domingo, 3 de julio de 2011

Los Desafíos de la Nueva Energia




Con el surgimiento de la nueva energía, cada uno de nosotros ha elegido ser un pilar de la nueva consciencia para la tierra y, mediante la elección consciente de vivir un camino dedicado a la espiritualidad y a las técnicas alternativas, nos convertimos en el ejemplo viviente de la nueva humanidad.

Una humanidad dedicada a vivir en unidad y en armonía con su entorno y consigo misma.


Sin embargo, a pesar de que a lo largo del boom de la Nueva Energía, han circulado cantidades enormes de mensajes difundiendo la idea de que cada persona es un Ser divino, un ser de luz capaz de crear toda una nueva realidad.

Que esa misma divinidad se encuentra en Nuestro Propio corazón y que es necesario despertar la consciencia al Amor incondicional para poder vivir a pleno esa divinidad.

Muchos aun sin darse cuenta, enfrentan dudas acerca de esa latente divinidad y del propio poder.


Así mismo, han leído muchísimo y han aprendido muchas técnicas y se preguntan, porque es que no siempre funcionan?

Porque lo leído lo comprenden, pero al poco tiempo lo olvidan sin practicarlo, sin realmente sentirlo.


En el fondo, aun les falta la piedra angular de la FE.

Y es que la fe, no es una cuestión de religión, ni de creer a ciegas algo que no se puede comprobar.

FE es la certeza de que algo es real.


Es la Fe, la que nos da en todos los casos, la fuerza para realizar los sueños. Fe es certeza y la certeza se forma en base a los deseos de Nuestro Corazón.

Certeza se obtiene cuando hemos elegido creer en algo en base al discernimiento de nuestro corazón, pues de esa forma estaremos eligiendo justo lo que necesitamos en este preciso momento de nuestra evolución.

Y lo que esta hecho justo para Nosotros, siempre funcionara; pues al discernir con el corazón elegimos aquello que necesitamos, ni mas ni menos.


Cada uno de Nosotros, a través de nuestro ser superior, ha elegido en este tiempo, recibir alguno que otro desafío, para probar donde estamos fallando y que necesitamos pulir, pero mas que nada para discernir qué es lo que necesitamos eliminar de nuestro bagaje de creencias.



Aquellas personas, cosas o eventos que representan un desafío, son solo una ilusión, un espejo de nuestra divinidad mostrándonos el camino a seguir.

Observa tu entorno y reflexiona sobre tus desafíos.


Cuales son, como son y lo mas importante, cual es el trasfondo de los mismos.

No te llega la abundancia y has leído todo sobre la abundancia y realizado todas las técnicas posibles?

Sincérate contigo mismo. REALMENTE CREES en esas técnicas y en esas lecturas?

O solo lees porque proviene de tu canalizador predilecto o porque la técnica te la recomendó un amigo al que le funciono?

No te llega la salud y ya practicaste todos las sanaciones posibles?

De nuevo, SE SINCERO CONTIGO MISMO. REALMENTE CREES en lo que haces?

Esperar que algo funcione no es suficiente para que funcione. Porque la esperanza surge de la duda.

Cuando tenemos esperanza es porque en el fondo dudamos que las cosas funcionen, cuando tenemos esperanza, no tenemos FE.

Puede resultar difícil sincerarse consigo mismo y darse cuenta que, en el fondo, realmente no creemos en lo que leemos y hacemos.

Pero es así como debe ser. Esa es la idea de la nueva energía, esa es la nueva energía en si misma!


Cuestionadora, derribadora de los viejos paradigmas, es una energía imparable y revolucionaria, sustentada en el amor mismo, capaz de derrumbar el temor de lo viejo.


Al fin y al cabo es eso, NUEVA ENERGIA. Es algo nuevo, revolucionario!

No es una nueva religión que impondrá nuevos dogmas, es por el contrario, el estandarte de la libertad, de la creatividad, de la autosuficiencia espiritual.


Y es que, sin darnos cuenta, poco a poco hemos ido convirtiendo la Nueva energía, en una nueva religión y, a los canalizadores y sanadores en los nuevos sacerdotes.

Seguimos a ciegas, sin cuestionar! Practicamos por costumbre, sin certeza en su funcionamiento.


El seguir ciegamente algo sin que esto resuene en tu corazón, es caer en los viejos hábitos del dogma y la religión.

Es creer sin creer, es crear sin consciencia.


Es darle nuestro poder a algo que realmente para nosotros no tiene forma ni fuerza.

Hermanos, con esto no quiero decir que las técnicas y las lecturas no sirvan. Por el contrario, TODO SIRVE, TODO ES VALIDO.


Pero deben comprender que lo que le funciona a unos, no le funcionara a otros.



Pues somos seres unidos y sin embargo, individualizados, cada uno porta una frecuencia diferente, de ahí la importancia del discernimiento y del saber elegir lo que realmente resuena en nuestro interior.


No es necesario llenarse de libros, canalizaciones, aprender cada una de las nuevas técnicas disponibles, llenar la casa de sahumerios y velas, aprender los nombres de cada uno de los maestros ascendidos y tener sus imágenes. NO!

Solo rodearse y nutrirse de aquello que realmente resuena bien adentro de tu corazón.

Como saber que resuena y que te funciona especialmente a Ti?


Es aquello que al leerlo, verlo, escucharlo o sentirlo te llena completamente de paz, de alegría, de felicidad.

Son aquellas palabras y símbolos que al verlas pareciera que TU MISMO las hubieras escrito.


Es aquello que te llega al alma.

Así actúa el discernimiento consciente desde el Corazón.

Atrévanse a tomar los desafíos de su vida como una forma de aprender de Ustedes mismos y como una forma de conocer las limitantes de su consciencia.

Atrévanse a sincerarse con Ustedes mismos, a desechar todo aquello en lo que no creen con la fuerza de su corazón.


Derrumben sus propios paradigmas, derriben sus barreras sin temor a quedar vacios, porque, al hacerlo encontraran que detrás de todas esas viejas capas de creencias, esta su Corazón, limpio y puro y este les guiara directo hacia aquello que realmente les funcionara.


Atrévanse a cruzar el umbral de los desafíos con la entereza de un trabajador de luz.

Somos guerreros! somos estandarte de la nueva energía, creadores de la nueva tierra!
Armemos una revolución interior!


Atrévanse a tomar su poder!


A recibir sus propias técnicas, sus propios mensajes, a ser canalizadores, artistas, sanadores, músicos, en fin! Ni siquiera el cielo es el limite!



El limite lo ponemos Nosotros mismos.


Los desafíos nos conducen a replantearnos, a mejorarnos, a sincerarnos.


Pero depende de cada uno de nosotros tomarlos como un escalón a la evolución o como un castigo o una limitante.


Suelten sus temores, hay un universo de posibilidades a su alrededor!

Somos Bendecidos en Amor y Alegría, hoy y siempre!
fuente

No hay comentarios: