viernes, 18 de marzo de 2011

Entrevista a Siragusa, El ANUNCIADOR

SIRAGUSA  el  Anunciador


Aquel día, Eugenio Siragusa, cumplía 33 años. Por motivos de trabajo, a eso de las seis de la madrugada, en la parada de la Plaza de los Mártires, esperaba la llegada del autobús. De improviso, velocísimo, divisó un círculo luminoso de un color blanco-mercurio. La luz, a medida que se aproximaba, se hacía más intensa. En el interior de dicha luz, comenzó a distinguir un objeto semejante por su forma a un gran trompo o a un sombrero de sacerdote.

El objeto se detuvo en el aire, mientras él se hallaba aterrorizado. Una riada de pensamientos pasaba por su mente, cuando de aquel objeto partió un rayo luminoso en forma de clavo invertido, que se dirigió hacia él y compenetró todo su ser. En el acto, una indescriptible beatitud le invadió y todo su miedo se desvaneció. Después de un rato, el rayo luminoso se hizo más sutil, como si hubiera sido reabsorbido por el aparato.

Aquel objeto (después supo que había sido un disco volante) describió un amplio círculo en el cielo y desapareció en el horizonte.

El trauma fue tremendo. Se sintió físicamente mal y sin fuerzas para ir al trabajo. Volvió a su casa y fue un día de crisis profunda. Al mismo tiempo, comenzó a oír una voz que hablaba dentro de él y que empezó a instruirle sobre geología y cosmogonía. Le iniciaba en los misterios del Creador y le hizo aflorar en la mente visiones del pasado, de sus vidas precedentes.

Él, que nunca había tenido predisposición ni práctica alguna de dibujo, comenzó a sentir la necesidad de dibujar y diseñar papiros de más de seis metros de largo, con la forma y posición de los continentes en la época de Mut, en la lemúrica y en el período atlantídeo.

Este redimensionamiento fue posible en virtud del contacto telepático que se había establecido entre algunos extraterrestres y él. Aunque hubieron de transcurrir diez largos años antes de poderse encontrar personalmente con sus instructores siderales.

En ese tiempo, Eugenio Siragusa fundó el Centro Studi Fratellanza Cósmica, que llegó a tener más de veinte delegaciones esparcidas por todo el mundo, tres de ellas en España. Se podían calcular en más de 50.000 los vinculados de un modo más o menos directo al C.S.F.C.

El distintitvo creado en aquellos mismos días representaba dos manos que se estrechaban, un disco volante y la inscripción: “Desde el cielo a la Tierra”, que se convirtió en el título del Boletín que utilizaba internacionalmente el centro como medio de comunicación entre todos sus miembros. Siempre gratuito.
Encuentro en el Etna
 
 
La enseñanza telepática de Eugenio Siragusa se hizo cada vez más intensa. Un día sintió repentinamente la necesidad de subir al Etna. Tan pronto como se hizo de noche, en su Fiat 600, partió de Catania en dirección al volcán. Recorriendo un camino sinuoso, se aproximó al monte Manfré, de 1.370 metros de altitud.

Después de parar el coche al borde de la carretera, continuó a pie por un sendero que conducía a la cima del cráter apagado. Había llegado a la mitad de la ladera escarpada, cuando vio en lo alto de la colina destacar la silueta de dos individuos, cuyo traje espacial plateado brillaba bajo los rayos de la luna llena. Eran altos y de aire atlético, con cabellos rubios cayendo sobre sus hombros. Llevaban muñequeras y tobilleras brillantes que parecían de oro.

Tenían un cinturón luminoso en la cintura y unas placas extrañas en el pecho. Al verlos más de cerca, su sangre se le heló en las venas y se sintió inundado de un sudor frío. Hacía diez años que esperaba ardientemente ese momento, pero el sitio aislado, la oscuridad nocturna y el encuentro repentino no estimularon precisamente su valor.

Uno de los extraterrestres dirigió hacia él un rayo de luz verde, proyectado por un objeto que tenía en la mano, e instantáneamente se sintió recorrido por una sensación extraña, que le tranquilizó inmediatamente, dándole una serenidad indescriptible. Su corazón, que al principio parecía querer explotar en su pecho, volvió a latir regular y pausadamente.

Eugenio quedó mirando a ambos extraterrestres como embobado. Con la iluminación de la Luna, pudo distinguir sus facciones delicadas y su mirada penetrante y sobrecogedora. Uno de los dos le dirigió la palabra en italiano: “La paz sea contigo, hijo. Te estábamos esperando. Graba en tu mente cuanto te digamos”. La voz no tenía timbre humano; parecía metálica y como si saliese de un registrador.

Le dieron el mensaje y él intentó retenerlo en la memoria para escribirlo en cuanto llegase a casa... Elevaron sus manos como en gesto de bendición, le dijeron: “La paz contigo”, y se fueron hacia el disco, que se encontraba al lado de uno de los cráteres. Él estaba tan estupefacto que no pudo articular palabra. 

Algunos instantes después se repuso del estado de inmovilidad en que había caído. El mensaje contenía unas invitación a la paz mundial y al desarme nuclear.

Mensaje a gobernantes y científicos

Eugenio Siragusa envió por telegrama dicho mensaje a todos los Jefes de Estado y científicos que investigaban la energía nuclear. El texto del mensaje, en sus párrafos fundamentales, decía lo siguiente:







“... Con desagrado debemos advertiros necesariamente sobre el peligro de vuestros experimentos nucleares. Nos duele afirmar que nada se podrá hacer para evitar que vuestro mundo sufra un duro golpe de naturaleza desastrosa y mortal.

Si queréis que vuestro planeta no se convierta en el cuerpo doliente de un lejano tiempo, debéis abandonar de un modo definitivo y para siempre vuestros deletéreos experimentos nucleares. Hemos sido encargados para vigilar vuestro destino, porque tenemos confianza en vuestro porvenir.

Estad completamente seguros de que si tenéis la fuerza y el coraje para realizar una sólida unión entre todos los habitantes de la Tierra y lleváis a cabo la completa destrucción de los armamentos nucleares, que ahora más que nunca os hacen orgullosamente dañinos y morbosamente agresivos, todo será posible.

... Este mensaje, que hemos dictado con tanto amor y no menos preocupación, es uno de los más sentidos que hemos transmitido, dada la gravedad de los actos que os proponéis cometer. Hemos hecho mucho y continuaremos haciéndolo para evitar lo peor.

Vosotros, gobernantes y hombres de ciencia, habéis elegido el camino más negativo. Sed cuerdos y responsables si queréis sobrevivir. Haced que no sea inútil la condonación celeste que os consiguió Jesús por gracia del Padre Creador...”
Esto sucedía en la primavera del año 1962. Algo importante se había comenzado a gestar en Catania. Los periódicos, las revistas semanales, la radio y la televisión tuvieron que acercarse a las estribaciones del Etna para entrevistar al modesto empleado de arbitrios, que tenía línea directa con los extraterrestres.

La crisis de Cuba

A comienzo del otoño de ese mismo año sobrevino la crisis de Cuba. El hecho tuvo un alcance político internacional, no sólo por cuanto se refería a la futura política de armamentos nucleares, sino sobre el plano del equilibrio de los grandes bloques militares.

El mundo entero estaba aterrorizado ante la posibilidad de una tercera guerra mundial, cuando a primeros de octubre de 1962 el señor Siragusa difundió un nuevo mensaje de los Hermanos Cósmicos, afirmando que no tendría entonces lugar semejante conflicto, porque la aviación magnética extraterrestre estaba preparada para entrar en acción y oponerse a ello.

La prensa italiana se hizo eco del mensaje que decía así:
“Nuestra aviación magnética está permanentemente sobre los objetivos y controla todos los puntos estratégicos de vuestro globo, pronta para interceptar cualquier medio que transporte una bomba atómica contra cualquier objetivo. Nuestra acción tendrá un éxito absoluto, porque nuestros progresos científicos superan a los vuestros en varios milenios.

Nosotros conocemos, por haberlos visto, los apocalípticos efectos que tal conflicto provocaría en la ya precaria estabilidad de vuestro planeta, e incluso en el sistema solar entero. Por esta razón, desde hace mucho tiempo vigilamos con mucho cuidado el desarrollo político, militar y, sobre todo, científico, de vosotros, terrestres.

Nuestros controles se dirigen a los establecimientos atómicos de los Estados Unidos y de la Unión Soviética y especialmente a su desarrollo en el campo de los misiles. No pocas veces intervenimos entorpeciendo con nuestros aparatos, porque estamos convencidos de que vuestra preparación intelectual no ha llegado al extremos de saber controlar con conciencia la inmensa fuerza que tales adelantos dan al hombre.

Esta convicción está corroborada por el reciente conflicto creado en Cuba, situación que controlamos ya, por lo cual queda excluido un conflicto bélico que, además de destruiros, provocaría desarreglos en la paz del espacio.”

Algún tiempo después de publicado este mensaje, la crisis de Cuba se resolvió positivamente y las bases de misiles rusos en la isla fueron desmantelados. Un año después, el 5 de agosto de 1963, Kennedy y Kruschev firmaban el tratado de “No proliferación de armas nucleares”. ¿Qué razones y quiénes habían influido en el ánimo de los dos jefes de gobierno y sus potencias para cambiar de actitud?

A partir de ese momento, sus conciudadanos, la prensa, algunos diletantes sobre el tema “Ovnis” y los oportunistas, definieron a Eugenio Siragusa como un charlatán, un apóstol, un Mesías, un profeta, un sucesor de Adamski, un embajador de los extraterrestres...

Eugenio Siragusa continuó su camino, inquebrantable, ignorando la cháchara que se provocaba a su alrededor, pero sin escurrir el bulto cuando su acción se lo pidió en cualquier lugar, ante cualquier persona por alta o importante que fuese.

Su presencia física ante cualquier tipo de público actuaba como un detonador que provocaba las preguntas más graves, más cínicas y más difíciles sobre ciencia cósmica, étnica, teología, ufología, geofísica, biología. Eugenio Siragusa siempre tuvo una respuesta.

Los Operadores de Extraterrestres

Eugenio Siragusa es uno de los importantes “operadores de extraterrestres” en nuestro siglo. Su historia está basada en sus comunicaciones, mensajes, predicciones y actuaciones.

Los Operadores, desarrollan una actividad sobre nuestro planeta por un fin muy preciso, reciben la programación a través de canales diversos, porque diversas son las direcciones de su operatividad.

Estas personalidades que operan sobre el plano de la psique colectiva, son plenamente conscientes de estar en el mundo, pero de no ser del mundo. Saben que esto cuesta y que van a encontrar dificultades, pero conocen también que poseen los medios para superarlas, conscientes de ser quienes son, y no quienes el mundo cree que son.

Los Operadores están constantemente en sintonía con los valores universales. Muchos de ellos rechazan la erudición escolástica o dominicana terrena, plenamente conscientes de poder sacar el saber de su vida paralela y de utilizarlo, según su necesidad, en el plano mental de su existencia tridimensional humana. Los Extraterrestres, tienen en el planeta programados conscientes y otros programados no conscientes de su actividad.
Los Operadores son instrumentos de la Superior Inteligencia Cósmica, que los extraterrestres conocen muy bien. Viven en medio de los hombres, poseen un físico material tridimensional, se comportan como los demás humanos, pero en realidad están en misión y no se dejan disuadir o influencias fácilmente.

Saben perfectamente las dificultades que se ven obligados a afrontar, pero son conscientes de poder superarlas teniendo conciencia del dinamismo útil para modificar lo negativo en positivo y el mal en bien. Saben, en fin, que deben tolerar las blasfemas leyes de esta sociedad y la incapacidad de todos aquellos que no están en grado de comprender su misión de justicia, de paz y de amor universal.

Ellos no temen la muerte, y tampoco la persecución moral y material. No saben amar egoísticamente, y son altruistas en todo sentido. La instrumentalización material no estimula sus afecciones ni se dejan dominar por el positivismo. Son simples y libres, porque conocen la Verdad.






Entrevista a Siragusa

El siciliano de Catania, que de ser un simple empleado de aduanas se ha convertido en el “Operador de Extraterrestres”, en el Anunciador más importante del siglo, tiene también el poder y la sabiduría para aclarar quiénes son los extraterrestres, de dónde vienen, qué quieren de nosotros, cómo podemos comunicarnos con ellos y tantas y tantas preguntas más. Esas respuestas constituyen la materia de la siguiente entrevista:

- Usted dice ser un operador. ¿Cuántos operadores de extraterrestres cree que habrá en el mundo?

-   En todo el mundo no seremos ni cincuenta. Y los acondicionados o iniciados unos cien. Esto es un secreto para iniciados.

- Usted dice que es uno de los pocos elegidos, uno de los operadores de los seres del espacio. ¿Cuándo tuvo un encuentro físico con ellos por primera vez?

-  En abril de 1962, en la ladera este del monte Manfré, un monte de forma circular, donde he acudido otras muchas veces para entrevistarme con ellos. Me estaban esperando Asthar Sheran e Ithacar. Me dieron un mensaje para los jefes de gobierno, referente a la utilización de las armas atómicas.

-  ¿Cuántas veces se ha encontrado con ellos?

-  A lo largo de veinte años unas diecinueve.

-  ¿Cuántas veces viajó en sus naves espaciales?

- Una sola, como ya le conté. Fue un viaje que duró unos veinte minutos, y durante el mismo me llevaron a la Luna Negra. Conmigo viajaban otros terrestres. Durante este tiempo recorrimos más de cuatrocientos mil kilómetros.

- ¿Con qué extraterrestres se ha comunicado usted? ¿Podría decir sus nombres?

- Me he comunicado habitualmente con Adoniesis, Ithacar, Link, Woodok, Asthar Sheran...

- ¿De dónde proceden?

- Proceden de diversas partes. De nuestra galaxia y de otras galaxias.
Son todos ellos miembros de la Confederación Interestelar, que comprende diversos sistemas planetarios. Se definen como habitáculos de la Inteligencia Divina.

En calidad de tales coordinan la colonización de los mundos en formación y tutelan las especies respectivas. Adoniesis es originario de Marte y Asthar Sheran procede de Venus.

Adoniesis es un científico que se ocupa de la biología pura.
Entre los secretos que me comunicó, difundí un mensaje sobre la naturaleza no viral del cáncer. Este comunicado me lo dio en el último encuentro en el valle del Águila, en las proximidades del Etna.

Asthar Sheran es el jefe santo que tiene a su cargo el mando de la flota en misión sobre nuestro planeta.

- ¿Cómo son los extraterrestres? ¿Se parecen a nosotros?

- Somáticamente son como nosotros. Pero, tienen diferencias en cuanto a color de piel, estatura y otros aspectos menos importantes. Algunos miden hasta tres metros. Los hay rubios y de tez tostada; otros, de un color verdoso.

Algunos tienen los brazos unidos al tórax con una especie de membrana; otros, los pies con los dedos soldados, como algunas especies palmípedas. En general, puedo decirle que su belleza y su semblante son enormemente superiores a los del hombre.

- ¿Cómo les definiría desde un punto de vista psicosomático?

- Son seres evolucionados, criaturas de una gran longevidad, que se aproximan a la perfección. Normalmente sobrepasan los mil años. Algunos pueden llegar a vivir en una sola vida mil doscientos años. Por referencia a ellos somos auténticos salvajes. Además, se pueden perfeccionar a través de todas sus existencias y sus reencarnaciones conscientes.

- ¿Quiere decir que no mueren, que la muerte no es para ellos como para nosotros?

- La muerte no existe. Cuando los Hermanos Superiores terminan la función de su cuerpo, existe un período de reposo para el espíritu, equivalente, en nuestra medida, a unos cuatrocientos años.

Después se verifica un cambio de dimensión o reencarnan en otro cuerpo. El espíritu no descansa jamás. Está en constante evolución, en constante renacimiento, hasta alcanzar el máximo grado de perfección y volver a Dios, de donde proviene.

- ¿Cuáles son las ocupaciones normales de los extraterrestres?

- Puesto que han heredado del Padre el conocimiento, no necesitan de la experiencia. Sus escuelas son de perfeccionamiento. Trabajan como nosotros, pero no desarrollan siempre la misma actividad, sino que cambian sistemáticamente cada cierto período.

Todos deben saber pilotar las naves, incluso las mujeres. El teatro es su pasión. Se nutren de alimentos previamente digeridos por máquinas especiales; de este modo no tienen escorias. Duermen desde niños en camas anatómicas y no se apoyan en almohadas.

- El amor, la concepción, las relaciones, el matrimonio ¿son como en la Tierra?

- El acto de la concepción y de la gestación son universales. Conciben como nosotros y su gestación dura nueve meses. Pueden procrear siempre, hasta los últimos años de la vida. Pero, el matrimonio para ellos no es como para nosotros un contrato viciado por intereses económicos o motivaciones instintivas.

Sus uniones son características de espíritus evolucionados, y comienzan primero en la belleza espiritual. Cuando un hombre y una mujer desean vivir juntos, lo hacen inmediatamente sin ningún ritual. Naturalmente, satisfacen su necesidad física, pero después de un período de abstinencia practicado conscientemente.

Todos sentimos la necesidad de concebir. Ellos tienen el acto de la concepción en un gran concepto, y se preparan conscientemente antes de llevarlo a cabo.

- ¿Están más desarrollados que nosotros en cultura, ciencia, sociedad?

- Infinitamente más desarrollados. Su ciencia nos aventaja en milenios.
No tienen enfermedades ni padecen necesidades económicas, porque todos poseen lo necesario.

El dinero entre ellos no existe. Pero, incluso han llegado a ser tan conscientes, que aman al prójimo como a sí mismos. Conocen el mal y no lo practican, conocen el odio y aman. Están más próximos a la verdad de cuanto podemos imaginar.

- ¿Por qué no hacen saber que existen de un modo definitivo?
- Hacen saber que existen, pero con una lógica particular, que no es la nuestra. Lo hacen con una metodología que tiene como objeto una toma de conciencia tal, que debe ser una convicción íntima, inquebrantable. Las causas que lo edifican, desarrollan los efectos positivos deseados por una transmutación interior.

- ¿Qué nos pretenden decir los extraterrestres?

- Quieren amonestarnos, hacernos conscientes de que son una fuerza operante que gobierna el universo y la humanidad y que ninguno puede sustraerse a esta ley. Sólo desarrollando la humanidad sus sentimientos más evolucionados se salvará.

- ¿Por qué están sobre la Tierra?

- La presencia en la Tierra de los dioses del cielo no es un acontecimiento nuevo, sino antiguo. En este tiempo su presencia se ha revestido de un ropaje nuevo y de una metodología operativa mucho más próxima a nuestra capacidad de comprender y de redimensionar los conceptos básicos de la revelación habida en el pasado.

Nada ha cambiado sobre su libertad para elegir sujetos que tengan cualidades particulares psicofísicoespirituales, cualidades que conocen bien y que son indispensables para una precisa programación y para un provechoso contacto con sus superiores consciencias.

- Aparte este aspecto de encuentro y contacto con programados, ¿qué otros objetivos tienen sobre nosotros?

- Su presencia y su intervención miran fundamentalmente al control de la carrera nuclear en el mundo y sus consecuencias en nuestro planeta y en otras esferas, en caso de desencadenarse una guerra atómica nuevamente.

Los enormes medios técnicos que poseen nuestros Hermanos Superiores les han permitido saber que las experiencias nucleares han puesto de relieve que se ha acentuado gravemente la vibración ígneo-cósmica del anillo magneto-esférico del planeta que habitamos, y una perturbación en el mismo afectaría también a la actividad cosmofísica y cosmoenergética de los demás planetas de nuestro sistema solar y de nuestra galaxia.

- Para los extraterrestres, ¿existen los límites de tiempo y espacio? ¿Tienen acceso al pasado y al futuro?

- Los extraterrestres entran en el tiempo y en el espacio y pueden escrutar el pasado y el futuro con libertad. De hecho han escrutado nuestro futuro y han encontrado males irremediables. Conocen también, mucho mejor que nosotros, nuestro pasado histórico desde sus mismos comienzos. Los extraterrestres pertenecen a una confederación de unas seiscientas constelaciones.

- Los opuestos ¿están reunidos armónicamente en ellos?

- El carisma de los extraterrestres es una carga de alto potencial de sentimientos, que consiente la unión entre almas gemelas; por tanto, no existen ni el matrimonio, ni el divorcio, ni el adulterio. Existe sólo el amor carismático. Son espiritualmente conscientes de la verdad. Han superado el egoísmo, el orgullo. Muchos, sin embargo, no revisten los valores astrales.

Tienen, de hecho, dos partes de materia y dos partes de astral; por tanto, no pueden fundirse en uno, pero saben que esto es posible actuando con carisma y con amor más altruista que egoísta. La fusión perfecta es conseguida solamente por aquellos que poseen cuatro partes de astral y que se llaman espíritus solares, porque sus mundos son los astros.

- ¿Podría indicarnos los grados de extraterrestres que usted conoce y que existen?

- Existen tres categorías de seres en el Cosmos:

A) Los espíritus puros.

B) Los espíritus astrales.

C) Los espíritus materiales.

En sentido descendente, los espíritus puros son la causa de los espíritus astrales, y éstos la causa de los espíritus materiales. No quiero decir que sean tres cosas diversas, sino tres movimientos diferentes de la energía creativa e intelectiva del cosmos o Dios.

Cuando digo “espíritus materiales”, entiendo que potencialmente en aquellos seres existe el aspecto trino de Aquél que es la causa de sí mismo y de todas las cosas manifestadas y no manifestadas.

Los extraterrestres que yo conozco pertenecen a las categorías A y B, pero no excluyo conocer bien incluso las clases intermedias, que se encuentran, en los planos descendentes y ascendentes, entre A y B, entre B y C, entre C y B y entre B y A. Dios se autodetermina, se autodefine, se automanifiesta.

- ¿Existen estos seres entre nosotros? ¿Podemos tenerlos al lado, verlos?

- Existen en la Tierra unos seis millones de extraterrestres. La gente no los ve, pero están ahí. Incluso circulan entre nosotros bajo formas aparentemente terrenas, pero sólo son reconocidos por los iniciados, gracias al poder atractivo que emanan, y por su fascinación magnética extraordinaria.

- Se dice que hay numerosas bases de extraterrestres en el mundo. ¿Cree usted que también tienen bases en España?

- Le responderé con un mensaje de Ellos:

“Nosotros, extraterrestres, no habitamos solamente sobre territorio español. Tenemos bases permanentes en todos los continentes del planeta. Poseemos bases de apoyo y de operación en los océanos y en el espacio externo, comprendido vuestro satélite Luna.

Controlamos el Sistema Solar desde hace remotísimo tiempo y hemos venido constantemente sobre la Tierra en los períodos atlantídeo, lemuriano, egipcio y en los momentos críticos de vuestra historia evolutiva.

Nuestra permanencia sobre vuestro planeta se ha prolongado por largo tiempo. Ahora estamos nuevamente presentes, porque se halla próxima la edificación de la renovación y el cumplimiento de todo aquello que ha sido dicho, escrito y transmitido a la posteridad por Aquél que los hombres crucificaron.

Intentamos con todos los medios poneros en trance de arrepentimiento y volveros conscientes de la verdad.

Pero, con vivo pesar constatamos el escepticismo y la incapacidad para la aceptación de los valores universales de la verdad del tiempo de todos los tiempos. Vosotros, terrestres, ignoráis la verdadera naturaleza de Dios.

Nosotros conocemos su verdadera, divina y eterna naturaleza viviente e interpretamos con reverencia y devoción su ley inmutable. Vosotros, terrestres, rehuís su ley, anteponiéndole las vuestras.

Vosotros, terrestres, sabéis muy bien que el mal intenta decisivamente provocar vuestra completa autodestrucción, pero debéis saber también lo que ha sido dicho y escrito. El tiempo del cumplimiento divino ha venido. Quien tenga oídos, que oiga.”

- ¿Qué condiciones pueden hacer que estos seres se contacten con el hombre?

- Una buena, clara y positiva disposición puede invitar a estos maravillosos seres conscientes de Dios a entrar en sintonía con los seres humanos que se predisponen a desarrollar progresivamente un estado de fraterna devoción, e incluso una sensibilidad hacia los reales valores universales.

- ¿Qué piensan de usted en estos momentos sus paisanos, su familia, su mujer?

- Algunos me han considerado loco. Creen que sufro alucinaciones.
Pero, me importa un rábano lo que se dice con tan irónico escepticismo.

También Galileo y Marconi y tantos otros fueron tenidos por locos... Yo veo más allá de mis narices y soy el portador de una verdad incontrovertible.

Mi verdad hace mal a la masa y no puede ser aceptada fácilmente.

Los extraterrestres me dieron un mensaje para mi mujer, en el cual le decían que me dejase en paz para cumplir mi misión de operador terrestre.

Mi mujer no es consciente de la realidad que me circunda, y cuando sucede tal cosa puede sobrevenir el trauma.

En ocasiones en que me comuniqué con ellos en su presencia, la invadió el pánico. Sólo quien está evolucionado, puede sentir y ver sin temor donde los demás ni ven ni sienten.

- ¿En qué sentido debe tomarse la Biblia?

- La Biblia, en verdad, tiene tres sentidos:

A) El espiritual.
B) El astral.
C) El físico.

Es fácil deducir de esto la naturaleza trina de aquellos que fueron los edificadores, porque eran conscientes de los valores manifestados de la energía creativa (Dios).


- Algunos afirman que en la Biblia los Ángeles y otras manifestaciones de personajes extraordinarios se refieren a extraterrestres.


- Realmente es así. No sólo el episodio de Ezequiel, sino también el de la ballena de Jonás, los ángeles que custodiaban el sepulcro de Jesús, los caminantes que encontró Abraham...

La Biblia contiene no sólo nuestra historia, sino la de su intervención en nuestros destinos en el pasado, en el presente y en el futuro.


- ¿Es verdad que la Biblia ha sufrido cambios y manipulaciones que hoy hacen difícil su interpretación?


- La interpretación de la Biblia ha sido deformada por los usos y las costumbres de los especuladores, de aquellos que tuvieron y tienen el monopolio de la verdadera realidad del significado intrínseco de las Escrituras bíblicas.

Por eso ha sido dicho y escrito: “Vosotros no podréis entrar en el reino de los cielos, y no permitís que otros entren”.

Pero, el tiempo de la revelación de la Gran Verdad se halla próximo, y todos podremos comprender.
El Espíritu de la Verdad está ya en la Tierra.


- ¿A quién se debe seguir: a Jehová, a Yavé, a Buda, a Confucio, a Alá, a Cristo?


- Los aspectos son diferentes, pero la llama es única. La misión de Cristo sobre la Tierra no se ha completado todavía.

Todas las misiones de todos los profetas de todos los tiempos han tenido choques forzosamente positivos para la realización de algunos valores eternos importantes de Dios viviente y operante en la dimensión psico-física-espiritual.

El desarrollo de la conciencia del hombre viviente en este mundo ha tenido en todos los tiempos sus propios maestros, o mejor, rectores del cósmico saber. La Ley es una y la Luz Creadora es una, aunque sea poliédrica su manifestación.

Nosotros no tomamos partido en cuanto a las religiones, sino que ligamos en perfecta armonía una revelación con la otra, y esto por referencia a la evolución de la especie viviente en el planeta Tierra respecto de otras especies mucho más próximas al verdadero conocimiento de Aquél que Es.

Para nosotros no existen religiones. Existe la Verdad, el Arquetipo de todo aquello que se manifiesta de mil maneras y de mil formas a través de los instrumentos puestos a disposición de la sublime Inteligencia del Cosmos.


- ¿Es Israel el único pueblo elegido?


- Ha sido dicho y escrito: “Yo elijo al pueblo que no es mi pueblo”, y ello a causa de la desobediencia a los deberes que el pueblo de Israel debía cumplir según los designios de los profetas antiguos.

Numerosos genios cósmicos circularon con misiones diversas. Cristo es el ser patronímico de nuestro sistema solar, y su Ley revelada ha sido ofrecida a todos los hombres de este planeta, sin excepción.


- ¿Cree usted que árabes e israelíes pueden llegar a encontrar un lugar exacto en su territorio?


- Entre árabes e israelíes existe un conflicto de valores interiores mucho más profundo e íntimamente ligado a un valor esotérico mucho más importante para el futuro de la Humanidad en el tercer milenio.

Del choque de estos dos valores está destinado a salir, a brotar, un nuevo valor que no tiene que ver con un territorio, sino con una cosa bien distinta que el tiempo pondrá de manifiesto.


- ¿Qué pasa con el Alma cuando el cuerpo muere? ¿Se reencarna?


- La energía vital o Alma debe someterse también a las precisas leyes que regulan el Cosmos entero. Nada se hace sin un preciso orden de sucesión.

Todo alienta, pero quien acierta a superar en más breve tiempo los estados de purificación, se reencarna antes para poder anticipar su último estado de purificación.

El vagar de las Almas en el espacio no es más que un castigo o purificación en espera de otro juicio, y cuanto más duro haya sido más deberá esperar poder unirse a un nuevo cuerpo y llevar a cabo su reencarnación.

Toda Alma recibirá según lo que haya dado sobre la Tierra en el curso de su vida. No se ha dicho que todas las Almas vuelvan a reencarnarse en el mismo planeta de su última procedencia.

Pueden muy bien reencarnarse, según su grado de evolución, en cualquier otro mundo habitado y continuar allí su purificación y su escalada espiritual.

La energía que se desprende de todos los seres vivientes forma una red de comunicación a través del cosmos entero. Estamos unidos por esta red infinita con la fuente de energía vital creadora de todas las cosas.

Éste es el gran misterio que no todos acertamos a comprender, pero cuando lo hayamos comprendido perfectamente, habremos comprendido nuestra verdadera esencia y el origen divino.


- ¿Cómo se produce la reencarnación?


- Nosotros no somos los que nos reencarnamos, físicamente hablando; no somos más que el instrumento del real valor que se reencarna: el Espíritu. Y el Espíritu no tiene nombre, ni reposa jamás, sino que obra incansablemente.


- ¿Cuántos ciclos de reencarnación tiene el hombre?


- Los ciclos normales de reencarnación en el hombre son siete. Pero éstos pueden interrumpirse por muerte violenta, para ser inmediatamente reiniciados.

Por ejemplo, si un hombre destinado a vivir noventa años, cesa en su vida por muerte violenta a la edad de cincuenta (muerte por defecto), este hombre volverá a reencarnarse inmediatamente para completar el proceso y vivirá, por tanto, solamente cuarenta años hasta completar el ciclo. Es la Ley.


- ¿Puede un Alma negarse a reencarnar?


- Cuando las Almas se separan de los cuerpos, permanecen cierto tiempo en un estado de reposo en espera de un nuevo destino sobre el plano tridimensional o cuatridimensional.

Un Alma no puede negarse a reencarnar en cuanto que, transcurrido el período de reposo, entra en un estado de conciencia, que le da la medida de la necesidad de perfeccionarse a través de una nueva reencarnación.


- ¿Qué es para usted el hombre?


- El hombre es lo desconocido. El hombre no es, en realidad, envoltura física, sino inteligencia, luz inmortal, prisionera voluntaria de la materia, de la carne.

El hombre es un Cosmos en miniatura, dueño del tiempo y del espacio, todavía ciego y sordo, por no haber sabido ver aquello que realmente es: Luz viviente del que es. La energía material que debiera servirle se rebela, pero él un día conseguirá dominarla y ser libre, libre de verdad.


- ¿Cómo definiría a Dios?


- Dios se autodetermina, se autodefine, se automanifiesta, se autoprograma. Dios, en cuanto Inteligencia del Todo, manifestado e inmanifestado, se expresa a sí mismo según sus necesidades.

Se diferencia creando por sí mismo aquello que determina su continuo devenir. Es El que Es, porque es omnipresente, y, por tanto, está en todo átomo de cualquier cosa. Él es la causa primera de todos los efectos.


- ¿Por qué hace distinción entre Jesús y Cristo?


- Cristo es hijo de Dios. Jesús es hijo del hombre. Cristo es sublimación astral. Jesús es sublimación física. Cristo es genio solar o verbo solar. Jesús es genio planetario, perfección relativa del ser consciente de la verdad universal.

Cristo no es Jesús, pero está en Jesús, y a través de su cuerpo expresa su divinidad trina. Cristo no es Dios. Cristo es expresión purísima de Dios, pero no es Dios. Dios ilumina a Cristo. Cristo ilumina a Jesús. Jesús ilumina al hombre que no es consciente de la verdad.

El hombre de la Tierra ha recibido de Jesús-Cristo la fuerza inicial de la voluntad de ascensión, aunque los modos con que dicha fuerza ha sido dada ha supuesto miedo, muerte y dolor. Era una programación que todavía está en pleno desarrollo. La meta en el tiempo estaba fijada, y esto lo confirmará Jesús en su próximo retorno.


- ¿Cree que la fecha del Juicio está muy próxima?


- El Señor nos ha demostrado claramente que la fecha del Juicio no debe estar muy lejana.

Ha sido dicho y escrito: “Ninguno conoce el día ni la hora”. Sería en verdad demasi
do cómodo conocer la fecha antes que termine el proceso.

Éste no es más que su epílogo y la sentencia está muy próxi
ma a ser pronunciada.
Que cada uno haga un buen examen de conciencia.

Estad atentos, porque la Justicia viene para saciar a la Justicia; la Paz, para saciar a la Paz, y eAmor, para unir a los hombres de buena voluntad. Los próximos signos os anunciarán todo esto.
Fuente