sábado, 29 de octubre de 2016

MEDITAR , para SER MENOS INBECIL...


¿Por qué sigues siendo un imbécil a pesar de la meditación?

No te ofendas.



Si te molesta la palabra "imbécil" puedes reemplazarla por "persona cuya identidad gravita alrededor de un sistema neurótico de creencias llamado ego."


La mayor decepción de nosotros los meditadores modernos es continuar siendo imbéciles a pesar de la práctica de meditación.

El nirvana, la trascendencia del ego, la disolución de los miedos, la siempre presente no-dualidad.

Todos los productos que te vendieron en el brochure de la meditación tal vez sólo los acariciaste por breves momentos para luego volver al terrenal mundo de tus deseos y traumas.


La meditación no es inservible. Si no fuera por ella yo no estaría escribiendo esto y no sería consciente de que un gobierno clandestino comanda mis acciones el 99% de mi vida.


A pesar de eso, conviene preguntarnos porqué seguimos gravitando al compás de las mismas acciones y creencias.

¿Porqué seguimos siendo terrenales? ¿Porqué sigues siendo un imbécil a pesar de la meditación?
 

Porque reconocer que eres un imbécil es el primer signo de que la meditación funciona: El imbécil por lo general es el otro.

Gracias a la meditación llegas a darte cuenta de que el imbécil eres tú y que la imbecilidad del mundo es un reflejo de tu propia imbecilidad.
   
Porque el ego contraataca: El ego interpreta cualquier signo de lucidez como una amenaza a su existencia. Contrarresta fuertemente con una sofisticada ofensiva que te devuelve a tu estado tradicional de imbecilidad.
   
Porque no te urge dejar de ser imbécil: Consentido por los placeres de la modernidad, te conformas con limosnas de felicidad pasajera basadas en seguridades ilusorias.

Reversar décadas de imbecilidad requiere algo más que meditar 30 minutos diarios, pero tu nivel de sufrimiento no es lo suficientemente fuerte como para que te urja trascender.
   
Porque meditar es sumergirse en tu imbecilidad: Contrario a la creencia popular, la meditación es mirarte al espejo y contemplar tu ego lo más cerca posible, no alejarse de él. Este descenso a los confines de tu fantasía personal traerá consigo la irresistible tentación de enamorarte más de ella…
   
Porque confundes el fin con el medio: La meditación no es una pastilla que te quita el dolor de cabeza. Es un examen a tu psique para entender lo que provoca el dolor. Mirarla como "pastilla" no acelerará su efecto.

Porque sigues rodeado de imbéciles: Me refiero a personas que no saben que son imbéciles. La ignorancia se contagia.

Para perpetuar tu consciencia de ella has de relacionarte más con otras personas que también han descubierto su imbecilidad.

Porque le das cualidades milagrosas a la meditación:
En realidad no eres tan imbécil, lo que pasa es que piensas que si meditas mucho vas a tirarte pedos con olor a incienso. ¡No!

Un estado meditativo se usa cuando vas al supermercado, cuando te peleas con tu pareja, cuando tienes problemas en la oficina. Meditar es ejercitar el arte de poner atención, no es una píldora milagrosa para tele-transportarte instantáneamente al samadhi.

No subestimes los efectos de largo plazo de la meditación, no te detengas, no medites para iluminarte, medita para ser un mejor imbécil.

Un imbécil consciente de su imbecilidad. Ese es el primer paso para el fascinante viaje hacia la trascendencia.

Como dice una muy apreciada amiga del grupo de Facebook: "Sigo siendo imbécil pero voy más relajada"

Alejandro Cervantes en Facebook

Somos Gente Transformándose

Alejandro Cervantes.Net   


MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/salud/meditacion/aprendiendo-a-meditar-61.html

viernes, 28 de octubre de 2016

Se Preparan para la llegada del Planeta X / Nibiru?...



 Estados Unidos y Rusia se preparan para la llegada y las secuelas del Planeta X / Nibiru

Rusia está terminando 5.000 refugios en Moscú. Los rusos son mucho más abiertos sobre Nibiru que otros gobiernos.

Se estima que los EE.UU. tienen más de 150 bases militares subterráneas profundas. Existe una enorme ciudad subterránea militar debajo del aeropuerto de Denver.

Rusia tiene capacidad para más de 100.000 personas (en la base de las montañas). Estas son ciudades subterráneas que han estado en construcción desde la década de 1980.

Los campos electromagnéticos del Planeta X, causarán grandes terremotos (mayores que el nivel más alto de 9,5 conocido hasta la fecha), erupciones volcánicas, tsunamis y un cambio de los polos físicos.

Ahora es de conocimiento público que las agencias gubernamentales nunca publicaran información de antemano que pudiera causar una perturbación económica o de otro tipo.

Hasta el descubrimiento de Nibiru, los astrónomos habían considerado los escritos de los antiguos sumerios sobre este planeta como leyenda.

Cuando Nibiru fue descubierto en 1983, de repente se dieron cuenta de que los sumerios no eran pueblos primitivos como creían.



Pioneer 10


Cuando Pioneer 10 fue enviado a estudiar el Planeta X, se encontró con una fuerza misteriosa, apodada la anomalía Pioneer, por los desconcertados científicos de la NASA.

La fuerza de la magnetosfera del Planeta X empujó a la Pioneer 10, que se movió en la dirección opuesta, de vuelta hacia el sol. Su impulso se desaceleró.

Pioneer 10 se desplazaba hacia la derecha de Nibiru. Esto nos dice dos cosas:

(1) Que la fuerza magnética externa de Nibiru es tan fuerte que puede afectar a los objetos a 46,8 Unidades Astronómicas (UA) de Nibiru (distancia aproximada de la Pioneer en ese momento.

(2) Que el magnetismo de Nibiru gira en sentido horario, ya que es la única manera que pudo empujar a la Pioneer hacia atrás cuando la sonda espacial estaba volando a la derecha de la misma.

Si se gira hacia la izquierda y la Pioneer 10 estuviera viajando en la misma dirección, empujaría la sonda ligeramente hacia adelante y hacia la derecha de su trayectoria. El efecto habría sido el contrario en la sonda que aceleraría en su deriva.


HUBBLE

La verdadera razón del telescopio espacial Hubble no fue para explorar el sistema solar y el universo, como algunos afirman.

La verdadera razón de gastar miles de millones de dólares para construir el telescopio, colocarlo en órbita y luego volver a colocar partes en él, fue con el propósito de ver el entrante Planeta X.

El 6 de junio de 2011 un Hubble Insider observó a través del telescopio Hubble y afirmó: "esta cosa parecía que estaba al otro lado de la calle y el Hubble se cortó y se encriptó.


NIBIRU

Nibiru (también conocido como el Planeta X) y que el Vaticano se refiere a él como Ajenjo) tiene una masa que es de 3 a 5 veces mayor que la de Júpiter.

Su composición es de cesio, óxido de hierro, hierro, oxígeno y ozono, de acuerdo con el mismo Hubble Insider, que también indica que tiene siete planetas (lunas) en órbita e innumerables asteroides. Su existencia es conocida por todos los principales gobiernos del mundo.

El objeto es enorme y se trata de una estrella enana roja visible sólo en el espectro infrarrojo. fuente


MAS INFO: http://portal11acuario.blogspot.com.ar/2015/03/hopisla-historia-de-la-kachina-azul.html 

 

martes, 25 de octubre de 2016

Las Mareas Estacionales

Las Mareas Estacionales
( H. norte)


Estos días podemos ver como en las tiendas y en centros comerciales se está promocionando todo lo que tiene que ver con la próxima fiesta de Halloween, el Sabbat más importante del año, el Samhain. 

En los países católicos, esta festividad es conocida con el nombre de Todos los Santos, si bien, como casi todas las festividades católicas, es una cristianización de una festividad pagana que se pierde en la noche de los tiempos.

Ayer tuve que salir a hacer algunas compras. Recuerdo que hace no mucho tiempo me molestaba ver como nada más acabar Halloween nos llenaban los escaparates con la Navidad. 

Pero ayer vi asombrada e indignada que faltando todavía una semana para Halloween, todos los escaparates de los centros comerciales se han llenado de árboles de Navidad, de adornos y de Santa Claus y no queda ni rastro de Samhain. 

En los supermercados ya están los turrones y demás dulces navideños y no se puede comprar nada relacionado con Halloween, cuando la fiesta ni siquiera ha llegado.

Las mareas, la subida y la bajada de las aguas del océano, siguen un patrón regular. Resultan una forma práctica de indicar el paso del tiempo. Al igual que las aguas del océano, las energías de la Madre Tierra suben y bajan y también siguen un patrón muy concreto.

Las hojas de los árboles no se han caído todavía pues es ahora cuando empiezan a amarillear. Los caminos de árboles comienzan a llenarse de esa belleza espectacular y sublime de rojos, ocres, marrones y amarillos. 

El velo oscuro de la Tierra recién ha comenzado a tornar la Rueda del Año. La luz cálida y ambarina del otoño está empezando a atisbarse a la caída de la tarde, llenando de una bruma espectral el bosque. Los ecos de los ancestros surgen ya no tan tímidos desde lo más profundo de la tierra. La naturaleza se torna más silenciosa.

En brujería existe un folklore asociado a las estaciones, y mejor que llamarlo estaciones, se denominan mareas estacionales. 

Flujos de energía que van y vienen, una y otra vez, cada año. En un eterno retorno de lo mismo y que a su vez nos permite crecer y avanzar pues en esa cadencia que la energía asciende, como espiral, hacia el Cosmos y desciende hacia el inframundo, en busca del conocimiento. Para subir hay que bajar.

El mundo establece así un ritmo, unas mareas cuyos límites siempre son imprecisos pero que siempre marcan un estado de las cosas. 

Así en otoño, sobre todo en los días que rodean a Samhain, vemos como la Naturaleza se desprende de todo lo que ya no sirve. 
De todo lo que nació en primavera y ahora le toca morir.



Por el rabillo del ojo veo una hoja caer. La vi nacer en Walpurgis, también llamado Beltane, y ahora la veo morir. Y mientras la hoja cae, tomo consciencia de qué es aquello que también quiero que se desprenda de mi. La Madre es sabia y para aprender, debemos observarla y respetar su cadencia.

En otoño respiro la oscuridad, viene para mostrarme la mía. 

En otoño tomo consciencia de esa oscuridad y enciendo el fuego de las velas que han de mostrármela para echarla de mí. 

Si no echo aquello que ya no me sirve para mi propio crecimiento, ¿acaso podrá crecer algo nuevo?

Cuando Samhain pasa, sigue el proceso. Las hojas siguen amarilleando y siguen cayendo pero aún quedan muchas en los árboles. 

No será hasta cercano Yule, que caigan definitivamente. En este tiempo, al desprenderme de tantas cosas, dejo espacio para lo nuevo, para lo que ha de crecer cuando nazca de nuevo la Luz del Solsticio, la luz de Yule. 

Después esa semilla quedará guardada en el seno de la Madre Tierra y comenzará a nacer en Imbolc, el 1 de febrero, cuando la nieve comienza a derretirse.



¿Por qué quieren que yo emocionalmente me sitúe en el Solsticio si apenas acabo de empezar el proceso de interiorización al que gentilmente me conduce el Otoño? 

¿Por qué se empeñan en que corramos tanto? ¿Con qué sentido? 

¿Hacia dónde? Pues bien. Hacia ninguna parte y sí, sí lo hacen con un sentido. 

El capitalismo tiene como fin desincronizarnos del tiempo natural para convertirnos en autómatas, en seres sin rumbo. 

Es un ouróboros que se devora a si mismo hasta que ya no queda nada que devorar. No lo permitamos. Hagamos una revolución silenciosa que comience con nosotros mismos. Sin ruido. No les alertemos o prohibirán la brujería como ya lo han hecho tantas veces. 

Salgamos a la calle y respiremos la humedad de la tierra, la podredumbre de las hojas caídas y el olor de boniatos y castañas. 

Busquemos el resplandor ambarino entre las hojas de los árboles y el musgo fosforescente que nace de la humedad de la lluvia. Ahí está nuestro mundo, no en el suyo.

Marta Ruescas
Brujería del Cerco ® ©

El ambiente trae ya nostalgias de los difuntos.
Detende donde haya aire y los sentirás.
Catz Moon

lunes, 10 de octubre de 2016

Es Posible que el Universo que nos Rodea No Sea Real...

Los científicos que creen posible que el universo que nos rodea no sea real

Son varios los físicos y estudios que han sugerido que nuestro universo no es real, sino una simulación gigante; grandes empresarios, como Elon Musk, de Tesla, lo han sugerido recientemente; ¿es así? y en todo caso, ¿debería importarnos?
¿Somos reales? ¿Vivimos en un universo creado?

The Matrix articuló esta narrativa como ninguna otra película lo había hecho antes..

¿Eres real? ¿Y yo?

Algunos físicos, cosmólogos y otros científicos no tienen problema hoy en día en contemplar la posibilidad de que todos estemos viviendo dentro de una simulación computarizada gigante, como en la famosa película de finales de los años 90, The Matrix.

Nos rebelamos por instinto ante esa idea, por supuesto. Todo se siente demasiado real como para ser una simulación.

Pero piensa por un momento el extraordinario progreso que ha habido en computación y tecnologías de la información en décadas recientes.

Las computadoras nos han dado juegos de increíble realismo, así como simuladores de realidad virtual muy persuasivos. Es más que suficientemente para ponerse paranoico.
¿Cómo diferenciar entre la realidad y una simulación?
¿E importa en realidad en cuál de las dos vivimos?


El universo es un experimento

La idea de que somos parte de una simulación tiene algunos simpatizantes de alto perfil.




¿Quién o qué creó nuestro universo? Una pregunta sin respuesta definitiva..
En junio del 2016 el empresario en tecnología Elon Musk señaló que las probabilidades de que estuviéramos viviendo en una realidad objetiva eran "una en mil millones".

En esa misma línea, tanto Alan Guth, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, en Estados Unidos, como el gurú de las máquinas inteligentes, Ray Kurzwell, sugieren que "a lo mejor todo nuestro universo es un experimento de ciencia de un estudiante de secundaria en otro universo".

Ninguno de ellos cree que somos seres físicos atrapados en una realidad falsa, como en The Matrix. En cambio, hay al menos dos formas en que es posible que el universo que nos rodea no sea real.

El cosmólogo Alan Guth de MIT ha sugerido que el universo puede ser una especie de experimento de laboratorio, concebido por cuenta de un Big Bang artificial por alguna inteligencia superior.

Una vez formado, creó su propia burbuja de tiempo-espacio. Pero si creemos en esta teoría, el universo resultante sería perfectamente real, aunque se hubiese originado por un proceso artificial.

El segundo escenario, en cambio -al que se adhieren personalidades como Musk-, sugiere que los humanos somos seres completamente simulados: poco más que información manipulada por una gran computadora, como los personajes de un videojuego.}

En este Universo no hay escape al estilo Matrix: este es el lugar donde vivimos y es nuestra única oportunidad de vivir.

Pero, ¿por qué creer esta posibilidad tan rebuscada? La respuesta es sencilla: ya recreamos el mundo a través de la realidad virtual.

No solo realizamos simulaciones para los videojuegos, sino también para investigaciones científicas.

¿Quién dice que dentro de poco no seremos capaces de crear seres virtuales que muestren señales de conciencia?

Las supercomputadoras cada vez son más poderosas.
Si alguna vez alcanzamos ese nivel, estaremos desarrollando una enorme cantidad de simulaciones, más allá de nuestro mundo "real".

¿No es posible entonces que un ser inteligente en otra esquina del universo haya llegado ya a ese punto?


Un mundo virtual

El filósofo Nick Bostrom, de la Universidad de Oxford, ha definido tres posibilidades en relación con este escenario:

1.- Las civilizaciones inteligentes nunca llegan a desarrollarse a un nivel tan elevado como para producir estas simulaciones, porque quizás se erradican a sí mismas de la faz de la tierra.

2.- Una civilización llegó a tener la capacidad para hacer estas simulaciones, pero por alguna razón decidió no realizarlas.

3.- Hay una probabilidad abrumadora de que estemos viviendo en una simulación.

¿Cuál de estas tres opciones es la más probable?




Los científicos han simulado el nacimiento del universo. Y muchas otras cosas..
El astrofísico y ganador del premio Nobel, George Smoot, señaló que no hay razones sólidas para creer en las opciones 1 y 2.

Es cierto que la humanidad se ha causado una gran cantidad de problemas. Por ejemplo, está el cambio climático, las armas nucleares y la posibilidad de una extinción masiva. Pero ninguno de ellos tiene por fuerza que ser terminal.

Adicionalmente, no hay nada que sugiera que simulaciones verdaderamente detalladas, en la que los agentes se experimentan a sí mismos como reales y libres, sean imposibles en principio.

Smoot agrega que, dado el conocimiento alcanzando en este momento sobre la existencia de otros planetas, sería el colmo de la arrogancia pensar que somos la inteligencia más avanzada del universo.

¿Qué hay de la opción 2? Smoot piensa que también es improbable. Después de todo, una de las razones por las que hacemos simulaciones hoy es para conocer mejor el mundo real; para hacerlo mejor y salvar vidas. Son motivos éticamente indiscutibles para continuar recreando la vida.


Con esos argumentos solo nos queda la opción 3: probablemente estamos en una simulación.


Cómo demostrarlo

Una de las formas de averiguar si estamos viviendo en una simulación es buscar fallas en el programa que la produce.
¿Seremos, al final, no más que una simulación computarizada?
Por ejemplo, encontrar inconsistencias en las leyes de la física.

También pueden hallarse errores debido al redondeo de cifras en las computadoras, como sugirió una vez el experto en inteligencia artificial Marvin Minsky.

Por ejemplo, cada vez que un evento tiene varios resultados posibles, sus probabilidades deben sumar 1. Si detectamos que no es así, algo debe estar mal.

Para otros científicos, la prueba de que estamos en una realidad virtual radica en el Universo mismo: todo está diseñado para que encaje perfectamente.

Incluso la menor alteración de las fuerzas naturales habría hecho del átomo una partícula inestable, o habría hecho imposible la vida en la Tierra.

La mecánica cuántica ha dado con toda clase de cosa extraña. Por ejemplo, tanto la materia como la energía parecen granulares: como la pixelación de una pantalla, cuando la ves muy cerca.




El universo funciona con una precisión tal, que despierta suspicacias.
Otro poderoso argumento es que el Universo parece funcionar a través de líneas matemáticas, como si se tratara de un programa de computación.

Sin embargo, este argumento parece morderse la cola: si una superinteligencia estuviese administrando simulaciones en su propio mundo "real", se supone que lo haría basándose en principios físicos que rigen su universo, así como lo hacemos nosotros ahora con el nuestro.

En ese caso, la razón por la cual nuestro mundo es matemático no sería porque es administrado por una computadora, sino porque el mundo "real" también es así.

En todo caso, es muy difícil -si no imposible- encontrar evidencia sólida que demuestre que estamos en una simulación.

En palabras de Smoot, quizás nunca lo sabremos, porque nuestra mente no está lista para afrontar esa tarea.
Después de todo, diseñas a unos agentes en una simulación para que funcionen dentro de unas reglas, no para que las subviertan.

Realidad cuántica

En el fondo de este debate reposa una idea que quizás disminuya la preocupación por determinar si solo somos información manipulada por una gigantesca computadora.




En su raíz, puede que el universo sea pura matemática.
Para algunos físicos, eso es lo que el mundo real es, en cualquier caso.

Cada vez más, la teoría cuántica está siendo formulada en términos de información y computación. Algunos especialistas creen que, en su nivel más fundamental, puede que la naturaleza no sea matemática pura, sino información pura: como los ceros y los unos de las computadoras.

Al respecto, el reconocido físico John Wheeler propuso que todo lo que pasa, desde la interacción de partículas hacia arriba, es en cierta forma computación.

"Si uno mira las entrañas del Universo -la estructura de la materia en su escala más pequeña- se da cuenta que no son más que bits realizando operaciones digitales locales", dice Seth Lloyd, del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Esto nos lleva al meollo del asunto. Si la realidad es sólo información, entonces nosotros no somos más o menos "reales" si estamos en una simulación o no. En cualquiera de los casos, información es todo lo que podemos ser.

Casi con absoluta certeza Elon Musk no va por ahí diciéndose que todas las personas que ve son construcciones hechas por computadoras que procesan data codificada por su propia conciencia.
En parte porque es imposible mantener esa imagen por mucho tiempo en nuestras cabezas, y porque también en el fondo sabemos que la única noción de realidad que vale la pena tener es la que experimentamos, y no algún hipotético mundo detrás de todo.

El concepto del "mundo como simulación" toma una vieja diatriba filosófica y le pone el traje de la tecnología. Eso no hace daño nadie: simplemente nos anima a examinar nuestras asunciones y preconcepciones.




El mundo cuántico es vago e indeterminado.
ero hasta que se pueda demostrar que distinguir entre lo que experimentamos y lo que es "real" se traduce en una diferencia entre lo que observamos o hacemos, nuestra noción de la realidad no cambia de manera significativa.

A principios del siglo XVIII el filósofo George Berkeley argumentaba que el mundo era una mera ilusión.
Y para cuestionar esta idea, el vivaz escritor inglés Samuel Johnson exclamó: "yo refuto eso", y pateó una piedra.

En realidad, Johnson no refutó nada. Sin embargo, puede que se le haya ocurrido la respuesta correcta. fuente

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/esoterismo/articulos/el-universo-holografico-1286.html