jueves, 13 de octubre de 2011

Hágase la luz,... y la luz se hizo...





PATRICIA CORI,
Escriba de los Emisarios del Sumo Consejo de Sirio


Capitulo I Hágase la luz
Y Dios dijo: «Hágase la luz», y la luz se hizo...


Sabed que sin la oscuridad no podría haber existido el contraste, no habría ningún punto de referencia en un pronunciamiento de semejante divinidad, y entended que el Creador, con igual omnisciencia, es tanto el Señor de la Oscuridad Sagrada como el de la Luz Bienaventurada.

En esta difícil época de transición, a medida que la conciencia humana esta disparándose violentamente hacia ambos extremos de los polos, el caos se ha manifestado como una constante en vuestro mundo.


No obstante, en el interior de su fibra, en la agitación de su frenesí, se entrelaza el orden que subyace a toda la vida y la inteligencia del cosmos.

Hay orden en el caos, por mas que se encuentre velado en los sutiles misterios de los ritmos ilusorios de la naturaleza, Una vez que entendáis e incorporéis esta verdad a vuestra conciencia, fluiréis tras el cambio, así como las hojas que al caer bailan y ejecutan piruetas en el viento.


La tecnología esta transmitiendo información desde todos los rincones del planeta Tierra con tanta rapidez, que esta haciendo cortocircuito en las redes neurológicas de vuestra mente. Llega en demasía, con excesiva prisa.

Os están distrayendo para distanciaros de la visión universal, y estáis siendo programados para que percibáis a vuestro amo, la tecnología, como el Gran Libertador. No habéis caído en la cuenta todavía de que os estáis convirtiendo en esclavos de vuestra computadora y la matriz tecnológica de la «Red»?


La industria de la información se ha adelantado mucho a vuestra capacidad de concebir su impacto potencial en el futuro de todas las formas de vida en Gaia; mientras tanto, a vosotros os dan de comer en la boca solo lo que se percibe que inicialmente podréis asimilar que luego comprareis.

Reconoced, sin embargo, que todo nuevo instrumento electrónico ya es obsoleto mucho antes de que los cajeros procesen sus facturas de tecnología punta, y de que Wall Street os prepare para el próximo nivel.


La información concerniente a la alianza del Gobierno Secreto con la inteligencia extraterrestre se filtra metódicamente de la misma forma, porque os consideran emocionalmente incapaces entenderos con la vida extraplanetaria y con las implicaciones de la intervención extraterrestre en la Tierra.

Sin embargo, vosotros si entendéis..., porque sois la semilla de las estrellas.


Sois tantos los que ahora estáis reclamando vuestra sabiduría estelar, que los gobiernos y la jerarquía de la cual estos reciben sus mandatos sencillamente ya no os pueden seguir ocultando la verdad.

Habéis ido mas allá de la búsqueda de indicios o pruebas tangibles y estáis volviendo a establecer la conexión con la inteligencia galáctica.


 Algunos de vosotros habéis ajustado vuestra frecuencia para servir de canales directos de las transmisiones procedentes de otras dimensiones, y ahora esto esta saliendo de las sombras del ridículo y la desconfianza a la conciencia predominante de los trabajadores de luz de todo el planeta.

Os estáis conectando nueva-mente con el Akasha —la sabiduría a la que accedéis durante toda la existencia—, y nos referiremos a esa sabiduría interior que se encuentra en el nivel mas profundo de vuestro ser como «el centro».

Empecemos por el nacimiento.


Vuestra conciencia de Dios ha sido tan distorsionada por las religiones de dominio masculino, que muchos de vosotros creíais que vuestro mismísimo nacimiento es un «pecado».

Os han ensenado que sois culpables de nacimiento por la vergüenza y el pecado de la unión sexual de vuestros padres, quienes aun cargan con la culpa y la vergüenza del consumo proverbial de la manzana en el Paraíso: el «pecado original».


¿Pensáis en lo absurdo del «pecado original», y como los imperios religiosos se han erigido cimentados en la fe que les profesáis?

El bautismo, mediante el cual os limpian de la impureza de ese pecado, es una representación de esos rituales diseñados para programaros a fin de que creáis no solo que Dios yace fuera de vosotros, sino que al arrodillaros ante los administradores del Dios juzgador tal vez se os conceda la absolución necesaria para pasar, a duras penas, por vuestra vida terrenal y encontrar el camino al cielo.

Os pedimos que os cuestionéis la hipocresía de cualquier religión que permita y fomente la unión sexual con el propósito expreso de tener hijos, en tanto que prohíba rotundamente cualquier otra expresión sexual, incluso en la así denominada santidad del matrimonio.

A pesar de que la unión marital ha recibido la bendición, el niño debe ser bautizado para expiarlo del pecado de la creación.


¿No habéis tenido ya bastante de dicha manipulación religiosa como para cuestionaros su verdadera intención?

 ¿Como puede el nacimiento, el acto de dar la vida a través de la sagrada oscuridad del útero, ser sucio o impuro?


 ¿Por que la Diosa Madre tiene que ser virginal, cuando el milagro de la nueva vida, la manifestación suprema de la luz de Dios, se origina en la unión explosiva de la mujer con el hombre?


Al preguntaros como y por que habéis permitido que estos cánones religiosos alienantes os separen del proceso mismo del surgimiento de Dios en vuestro interior, iniciáis el proceso de eliminarlos, y de permitir y aceptar a Dios dentro de vosotros.

En verdad, muchos de vosotros os estáis liberando del dominio del dogma y reconociendo vuestra divinidad, y os alabamos por vuestra valentía y por vuestra visión.

Ahora os estáis inundando de poder con una conciencia en expansión que os muestra como vuestra ala centellea en los cielos nocturnos de vuestro ser al igual que las estrellas en el firmamento, y cuan glorioso es vuestro nacimiento en la realidad física.

Muchos de vosotros habéis entendido, en tanto
que otros aun estáis titubeando, perdidos en la confusión de los sistemas de poder de la Iglesia y la religión, los gobiernos y sociedades que se cimientan en vuestros sentimientos de vergüenza, culpa y enajenación hacia el Creador Original, el Todo-Lo-Que-Es, el Que siempre ha sido y siempre será.

Aun tenéis que imaginar cuan inmenso es el poder que reside en vuestra maestría de la sexualidad humana, pues ellos os han usurpado hábilmente el poder mediante hojas de parra y alegoría desprovista de nobleza.

Ese recuerdo arquetípico del fruto prohibido y la desobediencia ha sido estimulado deliberadamente en vuestro interior en el transcurso de muchas civilizaciones sujetas a su control.


Sois las chispas de la llama, fragmentos del Absoluto, que decidáis ejercer el libre albedrío en vuestro descenso hasta la materia una y otra vez; sois dioses por derecho propio.

Como seres conscientes, experimentáis y aprendáis la alquimia de trascender la materia y regresar al Espíritu, el verdadero propósito del ascenso por la espiral evolutiva hacia la iluminación.

Por mas largo que sea el retorno al origen, en vuestra calidad de co-creadores os estáis uniendo para regresar a la Fuente en el ciclo perpetuo de la vida.


Imaginad... Así como los fulgores de ardiente brillo que en una explosión de resplandor se desprenden de vuestra Deidad Solar, y que al enfriarse lentamente adquieren la forma de cuerpos celestes en vuestro sistema solar, de igual manera se desprende de la luz toda la conciencia, y en su descenso hasta la realidad física adopta la «corteza» o cascaron exterior del cuerpo físico.

Tal como la conciencia divina de Gaia se expande hacia fuera desde su centro de fuego, impregnando todas las capas de su cuerpo y de su escudo etéreo —el ozono—, así también lo hacéis vosotros.

Mediante esta metáfora de la conciencia del Espíritu/vida, os pedimos que ya que-de en claro la cuestión de vivir desde el centro de vuestro ser.


Podéis encontrar vuestro camino a través del laberinto de la realidad exterior y de las ilusiones de la apariencia regresando al centro, esa unidad perfecta de la oscuridad y la luz dentro de todas las cosas.

Es el equilibrio yin/yang, el frescor nutritivo del magnetismo que acuna la chispa de vuestro resplandor electrizante.


Es aquí donde reside el alma, y aquí y solo aquí encontrareis la verdad que os guíe a través de vuestras tormentas.

Como un faro, es la señal luminosa de toda vuestra experiencia a medida que remontáis el oleaje de la tumultuosa travesía de la Tierra en su ascenso por la espiral evolutiva.


Mientras no regreséis a ese lugar del centro —la sede del alma—, os sentiréis temerosos y despojados de poder luego de la gran transformación que se ha iniciado en la Tierra.

En una posición de equilibrio y aceptación, reconoceréis la creación en el caos, el surgimiento de la luz desde la oscuridad repitiéndose una vez mas en el teatro de la vida.

En vez de tener miedo y que os tiemblen las rodillas, os agrupareis formando tramas de diseños imponentes y colores brillantes: la Finísima Red de Luz.

Reunidos con vuestra familia galáctica, tendréis la prerrogativa de experimentar directamente la perfección absoluta del despliegue de la creación —la explosión divina—, un fulgor que vosotros, como almas encarnadas, tendréis el privilegio de decidir experimentar corporalmente en un tiempo «futuro» muy cercano.


Dejad de lado vuestras imágenes del apocalíptico telón final. No os hacen ningún favor, y solamente alimentaran los miedos de aniquilación que os tienen sujetos a la oscilación cada vez mas amplia del péndulo emocional.

Tenéis que ubicaros en el centro, en equilibrio, si vais a hacer que la energía circule correctamente por los circuitos de vuestro cuerpo. En el eje de la rueda giratoria, apenas sentiréis la fuerza centrífuga de las revoluciones de Gaia.

Como es comprensible, a medida que ahora atravesáis la gran división de vuestro marco lineal de tiempo —el nuevo milenio—, la humanidad esta experimentando una sobrecarga vibratoria de gran intensidad.

La fuerza de dicha energía que circula en oleadas por vuestro ser os hará sentir, en ocasiones, como si estuvierais perdiendo totalmente el contacto con vosotros mismos y, en un sentido positivo, eso es precisamente lo que estáis haciendo al trasladaros mas allá de la experiencia sensorial y los confines del estado de conciencia tridimensional.

Vais a mudar la piel, por así decirlo, y dejarla atrás, porque estáis renaciendo en la quinta raza de la Tierra de los hombres y mujeres de Acuario.


Esta pasando el efecto de la anestesia, y la raza humana se esta viendo forzada a experimentar y sentir lo que esta sucediendo con Gaia y sus hijos.

Os habéis insensibilizado de tal manera a través de las escenas de brutalidad, destrucción y oscuridad, os exasperaba tanto la explotación de los medios de comunicación, que el Poder se vio obligado a aumentar la frecuencia para poder llegar a vosotros.


Después de todo, si estáis tan drogados que sois incapaces de sentir miedo y desesperación, no pueden manipularos para que reaccionéis con mentalidad de masa.

Sugerimos que consideréis esta situación como una causa verdadera del sufrimiento en el mundo; os lo venden y os lavan el cerebro para que lo compréis.


Una vez que os han programado para que creáis que Dios esta fuera de vosotros y que sois pecadores de nacimiento, espiritualmente sois propiedad del dogma.

A partir de allí, es un juego de niños para la Autoridad manipularos con miras a instigar en vosotros modos masivos de comportamiento que son útiles para la elite de poder. Un ejemplo es el constante drama de la guerra que perpetran vuestros gobiernos. ...

Emancipación


Hora de liberaros, si habéis de lograr lo que vinisteis a cumplir aquí como miembros del amanecer.

El proceso de liberación se inicia con el simple deseo de admitir la esclavitud de cualquier axioma, paradigma o estructura que agite sentimientos de impotencia y resignación en vosotros.

Una vez que el carcelero ha sido identificado, podéis quitaros las cadenas que os han atado a esas estructuras de creencia tan fácilmente como las pusisteis en vuestro cuello.


Sabed que vuestros televisores os son más útiles cuando están desenchufados, pues vuestra preciosa mente está empezando a conocer la aceleración que está suscitándose en los campos vibratorios del planeta Tierra, y sería sabio de vuestra parte eliminar los instrumentos de condicionamiento que interfieren en ese proceso.

Poneos a prueba, teniendo presente que si no podéis prescindir de algo, sois adictos.


Quizás también os gustaría silenciar vuestras computadoras durante un tiempo determinado, así como cualquier ruido y distracciones irrelevantes en el ambiente hogareño, para que podáis experimentar vuestros pensamientos y emociones sin los sonidos e imágenes que os bombardean a velocidades que vuestra mente consciente ni siquiera puede percibir.

Os instamos a que desenchuféis vuestros equipos estereofónicos, lavavajillas, teléfonos móviles, hornos microondas y dispositivos similares, permitiendo que el precioso ritmo natural de vuestro cuerpo tenga la oportunidad de realinearse, liberado de las emisiones de radiación electromagnética que están rasgando y mermando vuestra capa de protección —vuestra aura—, tal como estos contaminantes están contribuyendo a la destrucción del ozono de vuestro planeta....

Fragmentos del Libro" EL COSMOS de ALMA
"
PATRICIA CORI
Escriba de los Emisarios del Sumo Consejo de Sirio.


MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/esoterismo/profecias/el-cosmos-de-alma-un-despertar-para-la-humanidad-1000.html


No hay comentarios: