sábado, 20 de agosto de 2011

Matías Di Stéfano: El cambio está en marcha...



Matías Di Stéfano: El cambio está en marcha 11-11-11


Este año es uno de los más importantes


Este año, los espejos se reflejan hacia el infinito conectándonos con nuestra Memoria Cósmica.

Durante todo el año, estaremos siendo partícipes de la apertura de los Portales Cósmicos que las altas vibraciones de la Galaxia impulsan a iluminar.

Muy probablemente seamos partícipes durante este año de una gran apertura de conciencia en muchos niveles tanto individuales como sociales.

El mes de Noviembre, nuestro calendario marca una fecha… una señal sobre ese espejismo que debemos aprovechar.

Por más que los portales se abran en diferentes días, el 11 el 11 del 2011 es una fecha para conectarnos con nuestra memoria, con nuestra verdad, con el comienzo del camino de la purificación de los viejos lazos de la historia, extendiendo puentes hacia los nuevos.

¿Qué es el 11?
Este número nos indica el Nacimiento de lo Nuevo, el anclaje de lo que está por venir.

El cambio está en marcha, no hay poder ni tecnología humana que pueda frenar el poder de las energías que llegan desde el cosmos.

El salto cuántico de conciencia es esto que estás viviendo. Es el nacimiento de un nuevo Cielo y una nueva Tierra.

Estamos ingresando definitivamente en un campo de luz eterna que activa nuestras estructuras moleculares, acelerando procesos de trasmutación y transformación.

Al aumentar la luz fotónica en nuestro mundo, se descarga la densidad. Todo se ve, todo sale a la luz.

Los secretos guardados durante generaciones están siendo develados y liberando a muchos seres de pesadas cargas.

Las memorias genéticas o patrones de enfermedades de vidas pasadas y de esta vida comenzaron a liberarse también.
El ser humano en conciencia toma su poder personal para dirigir su vida. 

Todo trabajo interno por activar el cuerpo de luz, practicar diferentes técnicas de activación energética y espiritual es muy importante en esta época.

Ya no es momento de evadirse de la realidad, porque la realidad espiritual está aquí, dentro de nosotros.


Estas nuevas energías llevan a la humanidad hacia cambios profundos e impensados por quienes aún están dormidos.

Los pueblos y las naciones tendrán que hacer elecciones. Y cada uno de nosotros también.

Al cabo de los próximos 3 meses no seremos los mismos. 


Es momento de elecciones personales para cada alma. Nos estamos muriendo a la vieja manera de vivir.

Sólo los audaces visionarios tendrán la fortaleza de animarse a experimentar las nuevas formas de vida.

¿Suena difícil? Si tratas de entender lo que vendrá desde la mente racional no lo comprenderás.

Hay que pasar el aprendizaje por la energía del centro corazón, que es la zona donde se integran las experiencias de la cabeza y los sentimientos.


Cada uno elegirá según sus posibilidades evolutivas, seguir en la supervivencia, el miedo, y el sufrimiento, o se decide a experimentar que significa vivir en la luz. 


El cuerpo físico sentirá los impactos de la llegada de la luz: habrá sensaciones físicas bastante intensas.


La presencia de Júpiter y Urano en el signo de Aries producirá mucha actividad o dolor en áreas de la cabeza, cuello, hombros, garganta y tiroides, como así también serios problemas de salud, tumores o accidentes cerebro vasculares.

Se intensificarán los estados de cansancio excesivo, necesidad de dormir más horas, el cuerpo necesita asimilar las nuevas energías a través del descanso.

La presión energética que recibiremos afectará directamente las emocionales. Tendencia a los estallidos incontenibles, depresiones imprevistas, síntomas de pánico.

Las relaciones y vínculos personales también se verán muy comprometidos en estos meses, como así también los movimientos sociales buscando un nuevo espacio de libertad. 

“La clave está en el corazón”.

de
Despertar de Conciencia,

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/matias-de-stefano-el-cielo-en-la-tierra-1328.html