domingo, 13 de marzo de 2011



El campo magnético de la Tierra se está desviando hacia Rusia a un ritmo de aproximadamente 64 kilómetros al año.

El cambio ensancha la distancia entre el verdadero norte y el norte magnético, que es la dirección hacia donde señala la aguja de una brújula.


El fenómeno es normal, aunque tiene implicaciones para la vida moderna.
Cada 100.000 años más o menos, el campo se mueve, significando que las brújulas señalan al sur, más bien que al norte. Han pasado 780.000 años desde la última revocación.

Siguiendo la dirección que indica la aguja de una brújula terminarás en el Polo Norte. ¿Verdad? No actualmente.

El campo magnético del planeta está en movimiento, un fenómeno que a pesar de ser bastante normal tiene algunas implicaciones extrañas, tales como la necesidad de volver a numerar las pistas de los aeropuertos.

El Aeropuerto Internacional de Tampa en la costa del oeste de la Florida acaba de renombrar sus tres pistas, un laborioso proyecto que interrumpió el trafico aéreo durante un mes, mientras las pistas fueron cerradas para ser repintadas.
"Todo tuvo que ser cambiado”, manifestó a Discovery News la portavoz del aeropuerto, Brenda Geoghagan. "Fue un proyecto enorme".

La pista más ocupada de Tampa fue denominada 18R/36L, una designación que indica que la pista está – o estaba – alineada a 180 grados al norte cuando te acercas desde el norte y a 360 grados al norte cuando te acercas desde el sur. (Las letras "R" y "L" distinguen entre las dos pistas paralelas del aeropuerto).

La nueva designación 19R/1L, explica un cambio magnético en el Polo Norte magnético, que se está moviendo desde el norte de Canadá hacia Rusia a un promedio de 64 kilómetros al año.

Eso significa que tu brújula está señalando aproximadamente 64 kilómetros más cerca de Rusia de lo que hizo hace un año. Aproximadamente cada cinco o diez años, el cambio en el polo magnético del planeta llega hasta el punto de que las alineaciones y la dirección del verdadero norte dejan algunas designaciones de pistas obsoletas.

El cambio impacta más a algunas pistas que a otras, dependiendo de hacia que dirección miran y cuando fue la última vez que fueron enumeradas.


"El campo magnético de la Tierra está cambiando con el tiempo. Y hasta lo que nosotros sabemos siempre ha estado cambiando con el tiempo”, manifestó a Discovery News el geofísico Jeffrey Love, del U.S. Geological Survey de Colorado.

El campo magnético de la Tierra se genera en el interior del corazón de éste, que está hecho de hierro líquido. Está tan caliente que en respuesta al calor el fluido se mueve. Eso crea campos eléctricos, que se amplifican a una escala ancha del planeta.
El movimiento en el corazón es complicado, afectando a la rotación de la Tierra.
"El campo magnético tiende a alinearse por sí mismo con el eje de rotación, pero no es perfecto”, manifestó Love. “Tiende a vagar en los alrededores”.

Cada 100.000 años más o menos, el terreno se mueve, significando que las brújulas señalan al sur, más bien que al norte. Han pasado 780.000 años desde la última revocación – antes de que el Homo Sapiens existiera. madre

La historia geológica muestra que los cambios son al azar y altamente variables. Los científicos no pueden predecir cuándo ocurrirá uno, ni tan siquiera si el planeta se encuentra en el medio de uno.


"Es como el mercado de la bolsa. No sabes lo que está pasando hasta que prácticamente ya ocurrió todo”, comentó Love.

No hay comentarios: