lunes, 29 de agosto de 2011

Alineamiento Cósmico - Cambios Energéticos




EL SER UNO - Alineamiento Cósmico - Cambios Energéticos.


Cambios físicos y psíquicos que los humanos harán
en los 7 mil años de Alineamiento Cósmico.


El hombre-humano se encamina a la transformación, metamorfosis y mudanza de su ADN, planetario y personal. A partir del año 2014, el hombre-humano sentirá en sí mismo que sus obras, acciones y pensamientos estarán encausados por la consciencia profunda que le proporcionará el Conocimiento, Entendimiento y Amor, requisitos que ya se activaron y que se encuentran libremente a su disposición.

Estas cualidades serán recibidas y grabadas en la esencia insondable de su percepción analítica, penetrante e intensa de sus sentimientos y serán encausadas al estudio racional que lo liberará para siempre de su estado culpable y kármico.


El hombre-humano al encontrarse consigo mismo y al tener una consciencia profunda, será llevado y encausado a la realización consciente de su devenir como: un Ser Cósmico y como una Energía-Pensamiento Universal. Por lo tanto, el hombre-humano trabajará exhaustivamente en sí mismo, proporcionando a sus tres cuerpos el alimento adecuado para su materia , psiquis y mente.

El hombre-humano de consciencia transformará su vida, su ambiente, su habitad, el medio donde se desenvuelve y su realidad, su forma de existir se desarrollará de acuerdo a las verdades universales. Muchos de los alimentos, medicinas y tratamientos que hoy en día ustedes encuentran a la venta y a su disposición, desaparecerán por ser inútiles y dañinos.

Surgirán los buenos alimentos y tratamientos naturales que realmente el cuerpo necesita y a través de esta excelente nutrición y sustento, el hombre-humano erradicará muchas enfermedades, porque suministrará energéticamente a su materia de lo que realmente es necesario para su vida y existencia.

La depuración energética y la preparación del hombre-humano hacia la elevación, comenzará primero en su cuerpo material. Cuidándolo, respetándolo y sobre todo teniendo el conocimiento que el cuerpo material es un laboratorio, donde las energías-pensamientos se mezclan formando infinitas expresiones universales.

Estas formaciones construirán una cadena interminable de creaciones y elaboraciones que redundarán en él mismo, en su evolución y en su elevación energética y cósmica. Es lógico suponer que una alimentación energéticamente sofisticada y depurada, traerá un cambio molecular, ya que el cuerpo material responderá a la sutileza de lo que recibe como alimento, transformando lo burdo en sutil.

El cuerpo material a través de los 7 mil años de Alineamiento Cósmico irá evolucionando, modificándose en un cuerpo que a pesar de tener la forma hombre, su materia perderá parte de su peso y volumen, convirtiéndose en un cuerpo más liviano, delgado, fino, sano y muy sutil.

El ADN rectificará y corregirá poco a poco las imperfecciones existentes, alterando y acertando ciertas modificaciones, para que el cuerpo material pueda sustentarse adecuadamente, a través de alimentos más resistentes, sin necesidad de usar la cantidad, si no conservando y preservando antes que nada, la calidad del sustento.

Al irse transformando el cuerpo material denso en sutil, la vida del hombre-humano se sofisticará en sus gustos y deseos. El hombre-humano modificará también su manera y forma de pensar. Sus actos, acciones y pensamientos se volcarán al bienestar e igualdad del ser.


Trabajará para la justicia, la consciencia y el amor. El conocimiento universal estará al alcance de todos. Surgirán las escuelas organizadas y dirigidas por seres mentalmente (espiritualmente) preparados, los cuales ayudarán a desvendar, librar, descubrir, desanudar y desatar los problemas del alma humana. Estos seres especiales trabajarán para transformar las emociones en sentimientos.

Al ser las emociones trabajas, entendidas y transmutadas, ustedes elevarán la energía-pensamiento, se comprenderán así mismos, al prójimo y al universo. Tendrán un conocimiento profundo y recóndito del alma, así entenderán su realidad, la verdad del universo y la vida interior.

Cuando el hombre-humano llegue a entenderse así mismo, habrá comprendido el pensamiento del universo y automáticamente transformará su vida y su entorno, porque esta forma de vivir se convertirá en parte de él. Al vivir de esta manera, elevará la vibración energética y cuando procree a sus hijos, las energías-pensamientos que reencarnen serán también de frecuencia y vibración muy alta, impidiendo a las energías-pensamientos densas a encarnar.


Por esta razón desaparecerán los gobiernos ambiciosos y corruptos; los hombres de mala voluntad; los engañadores, mentirosos, violentos, asesinos; las religiones prostituidas; las instituciones gananciosas; los sistemas financieros corruptos, ilícitos y deshonestos; las cárceles; el sistema de salud desacreditado y obsoleto; los laboratorios envilecidos, ávidos y avariciosos de dinero; los centros de apuestas; las drogas y los químicos que son los flagelos de la humanidad; las entidades caritativas que esconden las verdaderas intenciones; la matanza de animales para la alimentación y el placer personal; lo que produce y estimula la degeneración de los sentidos y todo lo que deprava, vicia, pervierte, adultera, degenera, daña, desenfrena, extravía, contamina y deshonra al hombre del planeta Tera.

Esta es la forma que el planeta Tera depurará sus energías-pensamientos. A través del tiempo irá eliminando a las energías-pensamientos de baja calidad, las cuales serán absorbidas por el Cono-Hemisferio-Sur para ser mandadas a otras realidades de vida.

Así pues, la procreación del hombre-humano se efectuará conscientemente, porque será una procreación deseada, amada y con todo el conocimiento de la causa y efecto. Ustedes se convertirán en energías-pensamientos de calidad y no de cantidad.

Los seis mil millones de habitantes se reducirán a seiscientos millones, porque el hombre-humano tendrá la consciencia de traer sus hijos a un mundo de paz y amor, realizado, trabajado y transmutado por él mismo.

La educación, el trabajo, la ciencia, la tecnología, la medicina, los descubrimientos, los inventos y más, serán proyectados solo y exclusivamente para el bienestar del planeta y del hombre-humano. Cada uno de ustedes lo ejecutará por merecimiento. Estando los cuerpos material y psíquico depurados, ustedes formarán su ser energético (espíritu) Este cuerpo de conocimiento, entendimiento y amor es el que los acompañará en la travesía, en el camino hacia el infinito de la sabiduría.

Llegado el momento, pertenecerán a realidades sorprendentes, insospechadas y excepcionales, porque ustedes lo merecieron, ustedes lo ganaron con esfuerzo, trabajo, voluntad, conocimiento, entendimiento y amor.

El planeta futuro de los próximos 7mil años ustedes lo construirán, porque entenderán que la energía-pensamiento negativa corroe, oxida, aniquila, destruye, produce sufrimiento, devasta, consume, devora, asola, deshace, extermina, acaba y liquida la maravillosa oportunidad de: Pertenecer a ser partícipe de las grandes ideas creativas del universo, de ser creador y parte de él y ser Dios y parte de él. No olviden nunca que ustedes son hijos del universo y del amor, por lo tanto, son los herederos del Principio Único, nuestro padre y creador.


Texto: EL SER UNO I - Los Arcanos de Thoth.

No hay comentarios: