósfera es una utopia, porque es la idea-semilla de una colectividad idílica que busca fundamentalmente materializar un sueño, en realidad, eterrealizar todas la mentes en una mente, una gran capa radiante de consciencia interpenetrante y como tal va más alla de nuestra concepción del espacio material: se conecta con la concepción de un espacio espiritual o un espacio de información similar a lo que en sánscrito se conoce como Akasha, palabra que significa éter, pero que también ha sido entendida por la teosofía como una biblioteca inmaterial o un banco de memoria universal, los registros akashicos.

En esta cosmovisión, todo el espacio —el éter— en sí mismo es una plétora holográfica de información. En cada partícula de éter tenemos toda la información del universo, como si en cada bit estuviera todo el Internet (la teoría cuántica ha llamado esto el q-bit y la teoría de sistemas el holón).

La noósfera es un avatar de Akasha, en el que amanece la posibilidad de conectarnos telepáticamente a toda la información del planeta y de cada uno de los organismos que lo componen, recibiendo en el plano místico la galvanización “de la verdad que os hará libres”.


Es una utopía porque las personas que han encarnado la movilización de la noósfera son grandes optimistas que ven en la evolución un vehículo de la inteligencia que no puede cejar, una arrolladora máquina orgánica que se magnetiza con el fin de la historia.

Tanto Teilhard como Vernadsky y los continuadores de esta idea (Mckenna, José Arguelles, Ken Wilber) son, en el fondo, utopistas que acaso por su luminosa capacidad de penetrar en la noósfera misma y obtener la epifanía de su conciencia tienen una enorme confianza en su ineluctable sendero.
 

Pero tenemos el caso de James Lovelock, quien popularizara la noción de que la Tierra es un ser vivo que se autorregula con su teoría de Gaia y que en su trabajo más reciente considera que debido a la fatalidad de nuestras acciones, y su efecto en el cambio climático, para el fin de este siglo solo existirán 150 millones de seres humanos sobre la faz del planeta.

¿Será la noósfera solamente de ellos, los elegidos, concretizando el paraíso de la mente pero destruyendo el espíritu democrático de su origen? ¿O tendrán que reiniciar el sistema y atravesar un nuevo proceso evolutivo para congraciarse con la inteligencia nativa del planeta?


Pero sigamos por el sendero óptimo de la utopia, encausando la cristalización, tal vez participando en el tejido inalámbrico de este gran mandala planetario, esta collar de perlas de Indra en el que cada perla refleja no solo a todas las otras perlas sino todos los reflejos que se dan entre sí (donde las perlas son los pensamientos).


Erik Davis, en su libro Techgnosis, postula la tesis de que la tecnología esconde dentro de su hardware, en su inconsciente, el deseo de materializar el espíritu.

Davis dice sobre la noósfera de Teilhard:


«Teilhard no tenía dudas de que esta transferencia (el mecanismo de evolución transferido hacia el nivel social y consciente) era por el bien, porque a la larga la actividad humana habría de despertar al planeta mismo.

Desde sus inicios, el jesuita creía que la mente humana se tejió a sí misma en una matriz colectiva de comunicación e interacción, una red etérea de consciencia que no solo vinculaba a la individuos humanos sino que estaba destinada a cubrir a toda la biósfera como la piel de una cebolla.

Teilhard llamaba a esta corona cerebral de la creación la “noósfera”, una entidad psíquica colectiva que surgió del mismo impulso orgánico y simbiótico hacia la unidad y a la complejidad que inicialmente llevó a los elementos químicos libres a unirse en moléculas y células”.


En la noósfera estas unidades que se alían son bits culturales, memes, lenguaje, imaginación, pensamientos y posiblemente vidas humanas en un crisol holográfico de sueños y emociones cuánticamente entrelazadas.


La influencia de la noósfera de Teilhard fue fundamental en los inicios de Internet. Los fundadores y editores de la revista Wired, Kevin Kelley, Louis Rosseto y John Perry Barlow, tomaron las ideas de Teilhard y las reprocesaron dentro de las tecnologías de la información, haciendo de la visión prístina de Internet un espacio neo- neurobiológico, donde la Red es la materialización —más allá de la metáfora— de las conexiones neuronales (y la información es el espíritu que se transmite electrofantasmagóricamente, anunciando, como el arcángel, la llegada de una nueva era).


Perry Barlow escribió en Wired: «El punto de toda la evolución hasta este momento es la creación de una organización colectiva de la Mente».


Rosetto dijo en una entrevista (citado por Erik Davis):
«Lo que parece estar evolucionando  es una conciencia global formada de las discusiones y negociaciones y sentimientos que están siendo compartidos por individuos conectados a las redes a través de aplicaciones cerebrales como las computadoras. Entre más mentes se conectan, más poderosa la conciencia será. Para mí esta es la verdadera revolución digital —no computadoras, no redes, sino cerebros conectándose a cerebros».


Ver reflejadas en la tecnología las ideas de Teilhard de Chardin y el optimismo generalizado de que la inteligencia (como en el caso de Tim Leary) conquista el espacio y nos hace emerger del polvo como creadores y controladores de nuestra realidad, da pie al transhumanismo y extropianismo, que postulan la posibilidad de escapar de la prisión del cuerpo y la muerte hacia una especie de noósfera puramente digital en la que nuestras conciencias inmortales, aumentadas por la interacción con las máquinas, estén totalmente conectadas y puedan acceder a paraísos artificiales de diseño.

Este es el sendero donde la tecnología reemplaza a la magia y las máquinas a los cuerpos como vehículos del espíritu (que se vuelve información y luz eléctrica).


Pero por otra parte tenemos a Ken Wilber quien concibe la nueva etapa en nuestra historia como el “noóceno”, una época en que la inteligencia toma control de la sociedad, cuyo éxito estará determinado por “cómo logremos manejar y adaptarnos a la inmensa capacidad de conocimientos que hemos creado”.


Gobal Consciousness Project (GCP), el refinado proyecto de la Universidad de Princeton, mide  los momentos en los que la consciencia humana se sincroniza y se vuelve coherente afectando el comportamiento de sistemas aleatorios.

Es decir, momentos en los que la consciencia global afecta la materia. Midiendo eventos como el ataque  de las Torres Gemelas, la elección de Obama o meditaciones colectivas, los científicos de Princeton (liderados por el maverick Roger Nelson) han notado que la sincronización de millones de personas afecta estos sistemas generadores de números aleatorios de forma que  habría 1 en mil millones de posibilidades que esto se debiera al azar.

Estos “electrogaiagramas”  o EGGs (electroencefalogramas de la mente de Gaia) sugieren que existe “una noósfera emergente o el campo unificado de la conciencia descrito por los sabios de todas las culturas.”


Tanto Terence Mckenna como José Argüelles veían en la ominosa fecha del 2012 la cita planetaria con la noósfera. Mckenna concibió la historia como un fractal que se aceleraba hacia su concreción en diciembre del 2012; un punto en el que todos los ciclos de la historia se comprimieran en un sólo instante, en el que todo sucedería a la vez, una especie de Big Bang en reversa.

Un punto similar a lo que Ray Kurzweill llama la Singularidad, en el que la cantidad de información apilada y su hiperfluida circulación por una especie de reacción en cadena —o efecto “100 monos”— iluminaría al mundo (la pregunta es si a las máquinas o a los hombres).


Argüelles, quien falleció hace unas semanas, poco más de un año antes del 21 de diciembre del 2012, la fecha cúlmen a la cual le dedicó todo su trabajo, dejó un libro póstumo: The Manifesto for the Noosphere: Next Stage in the Evolution of Human Consciousnes. Reality Sandwich ha publicado un extracto de este libro que viene a colación como un ouroboros en el dedo.


En el libro Argüelles traza su entrañable relación con la idea de la noósfera y nos remite a la evolución de este concepto dentro del marco de la esperanza onírica del 2012. 

Es interesante notar que fue el genio mulifacético R. Buckminister Fuller quien introdujo a Argüelles a la vision noósferica, fue él quien «primero me sugirió la presencia de un sistema de almacenamiento y recolección existiendo como un campo psíquico o cinturón de pensamientos alrededor del planeta. Fue a través de este medio, me escribió Bucky, que podía conversar con los filósofos pre-socráticos mientras caminaba por la playa».


En su libro In Earth Ascending (1984), Argüelles postula la existencia de un banco psíquico, « el sistema de recolección y almacenamiento de información codificada de la noósfera y programa de cronometraje de ADN, localizado entre y en resonancia con los dos cinturones de radiación del campo electromagnético de la Tierra».


Argüelles retoma la noción evolutiva de Teilhard y su punto Omega y, en buena medida, la transforma dando a luz al movimiento new age con el 2012 como punto focal.

Entre la destrucción y la iluminación Argüelles, como Teilhard, gusta de voltear sus huevos al sol:


«Porque así como nosotros, en tanto especie, el agregado de las células que llevan la conciencia de la Tierra en evolución, no estamos todavía despiertos a nuestro papel como un organismo planetario, así también la noósfera no está aún del todo consciente [...], encontraremos la resolución y la voluntad para reconstruir la noósfera [...] hacia un nuevo orden  armónico de realidad superorgánica basado en un estado de conciencia distinto al que ha existido antes en la Tierra».


Argüelles considera que estamos al borde de la posibilidad de convertir nuestra existencia en un obra de arte, sublimándonos en la “nave Tierra”.

«Una plétora de estructuras arquetípicas, reprimidas hasta ahora, se liberarán a través de los canales hasta ahora inimaginados de posibilidad artística, dando forma a una simbiosis entre la imaginación humana y el orden natural».



Teilhard de Chardin veía el desenlace del proceso noósferico en la convergencia de materia y mente, momento en el que, nos dice, seremos magnéticamente autodevorados por el Punto Omega, la conciencia crística al final del tiempo.

Cristo «destellará como un relámpago» y la materia «colapsará en espíritu absoluto». Parfraseando el poema de T.S. Eliot, el universo no terminará ni con un gemido (whimper) ni con una explosion (bang), terminará con el flash eterno del Espíritu.


Mckenna, en éxtasis psicodélico, veía así este paso al Punto Omega:


«Debemos de lograr exteriorizar el alma humana al fin del tiempo, invocarla a su existencia como un OVNI y abrir el umbral violeta hacia el hiperespacio, atravesarlo, afuera de la historia profana y hacia un mundo más allá de la tumba, más allá del chamanismo, más allá del fin de la historia, hacia el milenio galáctico que nos ha llamado por millones de años a través del tiempo y el espacio».


Argüelles continúa con esta euforia:


«La humanidad está atravesando la última  etapa preparatoria para entrar, como un colectivo armonizado, a este tiempo de sueño consciente [...]. Una vez que nos alineemos con la noósfera percibiremos y sabremos radialmente.

Experimentaremos todo como múltiples correspondencias que vinculan todo con todo lo demás en un universo multidimensional armónicamente sincronizado [...], nos convertiremos en una nueva especie: Homo noosphericus”.


En su libro El Futuro del Hombre, Teilhard de Chardin argumentó que las experiencias místicas descritas por santos o yoguis eran en realidad emanaciones del Punto Omega. Algo similar ha dicho el físico David Bohm: las experiencias de interconexión total, el misticismo, la telepatía, provienen del mar de energía subcuántica que llama la Totalidad Implicada; el Mundo de la Voluntad en palabras de Schopenhauer.

Es posible que este tipo de epifanías provengan de una conexión con el código fuente de nuestra realidad que podemos llamar Akasha.

Argüelles, a lo largo de su desarrollo de una nueva versión del calendario maya, la frecuencia 13:20, dijo haberse conectado con el espírirtu de Pakal Votan; Teilhard de Chardin tuvo un momento místico en el desierto de Gobi en China que fue fundamental para su fusión del cristianismo con la teoría de la evolución, creando un cristianismo cósmico; Mckenna vislumbró su Onda del Tiempo Cero, de la cual dedujo que el 2012 sería el fin del fractal de la historia, en un viaje de hongos.

¿Es posible que estos hombres se hayan conectado con la misma noósfera que describen, por un momento deslumbrante descargando datos de la matriz arquetípica que resguarda en su biblioteca etérea la gnosis de la mente divina?


Es difícil decir si la noósfera solo es uno de nuestros mejores sueños, cultivado en mentes brillantes pero con un dejo de delirio religioso y mesiánico, o es inmanente a la evolución misma, una inevitabilidad de vivir en un universo creado por la Mente misma, un enorme espejo del plan de la creación, el final es el principio, un mismo instante que la evolución hace río, que proyecta la eternidad en tiempo.

Lo cierto es que construimos la realidad a través de modelos y el modelo de la noósfera es el mejor que tenemos para incluir la interconexión, la telepatía, la sincronicidad, la capacidad de crear con la palabra, de fundir el mundo de la ideas con nuestra realidad experiencial: el modelo que postula la posibilidad de despertar colectivamente a un sueño lúcido.


DREAMING THE DIMENSION OF RANDOM SIGHT

Monte Carlo and Random Walks flow through the synapses of the meditating monk,
Brownian Motion the master says,
you’ll not find it in this dimension even if you use your head,
He picked up a stick and threw it into the air,
and said now that’s a perfect motion in which you can declare.
Find not my son the trajectory of the cannon ball’s flight,
the sea is the mother the wave is the light,
You think you are separate and that’s your fate,
if you could only see from where I’m sitting there would be no debate,
Stochastic processes, multidimensional parabolic states,
I don’t think so, you’re way too late,
Consciousness continually searching for itself in every delight,
so how might I find you on this continuous flight?
Look not at the structure or the zero point wave,
where you’ll find me is whispering in a EGG.

– Tom Sawyer, Santa Rosa, CA (Global Consciousness Project)

FUENTE