domingo, 22 de mayo de 2011

Elije el Amor & Trasformar el Sufrimiento en éxtasis

Corazon sagrado


Elije el Amor & Trasformar el sufrimiento en éxtasis – Canalizado por Jani King


Elige el amor

Saludos queridos.

Sabéis, cada uno de vosotros habéis venido en este tiempo para una gran misión. Esta misión es convertiros en la verdad que sois, la gran verdad sobre la raza humana.

Habéis venido de las estrellas. Vuestra especie viene de civilizaciones mas allá de este lugar, eones de años atrás. Venís de un lugar de gran sabiduría y durante eones habéis jugado un juego llamado “He olvidado quien soy realmente”.

¿Entonces quién eres?

Bien, la verdad es que eres un poderoso y multidimensional ser espiritual y has venido vida tras vida para jugar el juego espiritual llamado “la vida humana ahora”. Y te acercas a un gran cambio, el final de un ciclo muy largo de 52.000 años y el final también de un ciclo de 25.000 años que está muy vinculado a esa consciencia, así que te encuentras en el principio de un nuevo ciclo.

¿Cuál es el nuevo ciclo?

Es la aceleración de la frecuencia vibracional que compone tu ser molecular, emocional y espiritual. Este afectará no sólo a los humanos pero también a la Tierra misma. Tu y ella coexitis, sois interdependientes y parte de una gran conciencia.


De hecho la verdad, es que nada está separado. No estáis separados entre vosotros. No estáis separados de nada, ni siquiera de aquello que está hecho por el hombre.

Así que realmente sois seres espirituales poderosos, aunque muy a menudo no lo sintáis así. Habéis venido para hacer un gran descubrimiento en esta vida, para saber con cada célula de vuestro cuerpo, en cada fibra de vuestro ser, la gran verdad.

Podeis llamar a este cambio iluminación o supraconciencia. Todo lo que eso significa es que vibrareis a una velocidad mayor. También significa que sabréis la verdad de lo que sois.

Claro, estaríamos muy felices si tirarais la palabra iluminación o supraconciencia por la ventana. La iluminación es simplemente el resultado natural de amar absolutamente todos los aspecto de ti. Todos lucháis muy duro para ser más “espirituales”, para adentraros más en el camino de la iluminación.

Todo esto presupone que todavía no estás completo. Pero la verdad es que ya estás completo. Ya eres aquello por lo que estás luchando. Está en ti. Es parte de tu ser porque la verdad más grande es que eres en todo momento una perfecta y eterna expresión de la Fuente. Esa es tu verdad.

Podrías decir, “Si esto es verdad, ¿cómo es que no lo siento de esa manera? ¿Cómo es que no soy un creador magnífico?¿Por qué hay hábitos recurrentes de sabotaje, escasez y de tener el corazón roto en mi vida? ¿Cómo es que no siento esta verdad?”.

Bien, has sido programado para creer que no eres digno. Has sido programado para existir en la escasez. Has sido programado para no conocer el amor y ciertamente para no amar quien eres.

Queridos, cada uno de vosotros nace en un lugar con alguna disfunción, en un nivel u otro, cualquier disfunción es simplemente otro nombre para el miedo.

Como tu conciencia no está separada, lo que conoces desde el útero hasta tus primeros seis o nueve años de edad es miedo, invalidación, y dolor.

Alrededor de los seis años de edad, tus creencias e ideas de quién eres se solidifican en la realidad concreta.

Ciertamente, mientras vas creciendo física e intelectualmente, estas ideas cambian pero el asunto es que sigues siendo regido emocionalmente por un pequeño niño (o niña) que vive en tu pecho y que no conoce la verdad.

Así que cuando observes tu vida y veas como recreas una y otra vez los mismos hábitos antiguos, ya sabes porque.

Te recordamos las verdades básicas sobre tu realidad. La principal y más importante de todas, es que tu creas tu realidad absolutamente. No hay excepciones. No existen las coincidencias. No existen los accidentes. En algún nivel, tu lo creas todo.

Hasta que llegues a comprender esta verdad, estas atascado siendo una víctima de la vida. Mientras eres una víctima del destino, del karma, de las circunstancias, del caos arbitrario, no tienes poder.

Desde el momento en que te levantes y digas, “Yo soy responsable. Yo he creado todo esto absolutamente”, te colocas en una situación de poder y de elección.

Si prestas atención, puedes darte cuenta como creas tu propia realidad. Como recreas las mismas historias. Como saboteas tu vida. Como tomas decisiones basadas en la creencia errónea de que no eres suficiente, de que no eres digno ni merecedor de nada.

