miércoles, 18 de abril de 2012

El Gran Secreto del Amor...



EL SECRETO DEL AMOR...


Hace tiempo habitaba en un pueblo pequeño de las montañas un hombre que se había distinguido por instruir a los jóvenes que deseaban contraer matrimonio. Los aspirantes eran presentados con este maestro para convivir una semana y así aprender el secreto del amor.


Estando todo dispuesto durante una placida noche de bienvenida pregunto el maestro a un grupo de 7 jóvenes, cual debía considerarse como la virtud más importante para tener presente al momento de elegir una pareja. Todos guardaban silencio y no se animaban a responder, así que pregunto de nuevo, ¿Que están dispuestos a ofrecer para unirse en matrimonio con otra persona? …

El primero en responder comento, maestro estoy dispuesto a dar todo lo mejor de mí, y a continuación fueron respondiendo los demás, lo haría sin reservas, en todo momento, hasta el final de mis días… Entonces haciendo una pausa, pregunto de nuevo el maestro… ¿Y qué es lo mejor de ustedes? …


Respondieron a continuación, nuestro amor y cuidado a la pareja, otros dijeron, nuestra preparación y posición económica, nuestra familia y tradiciones, nuestro carácter y alegría, nuestra dedicación, lealtad y devoción.

Fueron muchas las respuestas al punto que el maestro tuvo que interrumpir para preguntar de nuevo… Ahora díganme ustedes… ¿Que piden a cambio?... Entonces reflexionando por un momento de nuevo respondieron… Lo mismo que ofrecemos maestro… Díganme entonces, ¿buscan alguien para ser complacidos o amar?... Para amar maestro, respondieron…

Entonces díganme ustedes, ¿Cómo debe ser el amor? … De nuevo sobrevino un silencio a lo que respondieron después.… Debe ser puro, honesto, leal, sin mentiras, comprometido, responsable, justo… Entonces guardo de nueva cuenta un gran silencio el maestro para responder…

Queridos míos, eso que ustedes aprendieron no es amor, sino un acto de querer, de desear, de buscar, de requerir, de tratar de complacerse para sentirse bien… Vuestro amor solo puede recibir este nombre cuando puedan obrar sin medidas o comparación.

¿Cuántos de ustedes están dispuestos aceptar lo peor del otro, aquello que les pueda molestar y ofender?... Me refiero a esas situaciones que ven mal o critican, que todos tratan de evitar o rechazar… ¿Díganme queridos, cuantos de ustedes ocultan aspectos de su personalidad que evitan mostrar cuando se enamoran de alguien? ….

¿Cuántos de ustedes mienten al pretender vender una imagen de algo que no son por temor a ser rechazados?... Cuantos de ustedes están molestos por algún aspecto de su forma de ser, la cual desaprueban, condenan y desean esconder?... ¿Quién de ustedes está dispuesto mostrar su debilidad y verdadero carácter?... ¿Quién de ustedes está dispuesto aceptar lo peor del otro para casarse con él?

Sepan que cuando puedan mirar a los ojos a otro ser y decirle, te acepto con lo peor de ti, hasta entonces ustedes sabrán de qué trata el amor, ya que aquel que esté dispuesto a entregarlo todo también deberá estarlo para recibirlo y para que ustedes sean capaces de esto primeramente deberán hacerlo con su propio ser.


¿Díganme queridos, se aman, se aceptan con todo lo que son o viven en continua lucha?

Para que ustedes puedan aceptar lo peor de otro, primero deben aceptar lo peor de ustedes, solo hasta entonces entenderán el amor, sabrán lo que significa la palabra incondicional.

“Cada vez que ustedes estén dispuestos aceptar lo peor de otro, estarán recibiendo la totalidad vuestra al mismo tiempo”… Vuestra edificación se estará construyendo sobre roca, vuestro amor podrá perdurar ya que le sostiene el amor.

Quien busca solo dar lo mejor de sí, se convertirá con el tiempo en alguien exigente y demandante, alguien que gusta de condicionar, será una persona que no podrá amar, cuando se rechaza la imperfección en uno, se desaprueba en otros, uno se vuelve dominante e intolerante.

Queridos, el amor nace de la imperfección, se acompaña de todo lo peor, brota de la oscuridad que cada uno de ustedes posee. Si aceptan esta realidad, el amor les abrazara. Todo aquello que les afrente perderá su fuerza y se disolverá.

Aquellos entre ustedes que estén dispuestos a recibir lo peor de otro estarán haciendo una elección sustentada en el amor real.

Cuando aceptan la totalidad de un ser, el amor les tomara de la mano y este les acompañara donde quiera que puedan estar... "Cuando acepten lo peor de alguien, lo mejor también les seguirá"... No pueden separar lo uno del otro, quien lo intente vivirá en continuas luchas y contradicción.

Cuando se enamoren, asegúrense de que esta persona pueda aceptar lo peor de sí, solo entonces podrá aceptar lo peor de ustedes y nacerá el amor real en su relación.

Amar es maravilloso, encontrar un ser con quien compartir también, solo tengan presente que "Nadie puede dar lo que no se otorga a sí mismo, nadie puede recibir lo que no se es"... Cuando se integren con ustedes mismos, lo podrán hacer verdaderamente con otro, cuando acepten su oscuridad brillara vuestra luz, cuando se rindan y acepten lo peor podrán probar todo lo mejor, serán libres, vivirán sin miedos, no tendrán necesidad de controlar a nadie.


Ser honestos con ustedes les permitirá reconocer su bendita debilidad, cuando la abrasen se harán fuertes, soltaran una inmensa carga de culpas y desaprobación... "Vuestra oscuridad no los hace indignos sino propicios para sembrar el amor"... El romance que buscan se presenta por si solo cuando se amen en verdad.

Si conocen alguien que está dispuesto amarles tal y como son, con toda su imperfección y contradicción, sepan que ahí está el amor sosteniendo esa relación. Toda oscuridad no puede resistir tal presencia, se retirara por si sola sin necesidad de luchar. El poder del amor es algo real.

Entre más intenten por sostener algo, comprenderle y aceptarlo sin intentar cambiarle, este cederá. Entre más se preocupen por enfrentar y eliminar una situación o aspecto de su ser que les desagrade, este les perseguirá y acosara. Sera hará más fuerte y les golpeara frecuentemente.

No busquen el amor queridos, no le persigan, este tocara a su puerta cuando fluya realmente en vuestro corazón... "El amor no es un asunto de pureza o de perfección sino de completa integración"

¿Maestro cual es el rostro de Dios, donde se encuentra El, como le puedo reconocer?

Dios habita en ustedes, este se hace presente cuando eligen un acto de bondad, este es su rostro, así le podrán reconocer… ¿Acaso no habéis sentido su energía en un momento de reconciliación?... Eso queridos es Dios… Una energía que sana vuestra alma para que puedan sonreír.

¿Y qué hay de la mente maestro, esta no me permite amar, ella nos controla?

Si ustedes dejan de luchar contra vuestra mente, si tan solo le permiten ser y se mantienen despiertos y alertas ante todo lo que sucede, fortalecerán vuestra consciencia, si evitan juzgarse, su mente se debilitara al no poder tomar de ustedes sus miedos, sus preocupaciones o tensión.

Nadie los mide queridos, la mente les ha hecho creer que todo debe de venirles bien para estar en paz… Sepan ustedes que "Existe más amor al sostener una imperfección que en conquistar una virtud"
Alicia Alves


No hay comentarios: