sábado, 23 de octubre de 2010

TRANSITO DE VENUS 2004 - 2012

Simbolo mesoamericano de los tránsitos de Venus

EL RETORNO QUETZALCOATL
27 DE OCTUBRE, 2010
PENÚLTIMA ALINEACIÓN CON VENUS PREVIA AL TRANSITO 2012

Si un árbol cae en el bosque y no hay nadie para que lo oiga, ¿hace ruido?

Esa es una pregunta fácil si definen las partes. El sonido se define como vibraciones en el aire. Oír se define como una conciencia que lo recoge e interpreta. Ahora bien, recuerden estas definiciones, porque ellas dan respuesta a la pregunta esotérica acerca de la energía del Tránsito de Venus.


La metáfora del mensaje del Tránsito de Venus

¿Y si la humanidad funcionara normalmente, pero del otro lado del velo se estuviese creando un mensaje muy, pero muy dulce?
De hecho, hagamos que ese mensaje sea una canción, ya que estamos rodeados de música. Digamos que están cantando una canción del otro lado del velo. Es una canción programada para ser cantada durante miles de años, así que comienzan a cantar.

Llamémosla la canción del Tránsito de Venus. La canción habla de amor y equilibrio.
Quizá la letra de la canción hable de acercarse más al Espíritu. Quizá incluso hable de salir del dolor y el sufrimiento... quizá lo hace. Quizá la canción tiene una letra que celebra el cambio y ayuda con lo que harán a continuación en su vida. Tal vez los haga sentir cómodos con el desplazamiento del tiempo.
La letra de la canción lleva su nombre; la melodía es la misma, pero la letra es diferente para cada Humano del planeta. La letra los ayuda a equilibrarse.
La letra está ungida y es hermosa, y la canción es de mucha calma.

En esta metáfora, para poder escuchar la canción, ustedes deben tener un receptor – casi como un receptor de radio. Pero ahora supongamos que la humanidad no tuviese ninguna clase de radio.

Una vez ya establecido eso, permítanme que les haga una pregunta: Si se estuviese emitiendo una canción dulce, suave, preciosa, sagrada, pero la humanidad no tuviese radios para captarla,
¿haría eso una diferencia? (La pregunta es parecida a lo del árbol en el bosque.)
La respuesta es no. 
Ahora bien, piensen en esto: la canción se cantaría de todos modos, incluso sin nadie para oírla. Continuaría según lo programado como una certeza del sistema solar, pero no se recibiría su belleza. Pero si la Tierra estuviese preparada para “oír”, entonces se discerniría la canción, se la interpretaría, "y traería potencial al grupo que la estuviese oyendo".


27 DE OCTUBRE, 2010
CEREMONIA DE CIERRE DE LA RED VOLCANICA
ALINEACIÓN SOL-VENUS-TIERRA
PIRAMIDE DE VENUS, TEOTIHUACAN, MÉXICO
  9:00 A.M.
¿DEJARÁS DE ESCUCHAR LA GRAN MELODÍA DE VENUS?

No hay comentarios: