martes, 30 de diciembre de 2014

Los Beneficios de la meditación zen

La meditación zen y sus beneficios

La meditación zen es una técnica ancestral desarrollada por el budismo zen uno de los más apreciados en occidente conozca su técnica y ventajas aquí.
http://buenasiembra.com.ar/salud/meditacion/aprendiendo-a-meditar-61.html


¿Qué es la meditación zen?

La meditación zen es un tipo de meditación originaria del budismo zen, que busca el conocimiento teórico o intelectual con la experiencia de la sabiduría más allá de la disertación racional, por lo que es una herramienta importante para los seguidores de esta filosofía, así que por ello han perfeccionado su propia técnica. De hecho, la importancia de la misma para esta rama del budismo es tal que la palabra zen deriva del sánscrito dhyana, que quiere decir meditación.


Tipos de meditación zen

Existen dos tipos de meditación zen y tienen las siguientes diferencias:
  • Meditación zen con Koan: Este tipo de meditación se hace con la utilización del koan, una especie de acertijo o paradoja que a base de meditar en ella lleva a una comprensión profunda. Ejemplos conocidos de koan son "Si usted comprende, las cosas son tal como son.

    Si usted no comprende, las cosas son tal como son."
    o "¿Cuál es el sonido de una sola mano que aplaude?". La clave de la cuestión está en que mientras el alumno tenga su pensamiento atrapado en el discurso racional, no podrá encontrar la solución.
  • Meditación zen de liberación del pensamiento: El segundo tipo de meditación zen es más común. Se medita sobre la postura del cuerpo o la respiración y se suele hacer en la típica postura del loto. Se ha de mantener una atención constante pero tranquila liberando el pensamiento.

    O sea, ni se piensa ni se deja de pensar, se deja pasar. No se lucha para parar los pensamientos, se intentan dejar pasar sin adherirse a ellos.


Beneficios de la meditación zen

Los beneficios de la meditación zen son prácticamente los mismos que los de cualquier tipo de meditación:
  • Combate el estrés, evitando o paliando los muchísimos problemas de salud derivados del mismo.
  •  
  • La meditación zen es un buen remedio para la ansiedad.
  • Relaja los músculos.
  • Evita los dolores de espalda ocasionados por contracturas.
  • Tranquiliza la mente que está más consciente y menos distraída.
  • Aumenta la conciencia de uno mismo.
  • Activa el área pre-frontal izquierda del cerebro base de las emociones positivas.
  • Aumenta la sensación de bienestar.
Hay un largo etc. de beneficios de la meditación y existen muchas técnicas para decantarse, por la zen o por otra. Es más una cuestión de qué técnica le resulte más fácil o más afín filosóficamente, que la diferencia de beneficios entre ellas.


Cómo se practica la meditación zen

Para saber cómo practicar la meditación zen expliquémoslo en varios apartados:

  • Ropa y ambiente: Usar ropa suelta y cómoda, un espacio tranquilo alejado de ruidos, sin mucha luz, ni muy oscura que nos quedemos dormidos y con una temperatura agradable.
  • Postura: En la medida que pueda, siéntese en la postura del loto o del medio loto en caso de que no. Hay diversas posiciones adecuadas para la meditación sentada y aprobadas para el zen. Lo principal es que mantenga la espalda recta, ya que optimiza el funcionamiento del diafragma en la respiración zen.

    Coloque las manos con las palmas abiertas una sobre otra en el regazo, con la boca cerrada, y presione su lengua levemente contra el paladar.
  • Técnica: Respire profunda y rítmicamente, cuente las inhalaciones y las exhalaciones hasta diez, luego empiece de nuevo. Permita que los pensamientos sigan su curso, no luche contra ellos, simplemente déjelos pasar, invadirán cada vez menos su meditación zen.
La clave para conseguir los mayores beneficios de la meditación zen es la práctica frecuente. Con el tiempo, comenzará a experimentar los estados meditativos apenas comience a respirar en la sesión.

martes, 16 de diciembre de 2014

Mario Benedetti - Vivir adrede...

Vivir*1. Color del mundo Gracias a los sentimientos tomamos conciencia de que no somos otros, sino nosotros mismos. Los sentimientos nos otorgan nombre, y con ese nombre somos lo que somos.2. El miedo Andamos por el mundo con el miedo a cuestas como si fuera un pudor obligatorio o en su defecto una variante del fracaso. Por las dudas, una buena fórmula contra el miedo la que dejó escrita el bueno de Pessoa: "Espera lo mejor y prepárate para lo peor"3. Escépticos y optimistas Los escépticos no echan de menos las ausencias. Los optimistas aprenden del ayer y no lo borran. Los escépticos van y vienen sin nada. Y lo que es peor sin nadie. Los optimistas hacen un nudo con las certidumbres y llenan su bolsillo de poesía.4.Vaivenes Cada existencia tiene sus vaivenes, es decir sus pormenores.8. Utopías Lo imposible es una burla de los dioses. Todos venimos al mundo con la obsesión de un imposible y cuando tomamos conciencia de que el imposible es eso: un imposible, ya es tarde para refugiarnos en la sensatez. Todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido. Algunos lo llaman utopía, pero la utopía es más seductora. No tiene puertas cerradas como lo imposible. No nos desprecia como lo prohibido. Lo prohibido es casi siempre un desafío que nos derrota.9. Sobre sencillez Todo mandante se afana en no ser sencillo. La dificultad es su muro de contención, su bastión, su blindaje. En la sencillez, los hombres y mujeres se amparan, se comprenden, se alivian. Cómo no tener en cuenta que la muerte es la cumbre de la sencillez.10. Pérdidas El pasado es una colección de silencios. Lo perdido tuvo color, pero ahora es incoloro. Lo perdido es también un par o dos de labios que probaron el sabor de los mios, y que ahora tan solo pueden besar mi memoria. Todo se va borrando, todo pasa a ser sombra y vacío.13. Ecos y ecos Los ecos nos siguen o más bien nos persiguen, pero su compañía, aunque sea clamorosa, nos sirve de poco. Con ellos vamos un poco desolados, porque ansiamos verdades y no reflejos, hechos y no desechos. Nada podemos reclamarles porque son presencias fantasmales, espejos de lo que oyeron y ya no está, parodias de la muerte. Yo dejo que suenen y resuenen. Allá ellos. Yo prefiero entenderme con mis voces.15. Sobre suicidas Quienes venimos a este mundo somos irremediables suicidas, pero no todos de la misma calaña. El suicida inevitable es el que se sabe condenado a morir, ya sea de un infarto, un cáncer o un accidente en carretera. El suicida vocacional, en cambio, es el que se pega un tiro en la cabeza.18. Picazones y rascacielo Sé de una muchacha que es un cielo y al parecer le pica el alma. Quiero ser rascacielo.19. Vértigos Cuando atraviesa nuestra soledad, el vértigo se lleva la melancolía, pero nos deja más vacíos, más carentes, aunque eso si, más estables y serenos. No obstante, cuando se nos mete clandestinamente en el sueño nuestras pesadillas buscan como locas la salvación al despertarse.21. Alertas En este mundo nuestro, todos vivimos en estado de alerta. La alarma se ha convertido en un estilo de vida, y a veces es una antesala de la muerte.23. Transparencias Todo lo que es opaco fue antes transparente: el odio, la lascivia, la pasión, el fanatismo, la gula. Cada opacidad carga con su fantasma, vale decir, con su transparencia. Los pensamientos pueden ser opacos, pero los sentimientos casi siempre son diáfanos. La transparencia no siempre es una ventaja. Hay rostros tan transparentes que ni el espejo puede opacarlos. También las religiones, cuando son transparentes, revelan que sus dioses son opacos. El llanto es transparente, pero ahí están los párpados para hacerlo opaco. Aunque nadie lo dice, entre lo opaco y lo transparente, suele aparecer una valla sutil, llamada ser humano.25. De palabra en palabra El pensamiento avanza de palabra en palabra. Paso a paso, sílaba a sílaba, el idioma pasa a ser una revelación. Gracias al idioma, sobrevivimos. El lenguaje es una bolsa de ideas, una metafísica que no tiene reglas, una propuesta que cada día es distinta.Mario Benedetti - Vivir adrede.*Fragmentos de los capítulos del libro.

1. Color del mundo
Gracias a los sentimientos tomamos conciencia de que no somos otros, sino nosotros mismos.

Los sentimientos nos otorgan nombre, y con ese nombre somos lo que somos.

2. El miedo
Andamos por el mundo con el miedo a cuestas como si fuera un pudor obligatorio o en su defecto una variante del fracaso.

Por las dudas, una buena fórmula contra el miedo la que dejó escrita el bueno de Pessoa: "Espera lo mejor y prepárate para lo peor"

3. Escépticos y optimistas

Los escépticos no echan de menos las ausencias. Los optimistas aprenden del ayer y no lo borran. Los escépticos van y vienen sin nada. Y lo que es peor sin nadie.

Los optimistas hacen un nudo con las certidumbres y llenan su bolsillo de poesía.

4.Vaivenes
Cada existencia tiene sus vaivenes, es decir sus pormenores.

8. Utopías
Lo imposible es una burla de los dioses. Todos venimos al mundo con la obsesión de un imposible y cuando tomamos conciencia de que el imposible es eso: un imposible, ya es tarde para refugiarnos en la sensatez.

Todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido. Algunos lo llaman utopía, pero la utopía es más seductora. No tiene puertas cerradas como lo imposible.

No nos desprecia como lo prohibido. Lo prohibido es casi siempre un desafío que nos derrota.

9. Sobre sencillez
Todo mandante se afana en no ser sencillo. La dificultad es su muro de contención, su bastión, su blindaje. En la sencillez, los hombres y mujeres se amparan, se comprenden, se alivian.

Cómo no tener en cuenta que la muerte es la cumbre de la sencillez.

10. Pérdidas
El pasado es una colección de silencios. Lo perdido tuvo color, pero ahora es incoloro. Lo perdido es también un par o dos de labios que probaron el sabor de los mios, y que ahora tan solo pueden besar mi memoria. Todo se va borrando, todo pasa a ser sombra y vacío.

13. Ecos y ecos
Los ecos nos siguen o más bien nos persiguen, pero su compañía, aunque sea clamorosa, nos sirve de poco. Con ellos vamos un poco desolados, porque ansiamos verdades y no reflejos, hechos y no desechos.

Nada podemos reclamarles porque son presencias fantasmales, espejos de lo que oyeron y ya no está, parodias de la muerte. Yo dejo que suenen y resuenen. Allá ellos. Yo prefiero entenderme con mis voces.

15. Sobre suicidas
Quienes venimos a este mundo somos irremediables suicidas, pero no todos de la misma calaña. El suicida inevitable es el que se sabe condenado a morir, ya sea de un infarto, un cáncer o un accidente en carretera.

El suicida vocacional, en cambio, es el que se pega un tiro en la cabeza.

18. Picazones y rascacielo
Sé de una muchacha que es un cielo y al parecer le pica el alma. Quiero ser rascacielo.

19. Vértigos
Cuando atraviesa nuestra soledad, el vértigo se lleva la melancolía, pero nos deja más vacíos, más carentes, aunque eso si, más estables y serenos. No obstante, cuando se nos mete clandestinamente en el sueño nuestras pesadillas buscan como locas la salvación al despertarse.

21. Alertas
En este mundo nuestro, todos vivimos en estado de alerta. La alarma se ha convertido en un estilo de vida, y a veces es una antesala de la muerte.

23. Transparencias
Todo lo que es opaco fue antes transparente: el odio, la lascivia, la pasión, el fanatismo, la gula. Cada opacidad carga con su fantasma, vale decir, con su transparencia.

 Los pensamientos pueden ser opacos, pero los sentimientos casi siempre son diáfanos.

La transparencia no siempre es una ventaja. Hay rostros tan transparentes que ni el espejo puede opacarlos. También las religiones, cuando son transparentes, revelan que sus dioses son opacos.

El llanto es transparente, pero ahí están los párpados para hacerlo opaco. Aunque nadie lo dice, entre lo opaco y lo transparente, suele aparecer una valla sutil, llamada ser humano.

25. De palabra en palabra
El pensamiento avanza de palabra en palabra. Paso a paso, sílaba a sílaba, el idioma pasa a ser una revelación. Gracias al idioma, sobrevivimos.

El lenguaje es una bolsa de ideas, una metafísica que no tiene reglas, una propuesta que cada día es distinta.

Mario Benedetti - Vivir adrede.
*Fragmentos de los capítulos del libro.

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/salud/psicologia/el-arte-de-vivir-1015.html

lunes, 15 de diciembre de 2014

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE…



Cuando me amé lo suficiente me compré una cama de plumas.

Cuando me amé lo suficiente dejé de conformarme con muy poco. 

Cuando me amé lo suficiente llegué a conocer mi propia bondad. 

Cuando me amé lo suficiente empecé a tomar el don de la vida en serio y con gratitud.

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE…
Comprendí que en cualquier circunstancia yo estaba en el lugar correcto… En la hora correcta… En el momento exacto… Entonces, me relajé…
Hoy se que eso tiene nombre: AUTO ESTIMA

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Me di cuenta que mi angustia y sufrimientos emocionales no pasan de ser una señal de que voy en contra de mis verdades.
Hoy se que eso es: AUTENTICIDAD

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Dejé de desear que mi vida fuese distinta y comencé a ver que todo lo que sucede contribuye a mi crecimiento.
Hoy a eso le llamo: MADUREZ

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Comencé a entender cómo es ofensivo forzar alguna situación o a alguien sólo para realizar mis deseos aún sabiendo que no es el momento o la persona no está preparada, inclusive yo mism@.
Hoy se que el nombre a esto es: RESPETO

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Comencé a despojarme de todo lo que no fuera saludable. Personas, tareas, todo, y cualquier cosa que me desanimara. En principio, mi razón me llamó la atención acerca de esa actitud de egoísmo.
Hoy se que se llama: AMOR PROPIO

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Dejé de temerle a mi tiempo libre y de hacer grandes Planes. Abandoné proyectos a muy largo plazo. Hoy hago lo que considero correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo.
Hoy se que eso es: SIMPLICIDAD

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Desistí de querer tener siempre la razón y con eso cometí menos errores.
Hoy descubrí la: HUMILDAD

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Dejé de revivir el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora,
me mantengo en el presente, que es donde la vida realmente ocurre. Hoy vivo, un día a la vez...y todo lo que llega es bienvenido.
Eso se llama: PLENITUD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD
Entendí que mi mente puede perturbarme y decepcionarme. Pero cuando la coloco al servicio del corazón, se torna una enorme y valiosa aliada.
Todo eso es: SABER VIVIR

Cuando me amé lo suficiente empecé a saborear la libertad. Cuando me amé lo suficiente encontré mi voz y escribí este pequeño libro.
Cuando me Amé de Verdad 
(Kim E Alison McMillen)

viernes, 12 de diciembre de 2014

¿QUÉ ES LA CENUÍTICA?

El término de cenuítica procede de las siglas de C.E.N.U. (ciclo evolutivo natural universal), que es una fórmula matemática que describe a todos los pueblos de la Tierra, tanto en sus formas físicas como en sus formas de ser, demostrando científicamente que todos somos un solo ser.

La cenuítica dice la verdad de todos los pueblos y las gentes, por eso ha sido prohibida y erradicada una y otra vez durante el largo periodo en el que la humanidad ha estado sumida en un hondo primitivismo jerárquico.

  Con el curso de la evolución la cenuítica aparece una vez más en el mundo, volviendo a recordar cosas que sorprenderán a muchos y facilitando el desarrollo de una tecnología humana que ya teníamos en tiempos muy remotos y que luego perdimos para ahora volver a recuperar de la mano de esta ciencia cenuita y ciencias similares que brotan hoy de nuevo en el principio de un nuevo amanecer que ya está acotenciendo en la humanidad.

La fórmula del Cenu básico de la e4 está compuesta por las 4 primeras esencias, que se distribuyen entre las partes grandes que son los cuadrantes o zonas y las partes pequeñas que son los 3 sectores que componen cada cuadrante. Las partes grandes giran hacia la derecha y las partes pequeñas giran hacia la izquierda.

En el orden natural de las 4 primeras esencias la primera es la C con los atributos de principio, acción, espíritu, interior, creador, el ser, la identidad, el color rojo, la figura del circulo, etc.
Despues de la esencia C viene la esencia F, cuyos atributos son de pasividad, materia, cuerpo, exterior, color naranja y su figura el rectángulo.

La tercera esencia es la S, con sus atributos de sabiduria, intelecto, comunicación, mente. Su color es el amarillo y su figura el triangulo.

La cuarta esencia es la E, y sus atributos son, la belleza, la luz, el amor, las emociones. Su color es el verde y su figura el cuadrado.

Las 4 zonas del Cenu de la e4 están asociadas a los 4 cuadrantes de la geografia terrestre, Occidente Sur corresponde a la zona de la esencia C, Occidente Norte a la zona de la esencia F, Oriente Norte a la zona de la esencia S y Oriente Sur a la zona de la esencia E.

Según el sentido de giro hacia la izquierda, el primer sector (parte pequeña) de cada cuadrante corresponde al cuerpo fisico de ese cuadrante, el segundo sector corresponde con la mente o el trabajo que realiza ese cuadrante.

El tercer sector corresponde a las emociones de ese cuadrante, y el sector siguiente que ya está afuera de ese cuadrante y al principio del cuadrante anterior, correspode al espiritu de ese cuadrante.

Tal como muestro en la siguiente imagen:

  

A cada cuadrante no le gusta y le cuesta hacer aquello que es relativo como atributo a la esencia que está en su sector del trabajo, y le gusta hacer o ama y desea hacer aquello que está asociado a la esencia que tiene en el sector de las emociones.

Por ejemplo, los de Occidente Norte (cuadrante F) no aman la mente y la comunicación (esencia S), pues para ellos el usar la mente e intentar comprender las cosas es un trabajo que deben de realizar haciendo un esfuerzo, por lo cual no tienen ganas y no les gusta, aunque lo deben de hacer pues es su trabajo con lo que ellos se ganan el pan.

Sin embargo los de OCN (Occidente Norte) si que aman el bienestar, el relax, la comodidad, las cosas placenteras, etc., es decir, todo lo relativo con la esencia E, ya que ellos tienen a la esencia E en su sector del deseo y de las emociones.

A los de Occidente Sur si que les gusta la comunicacion, el hablar, el comprender las cosas, el estudiar,... pues ellos tienen la S en el sector de las emociones.

Por otro lado no les gusta el trabajo fisico, aunque deben de realizarlo, pues es asi como ganan el pan y el sustento. A diferencia de los de Occidente Norte que lo que no les gusta y les cuesta pero lo deben de hacer porque es con lo que ellos ganan su pan y su sustento,... es el esfuerzo mental.

Con los de OCS sucede lo mismo, pero en vez de con el esfuerzo mental (esencia S) con el esfuerz fisico (esencia F). Pues los de OCN tienen a la esencia S (la mente) en su sector del trabajo,... y los de OCS lo que tienen en su sector del trabajo a la esencia F (el trabajo fisico o corporal).

La misma fórmula se aplica con las demás esencias y cuadrantes o zonas gegráficas de nuestro mundo.

Fue una desgracia que en el pasado se perdiera la cenuítica debido a las bibliotecas quemadas o saqueadas, por las persecuciones de la primitiva jerarquía.

Pues esta ciencia es el auténtico manual de la vida de la humanidad en este universo, y es de vital importancia para que nos conozcamos mejor los unos a los otros, facilitando asi la comprension, la aceptacion mutua, el amor y la armonia entre todos.

En el pasado remoto esa cuestión se presentaba fácil por la utilización del manual, pues este, una y otra vez recordaba a todos la fórmula matemática cenuita que nos define y nos repara, que nos ha hecho y nos hallera.

Cuando el manual se extravió pasando a ser el manual perdido de la humanidad, todo tomó un tinte más oscuro, en el que a falta de luz y de comprensión habían pocas fuerzas para poder luchar en contra de la represión de la jerarquía, que fue también quien por su codicia de poder sobre los demás, hizo desaparecer esta guia vital de la humanidad, llamándose desde entonces el manual perdido,... que en nuestros dias ha dejado de serlo, pasando a ser el manual encontrado,... la guia de siempre, de la vida de los humanos en este universo: la ciencia cenuita.

Es un honor ponerlo de nuevo en vuestras manos, en el nombre del Ahí, el que siempre esta Ahí, en la paz y la armonia del universo en el que vivimos. En la historia completa de nuestra humanidad, que decribe todo lo acontecido, desde su principio hasta su fin... está escrito en alguna parte:

¨...Llegó el día en el que desde lo más hondo de cada uno de todos los humanos empezó a brotar la sabiduría que antes había sido censurada y erradicada.

Todos la descrubrieron dentro de si mismos, por si mismos y de modo totalmente autodidacta e independiente, cada uno por su propia cuenta.

Todos se empezaron a mostrar unos a otros lo que cada cual habia descubierto por si mismo.


Los frutos de sabiduría que todos aportaron fueron cada uno de ellos las piezas de un puzle, igualmente valiosas, imprescindibles y necesarias, para poder formar de nuevo entre todos, a la gran ciencia de los humanos, el manual perdido, que desde entonces estuvo siempre presente en la humanidad hasta la plena realización final y feliz de sus días...¨¨

Ese día ya está llegando. Tomad mi fruto hermanos y dadme el vuestro que yo tanto necesito como vosotros el mio y el de todos por igual. Fuente

MAS INFO:  http://buenasiembra.com.ar/esoterismo

¿por qué nos creemos superiores a los animales?...

http://buenasiembra.com.ar/esoterismo

Estamos condicionados para sentirnos seres superiores; para creer que los humanos somos el techo de la evolución.

Nos causa sorpresa que nos pregunten:
¿por qué nos creemos superiores a los animales?, superiores a los árboles y las flores, a las nubes y los cristales, al océano y las mariposas.

Pero, ¿por qué deberíamos serlo?

Después de todo, acabamos de descubrir que nuestro código genético apenas difiere del de los monos e incluso compartimos el 90% de nuestro material genético con muchos insectos.
Decimos que somos los seres más complejos que conocemos.

Eso es cierto, pero no existiríamos si las sencillísimas bacterias no habitaran nuestros cuerpos; no podríamos vivir ni por un instante sin un elemento tan poco complejo como el oxígeno, y  sin el agua.

La “sencillez” del oxígeno, de las bacterias o del agua es la que permite nuestra complejidad.

Es nuestro pensamiento el que nos separa de todo lo demás y nos ubica en la cima de una escala jerárquica que no existe más allá de nuestra mente.

No somos seres independientes.

Formamos parte de un gigantesco sistema viviente en el que elementos de diferente complejidad se combinan en un orden tan creativo y misterioso que excede nuestras actuales posibilidades de comprensión.
 
 
 
 
Estamos viviendo un proceso que seguramente durará siglos.
Las futuras generaciones serán capaces de sentir la Tierra y aprenderán a moverse con ella en el Sistema Solar.

La tarea que nos corresponde a nosotros, las generaciones del presente, es la de aprender a responder conscientemente a la inteligencia del planeta.

A despertar a la aventura de participar de un universo que no está hecho para los humanos sino simplemente con nosotros.

En CXI nos proponemos indagar en la naturaleza psíquica de la inmensa vida que nos contiene y dar los primeros pasos en el aprendizaje de ser realmente terrestres.

Para ello, en los próximos años, abriremos un espacio dedicado a estimular nuestra participación consciente en este nuevo aprendizaje que nos propone la inteligencia de la Tierra: el de entretejernos con aquello que se encuentra mucho más allá de los límites dentro de los cuales hemos evolucionado.