domingo, 23 de enero de 2011

LAS PROFECÍAS HOPI


LAS PROFECÍAS HOPI: ENFRENTANDO UNA ULTIMA OPORTUNIDAD

Escrito por el Guia de Jackson Hole 3/20/02 por Carol Mann



PARTE UNO


A David Garra de Oso Abram se le nublan los ojos cuando habla sobre la urgencia de amar, honrar y respetar uno al otro, a todas las formas de vida y a nuestra Tierra. Porque sus ojos se llenan de lágrimas, implorando en silencio que pongamos atencion? Es porque David conoce las Profecías Indígenas Norteamericanas (Native American) para estos tiempos. Estas preven el inminente final del ciclo de este mundo y potencialmente el final de la raza humana a menos que con rapidez volvamos al sendero del corazón.

David es de ascendencia Cherokee. Vive en Star Valley y es un ceremonialista, danzante del sol y guardián de la pipa. El vive y enseña la verdad indígena norteamericana de 'Mitakuye Oyasin', del que todos estamos interrelacionados. 

El está entre muchos ancianos indígenas norteamericanos, a los cuales el Espíritu les está urgiendo hablar sobre las profecías. El y yo hemos pasado muchas horas hablando. Planeo escribir una serie de artículos sobre lo que nos gustaria que ustedes supieran de esas conversaciones.

La tradición indígena americana tiene en una de sus principales arterias culturales la mitologia, la oralidad, la profecía que tiene un alto grado de correlación con la Toda. Las Profecias Hopi son las mas ampliamente conocidas y están escritas en dos antiguas tablas de piedra. Estas han sido fechadas por medio del carbón en más de 10,000 años y han sido continuamente salvaguardadas por la gente Hopi desde esos tiempos. También existe un diagrama antiguo cincelado en una gran piedra arenisca que domina la villa Hopi de Old Oraibi, que es llamada 'El Plan de Vida Hopi'. Las tablas y el diagrama incluyen instrucciones para vivir la vida en el Sendero de la Paz, junto con advertencias sobre eventos específicos los cuales tendrán lugar si la humanidad no elige el Sendero de la Paz.






















































































































































































Las enseñanzas dicen que en el principio de este ciclo del mundo, el Gran Espíritu les dio a cada una de las cuatro razas, dos tablas grabadas con instrucciones sencillas sobre como vivir en línea con el Gran Espíritu y lo que ocurriría si esto era violado. Como ya se mencionó previamente, las dos tablas para la Gente Roja (cobriza) están con los Hopi; las dos para Gente Negra, son salvaguardadas en Kenia. Las dos tablas que pertenecen a la Gente Amarilla, están en el Tíbet y las dos dadas a la Gente Blanca, están en Suiza.

La intención original era vivir según las directrices de estas tablas en cada generación, culminando en un tiempo cuando todas las razas se unirían en paz. Entonces ellos podrían combinar todo su conocimiento y todas las tablas se unirían para crear una gran civilización en esta Tierra.


A cada raza también se le dio una responsabilidad, la salvaguarda de un regalo específico que es suyo para dominar, para compartir con todos en la Tierra y para mantenerse alineados al Sendero de Paz por la duración de este ciclo del mundo.

A la Gente Roja se le dio el dominio de la Tierra y se les instruyó para aprender los secretos de la Tierra, especialmente en relación a la comida y sanación a través de la abundancia de la Tierra.

La Gente Amarilla fue bendecida con la salvaguarda del Aire y del viento y con el cargo de comprender el cielo y la respiración y como llevar esto hacia uno mismo para lograr el avance en la salud y la espiritualidad.

A la Gente Negra le fue dada la responsabilidad del elemento Agua que es considerada el alma más humilde y la más poderosa; iban a aprender los secretos del agua y darlos a la humanidad.

A la Gente Blanca se les dio la salvaguarda y protección del Fuego. La chispa del hombre blanco es fuego y se encuentra dentro de cada aspecto de la tecnología. El fuego mueve. El fuego cataliza. El fuego facilita la transformación.

Entonces cada raza fue enviada en diferentes direcciones... norte, sur, este y oeste... cada grupo con sus regalos específicos para desarrollarlos para el mundo junto con las directrices contenidas en su juego de tablas y como manejarlas de acuerdo con la ley superior. También se les dijo que nunca debían arrojar esas tablas al suelo porque si alguno de los hermanos o hermanas lo hiciera, habrían no solamente tiempos difíciles sino que la vida misma en la Tierra estaría en peligro.

Las Profecías Hopi predicen que mucha de la gente de la tierra no permanecería leal a las instrucciones originales de conservar toda vida como sagrada y como parte del Unico Sendero. Por lo tanto, se explicó que el Gran Espíritu sacudirá a la Tierra tres veces, en tres diferentes períodos de la historia, cuando demasiada gente se extraviara hacia la codicia, el interés propio y la desconexión del corazón.

Cada gran sacudida de la Tierra tenía el propósito de obtener nuestra atención para hacer una corrección en el curso. Cada vez tendríamos la oportunidad de realinearnos hacia el honor y amor a toda vida. Sin embargo, eventualmente, dijeron que llegaria un 'Tiempo de Purificación', una última breve oportunidad para que cada persona regrese al Sendero del Corazón, antes de que la puerta se cierre. Entonces la tierra entera experimentaría la purificación y solamente aquellos que eligieran abrazar el Camino de la Paz, sobrevivirían para co-crear el siguiente ciclo del mundo.

De acuerdo con los Hopi y otras profecías indígenas norteamericanas, estamos justo ahora en el Tiempo de Purificación. Estamos aproximándonos a la tercera sacudida del mundo.

David Garra de Oso Abrams habla en una voz muy suave y gentil, contándonos sobre estos tiempos y sus ojos nos invitan a escuchar.

PARTE 2
Esta es la Parte de Dos de una serie de tres artículos que resultaron de mis recientes charlas con David Garra de Oso Abrams sobre las Profecías Hopi para nuestros tiempos. David es uno de los muchos ancianos indígenas norteamericanos que están siendo urgidos por el Espíritu para compartir estas enseñanzas. La razón para revelar estas predicciones una vez secretas, es que existe siempre la oportunidad para que la humanidad despierte y abrace el sendero de paz, aun si hay que medir a una persona a la vez. En este tiempo deseamos compartir información con ustedes sobre las profecías que ya han pasado, para que tengan una sensación de la naturaleza sencilla y directa de las predicciones y su precisión.

Las profecías Hopi están grabadas en dos antiguas tablas de piedra que dicen que en un tiempo futuro, las cuatro razas del hombre, roja, negra, blanca y amarilla, podrán volver a unirse para compartir su conocimiento y crear una extraordinaria civilización global basada en la unidad de la familia humana.



Específicamente las predicciones vaticinaban que los primeros hermanos y hermanas de otras razas que regresaran a los Hopi, lo harían como tortugas. Serian seres humanos pero tratarían de parecer tortugas. Por lo tanto hace seiscientos años cuando se llegó el tiempo para tal profecía, los Hopi se prepararon para dar la bienvenida a los primeros hermanos y hermanas de otras razas. Vieron a los conquistadores españoles que venian usando armaduras que los hacían parecer como tortugas. Los Hopi salieron a darles la bienvenida a los españoles extendiendo sus manos en un sagrado saludo que les había sido dado a cada una de las cuatro razas para el tiempo en que se reunieran en paz.

Pero los españoles no respondieron igual. En su lugar pusieron chucherias en las manos de los Hopi. Se extendió la voz a través de la gente indígena de Norte América que algunos hermanos y hermanas habían olvidado el apretón de manos. Esto indicaba que habían perdido el conocimiento de las cosas sagradas y la unicidad de la familia humana que representaba el apretón de manos. Para los ancianos Hopi esto significaba que habrían momentos difíciles en adelante y todos en la Tierra iban a sufrir por este olvido.

La profecía también decía que cientos de años más tarde, otros hermanos y hermanas llegarían a América por el este. Si los grupos nativos tenían éxito al enseñarles a todos los recién llegados de otras razas que toda vida es sagrada y que debíamos vivir como una sola familia, habría paz en la Tierra. Pero si toda la gente no retenía esta verdad antes de que los recién llegados cruzaran esta Tierra de este a oeste, el Gran Espiritu cogería la Tierra con su mano y la sacudiría.

Tristemente el conteo para esta Primera Sacudida ganó el momentum ya que la raza blanca introdujo la segregación entre las razas dentro del país.

La Primera Sacudida de la Tierra sería más tarde llamada Primera Guerra Mundial. Incluidas en las profecías Hopi había tres señales más relativas a esta Primera Sacudida de la tierra, que son las siguientes:

1. Cuando el hombre blanco llegara a la costa oeste, construiría un listón negro que se extendería por toda la Tierra. (Henry Ford y su primer Modelo T, se produjo masivamente en 1908).

La sacudida del mundo sería tan violenta que el insecto se levantaría de la Tierra hacia el aire y empezaría a moverse en los cielos. (Los aeroplanos se usaron por primera vez en amplio despliegue militar durante la Primera Guerra Mundial).

Al final de esta Primera Sacudida, estos insectos estarían en el aire volando por todo el mundo.

Después de esta Primera Sacudida del mundo, si la familia humana se uniera en paz ya no habría más sacudidas en el mundo. Si no, el conteo hacia la Segunda Sacudida se iniciaría. Se consideraba que esto podría revertirse en cualquier momento si las cuatro razas regresaran al Sendero del Corazón.

Los videntes predijeron que habría una reunión de paz que ocurriría en el oeste de este país. Los ancianos de las culturas indígenas norteamericanas se reunieron y escribieron una carta al entonces Presidente, Woodrow Wilson, pidiendo que la gente indígena se incluyera en la recién formada Liga de Naciones en San Francisco. La carta no fue contestada. La gente nativa se quedó afuera de la Liga de las Naciones; el círculo de las razas del mundo estaba incompleto. Los ancianos supieron que todavía no habría paz en la Tierra.

Las profecías Hopi vaticinaban que el peor mal uso que la raza blanca haría de la custodia del elemento fuego ocurriría con el desarrollo del 'calabacín de las cenizas'. Los Ancianos habían hablado sobre el mortal potencial del 'calabacín de las cenizas' (la bomba atómica) si hubieran sido admitidos en la Liga de las Naciones en 1920.

Las señales proféticas indicaban que la Segunda Sacudida del mundo era inminente, incluyendo lo siguiente:

Detrás de los insectos que volaban por el cielo, habría una vereda de suciedad. Eventualmente todo el cielo se convertiría en suciedad por las veredas de estos insectos. Esto causaría muchas enfermedades que podrían tornarse más y más complicadas.

Una telaraña se construiría en torno a la Tierra y la gente hablaría a través de esa red.

Una vez que la telaraña hablante fuera construida, el signo de vida para los nativo-americanos sería revertido y ladeado y traería muerte. Todavía más, el signo de vida revertido (más tarde llamado suástica nazi) sería aparejado con el signo del sol pero el sol saldría por el lado equivocado. El símbolo de la suástica y el símbolo del sol en la bandera japonesa, ambos, son representados en los cincelados en la piedra antigua refiriéndose a ellos como el Plan de Vida Hopi.

La Segunda Sacudida de la Tierra iba a ocurrir. Predecían que el 'calabacín de cenizas' caería del aire haciendo que la gente pareciera como atados de pasto en un incendio en la pradera y haciendo que la Tierra fuera infertil en esas regiones durante muchos años.

Después de que terminara la Segunda Gran Sacudida, la profecía predecía que el siguiente intento para hacer un mundo de paz, ocurriría en una casa especial de mica en la costa este de la Isla Tortuga (América). Toda la gente de la Tierra vendría a esa casa. (Mica es un mineral reflejante que se corta en hojas delgadas, traslúcidas).

Asi que cuando los ancianos vieron que las Naciones Unidas estaba siendo construidas de cristal y que parecían una casa de mica, decidieron que mejor se presentarían en la puerta principal de la Casa de Mica, cuando se abriera. Ya que fueron incapaces de obtener admisión en la Liga de las Naciones, en esta ocasión los ancianos indígenas norteamericanos se presentarían en persona. Un grupo de ancianos fue a Nueva York y pidió ser admitido como una nación miembro de las Naciones Unidas. Querían hablar a las naciones de la Tierra porque las profecías indicaban que las cosas podrian ponerse todavía peor si la humanidad no se unía como una familia.

Los países en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tienen un poder de veto. Cuando fue la votación para la admisión de los indígenas americanos, los Estados Unidos vetaron la solicitud. Así que los ancianos supieron que las Naciones Unidas no traerían paz a la Tierra y que habría todavía más confusión y separación del Sendero del Corazón.

Todavía ansiosos de informar a la humanidad que es posible darle vuelta al sendero de la destrucción antes de que el Gran Espiritu de la última y más violenta sacudida al mundo de este ciclo, las naciones indígenas norteamericanas autorizaron a ciertos hombres de las tribus para hablar al resto del mundo en inglés, sobre las profecías en las tablas de piedra. Es asi como sabemos de las predicciones secretas y enseñanzas para este ciclo.

Existen señales adicionales especificas que ocurrirán pronto, conduciendo ya a la Tercera Sacudida del mundo a un sendero de paz intencional. David y yo los pondremos al tanto la siguiente vez. También ofreceremos sugerencias para lo que puede hacer cada individuo para desviar o al menos amortiguar los eventos por venir.

Este es el artículo final de una serie de tres que fueron estimulados en parte por las recientes conversaciones con el Abuelo David Garra de Oso Abrams. David vive aquí y es un cargador de la pipa Cherokee, danzante del sol y ceremonialista. Ambos rogamos porque lleven esto a sus corazones. 

El futuro no está cincelado en piedra. Las predicciones y profecías escriben los futuros posibles. Lo que hace que una posibilidad futura llegue a ser actual es nuestra participación o la falta de ella. A veces es difícil para nosotros comprender lo poderosos que somos al co-crear lo que sucede aquí en la Tierra.

La función de la profecía no es inculcar miedo. Es recordarnos que nuestros pensamientos individuales y colectivos, sentimientos y acciones de forma significativa determinan cual probabilidad gana suficiente momentum para materializarse.

En cierto punto, cuando el futuro probable es como una bola de nieve rodando hacia abajo por una montaña, tiene tanta velocidad que nuestras opciones de participación son más para amortiguar el efecto que para revertir la dirección de la bola de nieve. 

De acuerdo con las Profecías Hopi para estos tiempos, todavía podemos despertar y vivir en paz como una familia. Sin embargo, ya hemos entrado en el 'Tiempo de Purificación'. Esta fase tiene dos partes. La primera es una última y breve oportunidad para que la humanidad ame, honre y se respeten uno al otro y a la Tierra. 

Si logramos realizar esto, todavía podemos co-crear un futuro de paz en la Tierra para este ciclo. Si no, entonces la puerta se cierra y el actual 'futuro probable de la bola de nieve' que conduce a la tercera y más violenta sacudida de la Tierra predicha por el Gran Espíritu, se torna inevitable. 

Aquí hay más señales predichas por los ancianos Hopi que indican de esta próxima, la tercera y última sacudida del mundo en este ciclo. Se predijo que el Gran Espíritu sacudirá la Tierra con las dos manos en lugar de una como fue en el caso de las dos primeras sacudidas. 

- Llegará un tiempo cuando el águila vuele a lo más alto en la noche y aterrice en la luna".
(La astronave de la NASA llamada 'El Aguila' aterrizó en la luna en 1969. De hecho, las palabras utilizadas por los astronautas fueron: 'El Aguila ha aterrizado'). 

- Muchos de los nativos y miembros de otras razas estarán durmiendo entonces. El tiempo del águila en la luna es un tiempo cuando solamente algunos estarán despiertos. 

- Los seres humanos van a encontrar el molde que los crea (ADN). Van a cortar este molde y a hacer nuevos animales sobre la Tierra (ingeniería genética). Van a pensar que estos nuevos animales van a ayudarlos. Al principio, parecen inocuos pero las futuras generaciones de gente, sufrirán. 

- Verán nuevos animales y hasta los animales antiguos serían regresados, esos que ya han desaparecido. 

- Las cosas se apresurarán, la gente de la Tierra se movería con más y más prisa. El tiempo se acelerará. La gente no tendrá tiempo para los demás. Las villas serían tan grandes que no podrán verse los extremos. Serían como praderas de piedra llenas de gente vacía. 

- El hombre blanco construiría una casa y la lanzará al espacio (estaciones espaciales). 

- Cuando haya gente viviendo en el cielo de forma permanente, sabrán que el Gran Espíritu está por coger la Tierra con ambas manos. 

- Quienquiera que haya lanzado el primer 'calabacín lleno de cenizas' (bomba atómica), ahora otro 'calabacín lleno de cenizas' caería sobre ellos. Llegará un tiempo cuando las villas de piedras (ciudades y rascacielos) estarán por la mañana y por lo tarde serán únicamente vapor que surgirá de la Tierra. Los grandes ríos hervirán. 

- El Gran Día de Purificación ocurriría  cuando las fuerzas de la Suástica y el Sol (Alemania y Japón de la Segunda Guerra Mundial) y una tercera fuerza simbolizada por el color rojo (China?) culminará en una total aniquilación y/o total renacimiento. 

- Algunos que han despertado y viven en armonía con la Tierra, sobrevivirían a la tercera sacudida. Eventualmente habrá otro intento de hacer un círculo con los seres humanos que quedarán sobre la Tierra. En esta ocasión todas las razas serán invitadas a entrar al círculo. Todas las razas entonces compartirían su sabiduría y crearán la paz en la Tierra. 

Ya que lo escrito está tan obviamente visible, queda algo que podamos hacer? 

La respuesta que de una u otra forma se manifiesta en cada tradición del mundo, incluyendo Hopi, es abrazar el Sendero del Corazón. Finalmente, esto significa dejar todo que no sea sobre el amor, el respeto, el equilibrio y la compasión. Practicar la gratitud. Extender la compasión hacia ustedes mismos y hacia otros. 

Practicar frecuentes actos de bondad. Compartir. Vivir simplemente, sin el 'no más o menos' que lo necesario. 

Hemos llegado al final de la cuerda actuando un guión polarizado de avaricia, abuso y deshonor. O vivimos juntos como la familia o la especie humana se extinguirá. Cada persona que abrace el alto sendero del corazón, avanzará en su propia evolución espiritual y ayudará a amortiguar, si no a alterar los eventos que vendrán.  

De acuerdo con la tradición Hopi, el primer ciclo (del tiempo) fue el ciclo del espíritu; el segundo, del mineral; el tercero, de las plantas; el cuarto (ahora) del animal. El siguiente es el ciclo del ser humano. Lo que se predice es que los más altos y grandes poderes que tenemos en nuestro molde, serán liberados por el Gran Espíritu, para nosotros, en el quinto ciclo. 

Es una obligación para nosotros ver que estamos aquí para realizar nuestro más alto destino. 

Las Profecias Hopi se Están Realizando. Escrito para la Guia de Jackson Hole 4/3/02

No hay comentarios: