google

miércoles, 28 de marzo de 2018

LA LUNA LLENA de SEMANA SANTA.

La fecha de celebración de la Semana Santa no es siempre la misma, pues el punto de referencia para su conmemoración, es la Luna Llena que ocurre con el Sol en Aries.

Nunca ocurre este fenómeno astral en una fecha exacta, sino entre los últimos días de marzo y las tres primeras semanas de abril.


Mercurio retrógrado en la Luna de Cristo

En esta ocasión, la Luna Llena de Aries (el Sol en Aries iluminado a la Luna en el signo opuesto, que es Libra), se produce el sábado 31 de marzo.

Por ser el fenómeno cósmico que marca la conmemoración de la Semana Mayor, se le llama “la Luna Llena de Cristo”, donde se recuerda, no la muerte, sino la resurrección de Jesús.

En esta ocasión el mes de marzo 2018 nos trajo dos lunas llenas; cuando esto ocurre, la segunda luna llena del mes es llamada “luna azul”, y en este caso, esta “luna azul” es a la vez la Luna de Cristo.

Esta Luna Llena ocurre con Mercurio retrocediendo en Aries muy cerca del Sol, y en oposición a nuestro satélite en Libra; tanto el astro rey como la Luna se cruzarán con Mercurio retrógrado, luego del momento cumbre del plenilunio.

La nota clave del influjo de esta Luna Llena, es hacer nuevas todas las cosas, empezar de nuevo, tomar las fuerzas de la naturaleza para vitalizarse.

Renovar nuestros ánimos, nuestros hábitos,  nuestras emociones. Es momento de nuestra propia resurrección.

Con la Luna Llena activando al par Aries-Libra, se despiertan energías que tienen que ver con la individualidad y con la acción que cada quien debe emprender por un mundo mejor, sin esperar a que los demás hagan las cosas por uno.

Pero a la vez nos dice que asumir la responsabilidad individual, no significa ser individualistas, porque el ser humano es social, y sólo en equipo y de manera solidaria podrá lograr el verdadero propósito de un mundo mejor.

Mercurio en retroceso nos da una tarea difícil, porque en medio de las emociones que exalta la Luna Llena, el movimiento retrógrado de este astro llama a la introspección, a la reflexión, pero bajo la energía de Aries que es un signo activo, guerrero, impulsivo, la introspección se vuelve turbulenta, y hay que hacer un mayor esfuerzo por centrar nuestras ideas.

Sin embargo, Mercurio retrógrado en Aries propicia una “tormenta de ideas” de la que pueden salir los mejores proyectos, si canalizamos toda esa fuerza en forma creativa.

Pedro González Silva


MAS INFO: https://buenasiembra21.com/?s=luna

No hay comentarios: