jueves, 17 de marzo de 2011

“Otro cuerpo peregrino”


“Yo soy “Como la gran luz que alumbra en el horizonte
Cuando vemos una persona podemos ver en lo que nos gusta de esa persona lo que nos gusta de nosotros reflejado... y en lo que no nos gusta... los miedos y lo que no nos gusta de nosotros reflejado...

Por eso cuando nos enamoramos lo hacemos porque nos reflejamos e identificamos en el reflejo de esa persona que en realidad solo esta como un espejo que nos muestra nuestro reflejo, ese reflejo al que todos deseamos alcanzar y aferrarnos… por eso brillan nuestros ojos cuando vemos reflejado nuestro sol interior... por eso se sabe que el sentimiento nunca se va y el amor nunca nos abandona…

“NO TE DEJES DESLUMBRAR POR UNA ESTRELLA FUGAZ MIENTRAS HAY MILLONES DE ELLAS BRILLANDO EN EL CIELO RECORDANDO NUESTRO CAMINO”

Por esto y más no te niego que yo todos los días intento hacerle el amor a la vida y te puedo decir que aún a mi edad siento orgasmos lo más lindo de mi ser... y disfruto cada sonrisa y cada sentimiento dentro de mí los cuales tomo y saboreo pues todavía me gusta lamer la esperanza con la ilusión que generan mis reflejos que aunque sean solo sueños y destellos de vida intento guárdales cariño y arroparles con mi corazón...

pero sé que tan solo somos un montón de seres ciegos que tratamos o intentamos ver, imaginar o construir algo en el exterior a base de tan solo reflejos… todo intento de construir algo en el futuro y en el exterior es solo algo imaginario… porque nada se puede hacer cuando tratamos y logramos comprender que único que tratamos y logramos ver ahí afuera son simplemente destellos y reflejos… nos damos cuenta que lo único que importa es nuestro ser porque todos y cada uno de nosotros somos como estrellas intentando dejar reflejar la luz de nuestro sol-ser interior.

Cuando digo que pretendo amar al prójimo como a mí mismo tan solo busco concentrarme y encontrarme a mí mismo… por eso el ser humano siempre arrastra esa necesidad de ayudar o servir de guía al “mendigo” o al hermano “ciego” que deambula por el camino.
Pero en realidad tan solo voy en la vida dando tumbos como un ciego y suplicando y rogando amor como un mendigo… por eso me arrastro hacia los demás por ese miedo a perder mi reflejo que puedo solo ver cuando estoy junto y detrás de los demás… por eso a veces me intento consolar con tan solo el reflejo que veo en los demás…la vida es un eterno momento de pasión en el que nosotros procuramos hacerle el amor y reencontrarnos con nuestra convicción de nuestro ser superior interior… que dentro de su amor tan solo arde y nos quema por intentar guiarnos… como ciegos que somos… por eso cuando más nos alejamos nos arde… 

Simplemente no reniegues a tu destino… no razones y déjate llevar por lo que sientes no retengas tu pasado y comparte todo lo que hay en ti… solo así se descubre la belleza infinita y perfecta que atravesará todo con su esplendor de luz que conforme nos aproximemos a ella ira atravesando, superando y abarcado todo y cultivándonos de luz el hermoso camino...

Se comienza a andar cuando tratarnos a todos por igual… por más cercano o más lejano que nos parezca uno (se) logra aceptar “a los demás” es cuando comienza a ver en su vida el milagro del amor incondicional.

Cuando una persona comienza y logra sentir amor hacia todo y todos... es cuando realmente se demuestra estar bien consigo misma por que ha logrado alcanzar el camino hacia el amor incondicional es cuando realmente conoce y alcanza el poder del amor de verdad eso es cuando se logra un éxtasis total...

Poder escuchar el llamado es un privilegio pero poder ver y atravesar la oscuridad motivados con la esperanza y la fe que sin dar un solo paso ella romperá las ataduras y logrando extenderse derribara las barreras 

Hoy soy consciente que solo conseguiré y me alcanzaré si consigo encontrar mi verdadero camino… un camino tan próximo y tan lejos que va más allá de las estrellas tan lejos y para alcanzarlo he de subir y escalar a la cima de mi montaña… mi pirámide… lo que algunos han llamado corazón… aunque me tarde pues si llego ahí sabré que he podido llegar lejos y que se que cuando llegue a la cima recuperare la visión y lograre ver más allá de los reflejos lograre beber y alimentarme de nuevo mi y quizás brille como esa gran luz en el cielo iluminándoles a otros el camino para que puedan lograr subir sus montañas y puedan dejar de ser como el ciego y mendigo que yo tanto tiempo fui…

El cuerpo es como una puerta que solo con amor se abre no le mires con morbo ni utilices o violentes con maldad… descubre, conoce y apréndele a hacerle el amor… y no olvides que lo que procuras y buscas es lograr alcanzar el orgasmo más grande de tu vida… no debemos conformarnos con un simple sorbo de placer cuando nuestro ser es la fuente del amor y la vida de la cual todos mismos podemos beber…

Cada uno de nosotros tan solo somos mendigos ciegos y estrellas intentando dejar reflejar la luz de nuestro ser interior.

“Venid y sentarte en tu trono, venid y brilla fuerte junto a mi…” me aparto del grupo pero sé que aunque que aunque hacer esto me des concierne y desconsuele se que debía de partir porque nadie más que YO puede hacer por mí. “Venid y sentarse junto a mi…” Que para sentirme eternamente pleno y lleno de gratitud he de partir. Adiós!

“LO MEJOR DEL PLACER ESTÁ EN EL PODER COMPARTIR Y DISFRUTAR EL PLACER QUE SENTIMOS”

Con todo mi amor y dedicado a mi astro rey de mi ser.

Por William Watson otro cuerpo peregrino.

No hay comentarios: