martes, 30 de diciembre de 2014

Los Beneficios de la meditación zen

La meditación zen y sus beneficios

La meditación zen es una técnica ancestral desarrollada por el budismo zen uno de los más apreciados en occidente conozca su técnica y ventajas aquí.
http://buenasiembra.com.ar/salud/meditacion/aprendiendo-a-meditar-61.html


¿Qué es la meditación zen?

La meditación zen es un tipo de meditación originaria del budismo zen, que busca el conocimiento teórico o intelectual con la experiencia de la sabiduría más allá de la disertación racional, por lo que es una herramienta importante para los seguidores de esta filosofía, así que por ello han perfeccionado su propia técnica. De hecho, la importancia de la misma para esta rama del budismo es tal que la palabra zen deriva del sánscrito dhyana, que quiere decir meditación.


Tipos de meditación zen

Existen dos tipos de meditación zen y tienen las siguientes diferencias:
  • Meditación zen con Koan: Este tipo de meditación se hace con la utilización del koan, una especie de acertijo o paradoja que a base de meditar en ella lleva a una comprensión profunda. Ejemplos conocidos de koan son "Si usted comprende, las cosas son tal como son.

    Si usted no comprende, las cosas son tal como son."
    o "¿Cuál es el sonido de una sola mano que aplaude?". La clave de la cuestión está en que mientras el alumno tenga su pensamiento atrapado en el discurso racional, no podrá encontrar la solución.
  • Meditación zen de liberación del pensamiento: El segundo tipo de meditación zen es más común. Se medita sobre la postura del cuerpo o la respiración y se suele hacer en la típica postura del loto. Se ha de mantener una atención constante pero tranquila liberando el pensamiento.

    O sea, ni se piensa ni se deja de pensar, se deja pasar. No se lucha para parar los pensamientos, se intentan dejar pasar sin adherirse a ellos.


Beneficios de la meditación zen

Los beneficios de la meditación zen son prácticamente los mismos que los de cualquier tipo de meditación:
  • Combate el estrés, evitando o paliando los muchísimos problemas de salud derivados del mismo.
  •  
  • La meditación zen es un buen remedio para la ansiedad.
  • Relaja los músculos.
  • Evita los dolores de espalda ocasionados por contracturas.
  • Tranquiliza la mente que está más consciente y menos distraída.
  • Aumenta la conciencia de uno mismo.
  • Activa el área pre-frontal izquierda del cerebro base de las emociones positivas.
  • Aumenta la sensación de bienestar.
Hay un largo etc. de beneficios de la meditación y existen muchas técnicas para decantarse, por la zen o por otra. Es más una cuestión de qué técnica le resulte más fácil o más afín filosóficamente, que la diferencia de beneficios entre ellas.


Cómo se practica la meditación zen

Para saber cómo practicar la meditación zen expliquémoslo en varios apartados:

  • Ropa y ambiente: Usar ropa suelta y cómoda, un espacio tranquilo alejado de ruidos, sin mucha luz, ni muy oscura que nos quedemos dormidos y con una temperatura agradable.
  • Postura: En la medida que pueda, siéntese en la postura del loto o del medio loto en caso de que no. Hay diversas posiciones adecuadas para la meditación sentada y aprobadas para el zen. Lo principal es que mantenga la espalda recta, ya que optimiza el funcionamiento del diafragma en la respiración zen.

    Coloque las manos con las palmas abiertas una sobre otra en el regazo, con la boca cerrada, y presione su lengua levemente contra el paladar.
  • Técnica: Respire profunda y rítmicamente, cuente las inhalaciones y las exhalaciones hasta diez, luego empiece de nuevo. Permita que los pensamientos sigan su curso, no luche contra ellos, simplemente déjelos pasar, invadirán cada vez menos su meditación zen.
La clave para conseguir los mayores beneficios de la meditación zen es la práctica frecuente. Con el tiempo, comenzará a experimentar los estados meditativos apenas comience a respirar en la sesión.

martes, 16 de diciembre de 2014

Mario Benedetti - Vivir adrede...

Vivir*1. Color del mundo Gracias a los sentimientos tomamos conciencia de que no somos otros, sino nosotros mismos. Los sentimientos nos otorgan nombre, y con ese nombre somos lo que somos.2. El miedo Andamos por el mundo con el miedo a cuestas como si fuera un pudor obligatorio o en su defecto una variante del fracaso. Por las dudas, una buena fórmula contra el miedo la que dejó escrita el bueno de Pessoa: "Espera lo mejor y prepárate para lo peor"3. Escépticos y optimistas Los escépticos no echan de menos las ausencias. Los optimistas aprenden del ayer y no lo borran. Los escépticos van y vienen sin nada. Y lo que es peor sin nadie. Los optimistas hacen un nudo con las certidumbres y llenan su bolsillo de poesía.4.Vaivenes Cada existencia tiene sus vaivenes, es decir sus pormenores.8. Utopías Lo imposible es una burla de los dioses. Todos venimos al mundo con la obsesión de un imposible y cuando tomamos conciencia de que el imposible es eso: un imposible, ya es tarde para refugiarnos en la sensatez. Todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido. Algunos lo llaman utopía, pero la utopía es más seductora. No tiene puertas cerradas como lo imposible. No nos desprecia como lo prohibido. Lo prohibido es casi siempre un desafío que nos derrota.9. Sobre sencillez Todo mandante se afana en no ser sencillo. La dificultad es su muro de contención, su bastión, su blindaje. En la sencillez, los hombres y mujeres se amparan, se comprenden, se alivian. Cómo no tener en cuenta que la muerte es la cumbre de la sencillez.10. Pérdidas El pasado es una colección de silencios. Lo perdido tuvo color, pero ahora es incoloro. Lo perdido es también un par o dos de labios que probaron el sabor de los mios, y que ahora tan solo pueden besar mi memoria. Todo se va borrando, todo pasa a ser sombra y vacío.13. Ecos y ecos Los ecos nos siguen o más bien nos persiguen, pero su compañía, aunque sea clamorosa, nos sirve de poco. Con ellos vamos un poco desolados, porque ansiamos verdades y no reflejos, hechos y no desechos. Nada podemos reclamarles porque son presencias fantasmales, espejos de lo que oyeron y ya no está, parodias de la muerte. Yo dejo que suenen y resuenen. Allá ellos. Yo prefiero entenderme con mis voces.15. Sobre suicidas Quienes venimos a este mundo somos irremediables suicidas, pero no todos de la misma calaña. El suicida inevitable es el que se sabe condenado a morir, ya sea de un infarto, un cáncer o un accidente en carretera. El suicida vocacional, en cambio, es el que se pega un tiro en la cabeza.18. Picazones y rascacielo Sé de una muchacha que es un cielo y al parecer le pica el alma. Quiero ser rascacielo.19. Vértigos Cuando atraviesa nuestra soledad, el vértigo se lleva la melancolía, pero nos deja más vacíos, más carentes, aunque eso si, más estables y serenos. No obstante, cuando se nos mete clandestinamente en el sueño nuestras pesadillas buscan como locas la salvación al despertarse.21. Alertas En este mundo nuestro, todos vivimos en estado de alerta. La alarma se ha convertido en un estilo de vida, y a veces es una antesala de la muerte.23. Transparencias Todo lo que es opaco fue antes transparente: el odio, la lascivia, la pasión, el fanatismo, la gula. Cada opacidad carga con su fantasma, vale decir, con su transparencia. Los pensamientos pueden ser opacos, pero los sentimientos casi siempre son diáfanos. La transparencia no siempre es una ventaja. Hay rostros tan transparentes que ni el espejo puede opacarlos. También las religiones, cuando son transparentes, revelan que sus dioses son opacos. El llanto es transparente, pero ahí están los párpados para hacerlo opaco. Aunque nadie lo dice, entre lo opaco y lo transparente, suele aparecer una valla sutil, llamada ser humano.25. De palabra en palabra El pensamiento avanza de palabra en palabra. Paso a paso, sílaba a sílaba, el idioma pasa a ser una revelación. Gracias al idioma, sobrevivimos. El lenguaje es una bolsa de ideas, una metafísica que no tiene reglas, una propuesta que cada día es distinta.Mario Benedetti - Vivir adrede.*Fragmentos de los capítulos del libro.

1. Color del mundo
Gracias a los sentimientos tomamos conciencia de que no somos otros, sino nosotros mismos.

Los sentimientos nos otorgan nombre, y con ese nombre somos lo que somos.

2. El miedo
Andamos por el mundo con el miedo a cuestas como si fuera un pudor obligatorio o en su defecto una variante del fracaso.

Por las dudas, una buena fórmula contra el miedo la que dejó escrita el bueno de Pessoa: "Espera lo mejor y prepárate para lo peor"

3. Escépticos y optimistas

Los escépticos no echan de menos las ausencias. Los optimistas aprenden del ayer y no lo borran. Los escépticos van y vienen sin nada. Y lo que es peor sin nadie.

Los optimistas hacen un nudo con las certidumbres y llenan su bolsillo de poesía.

4.Vaivenes
Cada existencia tiene sus vaivenes, es decir sus pormenores.

8. Utopías
Lo imposible es una burla de los dioses. Todos venimos al mundo con la obsesión de un imposible y cuando tomamos conciencia de que el imposible es eso: un imposible, ya es tarde para refugiarnos en la sensatez.

Todos queremos lo que no se puede, somos fanáticos de lo prohibido. Algunos lo llaman utopía, pero la utopía es más seductora. No tiene puertas cerradas como lo imposible.

No nos desprecia como lo prohibido. Lo prohibido es casi siempre un desafío que nos derrota.

9. Sobre sencillez
Todo mandante se afana en no ser sencillo. La dificultad es su muro de contención, su bastión, su blindaje. En la sencillez, los hombres y mujeres se amparan, se comprenden, se alivian.

Cómo no tener en cuenta que la muerte es la cumbre de la sencillez.

10. Pérdidas
El pasado es una colección de silencios. Lo perdido tuvo color, pero ahora es incoloro. Lo perdido es también un par o dos de labios que probaron el sabor de los mios, y que ahora tan solo pueden besar mi memoria. Todo se va borrando, todo pasa a ser sombra y vacío.

13. Ecos y ecos
Los ecos nos siguen o más bien nos persiguen, pero su compañía, aunque sea clamorosa, nos sirve de poco. Con ellos vamos un poco desolados, porque ansiamos verdades y no reflejos, hechos y no desechos.

Nada podemos reclamarles porque son presencias fantasmales, espejos de lo que oyeron y ya no está, parodias de la muerte. Yo dejo que suenen y resuenen. Allá ellos. Yo prefiero entenderme con mis voces.

15. Sobre suicidas
Quienes venimos a este mundo somos irremediables suicidas, pero no todos de la misma calaña. El suicida inevitable es el que se sabe condenado a morir, ya sea de un infarto, un cáncer o un accidente en carretera.

El suicida vocacional, en cambio, es el que se pega un tiro en la cabeza.

18. Picazones y rascacielo
Sé de una muchacha que es un cielo y al parecer le pica el alma. Quiero ser rascacielo.

19. Vértigos
Cuando atraviesa nuestra soledad, el vértigo se lleva la melancolía, pero nos deja más vacíos, más carentes, aunque eso si, más estables y serenos. No obstante, cuando se nos mete clandestinamente en el sueño nuestras pesadillas buscan como locas la salvación al despertarse.

21. Alertas
En este mundo nuestro, todos vivimos en estado de alerta. La alarma se ha convertido en un estilo de vida, y a veces es una antesala de la muerte.

23. Transparencias
Todo lo que es opaco fue antes transparente: el odio, la lascivia, la pasión, el fanatismo, la gula. Cada opacidad carga con su fantasma, vale decir, con su transparencia.

 Los pensamientos pueden ser opacos, pero los sentimientos casi siempre son diáfanos.

La transparencia no siempre es una ventaja. Hay rostros tan transparentes que ni el espejo puede opacarlos. También las religiones, cuando son transparentes, revelan que sus dioses son opacos.

El llanto es transparente, pero ahí están los párpados para hacerlo opaco. Aunque nadie lo dice, entre lo opaco y lo transparente, suele aparecer una valla sutil, llamada ser humano.

25. De palabra en palabra
El pensamiento avanza de palabra en palabra. Paso a paso, sílaba a sílaba, el idioma pasa a ser una revelación. Gracias al idioma, sobrevivimos.

El lenguaje es una bolsa de ideas, una metafísica que no tiene reglas, una propuesta que cada día es distinta.

Mario Benedetti - Vivir adrede.
*Fragmentos de los capítulos del libro.

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/salud/psicologia/el-arte-de-vivir-1015.html

lunes, 15 de diciembre de 2014

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE…



Cuando me amé lo suficiente me compré una cama de plumas.

Cuando me amé lo suficiente dejé de conformarme con muy poco. 

Cuando me amé lo suficiente llegué a conocer mi propia bondad. 

Cuando me amé lo suficiente empecé a tomar el don de la vida en serio y con gratitud.

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE…
Comprendí que en cualquier circunstancia yo estaba en el lugar correcto… En la hora correcta… En el momento exacto… Entonces, me relajé…
Hoy se que eso tiene nombre: AUTO ESTIMA

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Me di cuenta que mi angustia y sufrimientos emocionales no pasan de ser una señal de que voy en contra de mis verdades.
Hoy se que eso es: AUTENTICIDAD

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Dejé de desear que mi vida fuese distinta y comencé a ver que todo lo que sucede contribuye a mi crecimiento.
Hoy a eso le llamo: MADUREZ

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Comencé a entender cómo es ofensivo forzar alguna situación o a alguien sólo para realizar mis deseos aún sabiendo que no es el momento o la persona no está preparada, inclusive yo mism@.
Hoy se que el nombre a esto es: RESPETO

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Comencé a despojarme de todo lo que no fuera saludable. Personas, tareas, todo, y cualquier cosa que me desanimara. En principio, mi razón me llamó la atención acerca de esa actitud de egoísmo.
Hoy se que se llama: AMOR PROPIO

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Dejé de temerle a mi tiempo libre y de hacer grandes Planes. Abandoné proyectos a muy largo plazo. Hoy hago lo que considero correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo.
Hoy se que eso es: SIMPLICIDAD

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Desistí de querer tener siempre la razón y con eso cometí menos errores.
Hoy descubrí la: HUMILDAD

CUANDO ME AMÉ LO SUFICIENTE...
Dejé de revivir el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora,
me mantengo en el presente, que es donde la vida realmente ocurre. Hoy vivo, un día a la vez...y todo lo que llega es bienvenido.
Eso se llama: PLENITUD

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD
Entendí que mi mente puede perturbarme y decepcionarme. Pero cuando la coloco al servicio del corazón, se torna una enorme y valiosa aliada.
Todo eso es: SABER VIVIR

Cuando me amé lo suficiente empecé a saborear la libertad. Cuando me amé lo suficiente encontré mi voz y escribí este pequeño libro.
Cuando me Amé de Verdad 
(Kim E Alison McMillen)

viernes, 12 de diciembre de 2014

¿QUÉ ES LA CENUÍTICA?

El término de cenuítica procede de las siglas de C.E.N.U. (ciclo evolutivo natural universal), que es una fórmula matemática que describe a todos los pueblos de la Tierra, tanto en sus formas físicas como en sus formas de ser, demostrando científicamente que todos somos un solo ser.

La cenuítica dice la verdad de todos los pueblos y las gentes, por eso ha sido prohibida y erradicada una y otra vez durante el largo periodo en el que la humanidad ha estado sumida en un hondo primitivismo jerárquico.

  Con el curso de la evolución la cenuítica aparece una vez más en el mundo, volviendo a recordar cosas que sorprenderán a muchos y facilitando el desarrollo de una tecnología humana que ya teníamos en tiempos muy remotos y que luego perdimos para ahora volver a recuperar de la mano de esta ciencia cenuita y ciencias similares que brotan hoy de nuevo en el principio de un nuevo amanecer que ya está acotenciendo en la humanidad.

La fórmula del Cenu básico de la e4 está compuesta por las 4 primeras esencias, que se distribuyen entre las partes grandes que son los cuadrantes o zonas y las partes pequeñas que son los 3 sectores que componen cada cuadrante. Las partes grandes giran hacia la derecha y las partes pequeñas giran hacia la izquierda.

En el orden natural de las 4 primeras esencias la primera es la C con los atributos de principio, acción, espíritu, interior, creador, el ser, la identidad, el color rojo, la figura del circulo, etc.
Despues de la esencia C viene la esencia F, cuyos atributos son de pasividad, materia, cuerpo, exterior, color naranja y su figura el rectángulo.

La tercera esencia es la S, con sus atributos de sabiduria, intelecto, comunicación, mente. Su color es el amarillo y su figura el triangulo.

La cuarta esencia es la E, y sus atributos son, la belleza, la luz, el amor, las emociones. Su color es el verde y su figura el cuadrado.

Las 4 zonas del Cenu de la e4 están asociadas a los 4 cuadrantes de la geografia terrestre, Occidente Sur corresponde a la zona de la esencia C, Occidente Norte a la zona de la esencia F, Oriente Norte a la zona de la esencia S y Oriente Sur a la zona de la esencia E.

Según el sentido de giro hacia la izquierda, el primer sector (parte pequeña) de cada cuadrante corresponde al cuerpo fisico de ese cuadrante, el segundo sector corresponde con la mente o el trabajo que realiza ese cuadrante.

El tercer sector corresponde a las emociones de ese cuadrante, y el sector siguiente que ya está afuera de ese cuadrante y al principio del cuadrante anterior, correspode al espiritu de ese cuadrante.

Tal como muestro en la siguiente imagen:

  

A cada cuadrante no le gusta y le cuesta hacer aquello que es relativo como atributo a la esencia que está en su sector del trabajo, y le gusta hacer o ama y desea hacer aquello que está asociado a la esencia que tiene en el sector de las emociones.

Por ejemplo, los de Occidente Norte (cuadrante F) no aman la mente y la comunicación (esencia S), pues para ellos el usar la mente e intentar comprender las cosas es un trabajo que deben de realizar haciendo un esfuerzo, por lo cual no tienen ganas y no les gusta, aunque lo deben de hacer pues es su trabajo con lo que ellos se ganan el pan.

Sin embargo los de OCN (Occidente Norte) si que aman el bienestar, el relax, la comodidad, las cosas placenteras, etc., es decir, todo lo relativo con la esencia E, ya que ellos tienen a la esencia E en su sector del deseo y de las emociones.

A los de Occidente Sur si que les gusta la comunicacion, el hablar, el comprender las cosas, el estudiar,... pues ellos tienen la S en el sector de las emociones.

Por otro lado no les gusta el trabajo fisico, aunque deben de realizarlo, pues es asi como ganan el pan y el sustento. A diferencia de los de Occidente Norte que lo que no les gusta y les cuesta pero lo deben de hacer porque es con lo que ellos ganan su pan y su sustento,... es el esfuerzo mental.

Con los de OCS sucede lo mismo, pero en vez de con el esfuerzo mental (esencia S) con el esfuerz fisico (esencia F). Pues los de OCN tienen a la esencia S (la mente) en su sector del trabajo,... y los de OCS lo que tienen en su sector del trabajo a la esencia F (el trabajo fisico o corporal).

La misma fórmula se aplica con las demás esencias y cuadrantes o zonas gegráficas de nuestro mundo.

Fue una desgracia que en el pasado se perdiera la cenuítica debido a las bibliotecas quemadas o saqueadas, por las persecuciones de la primitiva jerarquía.

Pues esta ciencia es el auténtico manual de la vida de la humanidad en este universo, y es de vital importancia para que nos conozcamos mejor los unos a los otros, facilitando asi la comprension, la aceptacion mutua, el amor y la armonia entre todos.

En el pasado remoto esa cuestión se presentaba fácil por la utilización del manual, pues este, una y otra vez recordaba a todos la fórmula matemática cenuita que nos define y nos repara, que nos ha hecho y nos hallera.

Cuando el manual se extravió pasando a ser el manual perdido de la humanidad, todo tomó un tinte más oscuro, en el que a falta de luz y de comprensión habían pocas fuerzas para poder luchar en contra de la represión de la jerarquía, que fue también quien por su codicia de poder sobre los demás, hizo desaparecer esta guia vital de la humanidad, llamándose desde entonces el manual perdido,... que en nuestros dias ha dejado de serlo, pasando a ser el manual encontrado,... la guia de siempre, de la vida de los humanos en este universo: la ciencia cenuita.

Es un honor ponerlo de nuevo en vuestras manos, en el nombre del Ahí, el que siempre esta Ahí, en la paz y la armonia del universo en el que vivimos. En la historia completa de nuestra humanidad, que decribe todo lo acontecido, desde su principio hasta su fin... está escrito en alguna parte:

¨...Llegó el día en el que desde lo más hondo de cada uno de todos los humanos empezó a brotar la sabiduría que antes había sido censurada y erradicada.

Todos la descrubrieron dentro de si mismos, por si mismos y de modo totalmente autodidacta e independiente, cada uno por su propia cuenta.

Todos se empezaron a mostrar unos a otros lo que cada cual habia descubierto por si mismo.


Los frutos de sabiduría que todos aportaron fueron cada uno de ellos las piezas de un puzle, igualmente valiosas, imprescindibles y necesarias, para poder formar de nuevo entre todos, a la gran ciencia de los humanos, el manual perdido, que desde entonces estuvo siempre presente en la humanidad hasta la plena realización final y feliz de sus días...¨¨

Ese día ya está llegando. Tomad mi fruto hermanos y dadme el vuestro que yo tanto necesito como vosotros el mio y el de todos por igual. Fuente

MAS INFO:  http://buenasiembra.com.ar/esoterismo

¿por qué nos creemos superiores a los animales?...

http://buenasiembra.com.ar/esoterismo

Estamos condicionados para sentirnos seres superiores; para creer que los humanos somos el techo de la evolución.

Nos causa sorpresa que nos pregunten:
¿por qué nos creemos superiores a los animales?, superiores a los árboles y las flores, a las nubes y los cristales, al océano y las mariposas.

Pero, ¿por qué deberíamos serlo?

Después de todo, acabamos de descubrir que nuestro código genético apenas difiere del de los monos e incluso compartimos el 90% de nuestro material genético con muchos insectos.
Decimos que somos los seres más complejos que conocemos.

Eso es cierto, pero no existiríamos si las sencillísimas bacterias no habitaran nuestros cuerpos; no podríamos vivir ni por un instante sin un elemento tan poco complejo como el oxígeno, y  sin el agua.

La “sencillez” del oxígeno, de las bacterias o del agua es la que permite nuestra complejidad.

Es nuestro pensamiento el que nos separa de todo lo demás y nos ubica en la cima de una escala jerárquica que no existe más allá de nuestra mente.

No somos seres independientes.

Formamos parte de un gigantesco sistema viviente en el que elementos de diferente complejidad se combinan en un orden tan creativo y misterioso que excede nuestras actuales posibilidades de comprensión.
 
 
 
 
Estamos viviendo un proceso que seguramente durará siglos.
Las futuras generaciones serán capaces de sentir la Tierra y aprenderán a moverse con ella en el Sistema Solar.

La tarea que nos corresponde a nosotros, las generaciones del presente, es la de aprender a responder conscientemente a la inteligencia del planeta.

A despertar a la aventura de participar de un universo que no está hecho para los humanos sino simplemente con nosotros.

En CXI nos proponemos indagar en la naturaleza psíquica de la inmensa vida que nos contiene y dar los primeros pasos en el aprendizaje de ser realmente terrestres.

Para ello, en los próximos años, abriremos un espacio dedicado a estimular nuestra participación consciente en este nuevo aprendizaje que nos propone la inteligencia de la Tierra: el de entretejernos con aquello que se encuentra mucho más allá de los límites dentro de los cuales hemos evolucionado.

sábado, 29 de noviembre de 2014

Confirmado: el ADN sobrevive en el espacio


Moléculas de ADN fijadas al exterior de un cohete viajaron al espacio y volvieron a entrar en la atmósfera intactas y sin ningún daño



 El ADN en el exterior de un cohete puede sobrevivir en el espacio


Una serie de probetas con moléculas de ADN en su interior, fijadas a la capa exterior de la sección de carga de un cohete, consiguieron sobrevivir en el espacio y, lo que es más sorprendente, también a la reentrada en la atmósfera, una maniobra durante la cual la temperatura se dispara a causa de la fricción con el aire.


Pero los hechos son tozudos. Tras el lanzamiento, el vuelo espacial, la reentrada en la atmósfera terrestre y el posterior aterrizaje, las moléculas de ADN seguían intactas, en el mismo lugar del cohete al que habían sido fijadas.

Y no fue esa la única sorpresa: la inmensa mayor parte de las moléculas supervivientes aún eran capaces de transmitir información genética a bacterias y células de diferentes tejidos.

"Este estudio -asegura Oliver Ulrich, del Instituto de Anatomía de la Universidad de Zurich y director de la investigación- aporta pruebas experimentales de que la información genética del ADN es esencialmente capaz de sobrevivir en las extremas condiciones del espacio y la reentrada en la densa atmósfera de la Tierra".

El experimento, llamado DARE (DNA atmospheric re-entry experiment) surgió de forma espontánea durante la misión TEXUS-49. Durante la misma, en efecto, los científicos de la Universidad de Zurich realizaban experimentos para estudiar el papel de la gravedad en el proceso de regulación de la expresión de genes en células humanas. Para ello utilizaban un hardware instalado dentro del cohete y que manejaban por control remoto.

Durante los preparativos de la misión, los investigadores empezaron a especular sobre la posibilidad de que la estructura externa del cohete resultara adecuada para llevar a cabo pruebas biológicas. El concreto, análisis de biofirmas, sustancias que proporcionan evidencias científicas sobre la vida.

"Las biofirmas son moléculas que pueden probar la existencia de vida extraterrestre pasada o presente", explica Cora Thiel, coautora del estudio. Así que los investigadores decidieron lanzar una segunda misión, más pequeña, desde la estación europea de cohetes Esrange en Kiruna, al norte del circulo polar ártico.

«Quedamos atónitos»
Se suponía que el experimento, concebido a toda prisa, sería un pretexto para examinar la estabilidad de las biofirmas durante un vuelo espacial y la reentrada en la atmósfera.

De forma que ni Thiel ni Ulrich se esperaban los resultados que pudieron observar: "Quedamos totalmente atónitos de encontrar la mayor parte del ADN intacto y funcional", afirma Thiel. Lo cual demuestra que la información genética que guarda el ADN puede sobrevivir incluso en las condiciones más duras y extremas.

Muchos científicos creen que el ADN pudo llegar a la Tierra desde el espacio exterior, a bordo de materiales extraterrestres como polvo o meteoritos, de los que nuestro planeta recibe unas cien toneladas diarias.

Esta extraordinaria estabilidad del ADN bajo las condiciones del espacio puede resultar, también, de la máxima utilidad a la hora de interpretar los resultados de los varios experimentos que buscan signos de vida más allá de la Tierra.

"Nuestros resultados -afirma Ulrich- demuestran que no resulta improbable que, a pesar de todas las precauciones y medidas de seguridad, nuestras naves espaciales estén transportando ADN terrestre hasta sus lugares de aterrizaje.

Debemos tener esto en cuenta para no equivocarnos en nuestra búsqueda de vida extraterrestre".fuente ABC

MAS INFO:
http://buenasiembra.com.ar/salud/meditacion/kryon-la-historia-del-adn-la-raza-humana-1174.html

miércoles, 26 de noviembre de 2014

LA INMORTALIDAD DEL SER EN EVOLUCION



por Brad Hunter

¿Todo se termina con la muerte? 
¿Existe un espíritu inmortal que abandona nuestro cuerpo al dejar esta vida? 

Estos interrogantes han inquietado a la humanidad desde que el hombre tiene uso de razón. Con el nacimiento de las religiones, la espiritualidad se asoció a diferentes dogmas, creando una profunda disociación con la ciencia.

En las últimas décadas la ciencia ha abierto una puerta de entendimiento hacia las desconocidas fronteras del quantum. Una puerta de reconciliación con una realidad intangible e inmaterial que sería el hogar mismo del espíritu. La física cuántica ha logrado “cientificar” la espiritualidad para otorgarle un sentido racional y, fundamentalmente, explicable.

El otro gran logro de esta ciencia fue poder lograr una visión espiritualizadora de lo científico. Desacartonó la rigidez de la ciencia para elevar los límites del conocimiento hacia los planos de lo sutil y lo etéreo, tendiendo un puente de unión entre lo místico y lo filosófico con todo aquello que siempre fue considerado ajeno a lo espiritual: la física mecanicista y materialista.


El Sentido de la Existencia

¿Qué sentido tendría la existencia si toda la experiencia que acumulamos durante la vida se perdiera con la muerte? La física cuántica teoriza que la vida no cesa con la muerte, sino que sería un paso de trascendencia desde un estado material transitorio a otro de pura energía y conciencia, de naturaleza inmortal y omnipresente.

Según las creencias surgidas del conocimiento sobre las dinámicas que reinan en el plano cuántico, con la muerte el verdadero ser espiritual se desapega de la experiencia del ego y de la identificación del Yo tridimensional para retornar a la fuente omnipresente de la conciencia universal. Sería una realidad que subyace lo material, definida por el físico inglés David Bohm como “el orden implicado”, una matriz de pura conciencia y energía de la cual se desprendería nuestra experiencia física.


La Unidad Esencial

La unidad esencial entre las cosas, denominada “entrelazamiento cuántico”, parecería ser el internet cósmico, una señal comunicante entre la realidad espiritual y el mundo físico. La conciencia de la unidad divina se perdería, entonces, durante la experiencia humana de la multiplicidad y el separatismo material, la cual está regida por leyes de polaridad y representa una caída del paraíso.

A pesar de ello, gracias al entrelazamiento cuántico, el espíritu seguiría irradiando, comunicándose a sí mismo durante su propia amnesia, para ayudar a conectarse nuevamente desde la densidad de la materia con los planos más elevados de la existencia.
En esta reconexión radicaría la llave de la verdadera espiritualidad.


Somos Seres Espirituales

Somos espíritus viviendo experiencias humanas y, por ende, sería nuestro Yo superior el que actuaría como planificador del proceso evolutivo de la experiencia material.Al desconocer esto, muchas personas creen que la conciencia finaliza con la muerte.

De esta forma, las nuevas corrientes de la filosofía existencial establecen que el espíritu, como una entidad consciente de pura energía proveniente directamente de la Fuente, o matriz divina, se acopla y anima a un cuerpo físico para experimentarse a sí mismo como ser humano en la tercera densidad de la realidad.

El espíritu ha existido desde siempre, pero aparece y encarna temporalmente como hombre para vivenciar las densidades materiales de lo tangible. Cuando inicia su camino en el nivel evolutivo en el que estamos ahora crea la experiencia, eligiendo, antes de nacer, un programa de vida, que sería funcional a su propio aprendizaje y evolución.


El Miedo a la Muerte

Como estamos apegados al cuerpo físico y a la experiencia material, al saber que los cuerpos mueren, tememos a la muerte. ¿Pero qué es la muerte si no un cambio de estado existencial? La muerte no es otra cosa que un proceso de transformación y el paso de un estado de realidad a otro.

En Oriente, la creencia en la reencarnación permitió por miles de años explicar cómo la esencia individual de las personas adopta una identidad, una y otra vez, en el transcurso de sucesivas vidas, con el fin de aprender bajo las condiciones de diversas experiencias las lecciones evolutivas que proporciona la existencia terrena, permitiendo con ello alcanzar un estado de conciencia más elevado. Si esta creencia es correcta, nada de lo que hayamos pensado o vivido se perdería con la muerte.