La forma en la que creas tu realidad, es a través de tus creencias sobre quien eres y tus creencias sobre tu realidad. Eso es lo que crea tu realidad percibida. Se puede decir que tus pensamientos, ideas y creencias son como la casa en la que vives y todo sucede en esa estructura de ideas, creencias y pensamientos.

Tu estructura, tanto material como no física, es creada con energía y la energía es conciencia. Así que eres un cuerpo de conciencia, conciencia conscientizada. Esta energía de la que te compones, es de naturaleza electromagnética. Eres un gran imán.

El universo te apoya en un 100% así que cualquier cosa en la que creas, ocurrirá. Esto es lo que percibes como tu realidad. No es la realidad en el sentido más amplio, pero es tu realidad percibida. Cuando cambies tus percepciones, también cambiarás tu realidad. Así es como funciona.

El otro componente poderoso que crea tu realidad es tu emoción, e-moción, energía en movimiento. Se puede decir que la emoción adhiere a las ideas, pensamientos y creencias, y el universo los abastece. Los iguales se atraen en todas las formas, no sólo en la manifestación física de tu vida, sino también en tus experiencias emocionales.

La mayoría de vosotros vivís en la escasez. Nunca hay suficiente, sea amor, dinero, un nuevo trabajo, diversión, una nueva casa. Cuando no lo tienes, te enfocas en lo que no tienes y eso es lo que creas.

Esa es la frecuencia de tu creación. Los iguales se atraen. Tiene esto sentido para ti? Vamos a regresar de nuevo al aspecto emocional que es la fuerza impulsora de tu vida. La mayoría de tus creencias están tan interiorizadas en ti que ni siquiera te das cuenta de que son sólo creencias.

Crees que todo eso es la realidad. Todos creéis que el sol saldrá mañana y así es. ¿Sabías que todos vosotros creáis colectivamente los patrones del tiempo? Así de poderosos sois. La conciencia individual está unida a la conciencia colectiva. Es una resonancia morfogenética que hace que los iguales se atraigan.

Cuando naces, naces en una familia que tiene su propia conciencia, su propia mitología, sus propias historias, sus propias formas.

Es una pequeña esfera de conciencia. Por encima de esa esfera de conciencia, existe la conciencia de tu ciudad o pueblo, religión, grupo deportivo o negocio. Todos los grupos tienen su propia pequeña esfera de conciencia unida a sus propias creencias sobre la realidad.

Luego tienes un grupo mayor de conciencia llamado tu país y sobre éste, está la conciencia de tu raza y por encima tienes la esfera completa de conciencia, llamada conciencia humana. Y todo ello, todo ello, esta completamente unido entre sí.

Hubo un tiempo en tu mundo en el que la gente pensaba que el planeta era plano. Nadie pensaba mucho en esta creencia. Era simplemente la realidad. Luego alguien vino con la extravagante idea de que el mundo era redondo y mientras más y más personas creyeron esto, esa consciencia llegó a una masa crítica y entonces todo el mundo supo que el mundo era redondo.

Mientras la conciencia crece y se expande exponencialmente, llega a una masa crítica y luego afecta todo el mundo sin que siquiera se de cuenta de ello.

Desde ahora crearás cualquier futuro que desees. Así que cuando veas tu mundo y lo que has creado, que tal si te preguntaras, “Si no hubiera creído que esto era así, entonces cómo hubiera sido?”

Si de todas formas lo vas a crear, podrías entonces crearlo de forma consciente, y podrías también crear amor, abundancia, salud, vigor y alegría. ¿No te parece una buena idea?

Bien, nosotros estamos de acuerdo y deseamos que sepas que eres merecedor de todo lo maravilloso, simplemente porque existes. Eres en todo momento una perfecta y eterna expresión de Diosa/Dios, de la Fuente que todo lo Es. Esa es la verdad. Y tal vez sea también tu verdad, si así lo deseas.

Otra forma de decir Dios/Diosa o el Todo lo que Es, es “Amor”. No estamos hablando aquí de una idea efímera o romántica. Estamos hablando de un poder tan inmenso que es la base con la que se construyen los multiversos. El amor es lo que le da vida a la estructura atómica de tu cuerpo.

El amor está en todo lo que percibes. No puede haber ninguna existencia sin amor. El amor es el prana, las moléculas de energía que intercambias con cada inspiración y expiración.

El amor es la verdad. El amor es lo que te constituye. Todo lo que no es amor es una ilusión, un malentendido que se originó de la creencia errónea de que no tienes valor, que surgió porque olvidaste que eres un Dios, una Diosa, jugando un juego llamado “la vida humana”.

El amor es tu poder. Cuando decimos que la iluminación es el proceso natural de amar absolutamente cada uno de tus aspectos, no estamos hablando a la ligera. El primer paso es asumir las responsabilidad de tus propias creaciones, llamadas realidad. Asumiendo tu responsabilidad estás en una situación de poder, de elección. “Yo elijo Amor”.

Todos vosotros vivís con miedo. El miedo es la polaridad del amor y el miedo es todo lo que no sea amor, toda respuesta emocional, toda reacción emocional diferente del amor. No importa el nombre que le pongas, frustración, estrés, rabia, envidia, sed de poder, codicia, abuso. Todo ello, todo lo que no es amor es simplemente una manifestación del miedo.

Bien, ¿Qué sucede cuando sientes miedo? Intentas superarlo, apartarlo, escapar, dejarlo detrás, dejarlo a un lado, esconderlo debajo de la alfombra. Eso es lo que te han enseñado, a ser fuerte, a superar todo. Es parte de tu programación, sin embargo no funciona.

Nada de eso funciona. Mira a tu mundo. No es exactamente un lugar donde reina el amor ¿verdad? Entonces se trata de aprender a elegir amor. Todo esto consiste en transformar tu vida, en elegir amor, saber como elegir amor.

Sabes, no puedes transformar lo que no es tuyo. Aquellas facetas tuyas, que consideras inaceptables y que juzgas negativamente, todo aquello que has escondido, es lo que dirige tu vida.

Cuando las haces tuyas, sólo tienes que abrazarlas y crear la transformación. Es muy simple. La transformación es muy simple, pero hay que tener las herramientas, las recetas. ¿Cómo puedes amar aquello que escondes?

Se trata de aprender a ser tu propio detective. Eso no es nada difícil si cada vez que te descubres enjuiciando cualquier cosa negativa fuera de ti, te dices: “Ah ah, hay algo aquí a lo que tengo que prestar atención”.

Cada uno de vosotros es el sol central de su propio universo. No hay nada fuera de ti, todo es un espejo que con su reflejo te muestra quien eres y donde estás en cada momento presente.


No se trata de decir. “Pues he visto un hombre apalear a su perro, sé que debe haber un reflejo mío aquí, pero yo jamás apalearía a mi perro.” No funciona de esa manera. El reflejo es la reacción emocional. Cualquier respuesta, cualquier reacción emocional que no sea amor, es una respuesta de miedo.

Así que cuando ves un abuso y reacciones con rabia, ¿cuál es el miedo en todo esto? Verás que es el miedo a no tener poder, a ser débil. Te identificas con la pequeña criatura abusada, porque cada uno de vosotros conoce el abuso. En mayor o menor grado pero todos conocéis el abuso. Así que cuando ves algo que es indefenso y débil y está siendo dañado, inmediatamente reaccionas con ese sentimiento.

Ahora bien, esa reacción de rabia no es la reacción de un adulto racional. Es la reacción de ese niño herido, ese niño que se fijó en tu pecho cuando tenías alrededor de seis años. Este pequeño que habita en ti, es el miedo. Toda tu vida, has escapado, has invalidado o tratado de superar el miedo porque te han enseñado que esta era la manera en como lidiar con el.

El miedo es simplemente este pequeño niño abandonado. Todo lo que ese pequeño desea es ser estrechado en tus brazos y que le digan cuanto es amado. Como ya hemos dicho, extiende tus brazos y recoge a ese pequeño y di: “Amado de mi corazón, no tengas miedo. No te dejaré jamás. Te amo absolutamente. Estamos juntos para siempre, tu y yo en este universo seguro y maravilloso y juntos regresamos a casa.”

Si estrechas a este pequeño hasta que sientas que la calidez del amor se extienda por tu cuerpo, algo mágico ocurre. Has creado un milagro de transformación porque estás centrado. Tus centros de energía están abiertos y ahora estás listo para tomar la siguiente elección creativa.

La transformación no se consigue a través del intelecto. Si pudieras transformar con tu intelecto, tu mundo sería muy diferente. El intelecto no puede hacerlo. El intelecto fue diseñado para ser el siervo del corazón, para implementar aquello que produce la alegría del corazón.

El camino de la transformación es mediante el abrazo y la integración del pequeño niño (o niña) que vive en cada uno de vosotros y que sólo desea amor incondicional.

También se trata de lidiar con el corazón roto. Es el corazón roto el que causa las enfermedades. Tu cuerpo fue diseñado para durar cientos de años. En otras civilizaciones mas allá de este mundo lo hacen, viven cientos de años. Vuestros cuerpos no se desgastan.

Cuando no lidias con tus temas emocionales, con tu corazón dolido ni con el miedo en el que vives, entonces la energía llamada e-moción “energía en movimiento”, no está balanceada. Está bloqueada por el juicio negativo sobre quien eres y no puede circular por el cuerpo así que se estanca en tu estructura celular.

Esto es el cuerpo diciendo “Detente, hay algo en lo que te tienes que ocupar”. Cuando no le haces caso, el bloqueo se hace mayor y mayor, hasta que finalmente tu cuerpo se rinde, mueres y vas hacia una nueva aventura.

Por supuesto que la muerte en sí mismo es únicamente una ilusión. Has vivido miles de vidas como las llamas, vidas pasadas y futuras. Todas ellas ocurriendo simultáneamente porque fuera de este espacio continuo, no hay tiempo. Eres tan multidimensional que existes en todas las dimensiones o reinos hasta en lo que llamas el reino angelical, hasta en el mismísimo vacío de la creación.

Si quieres guías y ángeles, mira dentro de ti. Estás completamente conectado con tu ser angelical, con tu ser de luz. No estás separado. Eres tu quien tiene el poder. Eres tu quien tiene el conocimiento. Eres tu quien eres poderoso, eterno y un ser espiritual. Tu y el poder que eres y la verdad que eres es Amor.

Se trata realmente de ser capaz de elegir más amor, más alegría, mas diversión, mas risas, más emoción, mas belleza, más armonía, más paz, más tranquilidad en tu vida diaria. Eso y amar cada aspecto de ti absolutamente, es de lo que trata la iluminación.

No se trata de ser bueno. Se trata de ser la verdad que eres. No hay nadie que tenga como función el juzgarte. Sois Diosas y Dioses jugando este juego. No hay ningún Dios en una nube con un pequeño libro y que diga : “Oh, oh, muy mal…, elección equivocada”.

Nunca has tomado ninguna decisión equivocada. Has tomado algunas decisiones desde la energía de la Diosa/Dios que eres y has tomado algunas decisiones desde el pequeño niño asustado que vive en ti y que no sabe que realmente eres una poderosa, grande y maravillosa entidad espiritual.

Tu eres lo que buscas, querido. Todo el conocimiento está en ti. No estás separado de aquello que llamas Diosa/Dios, el Todo lo que Es. No estás separado de tu ser luminoso, tu energía del alma. Esta energía del alma esta unida a una gran escalera dorada o hilo que existe a través de la eternidad.

Maravilloso ¿No crees?

Namaste

Jani King, 2000 ©

Trasformar el sufrimiento en éxtasis

¡Queridos! Os pedimos que penséis en esto. ¿Es tu búsqueda de la iluminación, de la alegría y el entusiasmo de conectar cada vez más con lo que realmente eres? o ¿es mas bien una búsqueda para escapar del temor, del dolor y de la angustia del día a día? Te sugerimos que pienses en ello.

Date cuenta, amado, de que no hay escape. Mientras intentas deshacerte de, vencer a, liberarte de, empujar fuera de ti o soltar el temor, el dolor y la angustia, esa energía que gastas para apartar de ti algo, redirigirá hacia ti aquello de lo que procuras huir. Todo aquello a lo que te resistes persiste totalmente, y a todo aquello que invalidas le das poder completamente.

Eres realmente un gran cuerpo de energía electromagnética. Esto significa que cada una de tus aspectos: tu cuerpo físico, tu conciencia, tus pensamientos y creencias y tu ser emocional están entrelazados para crear un cuerpo de energía que se asemeja a un imán. Esta energía tiene una resonancia, una frecuencia vibratoria, que atrae hacia sí mismo aquello que encaja con su propia frecuencia.

En el día a día, creas en tu realidad percibida esas situaciones que reflejan tus propias creencias acerca de quien eres y de cómo es el Universo. Las frecuencias o las resonancias encajan entre sí. Así que si deseas producir un cambio en tu vida, debes entonces cambiar la frecuencia que eres.

Hemos dicho muchas veces que la iluminación o la capacidad de existir en el estado de la cuarta o quinta dimensión, como así lo llamáis, es el resultado natural de amar cada uno de tus aspectos incondicionalmente. Es decir que a través del amor incondicional cambias tu frecuencia.

Esto no tiene porque ser una lucha. Es sencillamente una elección en cada momento presente. No hay píldoras, ni pociones mágicas, ni palabras mágicas, ni conjuros ni rituales. Hay sólo amor o temor. ¿Cuál escoges en cada instante?.

Claro que tu frecuencia cambia y fluctúa momento a momento. Cuando estás en un espacio amoroso y de aceptación, percibes tu realidad exterior con esa perspectiva. Aquellos que han experimentado momentos de epifanías o grandes ¡Ah ah!, se han preguntado por qué esta experiencia no se ha repetido más seguido, o por qué si la han experimentado una vez no puede ser así todo el tiempo. Bueno querido, es porque esa frecuencia no encaja con lo que eres la mayor parte del tiempo.

Los dos componentes poderosos de tu ser magnético son tus creencias acerca de ti mismo y las emociones conectadas a esas creencias. Las emociones son la base de tu poder creador.

Cuando operas en tu día a día desde las emociones de temor basadas en la creencia de que no eres digno, de que eres insuficiente, de que no tienes poder, de que el amor es igual al dolor y de que el universo es un lugar peligroso y de condenación, entonces tus creaciones diarias reflejarán esto.

Sin embargo, como eres un poderoso y maravilloso Ser, cambias tu resonancia para crear cualquier cosa que desees. Todo empieza y termina contigo. Recuérdate tu verdad más grande. Eres en todo momento, sin importar lo que parezca, una expresión perfecta y eterna de la Creación. Eres Dios y Diosa jugando un maravilloso juego llamado ‘la vida humana ahora’.

El aspecto de ti que se olvida de esta verdad, el aspecto que cree y siente todo el temor, es solo un pequeño niño que vive dentro de ti. Aquel que, a pesar de olvidar la gran verdad, ama la totalidad de sí mismo absolutamente, aquel que ha luchado cada día de su vida para sobrevivir, aquel que siempre ha hecho lo mejor posible en cada circunstancia, es este pequeño aspecto de ti el que requiere plena atención, requiere tu compasión y amor incondicional.


Te recordamos las llaves de la transformación:

1. Sólo puedes transformar lo que es tuyo. ¿Si hay un aspecto de ti que no posees o una situación que no posees, entonces cómo podrías transformarlo?

2. Sólo puedes crear transformación en el ahora. No puedes transformar en el pasado, ni puedes transformar en el futuro. Sólo puedes transforma en tu momento presente y la paradoja por supuesto, es que cuando escoges la transformación en el ahora, transformas automáticamente tu pasado y tu futuro.

3. Sólo puedes transformar mientras estas en la emoción del temor o el dolor, porque es ahí donde tu poder reside. Si dudas esto, entonces te pediré que recuerdes el hecho de que cuando intentas tomar tus decisiones diarias basadas en la lógica y la experiencia y te encuentras en medio de una fuerte emoción, ¡ tu lógica generalmente sale por la ventana!.

4. Sólo puedes crear transformación abrazándolo todo. Eso es, abraza al niño dentro de ti que ha creado esa realidad no deseada que estás experimentando. Abraza la situación y a sus co-creadores y busca el regalo de esta situación.

Si tienes problemas encontrando el obsequio, recuérdate a ti mismo que no importa la situación que sea. ¡Es una oportunidad de ser el aspecto más elevado de quien realmente eres!

Te pedimos que observes el hecho de que todos tus temores se fundan en una percepción basada en la carencia. La gran verdad es que no hay carencia. Sin embargo, como esa es tu creencia y tu temor, es eso que creas en tu vida.

Tanto si es la falta de amor, de dinero o simplemente de fluidez y comodidad en tu vida. Muchos de vosotros os apresuráis con mucho esfuerzo y lucha a tratar de cambiar esta situación y os preguntaís por qué nada cambia realmente.

El temor a la carencia es una resonancia. El conocimiento de la abundancia absoluta en cada aspecto de tu vida es también una resonancia. Para cambiar la resonancia te sugerimos que des de antemano gracias al universo, por lo menos una vez cada día por la abundancia en tu vida.

Siéntate y escribe todas las cosas en tu vida en cada área por las cuales estar agradecido. Cada día mientras cantas tus Agradecimientos, siente la alegría de esta abundancia y de la riqueza en tu vida. Mientras te encuentras centrado en esta actividad estás en el ser y el ahora de la abundancia.

Durante el resto del día llevarás esta resonancia contigo. Cuando veas algo que te complace o te da alegría, da las Gracias. ¡Da un paso atrás y prepárate para el cambio!.

Así que ya ves, no hay escape. Lo único que hay es tu mismo y a través de tu propio e impresionante poder puedes crear lo que deseas — el cielo en la tierra y tu, el Dios/ Diosa, dándose cuenta en todo del potencial llamado humano.

¡Te amo absolutamente en tus juegos de Dios y Diosa! Namasté.

Jani King, 2.001©




No hay comentarios: