martes, 9 de agosto de 2011

EL MAGNETISMO TERRESTRE ...


MAGNETISMO TERRESTRE Y EL CEREBRO HUMANO

Para las aves migratorias o las tortugas marinas, la capacidad de detectar el campo magnético de la Tierra es crucial para realizar sus viajes de larga distancia. Sin embargo, se supone que los seres humanos en general no tienen un sentido magnético innato. 

La investigación publicada en Nature of Comunications esta semana por profesores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts demuestra que una proteína expresada en la retina humana puede detectar campos magnéticos cuando se implanta en la mosca drosophila, reabriendo un área de la biología sensorial en los seres humanos para una exploración más detallada. 

En muchos animales migratorios, se cree que las reacciones químicas sensibles a la luz que involucran a la flavoproteína criptocromo (CRY) juegan un papel importante en la capacidad de detectar el campo magnético de la Tierra. En el caso de drosophila, estudios anteriores han demostrado que en estas moscas la proteína criptocromo puede actuar como un sensor magnético dependiente de la luz. 

Para probar si la proteína humana criptocromo 2 (hCRY2) tiene una capacidad magnética sensorial similar, Steven Reppert, profesor de Neurociencia, el estudiante graduado Lauren Foley, y Robert Gegear, profesor asistente de Biología y Biotecnología en el Worcester Polytechnic Institute, han creado un modelo transgénico de drosophila que carece de la proteína nativa, pero expresa en su lugar el criptocromo hCRY2. 

Utilizando un sistema de comportamiento previamente desarrollado por Reppert, demostraron que estas moscas transgénicas fueron capaces de detectar y responder a un campo magnético generado por una bobina eléctrica generada y lo hacen de una manera dependiente de la luz. 

Estos hallazgos demuestran que hCRY2 tiene la capacidad molecular para funcionar en un sistema magnético de detección y puede allanar el camino para una mayor investigación en magnetorrecepción en humanos.

"Sería de interés una investigación adicional sobre la sensibilidad magnética en los seres humanos a nivel de comportamiento, con especial énfasis en la influencia del campo magnético en la función visual más que en la navegación no visual", escribió Reppert y sus colegas en el estudio.

de Daniel Corona, el Martes, 09 de agosto de 2011

MAS INFO: http://noticiasdislocadas.blogspot.com/2011/01/el-misterio-de-los-animales-muertos.html

No hay comentarios: