viernes, 20 de diciembre de 2013

La Conciencia De Unidad, El Atman.

EL SER, EL ATMAN
EL SER, EL ATMANEl hecho central del ser humano es su divinidad inherente.La naturaleza esencial del hombre es divina, pero ha perdido la conciencia de ello debido a sus tendencias animales y al velo de su ignorancia. El hombre, en su ignorancia, se identifica con el cuerpo, la mente y los sentidos. Al trascender éstos, vuelve uno, a lo Absoluto, lo cual es pura bienaventuranza.Lo Absoluto, es la realidad más plena y la conciencia más completa. El Atman (el Ser) es la Consciencia común a todos los seres. El ladrón, la prostituta, el barrendero, el rey, el maleante, el santo, el perro, el gato, la rata..., todos ellos comparten un Atman común.Sólo en los cuerpos y mentes existen diferencias aparentes y ficticias. Existen diferencias de colores y opiniones, pero el Atman es el mismo en todo.Si eres muy rico, puedes tener un barco, un tren o un avión particulares para tus interesen egoístas. Pero no puedes tener un Atman privado. El Atman es común a todo. No es propiedad privada de ningún individuo.El Atman es uno entre la diversidad. Es constante entre las formas que vienen y se van. Es la consciencia pura, absoluta y esencial de todos los seres conscientes.La fuente de toda la vida y de todo conocimiento es el atman, tu Ser interno. Este Atman, o Alma Suprema, es trascendente, inexplicable, indefinible, inentendible, indescriptible, todo paz y todo dicha.No hay diferencia entre el Atman y la dicha. El Atman es la dicha misma. El Ser Supremo de Luz, la perfección, la paz, la inmortalidad y la dicha son la misma cosa. La meta de la vida es alcanzar la perfección de este plano y de los objetivos prefijados. Cuanto más se aproxima uno a la verdad de este plano, más feliz se vuelve. Pues la naturaleza esencial de la Verdad es la dicha positiva y absoluta.No hay dicha con lo finito. Ésta sólo se halla en lo infinito, por eso nuestro objetivo en este plano es alcanzar la perfección que nos permite nuestro estado de espacio y tiempo, o sea, una parte de la Verdad absoluta. La dicha eterna sólo puede obtenerse cuando ya formas parte del Ser eterno.Nadie puede salvarse sino por medio de la realización del Ser. La búsqueda de lo Absoluto debería emprenderse aun a costa de tener que sacrificar lo más querido.Estudia cuantos libros filosóficos quieras, da más y más conferencias durante tus extensos viajes, permanece en una cueva en los Himalayas durante cien años, practica todo tipo de técnicas de relajación y meditación, pero no podrás alcanzar la emancipación sin lograr la realización de la unidad del Ser.La pagina de la vida
El hecho central del ser humano es su divinidad inherente.

La naturaleza esencial del hombre es divina, pero ha perdido la conciencia de ello debido a sus tendencias animales y al velo de su ignorancia.

El hombre, en su ignorancia, se identifica con el cuerpo, la mente y los sentidos. Al trascender éstos, vuelve uno, a lo Absoluto, lo cual es pura bienaventuranza.

Lo Absoluto, es la realidad más plena y la conciencia más completa.

El Atman (el Ser) es la Consciencia común a todos los seres. El ladrón, la prostituta, el barrendero, el rey, el maleante, el santo, el perro, el gato, la rata..., todos ellos comparten un Atman común.

Sólo en los cuerpos y mentes existen diferencias aparentes y ficticias. Existen diferencias de colores y opiniones, pero el Atman es el mismo en todo.

Si eres muy rico, puedes tener un barco, un tren o un avión particulares para tus intereses egoístas. Pero no puedes tener un Atman privado.

El Atman es común a todo. No es propiedad privada de ningún individuo.

El Atman es uno entre la diversidad. Es constante entre las formas que vienen y se van. Es la consciencia pura, absoluta y esencial de todos los seres conscientes.

La fuente de toda la vida y de todo conocimiento es el atman, tu Ser interno. Este Atman, o Alma Suprema, es trascendente, inexplicable, indefinible, inentendible, indescriptible, todo paz y todo dicha.

No hay diferencia entre el Atman y la dicha. El Atman es la dicha misma. El Ser Supremo de Luz, la perfección, la paz, la inmortalidad y la dicha son la misma cosa.

La meta de la vida es alcanzar la perfección de este plano y de los objetivos prefijados.

Cuanto más se aproxima uno a la verdad de este plano, más feliz se vuelve. Pues la naturaleza esencial de la Verdad es la dicha positiva y absoluta.

No hay dicha con lo finito. Ésta sólo se halla en lo infinito, por eso nuestro objetivo en este plano es alcanzar la perfección que nos permite nuestro estado de espacio y tiempo, o sea, una parte de la Verdad absoluta.

La dicha eterna sólo puede obtenerse cuando ya formas parte del Ser eterno.

Nadie puede salvarse sino por medio de la realización del Ser. La búsqueda de lo Absoluto debería emprenderse aun a costa de tener que sacrificar lo más querido.

Estudia cuantos libros filosóficos quieras, da más y más conferencias durante tus extensos viajes, permanece en una cueva en los Himalayas durante cien años, practica todo tipo de técnicas de relajación y meditación, pero no podrás alcanzar la emancipación sin lograr la realización de la unidad del Ser.

La pagina de la vida

No hay comentarios: