lunes, 1 de noviembre de 2010

Canalización

http://www.escuchatuinterior.com/userimages/Reencarna.JPG



Estimados hermanos, hace ya tiempo me fue enviada esta canalización realizada por el Dr. Esteban en el 2005, se las comparto; que sea de beneficio para la almas que seguimos encarnadas. Habla sobre la maldad del mundo y qué podemos hacer al respecto, sobre las reencarnaciones para iluminarnos, las experiencias dolorosas, el cielo y el infierno, y sobre las almas gemelas.

Canalización realizada por el Dr. Ramón Esteban Jiménez[*] (1957-2006), el 17 de mayo del 2005 a través de la canal la Maestra Mara Urbina.

Pregunta: ¿Es real la teoría de que el mundo se va acabar?

Respuesta: Queridos hermanos, hasta el año 1968, es decir, hasta un poco antes del último cuarto del siglo pasado, lo que nosotros sabíamos sobre ustedes como civilización humana es que había grandes probabilidades de que no superaran una serie de pruebas de depuración que habían establecido como un límite a la carga negativa masiva de su planeta. Después de ese año sabemos que las pruebas siguen vigentes, pero que ya no es tan probable la destrucción de su planeta. En cambio, los miles de millones de almas con cuerpo físico y sin él, relacionadas con el planeta han decidido que estas pruebas de depuración no impliquen la destrucción completa de su hogar, sino sólo la salida masiva de almas que no estén dispuestas a evolucionar al mismo ritmo que está requiriendo el planeta.

Lo que nosotros, entidades cercanas a su civilización, conocemos como el Gran Momento, se refiere a un periodo perfecto de 7 años, que ha iniciado unos días antes del 2005 con la salida masiva de almas que aparentemente fueron victimas del fenómeno llamado "tsunami". En realidad este fue un asunto de total libertad que las almas implicadas decidieron trabajar. Ellas tomaron la decisión de seguir avanzando, sólo que lo harán en planos diferentes. Del 2005 hasta 2012 serán años de pruebas, y no habrá una sola ciudad que no sacuda su corazón -su conciencia como ser vivo ante estas pruebas- que básicamente serán representadas por innumerables desastres naturales. El año 2005 será un año marcado por la tierra y el agua. Esto quiere decir que, así como inició unos días antes del 2005 con agua, ese año quedará marcado por ese elemento. 2006 será un año diferente, donde irán aumentando gradualmente las pruebas, tales como destrucciones naturales por tierra.

Esto no es un castigo. No es el fin del mundo. No es el Apocalipsis, sólo son 7 años de depuración, donde las almas menos apegadas a sus pasiones amorosas tendrán que trabajar mucho.

Pregunta: ¿cómo puede acabarse el mal del mundo?
Respuesta: Las almas que permanezcan en este planeta, después del 2012 habrán decidido aumentar su frecuencia amorosa. Esto no quiere decir que todos tendrán que convertirse en Mesías, pero sí que tendrán que revisar sus pensamientos, resentimientos y todo lo negativo. Deberán responsabilizarse por su propia vida interna y, en reflejo, de sus vidas externas. Con esta sencilla acción, mayor responsabilidad con sus sentimientos, pensamientos y relaciones, cada alma podrá trascender estos 7 años y permanecer luego del año 2012.

Pregunta: ¿como podemos ayudar para que no haya tanta destrucción?

Respuesta: La mejor ayuda que pueden realizar es si empiezan por reconocer los elementos de autodestrucción que generan sin pensar en ninguna otra persona cercana, sin enfocar su atención hacia la comunidad, la ciudad, el país o el continente en el que decidieron encarnar. Si dirigen la mirada a su interior, empezarán a reconocer los elementos de autodestrucción como abandonarse a la furia, a la tristeza, a ser victimas de sus familiares, parejas, amigos y enemigos. Son los mismos elementos que pueden encontrar en las almas más cercanas a ustedes. El principal objetivo de este trabajo se centra en lo individual. Es un trabajo de observación y de concientización personalizada. Si cada uno de ustedes decide colocar un mayor número de pensamientos amorosos y reflejarlos hacia su propio cuerpo y después hacia las almas cercanas, estarán contribuyendo a que se reduzca una parte de las toneladas de basura emocional que están aplastando a su planeta.

Hay algunos grupos que se han reunido para hacer este trabajo de buenos deseos para el planeta y puede resultar útil, pero vale la pena aclarar algunos puntos: Si ustedes meditan con disciplina, visten a la manera de los Mesías tradicionales, siguen una serie de rituales y no comen carne, pero no cambian sus sentimientos y pensamientos esto no servirá de nada. Nos referimos a sentimientos como los que mantienen hacia sus padres o hacia sus parejas de los cuales muchos de ustedes se sienten victimas. Si sólo realizan esta apariencia de cambio lo único que harán será agotarse en un teatro aparentemente luminoso, pero no modificarán ni un gramo de las toneladas de basura mental y emocional de su planeta. Pueden no hacer ninguno de los rituales anteriores, pero sí responsabilizarse de los pensamientos y sentimientos que eligen a cada momento, de los sentimientos que los unen, no los que los enganchan negativamente y esto será más benéfico que cualquier otra forma de ritual aprendido de memoria.

Pregunta: ¿cuántas reencarnaciones se requieren para llegar a la plenitud?
Respuesta: No hay un número específico de reencarnaciones. Más bien hay aprendizajes básicos sobre las emociones humanas que deben ser cubiertos. Esto significa que durante las primeras encarnaciones, generalmente el alma empieza a conocer la parte oscura de la naturaleza humana y elige diferentes emociones para irlas trascendiendo.

Sin embargo el panorama del aprendizaje humano es demasiado complejo y se requieren por lo menos cientos de encarnaciones para cubrirlo. El mínimo de encarnaciones que nosotros hemos conocido en este planeta en que un alma llega a la iluminación y ya no necesita su cuerpo físico para seguir aprendiendo y sirviendo es 245 encarnaciones. Esta cifra representa al alma que menos encarnaciones ha tardado en llegar a su meta, pero otras almas pueden elegir 300, 400 u 800 encarnaciones. Eso nadie lo puede determinar mas que las mismas almas, ya que se desarrollan en un sistema de libre albedrío.

En este sistema cada alma es quien decide su plan de aprendizaje y puede acelerarlo o bien detenerlo durante muchas vidas en una sola emoción. Incluso un alma que ya está a punto de concluir sus encarnaciones puede postergar su iluminación para ayudar a las almas menos avanzadas de su grupo en emociones muy particulares. Por ejemplo, si ustedes identifican en uno de sus familiares ya sea su padre, madre, abuelo o hermano una inclinación natural, espontánea y muy fuerte hacia el servicio desinteresado, posiblemente sea un alma que se encuentra en un estado de desarrollo espiritual avanzado. 

Esta alma puede detener su llegada a la iluminación para colaborar de manera más minuciosa en algún aprendizaje específico con alguno de ustedes y eso constituiría un aprendizaje de extrema generosidad.
Pero una vez que esa alma haya decidido que el apoyo a su grupo de almas es suficiente y haya concluido todos sus aprendizajes puede terminar su evolución en el nivel humano y ascender a un nivel de mayor desarrollo. Este plano es el de "protector" y su labor se denomina, por consiguiente de "protectorado".

Cada uno de ustedes tiene promedio de cuatro protectores que saben de su proyecto de vida, esto es, parte de lo que han diseñado con su grupo de almas para aprender en esta encarnación. Después del estado de protectorado siguen avanzando al nivel de "guardianes", quienes tienen mayor sabiduría y servicio. Luego de guardianes, pasan a los primeros niveles de "maestros". Los maestros tienen como función el analizar si se cumplieron los objetivos o no de las vidas que recién ha terminado. Asimismo, analizan la labor del alma para la siguiente reencarnación.

Y así siguen evolucionando las almas hasta niveles jerárquicos muy complejos donde todas coincidiremos en la perfección de la cual partimos. No hay una sola alma, por más negativa o poco evolucionada que te parezca que no haya partido de la misma fuente: Dios Absoluto y Perfecto. Tu familiar, tu compañero de trabajo, tu enemigo, los mandatarios de las naciones, los delincuentes, las mujeres que comercian con su cuerpo físico, en fin todas las almas coincidirán contigo -porque así lo han diseñado como parte del aprendizaje- todas regresaremos a ese Ser Omni-incluyente del cual partimos.

Todos retornaremos a la perfección a través de un proceso muy complejo de jerarquización celestial y de una serie de trabajos destinados a la vida para fundirnos de nuevo con la luz de nuestro Padre. Si algunos llegamos más rápido o más lento, eso no cambia nuestro destino. Si tu madre o tu pareja o tu hijo se están retrasando aparentemente en su evolución, sé respetuoso de esas elecciones porque quizá llegarán un poco después de ti. Arribarán a la misma perfección a la que tú llegaste, pero lo harán a su manera y del modo en que ellos lo decidieron porque la esencia de la cual están hechos todos los seres es eternidad, y a la eternidad no le importa tus coordenadas ficticias de tiempo y espacio que sólo te sirven para ubicarte transitoriamente en tu planeta.

Pregunta: ¿como puedo contactar a mis protectores?

Respuesta: Muchas personas canalizan a estas entidades amorosas de manera espontánea sin que se den cuenta a través de lo que llaman "intuiciones", "corazonadas" o "sexto sentido". Seguramente muchos de ustedes han tenido experiencias espontáneas de este tipo que los han alertado sobre algún peligro a fin de cambiar sus decisiones. Ese peligro no necesariamente puede ser catastrófico, puede ser muy sutil, pero han recibido una sugerencia o, incluso, una especie de orden instantánea.

Esto sucede porque los protectores tienen la función de evitar que el alma se desvíe de su plan original de trabajo. Por ejemplo, si a ti no te corresponde dejar tu cuerpo físico a las 8 PM por un accidente de auto y te corresponde, porque así lo diseñaste, dejarlo hasta dentro de 2 décadas, tus protectores saben perfectamente cuál es tu diseño y te inspiran para que detengas el auto antes de que suceda una imprudencia o te mandan la intuición para que cambies de rumbo y surjan deseos de visitar a una persona cercana.

Estas situaciones que a primera vista parecerían dictadas por el azar o incluso milagrosas son la mejor prueba de la actuación de tus protectores. Es una manera informal de canalización. Pero si deseas canalizarlos formalmente con preguntas directas, debes saber que ellos bajo ninguna circunstancia intervienen en tu libre albedrío. Tus protectores no te arrancan mágicamente sentimientos negativos, sino que te señalan paso a paso tu misión, los elementos de comprensión para analizar con mayor amor el comportamiento de algún alma que sientas que te lastima y son respetuosos de que puedas o no seguir sus sugerencias.

Aprender a canalizarlos puede llevarse a cabo a través de algún grupo serio, comprometido, con un trabajo de canalización recomendablemente con alto nivel en frecuencia vibratoria, porque si te acercas a grupos con transmisión de mensajes, que nosotros llamamos "bajos astrales", como personas muertas, podrás, en vez de canalizar a tus protectores, entrar en contacto con entidades con una frecuencia vibratoria muy baja y no sería una experiencia agradable ni para ti ni para las almas que están cerca de ti. Debes guiarte por tu intuición y por el análisis que dé alguien que esté capacitado en ello proporcionándote el entrenamiento necesario.

Si no quieres canalizar de manera tan formal, medita y antes de empezar tus meditaciones, en el lugar que más te agrade y te sientas más en contacto con tu ser verdadero, pide que tus protectores te envíen un mensaje sobre algunos de los problemas fundamentales que te aquejan. Por ejemplo, para que entiendas el proceso de desengancharte de alguien con quien estás compartiendo un gran daño emocional, para encontrar tus bloqueos, para que sepas cómo tener paz con tu pareja o puedas obtener formas de servir de mejor manera a otras almas.

Una entidad de alta frecuencia vibratoria no te ordenará nunca nada que vaya en contra de tu voluntad, no te juzgará, no te pedirá sacrificios extremos, no te humillará ni te hará sentir mal por tus errores. Estas son una serie de claves para que puedan reconocer que están recibiendo un mensaje de un alma luminosa.

Pregunta: ¿cuantas veces ha reencarnado Jesús?

Respuesta: Es complejo explicar lo que significa una encarnación para una entidad gigantesca como es el gran señor Micael, así llamado por muchos universos. Podemos decir que sólo una pequeñísima parte de nuestro gran señor Micael, Emperador Celestial de los Emperadores del sistema de libre albedrío tomó materia en la persona conocida como Yeshuá o Jesús el Cristo, el Mesías o el Salvador. Desde entonces no ha vuelto a tomar ninguna reencarnación. Sabemos, eso sí, que tuvo una encarnación anterior a la de Yeshuá y se le llamó Siddharta Gautama.

Pregunta: me siento muy mal, desde hace una semana como nunca mi casa se volvió de cabeza, intenté matarme...
Respuesta: Hermanita, queremos decirte, hermosa alma, que cada una de las experiencias dolorosas que están viviendo los miembros de tu familia tienen el fin de acelerar el camino de consciencia de cada uno de ustedes. Ésa es la finalidad, pero no precisamente podría ser alcanzada ya que por libre voluntad cada uno de ustedes puede decidir abandonar este objetivo. Esta serie de pruebas que pertenecen a tu grupo de almas pueden evadirlas, postergarlas, pero ese proyecto no puede ser borrado porque ya forma parte del universo.

Debes saber que una vez tu espíritu, antes de encarnar en tu cuerpo, eligió experiencias intensas junto con tu familia. Si decides enfrentar con mayor consciencia tus sentimientos de odio hacia tu propio cuerpo y de constante culpabilización hacia tu familia la prueba no tendrá que ser repetida. Esto te ayudará a comprender de manera muy sensible una parte más de la naturaleza humana.

Si decides suspender tu encarnación no habrá ningún castigo, no se te sancionaría por cancelar tu aprendizaje en esta vida, pero las emociones de las cuales quieres huir en estos días, porque te parecen demasiado hirientes, se intensificarán cuando ya no tengas materia que te cubra. El que abandones tu cuerpo físico no significa que abandonas tu estado de consciencia actual. Es como si pensaras que todos tus problemas se debieran a un abrigo que te cubre, que te incomoda y por el cual has recibido envidias, amenazas, maltratos y la solución es quitarte ese abrigo porque piensas que así desaparecerás.

Lo que sucederá cuando te quites el cuerpo físico al suicidarte, es que ese "abrigo" que hacía que no sintieras tan fuerte el frío, que no te quemara el sol, que protegía tu sensibilidad del mundo externo te dejará a la intemperie. Si te quitas el cuerpo físico que te proteja de tu sensibilidad hacia tu mundo interno pasarás por un gran espacio de tiempo -si lo quieres medir de esa manera terrenal- torturándote de una manera más intensa con las mismas emociones de las que ahora quieres huir.

Pero si abandonas tu cuerpo físico con un nivel de consciencia más elevado, es decir, si permites que tu muerte llegue a ti en el momento exacto que la diseñaste antes de nacer en la Zona Intermedia, es decir, en la pausa que hay entre una encarnación y la siguiente, será una experiencia hermosa, enriquecedora, de gran acercamiento a la creación de nuestro Padre. Si cancelas tu aprendizaje porque te parece demasiado doloroso, posiblemente para la siguiente encarnación, elijas un diseño muy distinto pero llegará el momento en el cual -por disciplina espiritual- tendrás que retomar esa materia no aprobada y lo harás para tu propia evolución.

Lo más hábil es ser leal a tu diseño original de pruebas. Si eliges un camino de menos sabiduría, no tendrás castigo por suicidarte, pero tampoco tendrás descanso en la Zona Intermedia hasta que hayas elevado tu nivel de consciencia. Abraza con valor y agradecimiento la crisis por la que atraviesa tu familia y encuentra el sentido de esta experiencia. Pregúntate qué te quería enseñar tu diseño de crecimiento una vez que hayas superado esta etapa de pruebas que por ahora te puede parecer infernal.

Pregunta: no quiero ser un alma inferior, pero siento que mi vida no tiene sentido...

Respuesta: Escuchamos desde los corazones de muchos de ustedes el mismo dolor por encontrar un sentido a sus existencias humanas. Es frecuente que se derroten ante esta búsqueda porque han formado conceptos muy rígidos sobre lo que significa tener un sentido para vivir y han establecido modelos de felicidad, de plenitud o de utilidad.

Sabemos que no es la primera vez que llegas a esta conclusión, que te has derrotado en muchas otras ocasiones ante este mismo cuestionamiento. Tu método para encontrar una respuesta se parece bastante al de muchos de tus hermanos de este plano material y mientras continúes buscando la respuesta en ese mismo modelo material seguirás sintiendo vacío y fracaso.

El sentido universal de la vida es experimentar el papel que cada uno de nosotros hemos elegido, por supuesto, con diferentes objetivos, con diferentes ambiciones. Un ser humano puede haber diseñado un cuerpo infértil y estar rodeado de amigos y familiares que repiten constantemente que el más alto sentido de la vida es trascender a través de los hijos.

Bajo este análisis te parecería absurdo que un sólo modelo de felicidad se aplicara a todas las conciencias, a todos los cuerpos, a todas las organizaciones familiares, a todos los estilos de pareja. Así, la amplitud inmensa de posibilidades te puede llevar a una búsqueda diferente. Para algunas personas el sentido de la vida es poder ejercer un oficio o profesión de gran trascendencia hacia una colectividad, pero si aun no hubiesen encontrado ese oficio o profesión que lo haría conectarse o sacudirse de emoción, ¿acaso la vida de esas personas ya no tendría ningún sentido, por haber diseñado la confusión como parte de sus aprendizajes?

El sentido de tu vida se encuentra en la trascendencia de los llamados "defectos de personalidad". Cada defecto es una oportunidad para ir evolucionando, como seres cósmicos que son, envueltos en su materia porque eso les da seguridad. Y es justamente ahí, en el rechazo de la personalidad, donde se encuentra el sentido de la vida.

Reconoce y ama tus defectos. La gran trascendencia de tu encarnación consiste en superarlos hasta el nivel que tú lo decidas. La trascendencia no sólo se mide en el éxito en encontrar una relación de pareja prototipo o en el éxito en una profesión con mucha influencia. Si tu existencia no tuviera sentido, no habrías formado la complejísima maquinaria de tu cuerpo físico perfecto.

No habrías diseñado el complejísimo entramado de las relaciones que se dieron para que tus padres te concibieran y para que tú tuvieras contacto con cada una de las personas que forman la historia de tu vida, dolorosa o no. Si tu vida no tuviera sentido, tu espíritu no habría desperdiciado el inmenso esfuerzo para crear todos tus aprendizajes y tus relaciones en esta encarnación.

Pregunta: existe el cielo y el infierno?

Respuesta: Te vamos a responder en varios niveles de consciencia. En un sentido, el cielo y el infierno son el conjunto de tus creaciones mentales y emocionales y lo puedes experimentar sin estar muerto sino en esta vida.

El cielo podríamos definirlo como un estado de armonía, de paz mental. El infierno como un estado de negación de la divinidad perfecta adentro de cada ser. Esto no significa que las personas que han diseñado una ideología atea no puedan tocar emocionalmente estados celestiales o estados infernales. Es la frecuencia vibratoria en armonía o inarmonía lo que da sentido a estas experiencias.

Ahora, vamos a responder si existe el cielo y el infierno una vez que abandonas tu cuerpo físico: las mismas construcciones mentales que tenías en tu vida material las conservas más o menos en forma idéntica cuando ya sólo eres alma sin cuerpo y te llevas, por supuesto, a la Zona Intermedia tus creencias, tus dogmas, tus incertidumbres, tus dudas, en fin, toda tu personalidad. Si eres una persona que creyó siempre que sería castigada por un comportamiento que puedes llamar "equivocado" o "pecaminoso" o "ilícito", según tu sistema de valores, cuando abandonas tu cuerpo haces una creación mental de castigo y eventualmente, si coincides con la misma creación mental de otras almas sin cuerpo, verás que el "lugar" donde coincidirán se convertirá en un mismo lugar de castigo para todas esas almas, pero que en realidad no es un lugar que haya sido creado por nuestro Padre Amoroso sino que forma parte de tu creación mental.

Cuando dejes de creer que necesitas ser castigado, tendrás espacios de mayor armonía. Significará que saliste del infierno, pero también será producto de tu propia creación. Cuando mueres, si crees que tu alma estará conectada con el amor y la armonía y con las entidades luminosas, atraerás a otras almas que tengan deseos de experimentar lo que tú has creído. Así como tus amigos en esta vida tienen mucho en común contigo y se reúnen para compartir cosas parecidas y te alejas de los que no comulgan con tus ideas e intereses, así te puedes reunir con las almas interesadas en tener un contacto amoroso con la creación de Dios.

Ahora vamos a responderte en otro plano: nuestro gran Padre es una entidad sin sexo, sin forma, pero que contempla todas las formas posibles y que tiene la misma cantidad de energía femenina y energía masculina.

El sistema en el cual estamos evolucionando a través de varias encarnaciones, envolviéndonos una y otra vez en materia, y finalmente trascendiendo la materia para seguir evolucionando es sólo una de las millones, millones, millones de posibilidades de evolución y/o existencia que ha contemplado Dios. Entre esos millones de posibilidades, existe la generación eterna de energía negativa y la también llamada eterna generación de energía positiva. La generación eterna de energía negativa se encuentra en las llamadas Primera y Segunda Dimensiones. Ustedes, en este tiempo y espacio de la Tierra, están en la Tercera Dimensión. Entonces la Primera y Segunda Dimensiones están diseñadas para generar las energías más oscuras.

La creación de energía positiva eterna la podemos explicar como la creación de ciertos mundos que no tienen que conocer, como ustedes, el resentimiento, la venganza, los celos, el egoísmo y luego depurarlos para llegar al perdón, la compasión, la confianza, la generosidad, etc. Esto forma parte de lo siempre existente y se ha diseñado para complementar el sistema de contrarios. Si tú murieses teniendo una frecuencia muy baja, es decir, si estuvieras demasiado enojado o demasiado triste, podrías experimentar, temporalmente, descender de la Tercera Dimensión en la que vives, a la Primera y la Segunda y eso es lo que puedes llamar haber visitado el infierno, pero tus protectores, respetando tu tiempo de experiencia, finalmente te resguardarán y regresarán a tu sistema de Tercera Dimensión.

Por otro lado, si cuando mueres pides fervientemente visitar esos planos, podrás hacerlo, pero con libre albedrío. Pero de igual manera, no podrás permanecer indefinidamente ahí, pues tus protectores te resguardarán para que regreses.

Finalmente, en otro plano de respuesta: el cielo, que abarca todas las posibilidades de creaciones hechas por nuestro Padre, es tener la certeza absoluta de que todos, sin importar nuestra función, partimos de que somos lo mismo que Él, pero vibrando en una frecuencia distinta.

Pregunta: ¿existen las almas gemelas y como las distinguimos?

Respuesta: Sólo hablaremos del sistema de libre albedrío. Todos, absolutamente todos los seres, con cuerpo o sin cuerpo, que evolucionan por su libre voluntad, tienen su alma gemela, desde el momento que se desprendieron de la perfección de Dios.

Las almas gemelas pertenecen a la misma esencia pues al existir en un sistema de contrarios que se complementan, desde ese momento, fieles a ese proceso de evolución, las chispas de luz que se dividieron en dos en ese instante seguirán un camino paralelo y regresarán juntas. Pueden seguir su evolución temporalmente en diferentes planetas, pero se reúnen en determinadas reencarnaciones. A veces pueden elegir nacer como pareja o como padre, madre, amigos, hermanos o incluso enemigos.

El alma gemela no es el ser con el que contemplas la felicidad embelesados e inmovilizados en una escena de atardecer. El alma gemela es un ser que está altamente comprometido con tu evolución y que sabe, al mismo tiempo, que regresarán juntos a integrarse a la luz perfecta del Padre. Tu alma gemela en esta encarnación podría ser alguien de tu familia, alguno de los hijos que tienes o tendrás, algún amigo muy especial para tu crecimiento, o tu peor enemigo, no sabemos el diseño de cada alma, pues éste va cambiando de encarnación a encarnación.

[*] El Dr. Esteban fue médico, psiquiatra, psicólogo y filósofo, investigador de la UNAM, estudioso de la continuidad de la conciencia después de la muerte; utilizaba las regresiones a vidas pasadas como parte de su terapéutica medica, su presencia y ayuda fue un bálsamo a nuestro dolor, dio luz a nuestra noche oscura del alma; autor de los libros "Las Trece Vidas de Cecilia", "Bajo La Guía de Los Maestros" y "Escucha Tu Corazón", y un sinfín de artículos y material inédito, le estaremos agradecidos eternamente por ayudarnos a comprender que todo sucede por alguna razón como parte de nuestra evolución, dejó su cuerpo físico el 15 de enero del 2006.

1 comentario:

Mara dijo...

Se puede conseguir gratis en pdf el libro del Dr. Ramón Esteban Jiménez "Las trece vidas de Cecilia" en la página www.lastrecevidasdececilia.com, así como la continuidad de canalizaciones con los Maestros.