Algo es seguro, cuando morimos, llevamos con nosotros el nivel de conciencia alcanzada, y cuanto más coherente, evolucionada y ordenada esté la información almacenada como experiencia adquirida, más memoria evolutiva tendremos en el siguiente ciclo de vida.

Las lecciones no aprendidas representarían información no asimilada, por lo que la experiencia que conduce a tal o cual aprendizaje, de una forma u otra, volvería a repetirse hasta que el aprendizaje se complete. Sería la causa que explicaría por qué determinadas personas están sujetas a repetir experiencias (victimizándose o esclavizándose), sin comprender que lo hacen por causa de aprendizajes no asimilados.


Somos el Universo

Un científico y filósofo de la ciencia cuántica afirma que cada uno de nosotros somos el Universo personificándose a sí mismo, aprendiendo y perfeccionándose mediante la propia experiencia de cada una de sus partes y que, en el aprendizaje de la parte, se encuentra el inicio del aprendizaje recíproco del conjunto. La memoria es inherente a la naturaleza.

 La mayoría de las llamadas leyes de la naturaleza se pueden entender como los hábitos adquiridos a partir de la experiencia y el aprendizaje de la mente universal aplicada como programa de vida en toda la existencia.


Las Limitaciones Humanas

Muchos seres humanos no se reconocen a sí mismos como seres espirituales en evolución, por lo que se limitan a su existencia física, respondiendo a los estímulos sensoriales y los mandatos paradigmáticos que impone la sociedad.

Es por ello que la vida de un gran número de personas queda atrapada en los límites de la materia. Muchas personas viven sus vidas creando realidades con base en información incompleta, incoherente, arbitraria, condicionada, fragmentada, sin un sentido verdadero a su requerimiento real de evolución. Vinimos a aprender.

El proceso encarnatorio puede ser considerado la continuidad de experiencias adquiridas en vidas pasadas y tendiente a la superación y aprendizaje en la vida presente y las próximas. Hablando de la temporalidad del espíritu en la biología del cuerpo físico un filósofo dijo: “El proceso de evolución nos lleva al envejecimiento y la muerte.

El aceleramiento molecular es el resultado de la necesidad del espíritu para desprenderse del cuerpo una vez culminados los objetivos de evolución prefijados por el mismo”. Según la física cuántica, ahora mismo existe un espíritu involucrado en tu propia experiencia.

Debido a que la energía que sos en esta realidad tiene una frecuencia inferior a la de tu realidad espiritual, vivís desdoblado. Pero lo podés cambiar. A medida que elevás la frecuencia más baja de tu cuerpo físico, este se vuelve menos denso e incorpora gradualmente energía de frecuencias más elevadas.

A medida que lo hace, las frecuencias del miedo y de la limitación se derrumbarán y vivirás en estado de unicidad con tu espíritu y con el espíritu de todos los demás. Cuando logres la reconexión, dejarás de temerle a la muerte porque te sabrás inmortal.

Brad Hunter-Revista El Planeta Urbano 2014
https://www.facebook.com/BradHunter10?fref=photo

MAS INFO http://buenasiembra.com.ar/salud/meditacion/el-laboratorio-de-la-vida-1045.html

http://buenasiembra.com.ar/salud/psicologia/¡vivir-reflexiones-sobre-nuestro-viaje-por-la-vida-1005.html

sábado, 22 de noviembre de 2014

GREGG BRADEN, Separación y Abandono...

LLENAR el ALMA


Nuestro primer miedo universal:
 Separación y Abandono



Casi de forma universal, en el interior de todos nosotros existe el sentimiento de que estamos solos. 

En el marco de toda familia y de cada persona, hay un sentimiento no  expresado de que de alguna manera estamos separados de aquél o aquello responsable de nuestra existencia.

Sentimos, en algún lugar recóndito de nuestra memoria antigua, que nos trajeron aquí y nos abandonaron sin explicación ni razón alguna.

¿Por qué esperaríamos que no fuera así? 

En la presencia de la ciencia que puede colocar a un ser humano en la luna y traducir nuestro código genético, seguimos sin saber quiénes somos. Y ciertamente no sabemos con certeza cómo llegamos aquí.

Sentimos en nuestro interior nuestra naturaleza espiritual, mientras buscamos cómo validar nuestros sentimientos. Desde la literatura hasta el cine, la música y la literatura, distinguimos entre los lugares aquí en la Tierra y un cielo distante que está en algún otro lugar. En el occidente, afirmamos la separación de nuestro creador a través de la traducción de la más grandiosa oración de la Biblia que describe esta relación: el Padre Nuestro.

Por ejemplo, la traducción occidental más común comienza con: "Padre Nuestro, que estás en el Cielo," reconociendo esta separación. En esta interpretación, estamos "aquí" mientras que Dios está en algún otro lugar muy lejano. Sin embargo, los textos originales en arameo, ofrecen una visión muy distinta de nuestra relación con nuestro Padre Celestial.

Una traducción de la misma frase comienza con "Radiante Luz: Tú brillas en nuestro interior, en nuestro exterior, incluso la oscuridad brilla cuando la recordamos" reforzando la idea de que el Creador no está ni separado ni distante. Más bien, la fuerza creativa de nuestro Padre, cualquiera que sea el significado que le demos, no está solamente con nosotros, Es Nosotros e impregna todo lo que conocemos como nuestro mundo.

El descubrimiento en 2004 del Código de Dios y el mensaje que proviene de la traducción del ADN de la vida, por medio de las letras de los alfabetos antiguos del hebreo y el árabe, parece apoyar esta traducción. Cuando seguimos las pistas que nos dejó el libro místico del siglo I llamado el Sepher Yetzirah, encontramos que cada uno de los elementos que componen nuestro ADN corresponde a una letra de estos alfabetos.

Cuando realizamos las sustituciones, descubrimos que la primera capa del ADN de nuestro cuerpo, de hecho, concuerda con la advertencia antigua de que una gran inteligencia reside en todas partes, incluyendo nuestro interior. El ADN lee literalmente: "Dios y la Eternidad en el interior del cuerpo".

Cuando tenemos miedo en nuestras vidas, incluso si no estamos conscientes de qué es exactamente, crea una distorsión emocional en nuestros cuerpos, una experiencia a menudo descrita como una "descarga" o un "punto sensible." Esto se manifiesta en nuestras vidas como las ideas radicales que tenemos respecto a lo "correcto" o a lo "incorrecto" de una situación, o a cómo "debería" haber funcionado.

Nuestras descargas y nuestros puntos sensibles son la promesa de que crearemos las relaciones que nos demostrarán cuál miedo está pidiendo ser sanado. En otras palabras, estas descargas nos muestran nuestros miedos, en cuanto mayores sean, más profundos los miedos. Y casi nunca se equivocan.

Por lo tanto, si usted no recuerda conscientemente su miedo a la separación y al abandono, por ejemplo, hay grandes posibilidades de que se manifieste en su vida como menos lo espera y durante los momentos más inconvenientes. En sus relaciones amorosas, su profesión y amistades, por ejemplo, ¿es usted quien "deja" o a quien "dejan"?

¿Es usted siempre el último en darse cuenta que la relación se ha terminado? ¿Matrimonios, trabajos y amistades perfectamente "buenos" parecen derrumbarse ante sus ojos sin advertencia o razón aparente? ¿Se siente devastado cuando estas relaciones se terminan y fracasan?

O quizá usted se encuentre en el otro lado. ¿Siempre deja relaciones, profesiones y amistades en su mejor momento por temor a ser herido? ¿Se ha descubierto diciendo algo así como:

"Este es el [llene el espacio en blanco] perfecto. Mejor salgo de esto ahora cuando las cosas van bien, antes de que algo ocurra y salga herido"?... Si este tipo de escenario ha aparecido en su vida o lo está haciendo ahora, hay muchas posibilidades de que usted haya creado de forma maestra, una manera socialmente aceptable de enmascarar su miedo más profundo al abandono y la separación.

Al repetir estos patrones en relación tras relación, puede reducir el dolor de sus miedos hasta un nivel soportable. Incluso, puede pasar así toda su vida. Sin embargo, la desventaja es que el sufrimiento se convierte en una distracción.

Se convierte en su forma de alejar su mirada del miedo universal de que fue separado de la unión con su Creador, abandonado y eventualmente olvidado. ¿Cómo puede llegar a encontrar el amor, la confianza y la cercanía que tanto ha anhelado, si siempre está dejando o lo dejan cada vez que se acerca a alguien?

GREGG BRADEN

"Extracto de La Matriz Divina".

https://www.facebook.com/Claves.para.la.Ascension?v=wall

MAS INFO:

viernes, 21 de noviembre de 2014

James Hillman, Astrologia Arquetipal...Conferencia,

Conferencia dada por James Hillman en 1997

Traducción de Enrique Eskenazi

“El cielo retiene dentro de su esfera la mitad de todos los cuerpos y los males”
Paracelso

luna nueva

Seguramente reconoceréis que el que haya venido aquí es muestra de considerable audacia. Osadía, incluso. Pues éste es vuestro campo de conocimiento, no el mío; vuestra profesión, no la mía; y vuestra responsabilidad.

El que no tenga yo responsabilidad respecto a esta antiguo tema y a esta profesión durante tanto tiempo apreciada -y difamada- me permite ser irresponsable en lo que pienso y digo esta mañana. Solo en virtud de tal irresponsabilidad puedo sentirme lo suficientemente libre como para decir algo que pueda ser útil para vosotros.

A diferencia de vuestro compromiso para con vuestro trabajo y con la defensa de vuestro campo, mi compromiso sólo es con un constante interés, incluso un amor, a la astrología como fenómeno arquetipal, esto es: extendido, intemporal, emocionalmente potente, profundamente resonador y generativamente inventivo y también poderosamente peligroso.

 Por ello, a causa de estas cualidades, la palabra arquetipal es adecuada para el mismo campo.

Si es arquetipal, la astrología está aquí para quedarse; porque no se irá, debe ser arquetipal. Y no se irá. El historiador de la cultura Theodore Zeldin escribe: “… En 1975 un grupo de 192 eminentes científicos, incluyendo diecinueve premios Nobel, dirigidas por un profesor de Harvard, publicaron un manifiesto declarando que les preocupaba la creciente aceptación de la astrología en varias partes del mundo… Uno de los firmantes, un profesor de astronomía en la UCLA, se quejó de que un tercio de los estudiantes de sus clases profesaban creencia en la astrología, y también su esposa”.

Zeldin informa además de que un tercio de la población en Francia e Inglaterra admiten creer en la astrología, y entre los franceses (“donde la lucidez es una virtud nacional”) “el 90 por ciento conoce su signo zodiacal” (Una Historia Intima de la Humanidad, Harper Collins, 1984, p. 339)

Acerca de su peligro, tendremos más que decir más adelante; su poder emocionalmente seductor me sorprendió hace unos 45 años, en Zurich, cuando me hicieron mi primer tema, aunque ya había aprendido los elementos simbólicos y la grafía antes de eso. Fue tal la convicción que vino junto a esa primera lectura que continué estudiando astrología.

 Este interés permanente, esta fascinación, este amor no me ha abandonado nunca. A la vez, tengo que aclararos que ni creo en ella, ni la practico, ni entiendo cómo “funciona”, aun cuando la astrología forma una de mis lenguajes fundamentales para la reflexión psicológica.

Sencillamente, para mí la astrología devuelve los acontecimientos a los Dioses. Depende de imágenes tomadas de los cielos. Invoca un sentimiento politeísta, mítico, poético, metafórico de aquello que es inevitablemente real. Esto es lo que hace a la astrología eficaz como un campo, un lenguaje, un modo de pensar. Es el portador para la mentalidad popular de la gran tradición que sostiene que todos habitamos en un cosmos inteligible, propocionando así a las preguntas humanas respuestas más que humanas.

Nos obliga a imaginar y a pensar en términos psicológicamente complejos. Es politeísta y por lo tanto va en contra de la mentalidad dominante de la historia de Occidente.

Tomo prestada la palabra “eficaz” de Paracelso, que dijo, “se vuelve médico sólo aquél que conoce aquello que es innominable, invisible e inmaterial, y sin embargo eficaz”. Y tomo prestada la idea de las antiguas lecturas neoplatónicas de las posiciones e influencias planetarias.

Los intérpretes neoplatónicos en el Renacimiento y aún antes encontraron una lectura beneficiosa, eficaz, aún de los planetas más difamados, como Saturno, y de las constelaciones menos auspiciosas. Todos los Dioses desbordan beneficios; era tarea humana, la tarea del intérprete, descubrir estos beneficios. De otro modo nos perdemos las bendiciones y las confundimos con maldiciones.

En mis propios decursos, encontré los beneficios de Saturno un día en Roma hace unos años. Estaba contemplando el viejo templo de Saturno, cerrado a los visitantes por las autoridades. Cerrado, como dicen en Roma, por restauración. La restauración podría durar ya quinientos años, y podría continuar otros quinientos años más; pues uno de los modos en que la Iglesia puede impedir que el pasado politeísta tiña nuestra religión actual es mantener cercados los antiguos lugares. Así que muchos de los viejos templos están en construcción, en restauración, o son considerados “arquitectónicamente peligrosos”.

Como sea, se me ocurrió al estar ahí que las maldiciones que Saturno me había infligido : frialdad y alejamiento de la intimidad humana, obsesión con ideas, oscuros humores depresivos que paralizaban la acción, preocupaciones sobre situaciones concretas que yo intentaba poner en orden, un manejo torpe de la novedad, frivolidad y artificialidad electrónica, cargas del deber, periodos de rigidez y aspereza hacia mí mismo y hacia los demás- todas estas maldiciones habían sido tomadas literalmente.

No había captado su eficacia: cómo me protegían, me mantenían en el camino, fiel al llamado, permitiéndome pensar y aceptar la soledad, y cómo habían permitido que el orden fuera derrotado en nombre de la ausencia y el vacío.

En otras palabras, las maldiciones que atribuía a Saturno eran bendiciones. Además, aquel día en Roma me di cuenta de que somos nosotros quienes hacemos de Saturno un planeta maligno, negativo, interpretando las bendiciones que otorga sólo en un sentido rígidamente opresivo, como pesadas cargas en lugar de dones de peso. Perdemos una mitad: la mitad celestial del mal. Puesto que no es el Dios quien nos maldice, somos nosotros quienes maldecimos al Dios mal interpretando su eficacia.

La astrología neoplatónica encontró la razón de nuestra tozudez, nuestro sentimiento de victimización, por ejemplo por Saturno, en el hecho de que todas las almas están atrapadas en la estupidez del naturalismo, literalismo, concretismo. Tomamos literalmente nuestros sufrimientos: aprehendemos las cosas sólo tal como aparecen naturalmente; insistimos en que lo real es concreto. Estos errores de entendimiento se deben a que nuestras almas están encerradas en hyle, la palabra griega para el material rígido.

De modo que el viaje del alma, de acuerdo con la alquimia de Michael Meier, comienza en Saturno y concluye en Saturno, esto es: comienza en la opresión y la victimización a la vez que, escondidas en la rigidez de nuestra mente, están las bendiciones de las metas de Saturno. Su verdadero propósito, escribían las autoridades, estaba “dirigido a la iluminación y guía del intelecto y a conducirlo al conocimiento de lo que es correcto y útil”.

Debéis recordar aquí que eficaz no sólo significa positivo. Los dones de Saturno todavía pueden sentirse como opresivos y limitadores. Un don no es sólo lo que literalmente parece ser: tenemos que disfrazarlo bellamente para esconder que cada don es también potencialmente tóxico; cada don (gift) es también un Veneno (Gift), la expresión alemana para “veneno”.

En efecto, en algunas culturas, como la China, un don puede usarse como una maldición subliminal; y, a menos que rápidamente se lo repare con un contra-don al benefactor, uno permanece cautivo, esto es, obligado, atado, constreñido, limitado por ese don. Por ello es que cuando más uno tarde en escribir un agradecimiento, más se vuelve una carga: un don desprovisto de su envoltura revela su maldición latente.

La lectura neoplatónica de un tema devuelve todas las cosas a los Dioses, pero no hace las cosas ingenuamente positivas. El modo eficaz de leer tan sólo rehúsa a dividir las cosas simplemente en negativas y positivas, afortunadas y desafortunadas. Una cuadratura puede volverse un Beethoven, un trígono un Forrest Gump.

Así, la lectura eficaz de la “otra mitad” invisible que afecta a nuestros cuerpos y nuestros males, como dice Paracelso, no significa una lectura feliz de planetas felices en posiciones felices.
Júpiter en Leo en la casa dos, o diez, no indica meramente optimismo, magnanimidad, calidez expansiva; sabemos que también invita a la exageración, al derroche, a entusiasmo indiscriminado. Las costas lejanas a las que Júpiter empuja pueden ser venturosas y a la vez infladas y superficiales. En cada situación debemos tomar en cuenta el sitio cultural de la persona a quien uno le habla, el portador del tema.

Quisiera acentuar esta idea de sitio. Un humano está situado; una carta está situada. El momento natal es siempre en algún sitio. Ese sitio no es sólo un mero conjunto de coordenadas geográficas, longitud y latitud. El sitio es también una cultura, una naturaleza, una historia, una política, una geografía, un lenguaje, un estilo, un carácter.

El sitio no es un accidente de nacimiento, sino aquel sitio único y particular el cual, decía el neoplatónico Plotino, el alma escoge como una de sus cuatro elecciones básicas: los padres, el cuerpo, las circunstancias y lugar de entrada en este mundo (Ver mi “Código del Alma”). Dónde esté uno y dónde uno entre en el mundo parece importarle al alma. Y este “donde” rige distintivamente sobre todas las generalidades y comunidades que los astrólogos emplean al leer un tema.

Un residente de Bay Area en la proximidad de Tiburon o Larkspur puede responder casi sin notar a un “Buenos días”. Una pequeña inclinación de cabeza, un pequeña sonrisa de acuerdo a una convención familiar. En Maine, “Buenos días” puede originar como respuesta un “Ya tengo otros planes”. En Manhattan, “”métase en sus asuntos” y en Alabama “Oh, gracias, muchas gracias, y que también Ud. tenga un buen día, y vuelva a pasarse por aquí”.

Acentúo estas diferencias en maneras de hablar porque manifiestan diferencias en situaciones.
No es que ahora me interese destacar si estas diferentes localidades -Bay Area, Maine, Manhattan, Alabama- reflejan rasgos astrales pertenecientes a este o aquél signo zodiacal, sino que me interesa destacar la importancia del sitio en la lectura de una carta, puesto que cada sitio tiene su propio humor y su tiempo, su atmósfera y su botánica, su historia y su cultura.

Los diagnósticos psiquiátricos consideran el sitio como parte del cuadro clínica. Recuerdo a uno de mis profesores psiquiátricos en Suiza que advertía acerca de los diagnósticos de depresiones maníacas. Asegúrese de saber de dónde viene el paciente, ya que lo que puede parecer depresión puede ser culturalmente normal en los valles cristianos y rocas escarpadas de la Suiza interior, y lo que puede parecer manía puede ser la conducta habitual en un pueblo bávaro.

Nuestro planeta también es un planeta y necesita nuestro reconocimiento cósmico. La suavidad polinesia y el rigor espartano son más que leyendas; son determinantes. La cívicamente cohesiva Minneapolis y la decadentemente deliciosa Nueva Orleans son sitios planetarios que comportan tanto en el carácter y el destino como los sitios de los planetas en un tema.

Al comienzo dije que, puesto que la astrología es arquetipal, es poderosamente atractiva y por lo mismo peligrosa. Quiero ahora extenderme sobre este peligro. Es el peligro con el que he estado luchando durante muchos años de muchas maneras en mis escritos: el literalismo. Específicamente para nosotros hoy, el literalismo astrológico.

Dos tipos de literalismo afligen a la astrología, de modo que la astrología, como el psicoanálisis, puede correr el riesgo de volverse una fe fundamentalista. El primero tiene que ver con el tiempo. Llamémosle el Literalismo Temporal. Se ve reforzado por cálculos, tablas, exactitudes, minutos y segundos. No cuestiona suficientemente la idea de tiempo, sino que está cogido por el tiempo.

Creo que es posible continuar haciendo estos cálculos matemáticos, pero considerarlos menos como rigurosas medidas de tiempo y más como un servicio ritual, un conjuro teúrgico necesario para constelar la visión psíquica, intensidad de foco, elaborar un procedimiento distanciador así como en otras artes, la medicina por ejemplo, se deben usar medidas cuidadosas y dosis exactas, y así como las curas nativas en culturas menos técnicas usan cuidadosa precisión en sus prescripciones, o como los cocineros realizan su arte en términos de tiempo y medidas.

Pero todo esto es un ritual para enfocar la intuición y refinar las propias habilidades, más que para presentar los hechos verdaderos de lo que efectivamente está ocurriendo, u ocurrirá o ha ocurrido ya, en una incognoscible esfera invisible, aquella otra mitad más allá de este mundo.

Dejando de lado el apego literalista al tiempo podemos también liberarnos de otro poder peligrosamente atractivo en astrología: la tentación de predecir. El segundo literalismo es la creencia en la influencia causal de los cuerpos astrales o los planetas reales.

El literalismo astrológico supone que podemos conocer esa “otra mitad” que reside en el Cielo y, por medio de cálculos matemáticos basados en la comprensión literal del tiempo, atribuir causalidad a estos poderes celestiales.

Creo que debemos deconstruir estos literalismos.

Creo que la tarea que llama al astrólogo es pensar más poéticamente y metafóricamente, y menos causalmente, como si la astrología tuviera que obedecer a la ciencia Newtoniana. No creo que necesitemos atribuir propiedades causales a los planetas o sus constelaciones, y por lo mismo no necesitamos saber cómo funciona la astrología.

Más bien podemos dejar que la carta opere como un mantra que proporciona revelaciones, una mirada en el más allá, un mapa de lo no visto, un compendio de poderes invisibles operando en conjunto. Incluso podemos hablar de estos poderes invisibles como dioses que gobiernan, como fuerzas que influencian. Sin pretender conocer dónde residen efectivamente, cómo operan, lo que intentan.

Sugeriría un modo más fenomenológico de leer y menos metafísico o teológico.

La fenomenología trata con las cosas tal como aparecen. Deja de lado las especulaciones sobre orígenes, causas, explicaciones, teorías. Así es como trabajo en psicología. No tengo teoría de los sueños: cómo vienen, qué buscan, dónde se originan. Tampoco tengo una teoría de los síntomas, de las neurosis, de la locura o de la salud mental.

No conozco las fuentes primarias de ninguna de las cosas que me encuentro en la práctica. No sé qué ha provocado los acontecimientos sobre los que se me informa, y no me preocupo en absoluto por sus orígenes.

No atribuyo el poder literal de cuasalidad a un recuerdo paterno de abuso brutal o un recuerdo materno de descuidada crueldad. En cambio, contemplo los fenómenos. Estudio lo que se presenta: el problema, las imágenes, los dolores, los sorprendentes giros del destino -aspirando a salvar los fenómenos de las explicaciones para poder permanecer enfocado en sus rostros.

Tomo cada cosa por lo que muestra. He asimilado entre mis hábitos mentales lo que la filosofía, tanto oriental como occidental, han enseñado: la causalidad en este simple sentido es ilusoria. Más aún: deviene un método para huir de la confrontación con los fenómenos que están justo enfrente de la propia nariz. Esto es lo que quise decir antes al afirmar que no entiendo la astrología. Además, no necesito ni quiero entenderla. Ya es suficiente para mí ese compromiso con sus proveedoras y eficaces revelaciones.

De modo que una cuadratura Júpiter-Saturno en signos fijos, tal como yo tengo, una Luna o un Plutón aislados con sólo débiles contactos o ninguno, no son causas de problemas o errores, miserias o luchas. Estas posiciones en un tema natal proporcionan imágenes a ser ponderadas por su riqueza simbólica y amplificaciones míticas. Proveen datos arquetipales, dones divinos.

Aquí intento mostrar el paralelismo entre un enfoque fenomenológico, arquetipal, en la práctica de la psicología y en la práctica de la astrología. También intento distinguir entre lo práctico y lo empírico.

La astrología es un arte práctico, pero no una ciencia empírica.

 Algunos, como Gauquelin, pueden tratar de establecer una base empírica para ella, juntando pruebas estadísticas de datos reunidos. Yo no veo la necesidad de esto. Es que acaso establecemos el valor práctico y la veracidad del arte por medio de datos estadísticos? Nuestras pruebas tanto en la terapia como en la astrología no son de tipo científico sino de tipo humano: anécdota, testimonio, revelación.

Quizás no debiera plantear esta distinción con tanto rigor, esta distinción entre práctico y empírico. “Empírico” original y tradicionalmente no significaba establecer una idea por medio del método científico. Más bien, “empírico” se refería originalmente a los médicos, sanadores y practicantes que se guiaban y basaban sus prácticas en la observación y en la experiencia más que en la teoría.

Lo que digo es que no tenemos que tener una teoría explicativa para las experiencias psicológicas y/o astrológicas a fin de practicar nuestras profesiones. Sólo necesitamos dedicarnos a los fenómenos; necesitamos estudiar, cuidar, vigilar, escuchar, a fin de ser practicantes responsables de nuestros artes.

He de confesar que tomo más bien literalmente las dos primeras palabras en la frase de Paracelso; “El Cielo retiene” (dentro de su esfera)”. Y no arguyo con él acerca de las palabras “mitad” y “todo” (mitad de todos los cuerpos y los males). No creo que haya querido decir mitad matemáticamente, como cincuenta por ciento.

Creo que quiso decir que uno sólo consigue una media-verdad, una cura parcial, un entendimiento defectuoso si uno descuida el Cielo. Respecto a la enorme generalización de esa palabra “todo”, tengo que conceder que o bien el cosmos entero lleva los efectos del Cielo, o uno debe decidir qué partes no están bajo su gobierno, qué acontecimientos y cuerpos pueden declararse independientes de los efectos de los Dioses.

Pero en aquellas primeras palabras “El Cielo retiene”- he ahí el misterio! ‘Cielo’, la palabra, entró en el inglés a través del Sajón, el antiguo Alemán gótico. El origen último de la palabra “cielo“(heaven), dice el diccionario, es desconocido. Se lo define como más allá del firmamento (sky); mientras que cielos, en plural, se usa para regiones, esferas, jerarquías bajo cuya ley vivimos, más allá y desconocidas, y a las cuales cada vida e incluso cada momento de la vida aspira como si fuera su fin o su meta.

El Cielo connota lo divino, como cuando al probar una tarta borracha de chocolate amargo exclamamos “celestial, divino”. Y “séptimo cielo” es el mayor júbilo, y “cielos arriba” invoca a los Dioses y Diosas.

Ahora atendamos a lo siguiente. Paracelso dice que este cielo que rige la mitad de nuestras vidas no está sólo más allá del firmamento y es invisible, externo a la esfera humana, sino que, horribile dictu, retiene, contiene, preserva, guarda, no deja ir, no se abre a esa mitad de nuestras vidas, nuestros cuerpos y nuestros males, así como a todos los cuerpos y males en la tierra.

¿Está Paracelso bajo la influencia de la vieja ecuación de Dios y Saturno, un dios controlador, retentivo anal, un Dios ausente que contiene la mitad del destino en sus manos y que sin embargo es un Dios que no puede ser visto, mostrar su rostro, manifestarse?

Creo que esa visión del Cielo puede haber prevalecido en tiempos de Paracelso, también antes y después, pero no creo que fuera su visión, ni que él fuera ese tipo de criatura de Saturno.

Prefiero pensar que Paracelso insiste sobre la mitad invisible de nuestras vidas, la mitad astrológica retenida por esferas más allá de la naturaleza, de modo que esta mitad no es aprehensible directamente por ningún método de la ciencia natural, ningún tipo de comprensión mundana o naturalista. Intentamos llegar a los cielos mediante las especulaciones de la teología, el misticismo, la metafísica, la poesía, la matemática, pero el cielo se contiene, se retiene y se resiste, y así su esfera permanece hermética, secreta.

De modo que nosotros, humanos, conscientes de que vivimos sólo de medias-verdades y vemos sólo a través de un cristal oscuro, nos volvemos a la astrología para encontrar el camino de regreso al cielo, a la fuente invisible que afecta a nuestros cuerpos y a nuestros males.

En términos de Jung, estamos en busca del Dios en la enfermedad, no meramente esta o aquella enfermedad (disease) literalmente clasificada, sino en la inquietud (dis-ease) llamada también vida. El astrólogo revierte los acontecimientos a sus causas en los cielos, sacando así a la persona fue de las circunstancias y orientándola hacia el cielo.

De aquí el sentimiento revelatorio cuando se hace una interpretación conmovedora; la puerta del cielo Imprevistamente se abre, se hace la conexión entre las dos mitades, esta vida aquí y esa esfera allí. La astrología es entonces un arte divino, pero no el arte de la adivinación, pues eso es nuevamente literalismo: un literalismo de la predicción y del tiempo.

La tarea del astrólogo, entonces, como la del psicólogo arquetipal, es menos traer los dones del Dios a mi vida, que el dar vida a los Dioses.

Cada visión, cada patología, cada trozo de buena suerte que conecto a los planetas mantiene vivos a los Dioses.

A ésto los cristianos podrían llamarlo un movimiento redentor. Prefiero ver esta tarea de devolver los acontecimientos a los celestes invisibles, un proceso de epistrophé siguiendo la idea del Neoplatonismo, o ta’wil en el misticismo persa. Esta visión ve el mundo entero lleno de un innato deseo de retornar a su fuente imaginal, su esencia arquetipal, su otra mitad en el Cielo.

Así, por ejemplo, aquí estoy, digamos un ascendente Géminis, en todos mis males y en mi cuerpo: las vacilaciones del carácter, la atención distraída y dividida, la duplicidad, la divertida tortura de ver ambos lados y luchar con las oposiciones, nervioso, encantador e impaciente, a la vez la lengua presta del engaño que formula la vida, como un periodista o un predicador, antes de vivirla, la intensa sensibilidad, los pequeños acuerdos, las múltiples conexiones del prestidigitador, del charlatán y del murmurador, el agotamiento que llega con la prisa y la excesiva conectividad , todas estas características pertenecen a mi carácter, esto es, el depósito celestial en mi alma, un tesoro de mercurio tornasolado, un mineral metálico o un cuerpo planetario al cual mi vida, tal como la vivo, puede pulir y volver lustroso y útil.

Este pulir de los males de lo dado es lo que los escritores como Blake y Keats y Lawrence han llamado “almificar” (soul-making). El almificar (soul-making) devuelve a los Dioses lo que me dieron y que traje conmigo al llegar, devolviéndolo más “refinado” y “sofisticado” como dicen los alquimistas.

Cada vez que una consulta astrológica puede devolver una característica a su divino personaje (character), pulir un problema para que brille en una luz diferente, revelar al Dios en la enfermedad, dejar al cliente ver claramente por un momento aquella otra mitad celestial, el astrólogo está realizando una epistrophé (conversión), devolviendo una mescolanza en lo humano a un mito en los Dioses.

Para que no concluyáis que mi énfasis en los dioses, lo divino, los cielos, los invisibles, es elevado e intelectual, recordemos que los planetas residen primariamente dentro de constelaciones de animales. Los planetas están principalmente guardados en las cuadras entre bestias. ¿Porqué este más allá del Cielo está diseñado por un mapa de formas animales, y estas formas son tan terrenales: no halcones y búhos y palomas, o ruiseñores o águilas, sino serpientes y escorpiones, peces y cangrejos, carneros y cabras, caballos y toros? ¿A qué viene esta preponderancia de animales?

Para nuestras mentes vulgares, arrogantes, recientes, occidentales, “animal” significa bruto, bestia, tonto, más bajo en la escala evolutiva. Sin embargo en la mayoría del mundo antes de nuestros tiempos y aún hoy mismo en muchos sitios del mundo, los animales son los verdaderos maestros de la humanidad, espíritus guardianes y constantes compañeros del alma. Algunas terapias intentan despertar esta conexión arcaica con el animal, pero la astrología ya lo hace para nosotros- así de simple! Nacido en el año del Tigre… Uau! Sol en el Cangrejo- oooohhh! Marte en el Toro y Venus en Escorpio: vigilad!!!

Estas formas animales que permean la imaginación astrológica presentan el animal como un contenedor cósmico de poderes invisibles. Los animales como formas de lo divino, que es exactamente lo que los antiguos egipcios sentían y que también es verdad para culturas desde el Japón Shintoista hasta la Polinesia, gran parte de África hasta los nativos de las regiones circumpolares. La astronomía continúa trabajando con espacios con forma de animales configurados por líneas entre los puntos brillantes de las estrellas. Conectad los puntos y veréis lo invisible volverse un toro, un león, un par de peces.

La astrología trabaja matemáticamente, y uno normalmente supondría que los números y los animales tienen poco que ver unos con otros, unos abstractos, los otros tan concretos como la sangre, los dientes, el pelo y el veneno. Pero dos pasajes básicos en los textos de cosmología que sustentan la cultura mitológica occidental e islámica unen a los animales y los números.

El primero es el arca de Noé, descrita con medidas detalladas para dar forma a la nave que puede contener todos los animales. El segundo está en el Timeo de Platón (fr. 55c). Allí podemos leer acerca de una figura de doce lados usada por el creador para el “todo”. Platón da una forma geométrica para los cuatro elementos, y luego de esta quinta y más comprensiva forma de todas, dice que contiene “esquemas de figuras animales”.

 Esta figura de doce lados, con forma de animal, es paralela a otro pasaje de La República de Platón (589 b-c) donde presenta “la imagen simbólica del alma” como una bestia de muchas cabezas con un anillo de cabezas domadas y salvajes.

Para la cosmología antigua no había necesariamente separación entre lo geométrico y lo orgánico; se correspondían, lo que nos dice hoy que los cálculos matemáticos de la astrología no son sólo necesidades rituales para enfocar la conciencia en el caso a mano y abstraerlo en una carta visible. Los números también son modos de hacer precisas las diversas fuerzas animales, la bestia de muchas cabezas que vitaliza y conduce el alma, la vida instintiva que nos guía como nuestra compañera del alma.

De nuevo el peligro del poder compulsivo de la astrología: mientras jugamos con números y reconocemos los grados, también estamos reconociendo la casa animal que contiene el alma, de hecho la casa animal que contiene todo el cosmos.

 Y no olvidemos que son los animales -incluido el animal humano- los que el Dios bíblico considera la única parte de toda la creación merecedora de salvar, una salvación que requiere que Noé tenga que hacer antes deliberados cálculos matemáticos.

Finalmente, entonces, si no es verdadera, ni es explicativa, si sus matemáticas son ritual disfrazado y su referencia a los planetas concretas de la astronomía son metáforas, ¿porqué nosotros, gente inteligente, racional, educada y sabia, tales como vosotros y yo, nos hemos reunido aquí para volver a la astrología?

¿Porqué ajustados con cinturón de seguridad a un asiento en un avión que puede llevarnos directo a la muerte abrimos la revista justo en la página de los horóscopos del mes?

¿Porqué recogemos los consejos que se dan sobre un Mercurio retrógrado, o analizamos la conducta de nuestro amante en término de humores lunares, o esperamos algún cambio financiero radical en el próximo tránsito por nuestra casa dos?

Incluso cuando leemos tenemos que suspender la falta de creencia, ocultando la pequeña vergüenza de que estamos leyendo la trivialidad de una adivina…
Entonces, ¿por qué volvemos a ello?

¿Qué busca el alma, qué desea, por qué nos atrae tan rápidamente? Mediante ese parágrafo de la última página regresamos a nuestro daimon-estrella individual que contiene una porción de nuestro destino, esa otra mitad.

Buscamos de nuevo la conexión con nuestro compañero primordial, ese hermano-hermana en el cielo que vive fuera de este cuerpo sujeto por un cinturón de seguridad a su asiento, y que comparte nuestra vida en cada instante -y este instante elevados en el aire que puede también ser el instante de la muerte- porque conecta nuestra vida con Moira, el daimon de nuestro hado: Moira, la palabra griega que significa simplemente una parcela, la mitad de Paracelso.

Buscamos en esa página de atrás, esos consejos y avisos, las predicciones y asesoramentos, tan enigmáticos y sin embargo tan íntimos, volver a ligarnos a los poderes, ritmos y mitos del cosmos, elevarnos fuera del avión en su ascenso de 35,000 pies, a un más allá de personas planetarias, más allá de mi persona y sus problemas, de sus días buenos y sus días malos.

Ese párrafo acerca de Virgo o Libra en la última página de la revista nos eleva fuera de nuestras mentes hacia otro lenguaje no terrestre, el lenguaje de las estrellas y de las ruedas animalizadas de los cielos, donde el alma pueda alojarse en imaginación, su primer hogar imaginal.

Aunque el cielo nocturno este cegado por la polución eléctrica, las estrellas eclipsadas, y los signos zodiacales convertidos en baratijas para el comercio diario, Marte y Venus reducidos al mundo gris del sexo de Juan y la infatuación de Luisa, la Luna un lugar para poner la bandera americana…, aún así el lenguaje de la astrología, sus rituales matemáticos, sus intérpretes sacerdotales, sus encantos y amuletos que puedo tatuar en un pectoral o colgar en mi cuello , todo ello preserva mis males conectados fuera de este cuerpo poseído por Gillette, Exon, Disney, Walmart y el Bank of America.

Un toque de astrología, la más leve referencia exótica, y los cielos retornan, y el destino.


Así que, astrólogos, en verdad tenéis un llamado superior, estáis al servicio de lo otro-de-lo-humano, de la otra mitad. Y no os preocupéis por las elevadas palabras y las visiones superiores, por el peligro de la inflación.

Los Dioses son implacables con los inflados. Saben cómo protegerse mejor que nosotros los mortales. El que se limiten el uno al otro preserva su poder y es acaso precisamente eso lo que los conserva tan duraderos, inmortales, seguros contra la usurpación por parte de cualquier ideología monoteísta.

James Hillman, Febrero 10, 1997
(Traducción de Enrique Eskenazi)

“La tarea del astrólogo, entonces, como la del psicólogo arquetipal, es menos traer los dones del Dios a mi vida, que el dar vida a los Dioses.”

James Hillman (n. 12 de abril de 1926 en Atlantic City, New Jersey) es un psicólogo norteamericano y analista junguiano, representante principal de la escuela arquetipal en psicología analítica. Estudió en el C.G. Jung-Institut Zürich y desarrolló la psicología arquetipal. Actualmente se encuentra retirado como profesional privado.

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/esoterismo/astrologia/astrologia-arquetipal-255.html

jueves, 20 de noviembre de 2014

¿VAMOS HACIA UNA MINI ERA GLACIAL?

LAS TEMPERATURAS BAJAS EN LOS ESTADOS UNIDOS YA SON RECORD
Es recién noviembre y la mitad de los EE.UU. está cubierto de seis metros de profundidad de nieve, mientras que partes del sur se han despertando con temperaturas que están apenas por encima de cero.


¿Qué está pasando?

La culpa es del llamado "efecto del lago", un vórtice polar, originado por la corriente-jet polar. Los vientos del oeste-suroeste de una tormenta se alinean perfectamente con las longitudes de los lagos Erie y Ontario, que se asientan entre el Medio Oeste estadounidense y Canadá.

Esa alineación "permite que el aire frio recoja grandes cantidades de humedad" declaró, Jeff Masters, director de meteorología en Weather Underground.

Los resultados son excepcionales nevadas en bandas a lo largo de los lados del sudeste de los lagos, a menudo acompañados por los fenómenos inusuales que sulen presentarse en pleno invierno...

El frío extremo temprano también se debe en parte al impacto del súper tifón Nuri, que calienta las aguas al oeste de Alaska desde hace diez días y "causó un efecto dominó en la corriente de chorro", escribió Masters.



¿Hacia una Era Glacial?

A pesar de lo que muchos creen, la actividad solar es menor a lo esperado.
 
¿Causas? Los Rayos Cósmicos...

El Sistema Solar transita por una zona de la Galaxia en la cual se encuentra con un incremento considerable de energías cósmicas.

El Sistema Solar posee su propio escudo defensivo contra las radiaciones cósmicas, pero aún así la gran cantidad de rayos cósmicos ganaron el espacio interestelar de nuestro sistema, causando un relativo decaimiento en el magnetismo solar, produciendo una merma en la cantidad de manchas que en el Sol se producen...

¿Consecuencias para el planeta?

Un posible ingreso a una mini era glacial.
Brad Hunter Conferencias

MAS INFO: http://noticiasdislocadas.blogspot.com.ar/2012/03/vamos-hacia-una-nueva-glaciacion.html

martes, 11 de noviembre de 2014

Algunas Señales de que Usted es un Esclavo de la Matriz (matrix)...

El mundo de hoy es un lugar extraño. Estamos inundados con señales desde muy temprano en la vida, animando a cada uno de nosotros a caminar una determinada ruta, estableciendo con nosotros los ojos vendados, para desanimarnos en el camino de buscar alternativas a lo que el rebaño está haciendo o pensando.

La vida es tan compleja que si estamos prestando atención, nos damos cuenta de que hay un infinito número de posibilidades a lo que la experiencia humana podría ser, y llegamos a ver que el mundo está en llamas, porque los individuos con demasiada poca frecuencia se preguntan, por qué las cosas son como son, y en su defecto darse cuenta de que su forma de pensar o de comportamientos y necesidades de ajuste en favor de los más inteligentes, es cuestión de puro sentido común, o de patrones sostenibles de existencia.

No es la intención de ser abiertamente críticos con el estilo de vida de cualquier persona o situación personal, los siguientes 16 señales de que usted es un esclavo de la matriz se entiende como un enfoque puramente observacional para ayudar a identificar las áreas de su vida, donde usted puede estar perdiendo una oportunidad para liberarse a sí mismo del diseño autodestructivo, de la Matrix.

Sigua leyendo, y por favor tome un momento para comentar a continuación, con cualquier cosa que desee añadir a la lista a continuación...

https://fbcdn-sphotos-e-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xap1/v/t1.0-9/560197_10204946829247832_8707491331446391682_n.jpg?oh=38cdc013359864c21c0c732a70b97ec4&oe=54E38DED&__gda__=1424366641_3a95d727d446725f89dbbf7bdb64ed78

Usted paga impuestos a la gente que desea ver encerrado en la cárcel.

Esto es tal vez el mayor indicador de que somos esclavos de la matriz.

La noción tradicional de la esclavitud evoca imágenes de personas en grilletes forzados a trabajar en las plantaciones para apoyar a los propietarios de plantaciones ricos.

La versión moderna de esto se ve obligado a ser tributario, en el que nuestros ingresos se acoplan automáticamente antes de que cada vez veamos el dinero, independientemente de si es o no aprobamos de cómo se gasta el dinero.

Usted va al doctor, pero usted todavía no está enfermo.

La atención médica moderna, para todo ello es el progreso científico, se ha convertido tristemente en cuidadores de enfermos, donde 

La vida es tan compleja que las horas ext
rara vez nos aconsejaron comer bien, y a nuestra salud mental y física, pero en cambio nos aconsejan rutinariamente para consumir medicamentos, y costosos procedimientos que son empujados por el matriz para fines de lucro en lugar del cuidado de la salud.

Usted ha escogido Equipo Demócrata o Republicano, y discutes con tus amigos, compañeros de trabajo y familia acerca de la política.

Esto es lo que la estrategia de control de divide y vencerás, parece que funciona en nuestra sociedad. Los dos grandes partidos son corruptos hasta la médula, y a los candidatos independientes no se les permite integrarse.

Al creer en uno de estos partidos y la quema de su energía personal en la discusión con otras personas comunes que están dando vuelta encima de su alma la matriz, y haciendo su parte para asegurar que "nosotros el pueblo" nunca se unirán contra la corrupción.

Usted trabaja 
duro haciendo algo que odia, para ganar dólares fiduciarios. 

El trabajo es importante y el dinero lo obtiene para pagar las cuentas, sin embargo, por lo que muchas personas pierden los mejores años de su vida, haciendo cosas que detestan, sólo por dinero. La verdad sobre el dinero hoy en día es que no tenemos dinero, pero en cambio, la moneda fiduciaria e inflacionaria es de su propiedad y somos manipulados de esa forma.

Dado que es todavía necesario para salir adelante en este mundo, lo mejor es que se obtiene más valor por su tiempo haciendo algo que te gusta o por trabajar con gente que no desprecias.

Es más fácil de lo que piensa vivir con menos dinero de lo que creemos que necesitamos, sólo tenemos que estar dispuestos a ir contra la corriente darse cuenta de esto.

Usted está dispuesto a acumular deudas personales para financiar la adquisición de un estilo de vida de consumidor orientado solo a consumir.

Cada vez que una tarjeta de crédito se desliza crea dígitos en los balances de los bancos que están más involucrados con el saqueo financiero del mundo en la actualidad.

Estas cifras se multiplican por vía electrónica por el sistema de reserva fraccionaria en su lugar, lo que aumenta exponencialmente el poder de estas instituciones.

Para participar en esto, y al aceptar pagar este dinero falso con intereses, con el fin de mantener un cierto estilo de vida es un fuerte indicio de que usted está obligado por uno de los principios fundamentales de la matriz -el consumismo.

Usted conversa con gente de verdad acerca de los acontecimientos en curso de los programas de televisión.

La TV es la herramienta más potente que se usa para el control de la mente, y la "programación" que está disponible, aunque sin duda ofresca, diversión, o te de entretenimiento, está orientada a reforzar ciertos comportamientos entre las masas.

Dramatizando importancia del ego, sobre sexualizar todo, glorificando la violencia, y la enseñanza de la sumisión a la autoridad falsa son las principales características de la televisión moderna.

Al tomar lo que está sucediendo en la pantalla y lo que es una parte de su verdadera vida, que está haciendo su trabajo de apoyar el deseo de la matriz para confundirnos acerca de la naturaleza de la realidad, lo que demuestra que algo no tiene que suceder en realidad con el fin de sentir que es real para la gente.

Usted no tiene nada que ocultar de la vigilancia total.

Si no te molesta que alguien, en algún lugar, trabajando para alguien que está mirando, escuchando sus conversaciones, y el seguimiento de sus movimientos, a continuación, usted es un buen esclavo de la matriz.
Invisible vigilancia es una forma insidiosa de control del pensamiento, y mediante el uso de la lógica de la "No tengo nada que ocultar, por lo tanto, me hará ningún daño al ser vigilado", entonces usted está admitiendo sin pensar que tienes un maestro terrenal y está en la mente y el cuerpo soberano.

¿Crees que elmundo sería más seguro si los gobiernos tienen armas ?

Este es un mundo violento, y los criminales participan en la criminalidad contra las personas honestas en todos los niveles de la sociedad, incluyendo desde dentro del gobierno.
Claro, en un mundo perfecto, las armas no serían necesarios para cualquier persona, pero, por desgracia, nuestro mundo es todo menos perfecto, y las armas de fuego son de hecho una forma muy eficaz de protección frente a la delincuencia común y los gobiernos abusivos por igual.

La disposición a renunciar a su derecho a la legítima defensa es una señal de que usted ha relegado la responsabilidad personal a otra persona.

Tener las masas abdicar la responsabilidad personal es uno de los aspectos más importantes de su control. Bienvenido a la matriz.

Usted sabiendas toma agua fluorada.
De todos los debates de salud que tienen lugar hoy en día, el tema del agua fluorada es el más fácil de entender, ya que es un tóxico subproducto de un proceso industrial.

El agua es supuestamente fluorada para ayudar en la salud dental, que es discutible en sí mismo, pero si esto fuera así, entonces la fluoración involuntaria de agua pública es un medicamento sin su consentimiento ... una forma de esclavitud.

Sabiendo esto y continuar a beber agua fluorada es una señal de que usted está contento con su esclavitud a la matriz . Aquí hay 18 razones científicamente validados para poner fin a la fluoración del agua pública.

Usted consume a sabiendas venenos tóxicos como el glutamato monosódico y el aspartame.

Estos dos productos químicos son ampliamente conocidos por ser tóxicos para el cuerpo humano. Sabiendo esto y continuando a envenenarse con sabrosos, pero los productos químicos cargados alimentos procesados es una señal de que la matriz que se ha programado para colocar menos valor a su salud y su futuro que en su gratificación inmediata.

Usted depende de el complejo industrial farmacéutico para la gestión de su propia salud mental.
El uso de medicamentos psicotrópicos está aumentando rápidamente en nuestra sociedad porque las personas se han convencido de que los estados mentales son
similar a las enfermedades, mientras que la verdad acerca de la salud mental natural, ha sido ocultada
 por los medios de comunicación corporativos y los establecimiento médicos con fines de lucro.

Si usted está tomando medicamentos psicotrópicos, entonces usted está en una de las formas más potentes de control de la mente disponible.

Parte de este control es para convencerte de que usted no tiene ninguna autoridad sobre su propia mente.

Esta es quizás el más terrible mentira de la matriz, y tomando voluntariamente estos medicamentos psicotrópicos que está conforme con la peor clase de esclavitud, y la inhibición de las respuestas mentales y emocionales naturales a los de la vida estresantes que están señalando a usted que usted necesita cambiar su comportamiento y hábitos.

Aún no has dejado de ver la programación de las noticias locales y nacionales.

La corriente principal de los medios de comunicación es una herramienta de control y manipulación, y manteniendo el apoyo a sus ideas y visiones del mundo, dándoles su atención usted es voluntario para ser un esclavo de este forma no tan sutil de la programación mental.

Incluso las noticias locales es un guión en el ámbito nacional por agentes del puñado de corporaciones encargadas de dar forma a nuestras opiniones de los eventos.

Estas más preocupados por los deportes televisados u otras distracciones sin sentido de lo que son con la calidad de su medio ambiente natural.

Como Ej- La plataforma Deepwater Horizon, Alberta Tar Sands, el aumento de Fracking, el sacrificio de la Amazonía, y Fukushima son todos 
eventos de la vida que afectarán gravemente el nuestro futuro en el planeta tierra.

Para ser ud. indiferente a todo esto, lo sintonizan en una corriente interminable y trivial de deportes, y una vida basada en la distracción, es una señal de que su sentido de auto-preservación ha sido robado y reemplazado, con una tendencia impulsiva a la trivialidad y el escapismo.

Usted es escéptico de cualquier área de la vida que no ha sido 'probado' o validado por la ciencia moderna. La esencia de la ciencia es la investigación de lo desconocido, lo que implica que hasta que la ciencia puede comprender algo, es inexplicable.

Por desacreditar o ridiculizar las experiencias que otras personas tienen, sin embargo, evadir la comprensión científica , al igual que las experiencias cercanas a la muerte, la acupuntura , o la vida efectos del cambio de la Ayahuasca , a continuación, usted está reduciendo servilmente su comprensión del mundo a una estrecha gama de posibilidades.

La matriz es posible gracias a los esfuerzos de los porteros de voluntarios y las personas que no están dispuestas a pensar fuera de la caja.

Usted nunca ha cuestionado la versión popularizada de la historia antigua y los orígenes de nuestra civilización.

Hay muchas preguntas sin respuesta acerca de los orígenes de la raza humana que apuntan a una versión diferente de la historia de la humanidad que lo que se enseña en la escuela.

Leer 20 preguntas de la historia que se nieguen a responder en la escuela para descubrir algunas de las muchas formas en las que nuestra historia ha sido secuestrada.

Por no cuestionar lo que nos han dicho acerca de nuestro origen que estamos consintiendo a muchos de los sistemas de creencias impuestas, y puntos de vista estrechos de potencial humano, que la matriz promueve.

Aún no te has dado cuenta de que eres un ser espiritual viviendo una experiencia humana.

Si usted puede relacionarse con cualquiera de los elementos de esta lista, 
que tiene la matriz, ahora es su deber de participar más profundamente en su liberación.

Si desea añadir o para oponerse a cualquier cosa en esta lista, por favor, hágalo en la sección de comentarios de abajo, y asegúrese de compartirlo con sus amigos.

Sobre el autor:

Sigmund Fraude es un sobreviviente de la psiquiatría moderna y un activista dedicado a soluciones mentales.
Él es un 
personal escritor para WakingTimes.com donde se entrega a la posibilidad de un cambio masivo hacia un futuro más psicológicamente consciente para la humanidad.

Fuentes: Waking Tiempos
http://earthweareone.com/16-signs-that-youre-a-slave-to-the-matrix/


MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/esoterismo/articulos/%C2%BFque-es-la-matrix-981.html