domingo, 4 de septiembre de 2011

Fenómenos fotográficos y visualización Ovni...






Fenómenos fotográficos y visualización Ovni desde otra dimensión

Las fotografías expuestas son legítimas y originales, obtenidas en diversos viajes por la Argentina durante los últimos años.


Fueron registradas con una máquina Canon EOS 620 y en ninguna foto mi ojo vio lo que el revelado luego mostró, excepto la foto "Azul". No hay trucos ni montajes y entre decenas de rollos fueron apareciendo estas interesantes imágenes, para mi alegría y sorpresa.

Infinidad de veces estuve observándolas esperando una revelación y ésta se fue dando, no al nivel lógico sino de una manera perceptiva que aumentaba con el transcurrir del tiempo, develando paulatinamente la existencia de otra realidad manifestada a través de lo incomprensible y opuesta al pensamiento concreto.


Sumada a otras experiencias directas en donde si hubo un contacto con estas energías además de la visualización, completaron un panorama de esclarecimiento, ayudándome a comprender la vida las cosas que ella depara y el porqué.


Se acrecentó una mayor comprensión de la Eternidad del Tiempo y de la Infinitud del Espacio y un entendimiento de cómo Aristóteles supo del átomo y Platón vio la Caverna.


Este ciclo de la existencia humana de acuerdo con las informaciones científicas e históricas se remonta aproximadamente a catorce mil años.


Este lapso es sumamente acotado, catorce mil años es en la vida del planeta, que ha existido por cuatro mil quinientos millones de años (4.500.000.000), un chasquido, un sonido de un micro segundo de duración . Por lo tanto el hombre no debe arrogarse ser único en el Universo.


Su presencia en el Cosmos es una manifestación valedera de una forma de vida.


Otras formas de existencia están presentes aquí en la Tierra y fuera de ella. En todo el universo se halla representada la Vida.


En la Tierra se desplazan energías que operan sobre los humanos y de alguna manera influyen en su actuación. Estas energías saben lo que hacen y actúan en consecuencia.


Muchos hombres a lo largo de la historia han tenido evidencias de esta compañía invisible y se han dado cuenta de que no estaban solos y que no era producto de la imaginación, sentir presencias superiores y hasta comunicarse con ellas.


Dentro del teorema de la existencia humana, la mente y el espíritu deben provocar una apertura trascendente para poder interpretar el significado verdadero de lo que consideramos vida.


La Metafísica, La Filosofía, las Religiones, la Psicología, la Física y las corrientes pragmáticas nos inducen a considerar parcialmente los interrogantes milenarios: de dónde venimos y hacia dónde vamos. Dan explicaciones categóricas, tratan de demostrar la verosimilitud de sus teorías.


Pero tantas explicaciones y tratados distraen al hombre y en lugar de unificar criterios consiguen dispersarlo en la ambigüedad, mezclada con convicciones y fanatismo que producen un atentado contra el mismo hombre.


La confusión ante estas circunstancias imposibilita el crecimiento interno y logran un deterioro medular del espíritu que se aletarga con el acelerado avance tecnológico que nuestra civilización realiza.

El hombre recibe influencias de:
  • Energías inteligentes invisibles e intangibles.

  • Energías del propio Planeta llamadas líneas Hartmann, que lo cubren y cruzan en toda su dimensión

  • Radiaciones electromagnéticas y de radiofrecuencia.

  • Radiaciones cósmicas, ultravioletas, infrarrojas, rayos X, rayos Gamma, neutrónicas entre otras.

  • Vibraciones moleculares.

  • Energías planetarias y estelares.

  • Campos eléctricos.

  • Conciencia colectiva.

  • Fenómenos paranormales como ser presentimientos, telepatía, videncia, premonición.

  • Destino.

  • Campo emocional.

  • Medios de comunicación.

  • Educadores.

  • Políticos.

Si a todo esto se agrega que el hombre es un campo electroquímico vibrando en una determinada frecuencia que permite su manifestación corporizada en esta tercera dimensión, se puede atisbar en la unificación conceptual las causas, consecuencias y estados de su transitar por la vida.

 

 

Una nube que nos acompañó después de pasar por "El Infiernillo" rumbo a Amaicha del Valle en la provincia de Tucumán, siempre ante nuestra vista e incluso ya entrando por el camino de ripio que conduce a LAS RUINAS DE LOS INDIOS QUILMES en una permanente presencia.

Más de 40 km. junto a nosotros y al verla tan cerca y con esa forma tan particular me decido a sacarle una fotografía.

El resultado es el que se aprecia, un cielo azul intenso, una forma algo extraña y unos árboles despeinados. Esta nube también tiene otra historia que quizás la cuente más adelante.

Al tomar en consideración la sustancia fundamental que posee todo hombre: su espíritu absolutamente inmaterial y que se halla en este plano, a su vez puede alcanzar, transponiendo las barreras mentales del razonamiento material, otros planos más elevados y próximos a la verdad.


Darse cuenta que vemos mucho menos de lo que existe, entender que nuestra óptica e interpretaciones son distorsivas porque no alcanzamos la plena objetividad y aceptar esta situación puede permitir dilucidar y comprender ciertas manifestaciones producidas en la frontera de lo que consideramos realidad.fuente


No hay comentarios: