miércoles, 13 de octubre de 2010

33 Mineros y el Mundo...

 
 
33 Mineros y el Mundo Observa
por Jennifer Hoffman

13 de Octubre de 2010
Hola a todos,
He estado viendo las transmisiones de noticias esta noche de los 33 mineros que han estado atrapados en una mina chilena durante los últimos 69 días, que están siendo rescatados mientras el mundo observa. Ha sido una larga espera para nosotros, imagínense lo que fue para ellos. En la oscuridad, casi a un kilómetro bajo la superficie de la tierra, solos, totalmente dependientes de que el mundo encuentre la manera de liberarlos.
El aspecto más asombroso de este rescate es que es posible debido a que personas de muchos países se unieron para compartir sus conocimientos, experiencia y corazón, con el único propósito de traer a casa a estos mineros. Y pueden dejar de lado sus diferencias, ir más allá de las limitaciones del idioma, la cultura, ideales políticos y filosofías para enfocarse en un objetivo común. Y el mundo está con ellos mientras observamos, en estas horas finales, mientras los mineros finalmente pueden ir a casa. Mientras cada minero es colocado cuidadosamente en la pequeña jaula de acero, quienes aún están en la mina celebran al próximo en ser liberado. No hay peleas ni discusiones, nada de empujarse por ser el primero o el siguiente, aunque estoy segura de que todos están impacientes por salir de allí. Qué victoria para los mineros, y para nosotros.
Mientras observaba los preparativos finales esta semana, me preguntaba cómo se sentirían los mineros sabiendo que su odisea terminaría pronto. ¿
Estaban emocionados, ansiosos, un poco asustados? La única forma de salir era a través de la roca sólida, encerrados en una pequeña jaula de acero jalada por una cuerda (siendo claustrofóbica, no es algo que a mí me emocionaría mucho). Así que, si bien su calvario ha terminado, todavía tienen un pequeño trecho por recorrer antes de ser por fin libres, y su escape es por medio de una jaula de acero, llamada ‘Fénix’.

¿Te recuerda esto algo que esté sucediendo en tu vida?
¿Dónde estás luchando en la oscuridad, atrapado en algún aspecto de tu vida, y qué tienes que estar dispuesto a atravesar para poder salir al otro lado? A veces la forma de salir de una situación puede parecer tan difícil como la situación misma.
¿Tienes el valor de tomarlo de todos modos, incluso aunque te asuste tanto como la situación en la que te encuentras?
Aparte de eso, hay dos conceptos importantes que están sucediendo aquí, la experiencia de los mineros que nos recuerda que teniendo fe y confianza podemos superar cualquier cosa, y el poder de los vórtices de compasión en conectar al mundo para cambiar los corazones y las mentes.
Los vórtices de compasión se crean cuando se produce un evento que une al mundo. Lo hemos visto entonces con el tsunami del 2004, los terremotos ocurridos en Haití y en Chile, los niños que fueron secuestrados y asesinados en Rusia, y otros desastres o eventos que hacen que el mundo se detenga por un momento y envíe sus pensamientos y oraciones a los afectados.

En esos momentos estamos conectados, singularmente enfocados en aliviar el sufrimiento de aquellos involucrados, abriendo nuestros corazones para unirnos en su dolor, conscientes de que nuestra humanidad puede ser una fuente de conexión en lugar de separación.
Estos vórtices aparecen para que podamos abrir nuestros corazones y mentes, para unirnos y recordarnos que nuestros resultados más grandes los logramos cuando trabajamos juntos. Son una prueba Universal del progreso de nuestra ascensión, de nuestro compromiso a aprender a ser menos humanos y más espirituales, menos enfocados en nuestro miedo y dolor, y dispuestos a vernos a nosotros mismos en el otro. La numerología representada en este evento es interesante.

Hay 33 mineros (un número maestro) y estuvieron en la mina por 69 días. El 6 representa a la tierra que se une con el cielo, el 9 representa al cielo que viene a la tierra y 6+9 es 15, que también es un 6.
¿Serán rescatados todos? ¿Qué vamos a aprender acerca de los detalles de su odisea? ¿Cómo sobrevivieron por tanto tiempo y cómo será ahora su vida?

Sabemos que ellos habrán cambiado para siempre, pero nosotros también porque a través de ellos el mundo se ha unido un poco más, tiene más esperanza, se han forjado nuevas amistades y una vez más nos damos cuenta de que creamos mucho más poderosamente cuando estamos conectados, que cuando nos vemos a nosotros mismos a través de nuestro miedo y separación.
Así que mientras observamos el progreso del rescate hasta que salga el último minero, podemos recordar que con esperanza y fe, todo es posible. E incluso en nuestros momentos más oscuros, existe el potencial para los milagros si tan sólo nos mantenemos enfocados en nuestra intención para cualquier cosa que queramos en nuestra vida.

Tal vez un día no necesitaremos vórtices de compasión ni el sacrificio de las almas que se ofrecen voluntariamente para recordarnos que somos, por encima de todo, seres divinos teniendo una experiencia humana.
Manténganse en calma, enfocados, desapegados y conscientes y recuerden que sus pensamientos están creando a cada momento de su vida. Piensen los mejores. Al reflexionar sobre esto y las otras cosas que están sucediendo en este momento recuerden:
Acepten todos los dones de comprensión con gratitud y utilícenlos para aplicar perdón, liberación y sanación a toda situación.
Pidan una guía y confirmación y luego esperen a que vengan a ustedes.
Por encima de todo, agradezcan esta oportunidad de ser parte del asombroso cambio de conciencia de la humanidad conforme todos ascendemos a la vibración de los milagros.
Muchas bendiciones en estos tiempos milagrosos y sorprendentes,
Jennifer Hoffman

Copyright (C) 2010 por Jennifer Hoffman y Enlightening Life OmniMedia, Inc. Todos los derechos reservados. Este material está protegido por leyes de derechos de autor de los EE.UU. e internacionales y puede ser distribuido libremente en su totalidad, siempre y cuando se incluya el nombre del autor y la página web Uriel Heals, www.urielheals.com.- El material en español de Jennifer Hoffman lo pueden encontrar en http://www.templodelsol.com/ - Traducción: Margarita López- Edición: El Manantial del Caduceo

Nunca es demasiado tarde
Nunca es demasiado tarde para vivir plenamente, con sentido, alegría y
amor. No importa cuánto tiempo creas haber desperdiciado o perdido,
nunca es demasiado tarde para aprovechar al máximo el instante que estás viviendo.

No importa cuántos errores creas haber cometido, nunca es demasiado
tarde para empezar a moverte en la dirección correcta. En el instante en
que optes por vivir a pleno, el pasado ya no podrá retenerte.

Donde ahora te encuentras es precisamente donde necesitas estar. Con
gratitud en tu corazón por el recorrido que te ha traído hasta aquí, decide
cómo sacar el máximo provecho del lugar en el cual ahora te encuentras.

Partiendo desde este lugar puedes ir en cualquier dirección. Nunca es
demasiado tarde para elegir la mejor de las direcciones que puedas llegar a imaginar.

Sumérgete y entra en contacto con la verdadera esencia de tus más
preciados sueños. Porque lo que realmente importa siempre está a tu alcance.

Deja de lado las decepciones, las frustraciones, los arrepentimientos
y los supuestos negativos que has venido acumulando. Nunca es
demasiado tarde como para convertirte, en plenitud, en la
verdadera persona, auténtica, única y valiosa que eres.

Gabriel Sandler