jueves, 1 de septiembre de 2011

El Preludio de un Gozo Ilimitado



Están ocurriendo grandes cambios por todo el mundo que van a conducir a vuestro gran despertar.

Como sabéis, se ha llegado a un gran acuerdo que no puede dar marcha atrás, y cuando ocurra, el asombro gozoso os encantará a todos, porque vuestra fe en la promesa de Dios será completamente confirmada.

Estar al final sin dudas ni ansiedades será una experiencia permanente y de lo más elevadora.

Habéis llevado la Luz de Dios dentro de vosotros a lo largo de tiempos de gran sufrimiento y estrés, y está a punto de arder con un brillo estimulante para daros la bienvenida a vuestro Hogar al final de vuestro largo viaje.

Actualmente, durante estos últimos momentos en la densa niebla de la ilusión, muchos de vosotros estáis sintiendo cansancio y estrés porque vuestras ansiedades parecen intensificarse.

Esto tiene que ver con la elevación de la frecuencia de vuestros campos de energía, mientras elimináis los residuos de las actitudes de desamor que habéis mantenido profundamente enterradas en vuestra consciencia, porque son extremadamente molestas e inaceptables para todos.

Han sido parte de vosotros durante tanto tiempo que dejar que salgan parece casi una traición, parecido de alguna manera a cambiar lealtades cambiando de una idea política, cultural o religiosa a otra.

Cambiáis porque es un asunto de integridad y honestidad personal.

Es un cambio que sabéis que tenéis que hacer, aunque estáis dejando a un grupo al que habéis apoyado con fuerza y que os ha apoyado a vosotros, y con el que sentís todavía cierta sensación de lealtad.

Hacer cambios importantes como estos es estresante.

Dentro de vosotros una consciencia creciente trajo a vuestra atención la necesidad de hacer estos cambios, pero el pensamiento de hacerlo ha sido con mucha frecuencia muy incómodo y os ha llevado a dudar del deseo de hacerlo.

Parece un salto a lo desconocido que podría tener serias consecuencias, pero sabéis que tenéis que hacerlo. Cuando dais el paso, los beneficios que esperabais pueden nos ser evidentes, y puede que os preguntéis si no habréis cometido un gran error.

En la ilusión es igual que cuando te mudas, cambias de empleo o terminas una relación; con frecuencia, sólo después de un tiempo considerable puedes ver si fue bueno o no el cambio que hiciste.

Esto es lo que está provocando vuestra ansiedad ahora, porque estáis ajustando vuestras actitudes y comportamientos para ser sólo amorosos.

Os hace sentir vulnerables e inseguros porque lo familiar se está cayendo, vuestra frecuencia se eleva, y descubrís aspectos desagradables de vosotros mismos que han estado mucho tiempo ocultos por negación o represión.

Sin embargo, lo que estáis experimentando ahora es el preludio del gozo ilimitado.

Estáis eliminando todos los aspectos dañinos de vosotros mismos que os mantenían firmemente en la ilusión, para que podáis flotar libremente y sin estorbos en los campos de energía divina con los que resonaréis de verdad y a los que pertenecéis.

Así que, eliminar, eliminar y eliminar, todas la enemistades, los juicios, los resentimientos y los rencores. Perdonáos a vosotros mismos y a los demás, indiscriminadamente, sin guardar nada sobre los asuntos, las circunstancias y la gente que estáis perdonando.

Perdonar totalmente de esta manera os libera totalmente para estar en gozo en todo momento.

Permite que vuestras frecuencias se eleven para que podáis flotar fácil y cómodamente en el estado del despertar, porque entonces podréis sentir el campo de energía divina que os rodea y saber que habéis hecho lo correcto para estar ahí, porque sois partes esenciales, eternas e inestimables de ello.

Con muchísimo amor, Saul.
 de Augusto Figueroa Bustos,

No hay comentarios: