martes, 16 de diciembre de 2014

Mario Benedetti - Vivir adrede...

Vivir*1. Color del mundo Gracias a los sentimientos tomamos conciencia de que no somos otros, sino nosotros mismos. Los sentimientos nos otorgan nombre, y con ese nombre somos lo que somos.2. El miedo Andamos por el mundo con el miedo a cuestas como si fuera un pudor obligatorio o en su defecto una variante del fracaso. Por las dudas, una buena fórmula contra el miedo la que dejó escrita el bueno de Pessoa: "Espera lo mejor y prepárate para lo peor"3. Escépticos y optimistas Los escépticos no echan de menos las ausencias. Los optimistas aprenden del ayer y no lo borran. Los escépticos van y vienen sin nada. Y lo que es peor sin nadie. Los optimistas hacen un nudo con las certidumbres y llenan su bolsillo de poesía.4.Vaivenes Cada existencia tiene sus vaivenes, es decir sus pormenores.8. Utopías Lo imposible es una burla de los dioses. Todos venimos al mundo con la obsesión de un imposible y cuando tomamos conciencia de que el imposible es eso: un imposible, ya es tarde para refugiarnos en la sensatez. Todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido. Algunos lo llaman utopía, pero la utopía es más seductora. No tiene puertas cerradas como lo imposible. No nos desprecia como lo prohibido. Lo prohibido es casi siempre un desafío que nos derrota.9. Sobre sencillez Todo mandante se afana en no ser sencillo. La dificultad es su muro de contención, su bastión, su blindaje. En la sencillez, los hombres y mujeres se amparan, se comprenden, se alivian. Cómo no tener en cuenta que la muerte es la cumbre de la sencillez.10. Pérdidas El pasado es una colección de silencios. Lo perdido tuvo color, pero ahora es incoloro. Lo perdido es también un par o dos de labios que probaron el sabor de los mios, y que ahora tan solo pueden besar mi memoria. Todo se va borrando, todo pasa a ser sombra y vacío.13. Ecos y ecos Los ecos nos siguen o más bien nos persiguen, pero su compañía, aunque sea clamorosa, nos sirve de poco. Con ellos vamos un poco desolados, porque ansiamos verdades y no reflejos, hechos y no desechos. Nada podemos reclamarles porque son presencias fantasmales, espejos de lo que oyeron y ya no está, parodias de la muerte. Yo dejo que suenen y resuenen. Allá ellos. Yo prefiero entenderme con mis voces.15. Sobre suicidas Quienes venimos a este mundo somos irremediables suicidas, pero no todos de la misma calaña. El suicida inevitable es el que se sabe condenado a morir, ya sea de un infarto, un cáncer o un accidente en carretera. El suicida vocacional, en cambio, es el que se pega un tiro en la cabeza.18. Picazones y rascacielo Sé de una muchacha que es un cielo y al parecer le pica el alma. Quiero ser rascacielo.19. Vértigos Cuando atraviesa nuestra soledad, el vértigo se lleva la melancolía, pero nos deja más vacíos, más carentes, aunque eso si, más estables y serenos. No obstante, cuando se nos mete clandestinamente en el sueño nuestras pesadillas buscan como locas la salvación al despertarse.21. Alertas En este mundo nuestro, todos vivimos en estado de alerta. La alarma se ha convertido en un estilo de vida, y a veces es una antesala de la muerte.23. Transparencias Todo lo que es opaco fue antes transparente: el odio, la lascivia, la pasión, el fanatismo, la gula. Cada opacidad carga con su fantasma, vale decir, con su transparencia. Los pensamientos pueden ser opacos, pero los sentimientos casi siempre son diáfanos. La transparencia no siempre es una ventaja. Hay rostros tan transparentes que ni el espejo puede opacarlos. También las religiones, cuando son transparentes, revelan que sus dioses son opacos. El llanto es transparente, pero ahí están los párpados para hacerlo opaco. Aunque nadie lo dice, entre lo opaco y lo transparente, suele aparecer una valla sutil, llamada ser humano.25. De palabra en palabra El pensamiento avanza de palabra en palabra. Paso a paso, sílaba a sílaba, el idioma pasa a ser una revelación. Gracias al idioma, sobrevivimos. El lenguaje es una bolsa de ideas, una metafísica que no tiene reglas, una propuesta que cada día es distinta.Mario Benedetti - Vivir adrede.*Fragmentos de los capítulos del libro.

1. Color del mundo
Gracias a los sentimientos tomamos conciencia de que no somos otros, sino nosotros mismos.

Los sentimientos nos otorgan nombre, y con ese nombre somos lo que somos.

2. El miedo
Andamos por el mundo con el miedo a cuestas como si fuera un pudor obligatorio o en su defecto una variante del fracaso.

Por las dudas, una buena fórmula contra el miedo la que dejó escrita el bueno de Pessoa: "Espera lo mejor y prepárate para lo peor"

3. Escépticos y optimistas

Los escépticos no echan de menos las ausencias. Los optimistas aprenden del ayer y no lo borran. Los escépticos van y vienen sin nada. Y lo que es peor sin nadie.

Los optimistas hacen un nudo con las certidumbres y llenan su bolsillo de poesía.

4.Vaivenes
Cada existencia tiene sus vaivenes, es decir sus pormenores.

8. Utopías
Lo imposible es una burla de los dioses. Todos venimos al mundo con la obsesión de un imposible y cuando tomamos conciencia de que el imposible es eso: un imposible, ya es tarde para refugiarnos en la sensatez.

Todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido. Algunos lo llaman utopía, pero la utopía es más seductora. No tiene puertas cerradas como lo imposible.

No nos desprecia como lo prohibido. Lo prohibido es casi siempre un desafío que nos derrota.

9. Sobre sencillez
Todo mandante se afana en no ser sencillo. La dificultad es su muro de contención, su bastión, su blindaje. En la sencillez, los hombres y mujeres se amparan, se comprenden, se alivian.

Cómo no tener en cuenta que la muerte es la cumbre de la sencillez.

10. Pérdidas
El pasado es una colección de silencios. Lo perdido tuvo color, pero ahora es incoloro. Lo perdido es también un par o dos de labios que probaron el sabor de los mios, y que ahora tan solo pueden besar mi memoria. Todo se va borrando, todo pasa a ser sombra y vacío.

13. Ecos y ecos
Los ecos nos siguen o más bien nos persiguen, pero su compañía, aunque sea clamorosa, nos sirve de poco. Con ellos vamos un poco desolados, porque ansiamos verdades y no reflejos, hechos y no desechos.

Nada podemos reclamarles porque son presencias fantasmales, espejos de lo que oyeron y ya no está, parodias de la muerte. Yo dejo que suenen y resuenen. Allá ellos. Yo prefiero entenderme con mis voces.

15. Sobre suicidas
Quienes venimos a este mundo somos irremediables suicidas, pero no todos de la misma calaña. El suicida inevitable es el que se sabe condenado a morir, ya sea de un infarto, un cáncer o un accidente en carretera.

El suicida vocacional, en cambio, es el que se pega un tiro en la cabeza.

18. Picazones y rascacielo
Sé de una muchacha que es un cielo y al parecer le pica el alma. Quiero ser rascacielo.

19. Vértigos
Cuando atraviesa nuestra soledad, el vértigo se lleva la melancolía, pero nos deja más vacíos, más carentes, aunque eso si, más estables y serenos. No obstante, cuando se nos mete clandestinamente en el sueño nuestras pesadillas buscan como locas la salvación al despertarse.

21. Alertas
En este mundo nuestro, todos vivimos en estado de alerta. La alarma se ha convertido en un estilo de vida, y a veces es una antesala de la muerte.

23. Transparencias
Todo lo que es opaco fue antes transparente: el odio, la lascivia, la pasión, el fanatismo, la gula. Cada opacidad carga con su fantasma, vale decir, con su transparencia.

 Los pensamientos pueden ser opacos, pero los sentimientos casi siempre son diáfanos.

La transparencia no siempre es una ventaja. Hay rostros tan transparentes que ni el espejo puede opacarlos. También las religiones, cuando son transparentes, revelan que sus dioses son opacos.

El llanto es transparente, pero ahí están los párpados para hacerlo opaco. Aunque nadie lo dice, entre lo opaco y lo transparente, suele aparecer una valla sutil, llamada ser humano.

25. De palabra en palabra
El pensamiento avanza de palabra en palabra. Paso a paso, sílaba a sílaba, el idioma pasa a ser una revelación. Gracias al idioma, sobrevivimos.

El lenguaje es una bolsa de ideas, una metafísica que no tiene reglas, una propuesta que cada día es distinta.

Mario Benedetti - Vivir adrede.
*Fragmentos de los capítulos del libro.

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/salud/psicologia/el-arte-de-vivir-1015.html

lunes, 15 de diciembre de 2014

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE…



Cuando me amé lo suficiente me compré una cama de plumas.

Cuando me amé lo suficiente dejé de conformarme con muy poco. 

Cuando me amé lo suficiente llegué a conocer mi propia bondad. 

Cuando me amé lo suficiente empecé a tomar el don de la vida en serio y con gratitud.

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE…
Comprendí que en cualquier circunstancia yo estaba en el lugar correcto… En la hora correcta… En el momento exacto… Entonces, me relajé…
Hoy se que eso tiene nombre: AUTO ESTIMA

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Me di cuenta que mi angustia y sufrimientos emocionales no pasan de ser una señal de que voy en contra de mis verdades.
Hoy se que eso es: AUTENTICIDAD

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Dejé de desear que mi vida fuese distinta y comencé a ver que todo lo que sucede contribuye a mi crecimiento.
Hoy a eso le llamo: MADUREZ

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Comencé a entender cómo es ofensivo forzar alguna situación o a alguien sólo para realizar mis deseos aún sabiendo que no es el momento o la persona no está preparada, inclusive yo mism@.
Hoy se que el nombre a esto es: RESPETO

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Comencé a despojarme de todo lo que no fuera saludable. Personas, tareas, todo, y cualquier cosa que me desanimara. En principio, mi razón me llamó la atención acerca de esa actitud de egoísmo.
Hoy se que se llama: AMOR PROPIO

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Dejé de temerle a mi tiempo libre y de hacer grandes Planes. Abandoné proyectos a muy largo plazo. Hoy hago lo que considero correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo.
Hoy se que eso es: SIMPLICIDAD

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Desistí de querer tener siempre la razón y con eso cometí menos errores.
Hoy descubrí la: HUMILDAD

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Dejé de revivir el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora,
me mantengo en el presente, que es donde la vida realmente ocurre. Hoy vivo, un día a la vez...y todo lo que llega es bienvenido.
Eso se llama: PLENITUD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD
Entendí que mi mente puede perturbarme y decepcionarme. Pero cuando la coloco al servicio del corazón, se torna una enorme y valiosa aliada.
Todo eso es: SABER VIVIR

Cuando me amé lo suficiente empecé a saborear la libertad. Cuando me amé lo suficiente encontré mi voz y escribí este pequeño libro.
Cuando me Amé de Verdad 
(Kim E Alison McMillen)

viernes, 12 de diciembre de 2014

¿QUÉ ES LA CENUÍTICA?

El término de cenuítica procede de las siglas de C.E.N.U. (ciclo evolutivo natural universal), que es una fórmula matemática que describe a todos los pueblos de la Tierra, tanto en sus formas físicas como en sus formas de ser, demostrando científicamente que todos somos un solo ser.

La cenuítica dice la verdad de todos los pueblos y las gentes, por eso ha sido prohibida y erradicada una y otra vez durante el largo periodo en el que la humanidad ha estado sumida en un hondo primitivismo jerárquico.

  Con el curso de la evolución la cenuítica aparece una vez más en el mundo, volviendo a recordar cosas que sorprenderán a muchos y facilitando el desarrollo de una tecnología humana que ya teníamos en tiempos muy remotos y que luego perdimos para ahora volver a recuperar de la mano de esta ciencia cenuita y ciencias similares que brotan hoy de nuevo en el principio de un nuevo amanecer que ya está acotenciendo en la humanidad.

La fórmula del Cenu básico de la e4 está compuesta por las 4 primeras esencias, que se distribuyen entre las partes grandes que son los cuadrantes o zonas y las partes pequeñas que son los 3 sectores que componen cada cuadrante. Las partes grandes giran hacia la derecha y las partes pequeñas giran hacia la izquierda.

En el orden natural de las 4 primeras esencias la primera es la C con los atributos de principio, acción, espíritu, interior, creador, el ser, la identidad, el color rojo, la figura del circulo, etc.
Despues de la esencia C viene la esencia F, cuyos atributos son de pasividad, materia, cuerpo, exterior, color naranja y su figura el rectángulo.

La tercera esencia es la S, con sus atributos de sabiduria, intelecto, comunicación, mente. Su color es el amarillo y su figura el triangulo.

La cuarta esencia es la E, y sus atributos son, la belleza, la luz, el amor, las emociones. Su color es el verde y su figura el cuadrado.

Las 4 zonas del Cenu de la e4 están asociadas a los 4 cuadrantes de la geografia terrestre, Occidente Sur corresponde a la zona de la esencia C, Occidente Norte a la zona de la esencia F, Oriente Norte a la zona de la esencia S y Oriente Sur a la zona de la esencia E.

Según el sentido de giro hacia la izquierda, el primer sector (parte pequeña) de cada cuadrante corresponde al cuerpo fisico de ese cuadrante, el segundo sector corresponde con la mente o el trabajo que realiza ese cuadrante.

El tercer sector corresponde a las emociones de ese cuadrante, y el sector siguiente que ya está afuera de ese cuadrante y al principio del cuadrante anterior, correspode al espiritu de ese cuadrante.

Tal como muestro en la siguiente imagen:

  

A cada cuadrante no le gusta y le cuesta hacer aquello que es relativo como atributo a la esencia que está en su sector del trabajo, y le gusta hacer o ama y desea hacer aquello que está asociado a la esencia que tiene en el sector de las emociones.

Por ejemplo, los de Occidente Norte (cuadrante F) no aman la mente y la comunicación (esencia S), pues para ellos el usar la mente e intentar comprender las cosas es un trabajo que deben de realizar haciendo un esfuerzo, por lo cual no tienen ganas y no les gusta, aunque lo deben de hacer pues es su trabajo con lo que ellos se ganan el pan.

Sin embargo los de OCN (Occidente Norte) si que aman el bienestar, el relax, la comodidad, las cosas placenteras, etc., es decir, todo lo relativo con la esencia E, ya que ellos tienen a la esencia E en su sector del deseo y de las emociones.

A los de Occidente Sur si que les gusta la comunicacion, el hablar, el comprender las cosas, el estudiar,... pues ellos tienen la S en el sector de las emociones.

Por otro lado no les gusta el trabajo fisico, aunque deben de realizarlo, pues es asi como ganan el pan y el sustento. A diferencia de los de Occidente Norte que lo que no les gusta y les cuesta pero lo deben de hacer porque es con lo que ellos ganan su pan y su sustento,... es el esfuerzo mental.

Con los de OCS sucede lo mismo, pero en vez de con el esfuerzo mental (esencia S) con el esfuerz fisico (esencia F). Pues los de OCN tienen a la esencia S (la mente) en su sector del trabajo,... y los de OCS lo que tienen en su sector del trabajo a la esencia F (el trabajo fisico o corporal).

La misma fórmula se aplica con las demás esencias y cuadrantes o zonas gegráficas de nuestro mundo.

Fue una desgracia que en el pasado se perdiera la cenuítica debido a las bibliotecas quemadas o saqueadas, por las persecuciones de la primitiva jerarquía.

Pues esta ciencia es el auténtico manual de la vida de la humanidad en este universo, y es de vital importancia para que nos conozcamos mejor los unos a los otros, facilitando asi la comprension, la aceptacion mutua, el amor y la armonia entre todos.

En el pasado remoto esa cuestión se presentaba fácil por la utilización del manual, pues este, una y otra vez recordaba a todos la fórmula matemática cenuita que nos define y nos repara, que nos ha hecho y nos hallera.

Cuando el manual se extravió pasando a ser el manual perdido de la humanidad, todo tomó un tinte más oscuro, en el que a falta de luz y de comprensión habían pocas fuerzas para poder luchar en contra de la represión de la jerarquía, que fue también quien por su codicia de poder sobre los demás, hizo desaparecer esta guia vital de la humanidad, llamándose desde entonces el manual perdido,... que en nuestros dias ha dejado de serlo, pasando a ser el manual encontrado,... la guia de siempre, de la vida de los humanos en este universo: la ciencia cenuita.

Es un honor ponerlo de nuevo en vuestras manos, en el nombre del Ahí, el que siempre esta Ahí, en la paz y la armonia del universo en el que vivimos. En la historia completa de nuestra humanidad, que decribe todo lo acontecido, desde su principio hasta su fin... está escrito en alguna parte:

¨...Llegó el día en el que desde lo más hondo de cada uno de todos los humanos empezó a brotar la sabiduría que antes había sido censurada y erradicada.

Todos la descrubrieron dentro de si mismos, por si mismos y de modo totalmente autodidacta e independiente, cada uno por su propia cuenta.

Todos se empezaron a mostrar unos a otros lo que cada cual habia descubierto por si mismo.


Los frutos de sabiduría que todos aportaron fueron cada uno de ellos las piezas de un puzle, igualmente valiosas, imprescindibles y necesarias, para poder formar de nuevo entre todos, a la gran ciencia de los humanos, el manual perdido, que desde entonces estuvo siempre presente en la humanidad hasta la plena realización final y feliz de sus días...¨¨

Ese día ya está llegando. Tomad mi fruto hermanos y dadme el vuestro que yo tanto necesito como vosotros el mio y el de todos por igual. Fuente

MAS INFO:  http://buenasiembra.com.ar/esoterismo

¿por qué nos creemos superiores a los animales?...

http://buenasiembra.com.ar/esoterismo

Estamos condicionados para sentirnos seres superiores; para creer que los humanos somos el techo de la evolución.

Nos causa sorpresa que nos pregunten:
¿por qué nos creemos superiores a los animales?, superiores a los árboles y las flores, a las nubes y los cristales, al océano y las mariposas.

Pero, ¿por qué deberíamos serlo?

Después de todo, acabamos de descubrir que nuestro código genético apenas difiere del de los monos e incluso compartimos el 90% de nuestro material genético con muchos insectos.
Decimos que somos los seres más complejos que conocemos.

Eso es cierto, pero no existiríamos si las sencillísimas bacterias no habitaran nuestros cuerpos; no podríamos vivir ni por un instante sin un elemento tan poco complejo como el oxígeno, y  sin el agua.

La “sencillez” del oxígeno, de las bacterias o del agua es la que permite nuestra complejidad.

Es nuestro pensamiento el que nos separa de todo lo demás y nos ubica en la cima de una escala jerárquica que no existe más allá de nuestra mente.

No somos seres independientes.

Formamos parte de un gigantesco sistema viviente en el que elementos de diferente complejidad se combinan en un orden tan creativo y misterioso que excede nuestras actuales posibilidades de comprensión.
 
 
 
 
Estamos viviendo un proceso que seguramente durará siglos.
Las futuras generaciones serán capaces de sentir la Tierra y aprenderán a moverse con ella en el Sistema Solar.

La tarea que nos corresponde a nosotros, las generaciones del presente, es la de aprender a responder conscientemente a la inteligencia del planeta.

A despertar a la aventura de participar de un universo que no está hecho para los humanos sino simplemente con nosotros.

En CXI nos proponemos indagar en la naturaleza psíquica de la inmensa vida que nos contiene y dar los primeros pasos en el aprendizaje de ser realmente terrestres.

Para ello, en los próximos años, abriremos un espacio dedicado a estimular nuestra participación consciente en este nuevo aprendizaje que nos propone la inteligencia de la Tierra: el de entretejernos con aquello que se encuentra mucho más allá de los límites dentro de los cuales hemos evolucionado.

sábado, 29 de noviembre de 2014

Confirmado: el ADN sobrevive en el espacio


Moléculas de ADN fijadas al exterior de un cohete viajaron al espacio y volvieron a entrar en la atmósfera intactas y sin ningún daño



 El ADN en el exterior de un cohete puede sobrevivir en el espacio


Una serie de probetas con moléculas de ADN en su interior, fijadas a la capa exterior de la sección de carga de un cohete, consiguieron sobrevivir en el espacio y, lo que es más sorprendente, también a la reentrada en la atmósfera, una maniobra durante la cual la temperatura se dispara a causa de la fricción con el aire.


Pero los hechos son tozudos. Tras el lanzamiento, el vuelo espacial, la reentrada en la atmósfera terrestre y el posterior aterrizaje, las moléculas de ADN seguían intactas, en el mismo lugar del cohete al que habían sido fijadas.

Y no fue esa la única sorpresa: la inmensa mayor parte de las moléculas supervivientes aún eran capaces de transmitir información genética a bacterias y células de diferentes tejidos.

"Este estudio -asegura Oliver Ulrich, del Instituto de Anatomía de la Universidad de Zurich y director de la investigación- aporta pruebas experimentales de que la información genética del ADN es esencialmente capaz de sobrevivir en las extremas condiciones del espacio y la reentrada en la densa atmósfera de la Tierra".

El experimento, llamado DARE (DNA atmospheric re-entry experiment) surgió de forma espontánea durante la misión TEXUS-49. Durante la misma, en efecto, los científicos de la Universidad de Zurich realizaban experimentos para estudiar el papel de la gravedad en el proceso de regulación de la expresión de genes en células humanas. Para ello utilizaban un hardware instalado dentro del cohete y que manejaban por control remoto.

Durante los preparativos de la misión, los investigadores empezaron a especular sobre la posibilidad de que la estructura externa del cohete resultara adecuada para llevar a cabo pruebas biológicas. El concreto, análisis de biofirmas, sustancias que proporcionan evidencias científicas sobre la vida.

"Las biofirmas son moléculas que pueden probar la existencia de vida extraterrestre pasada o presente", explica Cora Thiel, coautora del estudio. Así que los investigadores decidieron lanzar una segunda misión, más pequeña, desde la estación europea de cohetes Esrange en Kiruna, al norte del circulo polar ártico.

«Quedamos atónitos»
Se suponía que el experimento, concebido a toda prisa, sería un pretexto para examinar la estabilidad de las biofirmas durante un vuelo espacial y la reentrada en la atmósfera.

De forma que ni Thiel ni Ulrich se esperaban los resultados que pudieron observar: "Quedamos totalmente atónitos de encontrar la mayor parte del ADN intacto y funcional", afirma Thiel. Lo cual demuestra que la información genética que guarda el ADN puede sobrevivir incluso en las condiciones más duras y extremas.

Muchos científicos creen que el ADN pudo llegar a la Tierra desde el espacio exterior, a bordo de materiales extraterrestres como polvo o meteoritos, de los que nuestro planeta recibe unas cien toneladas diarias.

Esta extraordinaria estabilidad del ADN bajo las condiciones del espacio puede resultar, también, de la máxima utilidad a la hora de interpretar los resultados de los varios experimentos que buscan signos de vida más allá de la Tierra.

"Nuestros resultados -afirma Ulrich- demuestran que no resulta improbable que, a pesar de todas las precauciones y medidas de seguridad, nuestras naves espaciales estén transportando ADN terrestre hasta sus lugares de aterrizaje.

Debemos tener esto en cuenta para no equivocarnos en nuestra búsqueda de vida extraterrestre".fuente ABC

MAS INFO:
http://buenasiembra.com.ar/salud/meditacion/kryon-la-historia-del-adn-la-raza-humana-1174.html

miércoles, 26 de noviembre de 2014

LA INMORTALIDAD DEL SER EN EVOLUCION



por Brad Hunter

¿Todo se termina con la muerte? 
¿Existe un espíritu inmortal que abandona nuestro cuerpo al dejar esta vida? 

Estos interrogantes han inquietado a la humanidad desde que el hombre tiene uso de razón. Con el nacimiento de las religiones, la espiritualidad se asoció a diferentes dogmas, creando una profunda disociación con la ciencia.

En las últimas décadas la ciencia ha abierto una puerta de entendimiento hacia las desconocidas fronteras del quantum. Una puerta de reconciliación con una realidad intangible e inmaterial que sería el hogar mismo del espíritu. La física cuántica ha logrado “cientificar” la espiritualidad para otorgarle un sentido racional y, fundamentalmente, explicable.

El otro gran logro de esta ciencia fue poder lograr una visión espiritualizadora de lo científico. Desacartonó la rigidez de la ciencia para elevar los límites del conocimiento hacia los planos de lo sutil y lo etéreo, tendiendo un puente de unión entre lo místico y lo filosófico con todo aquello que siempre fue considerado ajeno a lo espiritual: la física mecanicista y materialista.


El Sentido de la Existencia

¿Qué sentido tendría la existencia si toda la experiencia que acumulamos durante la vida se perdiera con la muerte? La física cuántica teoriza que la vida no cesa con la muerte, sino que sería un paso de trascendencia desde un estado material transitorio a otro de pura energía y conciencia, de naturaleza inmortal y omnipresente.

Según las creencias surgidas del conocimiento sobre las dinámicas que reinan en el plano cuántico, con la muerte el verdadero ser espiritual se desapega de la experiencia del ego y de la identificación del Yo tridimensional para retornar a la fuente omnipresente de la conciencia universal. Sería una realidad que subyace lo material, definida por el físico inglés David Bohm como “el orden implicado”, una matriz de pura conciencia y energía de la cual se desprendería nuestra experiencia física.


La Unidad Esencial

La unidad esencial entre las cosas, denominada “entrelazamiento cuántico”, parecería ser el internet cósmico, una señal comunicante entre la realidad espiritual y el mundo físico. La conciencia de la unidad divina se perdería, entonces, durante la experiencia humana de la multiplicidad y el separatismo material, la cual está regida por leyes de polaridad y representa una caída del paraíso.

A pesar de ello, gracias al entrelazamiento cuántico, el espíritu seguiría irradiando, comunicándose a sí mismo durante su propia amnesia, para ayudar a conectarse nuevamente desde la densidad de la materia con los planos más elevados de la existencia.
En esta reconexión radicaría la llave de la verdadera espiritualidad.


Somos Seres Espirituales

Somos espíritus viviendo experiencias humanas y, por ende, sería nuestro Yo superior el que actuaría como planificador del proceso evolutivo de la experiencia material.Al desconocer esto, muchas personas creen que la conciencia finaliza con la muerte.

De esta forma, las nuevas corrientes de la filosofía existencial establecen que el espíritu, como una entidad consciente de pura energía proveniente directamente de la Fuente, o matriz divina, se acopla y anima a un cuerpo físico para experimentarse a sí mismo como ser humano en la tercera densidad de la realidad.

El espíritu ha existido desde siempre, pero aparece y encarna temporalmente como hombre para vivenciar las densidades materiales de lo tangible. Cuando inicia su camino en el nivel evolutivo en el que estamos ahora crea la experiencia, eligiendo, antes de nacer, un programa de vida, que sería funcional a su propio aprendizaje y evolución.


El Miedo a la Muerte

Como estamos apegados al cuerpo físico y a la experiencia material, al saber que los cuerpos mueren, tememos a la muerte. ¿Pero qué es la muerte si no un cambio de estado existencial? La muerte no es otra cosa que un proceso de transformación y el paso de un estado de realidad a otro.

En Oriente, la creencia en la reencarnación permitió por miles de años explicar cómo la esencia individual de las personas adopta una identidad, una y otra vez, en el transcurso de sucesivas vidas, con el fin de aprender bajo las condiciones de diversas experiencias las lecciones evolutivas que proporciona la existencia terrena, permitiendo con ello alcanzar un estado de conciencia más elevado. Si esta creencia es correcta, nada de lo que hayamos pensado o vivido se perdería con la muerte.

Algo es seguro, cuando morimos, llevamos con nosotros el nivel de conciencia alcanzada, y cuanto más coherente, evolucionada y ordenada esté la información almacenada como experiencia adquirida, más memoria evolutiva tendremos en el siguiente ciclo de vida.

Las lecciones no aprendidas representarían información no asimilada, por lo que la experiencia que conduce a tal o cual aprendizaje, de una forma u otra, volvería a repetirse hasta que el aprendizaje se complete. Sería la causa que explicaría por qué determinadas personas están sujetas a repetir experiencias (victimizándose o esclavizándose), sin comprender que lo hacen por causa de aprendizajes no asimilados.


Somos el Universo

Un científico y filósofo de la ciencia cuántica afirma que cada uno de nosotros somos el Universo personificándose a sí mismo, aprendiendo y perfeccionándose mediante la propia experiencia de cada una de sus partes y que, en el aprendizaje de la parte, se encuentra el inicio del aprendizaje recíproco del conjunto. La memoria es inherente a la naturaleza.

 La mayoría de las llamadas leyes de la naturaleza se pueden entender como los hábitos adquiridos a partir de la experiencia y el aprendizaje de la mente universal aplicada como programa de vida en toda la existencia.


Las Limitaciones Humanas

Muchos seres humanos no se reconocen a sí mismos como seres espirituales en evolución, por lo que se limitan a su existencia física, respondiendo a los estímulos sensoriales y los mandatos paradigmáticos que impone la sociedad.

Es por ello que la vida de un gran número de personas queda atrapada en los límites de la materia. Muchas personas viven sus vidas creando realidades con base en información incompleta, incoherente, arbitraria, condicionada, fragmentada, sin un sentido verdadero a su requerimiento real de evolución. Vinimos a aprender.

El proceso encarnatorio puede ser considerado la continuidad de experiencias adquiridas en vidas pasadas y tendiente a la superación y aprendizaje en la vida presente y las próximas. Hablando de la temporalidad del espíritu en la biología del cuerpo físico un filósofo dijo: “El proceso de evolución nos lleva al envejecimiento y la muerte.

El aceleramiento molecular es el resultado de la necesidad del espíritu para desprenderse del cuerpo una vez culminados los objetivos de evolución prefijados por el mismo”. Según la física cuántica, ahora mismo existe un espíritu involucrado en tu propia experiencia.

Debido a que la energía que sos en esta realidad tiene una frecuencia inferior a la de tu realidad espiritual, vivís desdoblado. Pero lo podés cambiar. A medida que elevás la frecuencia más baja de tu cuerpo físico, este se vuelve menos denso e incorpora gradualmente energía de frecuencias más elevadas.

A medida que lo hace, las frecuencias del miedo y de la limitación se derrumbarán y vivirás en estado de unicidad con tu espíritu y con el espíritu de todos los demás. Cuando logres la reconexión, dejarás de temerle a la muerte porque te sabrás inmortal.

Brad Hunter-Revista El Planeta Urbano 2014
https://www.facebook.com/BradHunter10?fref=photo

MAS INFO http://buenasiembra.com.ar/salud/meditacion/el-laboratorio-de-la-vida-1045.html

http://buenasiembra.com.ar/salud/psicologia/¡vivir-reflexiones-sobre-nuestro-viaje-por-la-vida-1005.html

sábado, 22 de noviembre de 2014

GREGG BRADEN, Separación y Abandono...

LLENAR el ALMA


Nuestro primer miedo universal:
 Separación y Abandono



Casi de forma universal, en el interior de todos nosotros existe el sentimiento de que estamos solos. 

En el marco de toda familia y de cada persona, hay un sentimiento no  expresado de que de alguna manera estamos separados de aquél o aquello responsable de nuestra existencia.

Sentimos, en algún lugar recóndito de nuestra memoria antigua, que nos trajeron aquí y nos abandonaron sin explicación ni razón alguna.

¿Por qué esperaríamos que no fuera así? 

En la presencia de la ciencia que puede colocar a un ser humano en la luna y traducir nuestro código genético, seguimos sin saber quiénes somos. Y ciertamente no sabemos con certeza cómo llegamos aquí.

Sentimos en nuestro interior nuestra naturaleza espiritual, mientras buscamos cómo validar nuestros sentimientos. Desde la literatura hasta el cine, la música y la literatura, distinguimos entre los lugares aquí en la Tierra y un cielo distante que está en algún otro lugar. En el occidente, afirmamos la separación de nuestro creador a través de la traducción de la más grandiosa oración de la Biblia que describe esta relación: el Padre Nuestro.

Por ejemplo, la traducción occidental más común comienza con: "Padre Nuestro, que estás en el Cielo," reconociendo esta separación. En esta interpretación, estamos "aquí" mientras que Dios está en algún otro lugar muy lejano. Sin embargo, los textos originales en arameo, ofrecen una visión muy distinta de nuestra relación con nuestro Padre Celestial.

Una traducción de la misma frase comienza con "Radiante Luz: Tú brillas en nuestro interior, en nuestro exterior, incluso la oscuridad brilla cuando la recordamos" reforzando la idea de que el Creador no está ni separado ni distante. Más bien, la fuerza creativa de nuestro Padre, cualquiera que sea el significado que le demos, no está solamente con nosotros, Es Nosotros e impregna todo lo que conocemos como nuestro mundo.

El descubrimiento en 2004 del Código de Dios y el mensaje que proviene de la traducción del ADN de la vida, por medio de las letras de los alfabetos antiguos del hebreo y el árabe, parece apoyar esta traducción. Cuando seguimos las pistas que nos dejó el libro místico del siglo I llamado el Sepher Yetzirah, encontramos que cada uno de los elementos que componen nuestro ADN corresponde a una letra de estos alfabetos.

Cuando realizamos las sustituciones, descubrimos que la primera capa del ADN de nuestro cuerpo, de hecho, concuerda con la advertencia antigua de que una gran inteligencia reside en todas partes, incluyendo nuestro interior. El ADN lee literalmente: "Dios y la Eternidad en el interior del cuerpo".

Cuando tenemos miedo en nuestras vidas, incluso si no estamos conscientes de qué es exactamente, crea una distorsión emocional en nuestros cuerpos, una experiencia a menudo descrita como una "descarga" o un "punto sensible." Esto se manifiesta en nuestras vidas como las ideas radicales que tenemos respecto a lo "correcto" o a lo "incorrecto" de una situación, o a cómo "debería" haber funcionado.

Nuestras descargas y nuestros puntos sensibles son la promesa de que crearemos las relaciones que nos demostrarán cuál miedo está pidiendo ser sanado. En otras palabras, estas descargas nos muestran nuestros miedos, en cuanto mayores sean, más profundos los miedos. Y casi nunca se equivocan.

Por lo tanto, si usted no recuerda conscientemente su miedo a la separación y al abandono, por ejemplo, hay grandes posibilidades de que se manifieste en su vida como menos lo espera y durante los momentos más inconvenientes. En sus relaciones amorosas, su profesión y amistades, por ejemplo, ¿es usted quien "deja" o a quien "dejan"?

¿Es usted siempre el último en darse cuenta que la relación se ha terminado? ¿Matrimonios, trabajos y amistades perfectamente "buenos" parecen derrumbarse ante sus ojos sin advertencia o razón aparente? ¿Se siente devastado cuando estas relaciones se terminan y fracasan?

O quizá usted se encuentre en el otro lado. ¿Siempre deja relaciones, profesiones y amistades en su mejor momento por temor a ser herido? ¿Se ha descubierto diciendo algo así como:

"Este es el [llene el espacio en blanco] perfecto. Mejor salgo de esto ahora cuando las cosas van bien, antes de que algo ocurra y salga herido"?... Si este tipo de escenario ha aparecido en su vida o lo está haciendo ahora, hay muchas posibilidades de que usted haya creado de forma maestra, una manera socialmente aceptable de enmascarar su miedo más profundo al abandono y la separación.

Al repetir estos patrones en relación tras relación, puede reducir el dolor de sus miedos hasta un nivel soportable. Incluso, puede pasar así toda su vida. Sin embargo, la desventaja es que el sufrimiento se convierte en una distracción.

Se convierte en su forma de alejar su mirada del miedo universal de que fue separado de la unión con su Creador, abandonado y eventualmente olvidado. ¿Cómo puede llegar a encontrar el amor, la confianza y la cercanía que tanto ha anhelado, si siempre está dejando o lo dejan cada vez que se acerca a alguien?

GREGG BRADEN

"Extracto de La Matriz Divina".

https://www.facebook.com/Claves.para.la.Ascension?v=wall

MAS INFO: