domingo, 23 de mayo de 2010

Los Meridianos Magneticos de Equilibrio



La madre tierra regula los ciclos de la vida  y la naturaleza a través del magnetismo. Todos los seres vivos están unidos e interconectados a través de las rejillas magnéticas de la existencia y es través de estas rejillas que los animales, los vegetales, los arboles y las plantas regulan sus ciclos naturales. De otra forma, la vida no tendría un orden ni un flujo tan perfecto como lo tiene. Es gracias a la conexión natural que predomina en toda la existencia que los seres vivos se mantienen sanos y en constante crecimiento.

Cuando las rejillas se desalinean, surge el desequilibrio en la vida.

Todos los seres vivos están conectados a la rejilla magnética a través de todo su cuerpo. Cada ciclo corporal es regido y sostenido por la vida que fluye a través de la rejilla magnética. Esta rejilla esta compuesta por filamentos de energía cristalina. Es decir, es cristal en un estado semi liquido que permite el flujo de energía e información. Es lo que regula la vida sobre la tierra, es como una enorme red de información y vida que subyace a través de toda la tierra y cada ser vivo esta conectado a ella durante todo su ciclo de vida.

Los seres humanos no somos la excepción. Pues a pesar de que en nuestra egoísta soberbia nos hemos alejado por completo de los ciclos naturales de la Madre Tierra, nuestro cuerpo, mantiene su forma natural de regularse por medio de la conexión con todos y cada uno de los puntos de energía propios de la existencia sobre este planeta. El ser humano, aun no se ha convertido en un robot automatizado, aunque todos sus ciclos y procesos estén regulados por leyes antinaturales, como el calendario gregoriano, el tiempo y el dinero; sus ciclos corporales aun permanecen siendo regidos por la Madre Naturaleza y sus leyes naturales. De manera que, el Ser humano, posee exactamente la misma conexión con la rejilla magnética cristalina que todos los Seres vivos poseen.

Somos UNO con la Madre Tierra y sus Seres vivos, aun cuando dentro de la cultura occidental de comida rápida y productos desechables, no lo queramos reconocer. Pues el reconocerlo nos obligaría a transformar nuestros hábitos “civilizados”.

La conexión con la Rejilla Magnética cristalina se mantiene mediante unos pequeños puntos de energía situados a lo largo de todo nuestro cuerpo. Estos puntos de energía mantienen el flujo de la vida en todo nuestro ser, son los encargados de regular la temperatura de nuestro cuerpo, de sintonizarnos a las estaciones, al tiempo natural, al Pulso de la madre tierra y mantener nuestra salud en buen estado. Así mismo, mantienen nuestra conciencia y nuestra mente equilibrada y estable, de manera que podamos sintonizar al flujo de energía, vida e información.

Cuando alguno de estos meridianos presenta algún desequilibrio es que surgen las enfermedades tanto físicas, como mentales y emocionales. Así mismo, nos es imposible mantener la conexión con la Madre tierra y el cosmos, nos sentimos desalineados y desconectados. Todo ello se debe a que presentamos desequilibrio en nuestros meridianos magnéticos.

Los Meridianos Magnéticos trabajan en conjunto con nuestros chakras. Siendo los chakras los centros principales de energía y vida, se encargan también de regular la salud de los meridianos magnéticos. No obstante, cuando nuestros chakras se encuentran en desequilibrio, no les es posible equilibrar y regular a los meridianos apropiadamente, es entonces que podemos recurrir a otros elementos para lograr el equilibrio deseado, como lo son los cristales o la sanación eterica con ayuda de los hermanos cetáceos y por supuesto la acupuntura.

La mayoría de nosotros tenemos desequilibrados casi todos nuestros meridianos, así como varios de nuestros chakras.

Esto es un tanto normal debido al ritmo de vida que llevamos. Al mantenernos sintonizados al calendario artificial gregoriano y al vivir siendo regulados por horarios estrictos que cortan el flujo de creatividad; así como el mantenernos sintonizados a las frecuencias artificiales de la televisión y los periódicos y el permanecer tanto tiempo bajo las radiaciones de los teléfonos celulares, las redes wi fi y las redes de alta tensión, todo nuestro cuerpo lo resiente y es desequilibrado por el exceso de energía estática y artificial que recibimos.

Por ello, es importante tomar las medidas necesarias para  procurarnos en medida de lo posible, un espacio de conexión y equilibrio con la Madre Naturaleza y el Cosmos y alinearnos a la frecuencia natural. Nada desequilibra mas el cuerpo y la conciencia que despertarse por la mañana, mirar el reloj y de inmediato entrar en estrés porque se nos hace tarde para ir a trabajar; (todo esto sin siquiera darnos un tiempo para agradecer por el nuevo día, conectar con la Madre Tierra y darle gracias, agradecer al Sol y emitir algún pensamiento positivo hacia el universo y los seres que nos guían.)

Posteriormente correr a la cocina, prepararse un café y salir corriendo hacia las labores cotidianas, (sin siquiera mirar el cielo, percatarse de la belleza de los Arboles y escuchar el canto de los pájaros) El ser humano vive como autómata y lo mas triste de todo es que no se da cuenta de ello, pues la rutina automatizada ya forma parte de nosotros, nos hemos acostumbrado a vivir así.

Es importante, vital y necesario procurarnos ese espacio de conexión, todos los días. De manera que nuestro cuerpo comience a regularse y sanarse por si mismo y  nuestra conciencia se alinee al flujo de información cósmica y de esa forma, la energía fluya a través de nuestro cuerpo sin obstrucciones. Todo esto es parte de nosotros y podemos lograrlo siempre y cuando nos procuremos y cuidemos con amor. Nos demos un espacio de conexión, de creatividad, de meditación y de respeto hacia nuestro cuerpo y la Madre Tierra. De esa forma, nuestros chakras recuperaran su movimiento y flujo natural y nuestros meridianos magnéticos volverán a alinearse con el pulso magnético de la Madre Tierra.

Es lo que los hermanos ancestrales hacían. Es como se vivía en la antigüedad y en el presente en las olvidadas tribus de nuestro planeta y de esa forma, se logra una conexión mágica con la vida, con la tierra y el universo, sintonizando nuestro pulso a pulso sagrado de la Madre Tierra y del Sol.

Bien pues, vamos a comenzar poco a poco, sintonizándonos con las frecuencias naturales de la vida!

Lo primordial y lo principal es que se den un espacio diario de conexión con su corazón, con la Madre tierra y su flujo natural.
Todos los días, procúrense ese espacio de conexión, saluden al sol y agradezcan a la madre tierra por la vida, por el alimento y el cobijo. Procuren observar y realmente ver la naturaleza que les rodea, sentir la magia de las plantas y los arboles, conectar con la frecuencia de las flores y bendecir el agua. Acompáñense de cristales conectando con ellos, sintiendo sus energías y sus frecuencias sanadoras. Canten sus mantras y todo aquello que los ayude a armonizarse. Estén atentos y desarrollen su propia creatividad.


Y de ser posible y si esto resuena con su Ser, comenzar a comprender y trabajar con el sincronario Maya de 13 lunas.
Todo ello les ayudara a alinearse nuevamente al flujo natural de la existencia equilibrando de esa forma sus Meridianos Magnéticos de equilibrio.
Así mismo quiero compartir con todos ustedes un pequeño ejercicio de  equilibrio de los Meridianos Magnéticos que los Hermanos Delfines realizaron en mi Ser hace unas semanas, el cual les adjunto en formato pdf. Pueden realizarlo siempre que lo consideren necesario.

Somos bendecidos en Amor y Alegría desde el centro del corazón solar!

*información sobre el Sincronario Maya de 13 lunas*
http://www.13lunas.net/

No hay comentarios: